[Valencia Basket 82 – 86 Real Madrid] Victoria de gran mérito en Valencia

0
122

Tras un duro encuentro el jueves en Euroliga en Estambul ante el Anadolu Efes en donde se consiguió la primera victoria de la competición europea, se viajaba hasta Valencia para disputar la cuarta jornada liguera ante el vigente campeón, el Valencia Basket.

Los dos equipos llegaban en situaciones muy similares. Debut en Euroliga, con distintos resultados, ya que mientras el Madrid ganaba en Estambul, el Valencia perdía en Moscú ante el Khimki, y viajes muy largos hasta España donde jugaban un partido de tú a tú ante uno de los rivales al título.

Valencia Basket (18+21+23+20): Van Rossom (-), Green (14), Sastre (11), Thomas (15), Dubljevic (2) -cinco titular- Abalde (5), Vives (-), Rafa Martínez (9), Pleiss (15) y Doornekamp (11).

Real Madrid (17+26+18+25): Campazzo (10), Caseur (4), Taylor (6), Reyes (4), Ayón (12) -cinco titular- Randle (3), Randolph (18), Doncic (16), Yusta (-), Carroll (5) y Kuzmic (8).

IGUALDAD EN EL MARCADOR

El Real Madrid tenía los deberes hechos del año pasado. Por muchas caras nuevas que haya en el equipo, Pablo Laso sabía que, en la Fonteta, si no sales a morder desde el minuto 1, entre el empuje del Valencia Basket y lo metido que está la afición del Valencia en el partido, se te puede hacer muy cuesta arriba.

Es por eso que el Madrid salió a matar. Con un gran Ayón anotando y un gran Campazzo en la dirección se consiguieron las primeras diferencias en el electrónico. Sin embargo, el Valencia no se dio por vencido muy fácilmente y consiguió acabar el primer cuarto por encima en el marcador.

LUKA DONCIC, CAMPANDO A SUS ANCHAS POR LA FONTETA

Como de si un veterano se tratara, hizo del partido como si fuera suyo. Sucesión de puntos y buenas jugadas que hizo que su equipo se contagiara de esa jovialidad y alegría que caracteriza su juego.

Este buen hacer desde el puesto de base hizo que se consiguieran ventajas que hacían pedir distintos tiempos muertos a Txus Vidorreta. Sin embargo, y como en el primer cuarto, un despiste en el último minuto de cuarto, y la diferencia bajó hasta solo 4 puntos.

EL VALENCIA SALE CON MÁS GANAS

El Valencia salió con más ganas de comerse al rival que el Real Madrid y eso se notó en que la diferencia pasó a jugar a favor del equipo local. No había forma de parar a Tibor Pleiss que estaba ganando la partida a Ayón y, sobre todo, sacándole de quicio.

Con un Erick Green más errático de lo normal, Sastre, Thomas y Doornekamp consiguieron mantener el alto nivel ofensivo del equipo, llegando incluso a terminar el tercer cuarto un punto por encima en el marcador.

VICTORIA CON SUFRIMIENTO

Tras unos minutos espectaculares de Randolph donde metía todo lo que tiraba y sin importar la manera de la que tiraba, y llegando a estar 10 arriba en el marcador, un parcial de 12 – 1 con 4 triples seguidos de Valencia hizo que el Madrid se viera 1 abajo tras tener el partido muy encarrilado.

Pero finalmente, el mayor acierto del Real Madrid en el tiro en los minutos finales, hizo que los de Pablo Laso se llevaran la victoria.

Página oficial de la ACB