[Panathinakos 82 – 80 Real Madrid] Los blancos rozan la victoria en el Oaka

0
206

Previa

Duelo en la cumbre del baloncesto europeo. Panathinakos y Real Madrid miden fuerzas en uno de los grandes clásicos del basket del viejo continente. Un partido repleto de emoción e intensidad en el siempre temido Oaka Arena, que pondrá al límite al equipo de Pablo Laso. El técnico madridista, que sigue su particular calvario por las lesiones de su plantilla, ha perdido para el partido de hoy a Jeff Taylor. Sin embargo, los blancos llegan a este importante choque tras haber recuperado la senda de la victoria, líderes en la Liga Endesa y habiendo vencido a Unicaja con claridad en la última jornada. Por su parte, el equipo griego, que se encuentra empatado con el conjunto blanco a 5 victorias y 3 derrotas, llega en una racha triunfal tras vencer en sus tres últimos partidos de Euroliga. Sin duda, un gran enfrentamiento entre dos aspirantes al título con dos de los mejores técnicos al mando: Xavi Pascual y Pablo Laso.

Alineaciones

  • Panathinakos: Calathes (12), Lojeski (8), Gist (15), Antetokounmpo (3), Singleton (10) – quintento inicial – Pappas (9), Denmon (-), Lekavicius (-), K.C. Rivers (20), Gabriel (1), Vougioukas (4), Auguste (-)
  • Real Madrid: Campazzo (7), Doncic (19), Causseur (7), Yusta (4), Tavares (7) – quinteto inicial – Randle (3), Carroll (0), Maciulis (0), Rudy (9), Felipe Reyes (12), Thompkins (12), Radoncic (0)

Partido

La primera toma de contacto cae del lado del Real Madrid (23-28)

Primer cuarto muy igualado entre ambos equipos, en el que Panathinakos comenzó más acertado, abriendo una pequeña diferencia. Sin embargo, la reacción merengue no se hizo esperar, haciendo del primer asalto el espacio donde el Real Madrid consiguió imponer su ritmo para coger las primeras ventajas reseñables del partido. Los blancos, comandados por Causeur y Doncic, tomaban el mando del choque ante un correoso Panathinakos, llegando a ponerse 7 arriba tras los primeros 5 minutos (13-20). El equipo de Xavi Pascual regresó con muchas ganas de vencer al equipo blanco, uno de los aspirantes en la competición, y así reducir diferencias. Tavares, cada vez más metido en la dinámica del equipo, conseguía hacer daño gracias a su envergadura dentro de la pintura.

El estadio Oaka registró una espectacular entrada, con el ambiente habitual de las grandes citas. Una de las canchas más difíciles de toda la Euroliga, ante la que los madridistas estaban sabiendo imponerse. El primer cuarto terminó con ventaja para el equipo merengue, a pesar de que la dirección de juego podía aceptar mejoras, ya que los blancos solo repartieron 3 asistencias en el primer parcial. Lojieski fue el hombre más acertado de los griegos, con 8 puntos y un gran acierto en el lanzamiento. Sin embargo, conseguían un meritorio 23-28 a favor tras los 10 primeros minutos.

El Real Madrid amplía diferencias (16-27)

Ya en el segundo cuarto, Luka Doncic seguía imponiendo su ley, poniéndose pronto con 10 puntos en su haber. El partido entró en una fase algo loca, con ataques descontrolados y defensas en desventaja. Felipe Reyes estaba siendo el otro gran estandarte del equipo, sabedor de cual es su función en todo momento.

Los blancos consiguieron abrir mayores diferencias, poniéndose +11 a falta de 02:54 para el descanso. Buenos minutos también para Trey Thompkins, muy asentado ya en la dinámica de la plantilla. El equipo de Pablo Laso estaba sabiendo cómo hacer fuertes sus debilidades, y conseguían imponerse en el rebote para cerrar bien su zona. Mientras, el base esloveno del Real Madrid hacía diabluras de la dirección de juego. A falta de 01:04, el Real Madrid vencía por 40-51, refrendando su gran segundo cuarto, en el que el choque amenazaba con romperse. Thompkins y Felipe, principales artífices de la ventaja junto con ‘Wonder Boy’. Los blancos no solo habían conseguido encestar con facilidad, sino también frenar a hombres de la importancia de Nick Calathes. Tras una gran defensa en la última jugada, el Real Madrid se marchó con un tanteador muy favorable término del segundo cuarto.

Al descanso, Panathinakos 40 – 54 Real Madrid.

Panathinakos reduce diferencias y se mete en el partido (24-15)

Tras la reanudación, el choque regresó con alta intensidad, tal y como había comenzado tras los primeros 20 minutos de juego. Luka Doncic seguía asumiendo la responsabilidad en ataque, aunque algo desacertado hoy en el tiro de 3. Otro aspecto del juego donde los blancos estaban teniendo más problemas de lo habitual eran las pérdidas, que sumaban 8 al comienzo del tercer cuarto. El equipo ateniense ajustó enormemente su defensa, y tras un triple de K.C. Rivers, redujo diferencias para dejar el 49-56 en el marcador a falta de algo más de 7 minutos. Un parcial de 9-2 que obligaba a Laso a parar el partido.

Los blancos estaban muy atascados en ataque, y Panathinakos reducía la diferencia al ritmo que marcaba Calathes, máximo asistente de la competición. El equipo griego seguía robando balones, y una nueva canasta de Rivers ponía el 53-56 a falta de 05:36. Sin embargo, un triple de Facu Campazzo volvía a aumentar algo la diferencia. Laso pedía intensidad desde la banda mientras Gist masacraba en el rebote a los jugadores interiores del Real Madrid. 5 capturas ofensivas sumaba ya el conjunto ateniense. La alegría anotadora del cuadro merengue había desaparecido por completo, y un triple de Singleton ponía el 60-61 a falta de 02:57. Los jugadores de Panathinakos estaba jugando de forma agresiva y violenta, empleando con especial dureza con Luka Doncic, sobrepasando en muchas ocasiones la antideportiva, aunque no para los colegiados, con Lamonica a la cabeza. De nuevo, Singleton anotaba para hacer el empate, pero un triple de Rudy ponía el +3 a favor del equipo de Laso. Felipe Reyes, tras un gran rebote ofensivo, sumaba dos puntos más al casillero del Real Madrid. Una canasta espectacular de Campazzo tras romper a Singleton ponía el final al penúltimo cuarto con un marcador de 64-69.

Panathinakos culmina la remontada (18-11)

El último cuarto comenzaba con un duelo de viejos conocidos, ya que los puntos corrían a cargo de Rivers y Felipe Reyes. El ex-escolta del Real Madrid sumaba ya 17 puntos, estando muy acertado sobre todo desde la línea de tres, por lo 12 del cordobés. A falta de 07:02, el americano ponía el 69-71. El partido había reducido considerablemente su ritmo anotador de la primera parte, ya que las defensas se habían intensificado, concediendo peores tiros y provocando numerosas pérdidas. Una bandeja de Nick Calathes tras robo a Luka Doncic ponía el 72-73 a falta de 05:05. La joven joya del Real Madrid, con 7 pérdidas, estaba siendo el mayor ejemplo del colapso merengue en la segunda parte.

De nuevo, otro triple de Rivers, ponía en ventaja a Panathinakos por primera vez desde el segundo cuarto, 75-73. El Real Madrid, muy atascado en ataque, comenzaba a sufrir la debilidad arbitral en ambientes tan intensos como el del Oaka, donde la pelea bajo el aro estaba siendo encarnizada. El cuarto estaba siendo dominando claramente por el conjunto griego, que endosaba ya un parcial de 13-5, lo que hacía un marcador de 77-74 a falta de algo más de 2 minutos. Sin embargo, un triple estratosférico a una pierna del genio Luka Doncic ponía el empate a 77. La canasta del esloveno era respondida por un triple de Pappas, que dejaba el partido en un 80-78 a falta de 22 segundos para el final. Todo a una carta en la última posesión.

En dicha jugada, Gist cometía falta sobre Doncic con 17 segundos por delante. Luka anotaba los dos tiros libres, ponía el empate y dejaba la bola del choque en manos de Panathinakos. Los griegos hicieron un mal saque de banda, y Rudy a punto estuvo de robar la bola, pero cometió falta y Gist anotó los dos tiros para poner el 82-80. En la última jugada, Trey Thompkins dispuso de un lanzamiento de tres para llevarse el duelo, pero su triple se estrelló en el hierro y el marcador no se movió.

Destacados

El mejor del partido fue K.C. Rivers, que estuvo especialmente acertado desde la línea de tres ante sus excompañeros, anotando 20 puntos. Por parte del Real Madrid, Luka Doncic fue un día más el mejor, a pesar de no ser un partido especialmente bueno para el esloveno, que terminó con 19 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias.

Real Madrid Doncic
euroleague.net