[Athletic Club 0-0 Real Madrid] Oportunidad perdida en San Mamés

0
146

Athletic Club vs Real Madrid / Estadio Nuevo San Mamés/ 20:45 /Jornada 14 de la Liga

El Real Madrid desaprovechó una buenísima ocasión para arreglar errores del pasado. El Athletic se hizo fuerte en su campo en una semana difícil tras la eliminación copera y consiguió el empate en un duro encuentro en el que el equipo de Zidane estrelló dos balones en la madera. El conjunto merengue trabajó y lo intentó, pero dejó pasar otro tren un choque con muchas imprecisiones y falta de fluidez.

ALINEACIONES

  • Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Ramos, Varane, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric, Isco (Kovacic); Benzema (Mayoral), Cristiano
  • Athletic Club: Kepa; De Marcos, Núñez, Etxeita, Balenziaga; Iturraspe, Mikel Rico, Williams, Raúl García, Susaeta; Aduriz

ÁRBITROS

  • Árbitro: Mateu Lahoz-Antonio Miguel
  • Cuarto Árbitro: Ruipérez Marín-Rubén
  • Árbitro Asistente 1: Cebrián Devís-Pau
  • Árbitro Asistente 2: Sobrino Magán-Teodoro
  • Delegado-Informador: Teixeira Vitienes-José Antonio

TARJETAS

  • Sergio Ramos (Real Madrid – minuto 11)
  • De Marcos (Athletic Club – minuto 45)
  • Etxeita (Athletic Club – minuto 57)
  • Casemiro (Real Madrid – minuto 73)
  • Sergio Ramos (Real Madrid – minuto 87) [Doble amarilla – roja]
  • Carvajal (Real Madrid – minuto 90)
  • Cristiano (Real Madrid – minuto 93)

GOLES

[CRÓNICA]

PRIMERA PARTE

Buen inicio del Real Madrid, que saltó al césped del Nuevo San Mamés con una gran predisposición, robando balón en campo contrario y con posesiones largas y elaboradas que intentaban romper la poblada defensa del Athletic Club. El foco principal del fútbol ofensivo de los blancos era la banda izquierda, donde Marcelo, Isco y Benzema combinaban y desdibujaban el entramado defensivo del Cuco Ziganda. Sin embargo, el equipo bilbaíno buscaba, con centros laterales, sorprender a la zaga madridista. No se hizo mucho esperar la primera ocasión del choque, ya que en el minuto 8, Karim Benzema estrelló un balón en el poste tras un gran disparo de zurda desde el punto de penalti. Cristiano robó el balón, condujo hasta la zona de peligro y abrió a la izquierda para Isco, que puso un buen centro para que el francés rozase el primero. Los blancos, que repetían el glorioso equipo titular de Cardiff, dominaban el intenso choque. Si Benzema estaba siendo un quebradero de cabeza para los leones, Raúl García lo estaba siendo para Sergio Ramos, un duelo de viejos conocidos que tuvo su primer asalto en el minuto 11, cuando el sevillano vio la primera tarjeta amarilla del partido. Poco a poco, el Athletic fue ganando metros, y Aduriz tuvo la primera ocasión bilbaína, pero Keylor Navas despejó bien su remate de cabeza tras otro centro lateral.

Cristiano
realmadrid.com

El Real Madrid continuaba robando balones en la zona de peligro, complicando la creación de juego rojiblanca, ya que la defensa no conseguía sacar el esférico limpiamente. Con Cristiano tirado a la banda izquierda, los blancos tenían un potente puñal ofensivo, ya que el luso estaba muy acertado en el dribbling. Mientras, Raúl García seguía intentando sacar del partido a la defensa blanca. En el minuto 21 se produjo un nuevo acercamiento del equipo de Zidane, ya que, tras una trabajada jugada colectiva, Isco dejó el balón en la frontal del área para el disparo de Toni Kroos, pero alemán se topó con la intervención de un bien colocado Kepa. Sin embargo, el Athletic no quería perderle la cara al partido, y respondió en el minuto 28 con una buena ocasión de Williams, que disparó con la diestra al palo largo desde el lado derecho del área, pero la estirada de Keylor desbarató la ocasión. El mayor peligro del equipo del Cuco Ziganda venía con balones colgados al área, donde los rojiblancos son muy peligrosos. El conjunto vasco no necesitaba de la posesión del balón para crear peligro, por lo que el dominio del cuero seguía perteneciendo al Real Madrid, que volvió a acercarse al gol en el minuto 30 por mediación de Kroos, muy activo con disparos desde la frontal del área.

El Real Madrid buscaba con insistencia el primer tanto del encuentro, y a punto estuvo de lograrlo Cristiano en el minuto 36, que dispuso de una buena ocasión dentro del área, pero su disparo con la pierna izquierda se marchó fuera. El luso perdonaba cuando lo tenía todo a favor tras un genial recorte sobre Balenziaga. El partido se acercaba al final del primer tiempo con las fuerzas más igualadas que al principio. El Athletic había conseguido ordenar sus líneas y orquestar la presión, de manera que el Madrid no pudiese combinar tan fluidamente. El conjunto merengue dispuso de algún acercamiento más, especialmente con saques de esquina, antes del pitido del colegiado Mateu Lahoz.

Al descanso, Athletic 0-0 Real Madrid.

SEGUNDA PARTE

Empezó el Athletic golpeando primero en el segundo tiempo con una ocasión de Aritz Aduriz, que recibió un buen balón en la frontal del área a pase de Susaeta, pero su potente tiro lo rechazó Keylor Navas en una gran demostración de reflejos. Tras el susto inicial, el Madrid intentó contemporizar de nuevo el juego y ponerle tranquilidad al partido. Sin embargo, a los blancos les estaba faltando la habitual magia y sutileza de Isco, que no estaba muy acertado en el partido. El conjunto de Zidane acumulaba hombres arriba intentando buscar una ocasión de peligro que decantase el choque de su lado, mientras el Bilbao, aunque llegaba poco, llegaba con peligro. En el minuto 57 se produjo una de las jugadas polémicas del partido, ya que Mateu Lahoz cortó una contra del Real Madrid en la que Cristiano y Benzema se marchaban solos hacia portería, al no dejar la ley de la ventaja tras una falta a Luka Modric en el centro del campo. El equipo madridista combinaba en zonas de peligro intentando encontrar ese último pase que le facilitase el gol, mientras que los bilbaínos optaban por un fútbol mucho más simple y primario, pero que en ocasiones también conseguía crear sobresaltos en la defensa merengue.

La lluvia aparecía con intensidad en Bilbao, haciendo que el césped del Nuevo San Mamés estuviese mucho más rápido que de costumbre, dificultando el juego y multiplicando las imprecisiones. El Athletic había decidido definitivamente cerrarse en su área y esperar al Real Madrid, que había perdido la movilidad del primer tiempo y estaba practicando un fútbol mucho más previsible, con circulaciones laterales, de una banda a otra, pero si percutir ofensivamente. Sin embargo, Cristiano dispuso de una grandísima ocasión en el minuto 72. El portugués controló con el pecho un balón rechazado en la frontal del área y empaló una potente volea con su zurda que se estrelló contra el palo izquierdo de la portería de Kepa. Tras este acercamiento, el equipo de Zidane se volcó aún más sobre la meta rival, más por empuje que por ideas, ya que los blancos no estaban nada finos en el último pase. Fruto de ese ímpetu, Marcelo dispuso de una buena aproximación con un centro-chut potentísimo que Kepa Arrizabalaga se quitó de encima como pudo. Quedaba aún partido, pero los minutos caían sobre el marcador y el cuadro merengue comenzaba a impacientarse, sabedor de que rozaba el tanto que le devolviese a la pelea por la Liga. En el minuto 79, de nuevo el brasileño pudo romper el cántaro, pero su disparo desde la frontal tras un despeje de Kepa se marchó fuera. Zidane decidió mover el banquillo y en el minuto 81 Kovacic y Mayoral saltaron al terreno de juego en sustitución de Isco y Benzema.

El partido entró en la recta final con el juego completamente volcado sobre el área bilbaíno. En el minuto 85, Cristiano dispuso de un remate de cabeza tras ganarle la posición a Exteita en el punto de penalti, pero el cabezazo era prácticamente imposible y el intento del portugués cayó en las manos de Kepa sin mayores consecuencias. Y acto seguido, jugada prácticamente calcada, pero esta vez el cabezazo del portugués se marchó desviado. Tan solo un minuto después llegó una jugada realmente controvertida en la que Ramos y Aduriz saltaron a la pelea de un balón aéreo. El delantero cayó al suelo y Mateu Lahoz señaló falta y expulsó al capitán del Real Madrid por doble amarilla al considerar que el camero había propinado un codazo al ariete, decisión más que rigurosa. Con un jugador más, el Athletic salió de su área intentando, al menos, terminar el partido en el área del Real Madrid. Por su parte, los blancos veían como se les podía escapar una gran oportunidad por recuperar distancia con la cabeza de la Liga. El equipo merengue, desesperado, terminó el choque deambulando por el campo y evitando un mal mayor.

Lo intentó el Real Madrid en el Nuevo San Mamés ante un correoso Athletic, pero no pudo abrir el marcador y empató sin goles en un partido intenso, pero sin brillo, perdiendo una grandísima oportunidad para volver a luchar por la Liga.

Isco
realmadrid.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here