[Real Madrid 3-2 Borussia Dortmund] Récord para Cristiano y a Octavos

0
186

Real Madrid vs Borussia Dortmund / Santiago Bernabéu / 20:45 /Jornada 6 de la Fase de Grupos de la Champions

Victoria sufrida del Real Madrid en un partido loco por momentos. 5 goles y espectáculo en el Santiago Bernabéu en el duelo que ponía final a la Fase de Grupos. Los blancos terminan segundos y esperarán un rival duro en los Octavos de Final. Gran partido de Cristiano Ronaldo, que volvió a marcar y superó un récord histórico al ser capaz de anotar en todos los partidos de la primera fase. El luso es el pichichi de la competición con 9 tantos. Buenos minutos también de Mayoral y Theo dentro de la rotación de Zidane. Por parte del Borussia, Aubameyang dejó sus credenciales al Real Madrid en la búsqueda del ‘9’ con un doblete de mucha calidad.

ALINEACIONES

  • Real Madrid: Keylor Navas; Nacho, Varane (Asensio 38’), Ramos, Theo; Casemiro, Kovacic (Ceballos 58’), Isco (Marcos Llorente 69’); Lucas Vázquez, Mayoral, Cristiano
  • Borussia Dortmund: Burki; Bartra (Toprak 79’), Papastathopulos, Subotic, Schmelzer; Sahin (Weigl) 65’), Dahoud, Guerreiro; Pulicic, Kagawa (Yarmolenko 91’), Aubameyang

ÁRBITROS

  • Árbitro: Pavel Krovalec (CZE)
  • Cuarto Árbitro: Martin Wilczek (CZE)
  • Árbitro Asistente 1: Roman Slysko (SVK)
  • Árbitro Asistente 2: Ivo Nadvornik (CZE)
  • Árbitro Asistente Adicional 1: Petr Ardeleanu (CZE)
  • Árbitro Asistente Adicional 2: Karel Hrubes (CZE)

TARJETAS

  • Marc Bartra (Borussia Dortmund – minuto 16)

GOLES

  • Borja Mayoral (Real Madrid – minuto 8)
  • Cristiano Ronaldo (Real Madrid – minuto 13)
  • Aubameyang (Borussia Dortmund – minuto 44)
  • Aubametang (Real Madrid – minuto 48)
  • Lucas Vázquez (Real Madrid – minuto 81)

[CRÓNICA]

PRIMERA PARTE

Zinedine Zidane introdujo rotaciones en el equipo titular que se enfrentaba al Borussia Dortmund en el último partido de la Fase de Grupos de la Champions. El técnico francés dio la alternativa a jugadores menos habituales como Theo o Mayoral, aprovechando la intrascendencia del choque, ya que el Madrid ya estaba clasificado para los Octavos de Final. La primera aproximación del equipo merengue corrió a cargo de Cristiano Ronaldo, que probó a Burki con un disparo desde fuera del área que el meta del equipo alemán atrapó con dificultades en dos tiempos. Los blancos, muy activos desde el inicio, tan solo tardaron 8 minutos en abrir el marcador. Borja Mayoral anotó el 1-0 tras una buena jugada colectiva del equipo que tuvo, al final, la pizca de suerte necesaria para llegar a buen puerto. Cristiano desbordó por banda izquierda a dos rivales y metió un gran pase el corazón del área para que Isco, en semifallo, dejase el balón franco para que el delantero de Parla batiera a Burki con un toque sutil por encima de la salida del meta. El canterano madridista sigue aprovechando las pocas oportunidades que se le conceden con goles. Quién sabe si Mayoral es el ‘9’ que el Real Madrid buscará en el mercado de invierno chequera en mano.

Pero, se fiche o no se fiche, quien siempre asegurará goles es Cristiano. El portugués anotó el 2-0 en el minuto 13 tras un sensacional derechazo, marca de la casa, que se coló por la escuadra de la portería de Bruki de forma inapelable. El luso, que recibió el balón en la frontal del área de Mateo Kovacic, controló y golpeó de manera magistral al palo largo con sutileza y potencia. Con este tanto, Ronaldo supera un nuevo récord en su carrera, ser el primer futbolista que marca en todos los partidos de una Fase de Grupos, además de convertirse en el máximo goleador histórico de dicha fase. Muy buen inicio del Real Madrid que avasallaba al equipo alemán comandado por un excelso Cristiano Ronaldo, eléctrico, rápido, preciso, incisivo, al mas puro estilo Cristiano. Quizás estaba teniendo el día, o quizás, gracias a la presencia de Mayoral en el campo, partía desde su posición fetiche, la de la banda izquierda que ocupa cuando juega de extremo, donde de verdad hace daño y destroza a los rivales. Continuaba su idilio con la Champions, donde es el máximo artillero, tanto histórico como de la presente edición.

Cristiano
realmadrid.com

El Borussia, completamente desparecido en los primeros 20 minutos, intentaba despertar por mediación de Aubameyang, siempre señal de peligro. Los alemanes aprovechaban su potencial en las bandas con las subidas de Guerreiro y el desborde de Pulisic. El conjunto bávaro, bajo la influencia del habilidoso extremo estadounidense, recuperaba su verticalidad habitual para llegar hasta la portería de Navas y poner en dificultades a la defensa del Real Madrid. Tras la primera media hora de partido, el equipo de Dortmund consiguió asentarse en el césped del Santiago Bernabéu y tomar el mando del choque. Por su parte, el conjunto merengue jugaba con la ventaja en el marcador, resguardándose un poco más en defensa y buscando salir con velocidad y calidad. Cristiano volvió a tener un nuevo acercamiento con otro disparo lejano, esta vez de zurda, pero su disparo fue atrapado por Burki. Sin embargo, quien ahora creaba las ocasiones más claras el Borussia. En el minuto 35 la tuvo Aubameyang, pero tras quedarse solo ante Keylor, su disparo se marchó desviado. Gran combinación del equipo alemán, que estaba ganando protagonismo ofensivo merced a una buena circulación de balón. El equipo de Zidane, pese a mantener su portería a cero, había perdido su lugar en el partido, y quedaba un poco a disposición de la delantera germana, ya que sus propias salidas estaban siendo bastante imprecisas.

La mala noticia desde este primer tiempo llegó con la lesión de Raphael Varane, una más, en el minuto 38. Si la directiva del equipo blanco se plantea seriamente la incorporación de un ariete, también gana fuerza la posibilidad de fichar un central debido a la poca fiabilidad física del francés. En su lugar salió Marco Asensio, que regresaba también de un periodo de lesión. Dos minutos más tarde, Cristiano pidió penalti tras ser derribado dentro del área. El portugués recibió el balón tras una buena subida de Theo por banda, y cuando se disponía a controlarlo, era trabado por un zaguero del Borussia de forma notoria. Las subidas del lateral francés estaban generando bastante peligro, como ocurrió en el minuto 42, ya que una de sus progresiones por el carril izquierdo terminó con una clara ocasión de Borja Mayoral, pero el disparo del madrileño se marchó rozando el palo. Sin embargo, el Dortmund recortó distancias al filo del descanso. Aubameyang marcó el 2-1 con gran remate de cabeza en un tremendo despiste de la defensa blanca, primero de Marco Asensio, que perdió el esférico en la salida por falta de tensión, y posteriormente de Sergio Ramos, al ganarle claramente la posición el delantero gabonés.

Al descanso, Real Madrid 2-1 Borussia Dortmund.

El segundo tiempo no empezó de gran manera para el equipo merengue, ya que tres minutos después de la reanudación, Aubameyang puso el 2-2 en el marcador. Tras un primer intento en el que Keylor Navas pudo rechazar el disparo del delantero, el rechace volvió a caer en sus pies e igualó la contienda picando sutilmente por encima del portero costarricense con una sangre fría tremenda. El Real Madrid, a pesar de empezar el partido de forma imperial, seguía siendo víctima de una debilidad defensiva terrible, contando las llegadas rivales por goles. Sin embargo, respondieron rápido los blancos con una buenísima ocasión de Cristiano Ronaldo. Robo de Isco en la zona de peligro y el malagueño cedió el balón al portugués que se encontraba en las inmediaciones del área completamente solo, pero el luso que no acertó con los tres palos al definir de primeras.

Lucas
realmadrid.com

Por su parte, el delantero gabonés del Borussia Dortmund seguía creando mucho peligro cuando salía con espacios, midiendo en velocidad a la defensa del Real Madrid, una de sus muchas especialidades. Zidane decidió mover el banquillo y hacer su segundo cambio, dando entrada a Dani Ceballos en sustitución de Kovacic en el minuto 58. Cristiano, entrando por banda izquierda, intentaba encabezar la reacción del Real Madrid para salvar el orgullo del equipo merengue en este partido intrascendente en el Santiago Bernabéu. Poco a poco, el cuadro de Zidane estaba consiguiendo hacerse de nuevo con el control del balón encerrando al equipo alemán. Cristiano seguía siendo el hombre más activo de los blancos en el que estaba siendo uno de sus mejores partidos de la temporada. El entrenador del Real Madrid consumó el efecto de las rotaciones, dando entrada a Marcos Llorente en lugar de Isco en el minuto 68.

Esa banda izquierda por la que percutía Cristiano estaba siendo el principal foco de fútbol ofensivo merengue, ya que Theo seguía ganando línea de fondo con facilidad. En el minuto 71 la tuvo Dani Ceballos con disparo desde dentro del área, pero su lanzamiento se marchó por encima del travesaño. Y de nuevo lo intentaron los blancos en el minuto 76 por mediación de Ronaldo, esta vez en posición de ‘9’, rematando un gran centro de Asensio en boca de gol, pero la ocasión del jugador portugués se marchó al limbo. El conjunto alemán estaba completamente encerrado en su área, sabedor de que sufriría lo indecible en los 15 minutos que restaban de encuentro. El jugador mallorquín también había visto debilidad en el flanco izquierdo, por lo que aprovechaba una y otra vez su desborde para sacar ventaja y lanzar peligrosos centros al área, donde esperaban Cristiano y Mayoral. El ‘7’ consiguió ver puerta en el minuto 79, pero su gol fue anulado por un rigurosísimo fuera de juego. Y tanto va el cántaro a la fuente, que al final se termina rompiendo. No sería Cristiano, pero sí Lucas Vázquez quién ponía el 3-2 en el marcador en el minuto 81. El extremo de Curtis recogió un balón en el área para golpear según caía con el exterior, evitando la estirada de Burki y adelantando a los blancos.

Tras el tercer gol del Madrid, el partido se rompió por completo, despareciendo el medio campo y dando total protagonismo a las delanteras de ambos equipos, que buscaban sorprender con espacios. Pulisic y Cristiano seguían siendo los hombres con más hambre sobre el césped. El actual ‘The Best’ y próximo ganador del Balón de Oro buscaba ampliar su cuenta particular que ascendía ya a 9 tantos en la presente Champions League. Sin embargo, el Borussia no perdía la cara al choque, Kagawa tuvo la oportunidad del empate en el minuto 87, pero su disparo desde la frontal tras un sensacional recorte se marchó muy desviado. El siguiente en intentarlo fue Marcos Llorente, pero su disparo fue rechazado a córner por la defensa. El Madrid contuvo el esférico hasta que el colegiado decretó el final, y por ende, la victoria merengue por 3-2.

Real Madrid
realmadrid.com