Opinión | PSG: Neymar, Mbappé, Cavani y mucho más

0
340

Al PSG le ha tocado el ‘Gordo’ de Navidad en el sorteo de Champions de los Octavos de Final, pero al Real Madrid le ha tocado el segundo premio. El cruce entre parisinos y madrileños será, sin duda, el gran atractivo de la siguiente ronda de la Copa de Europa, un duelo por todo lo alto, una final anticipada. Probablemente, el partido más esperado este año en el fútbol mundial.

Cuando los madridistas han visto hoy a Xabi Alonso sacando la bola del equipo de Emery, la mayoría habrá pensado que el pase a la siguiente ronda estaría muy caro, e incluso, más de uno habrá tenido revoloteando en su cabeza la idea de que revalidar por tercer año consecutivo la corona europea sería misión imposible, pues la imagen que ha construido el PSG en Europa es la de un rodillo imparable, y todo protagonizado por un tridente que da miedo: Neymar, Mbappé y Cavani. Sin embargo, los Príncipes de Europa tienen un potencial amplísimo.

Efectivamente, el mayor peligro del PSG está en su delantera. El jeque que dirige el club francés ha puesto al servicio del espectáculo al mejor tridente de Europa, formado por una estrella mundial como Neymar, un joya emergente como Mbappé y un goleador insaciable capaz de rematarlo todo como Cavani. Una tripleta perfectamente compensada y que disfrutan jugando juntos, que hacen del fútbol un arte, una maravilla, pero siempre con el gol entre ceja y ceja, que al fin y al cabo, jugar bien sin facturar no sirve de nada.

El brasileño dejó este verano el FC Barcelona y en solo unos meses ha conquistado París con su fútbol y su carisma, con sus goles, con sus asistencias, con su imaginación, con ese salto de calidad que ha dado a una gran plantilla. Neymar ha disputado con la camiseta ‘bleu’ 18 partidos, anotando 15 tantos y repartiendo 11 pases de gol. Sin embargo, la virtud de Neymar no está en sus números, sino en todo lo demás que ofrece dentro de un campo de fútbol. Un aspecto clave en la eliminatoria será la baja de Carvajal en el partido de ida y que posibilitará una mayor libertad para el extremo del PSG. Por sus botas pasarán las opciones del combinado francés en la eliminatoria y en la Champions.

La segunda gran figura del temido tridente es Mbappé, un viejo conocido de la entidad blanca a pesar de su juventud. El jugador francés estuvo realmente cerca de firmar por el Madrid este verano, pero su padre y un elevado salario lo impidieron. Sin embargo, la llegada de Kylian a París ha supuesto un salto en las cualidades de una joven promesa que crece a pasos agigantados. Con tan solo 18 años (el día 20 cumplirá los 19) puede considerarse ya como uno de los jugadores más desequilibrantes del mundo. Velocidad, regate, verticalidad, dinamismo, vértigo, Mbappé es el jugador idóneo para romper cualquier sistema defensivo por su potencia y su zancada. Sin embargo, el galo también asegura gol, ya que desde su llegada a la ciudad del amor ha marcado 9 dianas y repartido 6 asistencias en los 15 partidos que ha disputado.

Pero si alguien entiende de gol en París, ese es Edinson Cavani, probablemente uno de los mejores rematadores y goleadores del mundo. El ariete del PSG, figura más veterana de la delantera más poderosa de Europa, ha forjado ya una leyenda con la camiseta del gigante francés. De Cavani, lo más importante sí son sus números, sus increíbles números. El uruguayo suma esta temporada 23 goles en 23 partidos, una media a la altura de los mejores jugadores del planeta. Además, la temporada pasada anotó 49 tantos en 50 encuentros, por lo que el delantero es una garantía de gol absoluta. A principio de temporada, saltó en los medios la noticia de que Neymar y Cavani no terminaban de entenderse, ni dentro ni fuera del campo. Sin embargo, no hay nada mejor que ganar para calmar las aguas, y Cavani es hoy la pieza que refuerza una delantera sublime, donde el charrúa es el encargado de poner la guinda a los suculentos postres que Neymar y Mbappé cocinan con gran delicadeza.

Pero, el PSG es mucho más que Neymar, Mbappé y Cavani. Unai Emery dispone a su alrededor de una plantilla extensa y de calidad, con un fondo de armario a la altura del que dispone Zinedine Zidane. Su línea más endeble sería, quizás, la portería, donde Areola ha ganado la partida a Kevin Trapp, habitual en temporadas pasadas. El equipo parisino no destaca por su fortaleza defensiva y el meta francés no ofrece las garantías necesarias para defender una de las porterías más importantes del mundo. En la zaga, destacan la proyección de sus cuatro laterales, especialmente de Dani Alves y Kurzawa. Y en el eje, tres mariscales de garantías, la veteranía de Thiago Silva, las capacidades de Marquinhos y la juventud de Kimpembe.

En la sala máquinas, dos hombres son claves en el engranaje de este imponente PSG, Marco Verratti y Adrien Rabiot. El italiano y el galo son los verdaderos motores de este equipo, el cerebro y la brújula, los generadores del fútbol que la delantera se encarga de elevar a otra dimensión. Preciosistas e imprescindibles, sin ellos, la mejor delantera del mundo no hubiera alcanzado, tan pronto, un rendimiento tan alto. A su lado, un elenco de grandes futbolistas que pelean por un puesto en el once: Di María, Lo Celso, Draxler, Pastore o Motta. Futbolistas de garantías que conforman una gran plantilla. Además, los tres de arriba, aunque acaparan todo el protagonismo, cuentan con el respaldo del incombustible Lucas Moura, un jugador de mucha categoría sin sitio en este gran equipo, y que ya ha sonado para reforzar, entre otros, al Valencia.

En resumidas cuentas, el PSG cuenta con una delantera de ensueño, pero es mucho más que eso. Líder destacado en la Ligue 1 con 9 puntos sobre sus perseguidores, cuenta con una plantilla amplia y contrastada, con jugadores de nivel y con dos estrellas rutilantes que encajan a la perfección con uno de los matadores más en forma del planeta. Sin duda una eliminatoria de altos vuelos que pondrá a prueba el proyecto más ambicioso del fútbol mundial. Febrero dictará sentencia para Real Madrid y PSG.

PSG
dailymail.co.uk