[Real Madrid 87–75 Barcelona Lassa] El Rey de Europa se gusta en el Clásico

0
143

Previa
Real Madrid y Barcelona Lassa llegan a este encuentro con más urgencias de las que cabía esperar. Los blancos son el único español que aún se encuentran en Play Offs, pero han perdido 6 de sus últimos 7 encuentros europeos, por lo que su situación empieza a ser complicada. Pablo Laso podrá contar finalmente con Doncic y Campazzo para este trascendental duelo. Además, el técnico madridista recupera a Rudy Fernández. Por su parte, el Barcelona Lassa llega tras dos derrotas consecutivas y como undécimo clasificado, a una distancia cada vez mayor de los puestos nobles de la tabla. Sin duda un Clásico de supervivencia.

Alineaciones

  • Real Madrid: Campazzo (10), Rudy (10), Taylor (6), Thompkins (12), Tavares (3) – quinteto inicial – Randle (-), Causseur (6), Carroll (10), Doncic (16), Maciulis (-), Reyes (14), Radoncic (-), Yusta (-)
  • FC Barcelona Lassa: Heurtel (11), Koponen (-), Hanga (5), Seraphin (6), Moerman (4) – quinteto inicial – Pressey (6), Navarro (7), Koponen (-), Ribas (5), Oriola (11), Tomic (12), Claver (-), Sanders (8)

Partido
Ambiente de Clásico desde el pitido inicial (15-15)
Inicio fallón de ambos equipos que provocó que el marcador no se moviera del 0-0 en el primer minuto y medio de juego, aunque la intensidad era muy alta, se peleaba cada pelota como si fuera la última. Facu Campazzo era el hombre más metido en el partido por parte del Real Madrid, autor de los 5 primeros puntos. El equipo de Laso había salido muy concentrado en defensa, provocando muchas pérdidas culés. Campazzo seguía a lo suyo y con otro triple ponía el 8-4 a falta de 04:40.
El argentino del Madrid estaba en todas, incluso cerrando el rebote en defensa desde su ‘corta’ estatura. Sito Alonso optaba por rotar su banquillo para reducir la desventaja, objetvio conseguido gracias a Seraphin, autor de 6 puntos. El Barcelona Lassa intensificó su defensa más allá del reglamento aprovechando, un día más, la permisividad arbitral. Como de costumbre, los colegiados habían conseguido sacar del partido al equipo de Laso en tan solo un cuarto. Un tiro de Luka Doncic ponía el 13-13 a falta de 28 segundos. Tavares era el claro objetivo de la persecución arbitral, único hgombre alto del Real Madrid. Al final del cuarto, 15-15.

El Madrid intenta abrir diferencias, pero el Barcelona resiste (25-23)
Quien comenzaba a carburar al inicio del segundo cuarto era Jaycee Carroll, que anotó 7 puntos consecutivos para poner el 22-20 en el marcador. El partido seguía subiendo de revoluciones y las faltas técnicas se repartían. Un gran 2+1 de Felipe Reyes ponía el 26-22 a falta de 07:28 para el descanso. El equipo de Laso aceleraba al ritmo de Luka Doncic y el gran capitán.
El Madrid seguía poniendo ritmo, intensidad y baloncesto al partido. Un gran tapón de Causseur sobre Hanga era culminado por un triplazo de Doncic para seguir abriendo brecha. Y el niño maravilla anotaba un nuevo tiro de tres mientras un gran amante de la cultura y del teatro como Juan Carlos Navarro se llevaba la pitada de la noche. Ciertamente, estaba siendo un gran partido por parte de ambos conjuntos. Doncic y Thompkins desde fuera, y Reyes bajo los tableros, mantenían a los blancos arriba. El único punto negro del cuadro merengue hasta el momento estaban siendo las faltas, especialmente de los hombres interiores, tal y como pasó en El Pireo ante Olympiacos. A falta de 01:32 el resultado era de 40-33. Una vez más, los árbitros ponían su sello particular señalando una inexistente falta de Rudy sobre Navarro, acompañada de la correspondiente técnica. Un despropósito difícilmente comparable. La primera mitad terminó entre gritos de “¡fuera, fuera!” y con una sonora pitada.

Al descanso, Real Madrid 40-38 FC Barcelona Lassa.

El Real Madrid rompe el partido (28-14)

Esl tercer cuarto comenzó de forma muy pareja, aunque el Real Madrid arañaba poco a poco puntos a su favor. 5 tantos consecutivos de Trey Thompkins ponían el 48-38 en el marcador. Los blancos habían salido directos a por la victoria en el tercer parcial, y un triple de Rudy ponía el +11 en el tanteador. Sin embargo, Thomas Heurtel, el hombre más acertado de los de Sito Alonso, reducía diferencias desde la línea de personal.
La intensidad del tercer periodo estaba siendo bastante alta, llevando a jugadores y afición al límite. Thompkins bajo el aro ponía el 58-46 a falta de poco más de 2 minutos. Sin embargo, los jugadores del Real Madrid estaban especialmente desquiciados y motivados con la actuación arbitral. El Madrid se ponía 15 arriba y el delirio era total en el Palacio de los Deportes. El tercer cuarto terminó con la canasta de la temporada, la confirmación de que en Madrid hay una estrella que se comerá el mundo: LUKA DONCIC. Mandarina al más puro estilo Sergio Llull desde su casa para poner el 68-52.

Un cuarto para sellar el triunfo (19-23)

El último cuarto comenzó por todo lo alto. La tensión se salía por las paredes del Palacio de los Deportes y todo gracias a tres hombres: la magia de Doncic, la raza de Campazzo y las bajezas y suciedades del Navarro. Luka y Thompkins ponían los puntos llevando la diferencia hasta los 20 tantos, mientras que Campazzo era expulsado tras un encontronazo con Navarro, los cuales estuvieron cerca de llegar a las manos. Un triple de Oriola calmaba los ánimos y ponía el 75-59 a falta de 06:32.
El trabajo coral de todo el equipo estaba siendo clave en la victoria, con 6 jugadores por encima de la decena de puntos. El FC Barcelona intentaba acercarse en el marcador, pero un buen triple de Rudy tras finta ponía el + 14. Sin embargo, el cuadro de Sito Alonso, enganchado al acierto de Oriola, volvía a bajar la desventaja de los 10 puntos, abriendo el choque a 04:10 para el final. Fue el momento en el que Luka Doncic sacó a relucir, una vez más, el ‘show time’ merengue para romper por completo a Claver en una jugada de absoluta fantasía y poner el Wizink Center a sus pies. Dos minutos después, la diferencia se situaba en los 11 puntos tras una buena entrada a canasta de Pressey. El resultado final fue de 87-75.

Destacados
Un día más, el mejor del choque fue Luka Doncic con 16 puntos, 6 rebotes y 7 asistencias para un total de 26 de valoración y dos acciones para el recuerdo, un triple desde campo propio y un dribbling de auténtico mago.

Euroleague.net

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here