[Leganés 0-1 Real Madrid] Asensio pone la primera piedra

0
232

Leganés vs Real Madrid / Estadio Municipal de Butarque / 21:30 / Ida de Cuarto de Final de la Copa del Rey

Victoria sufrida del Real Madrid en Butarque ante un buen Leganés. El equipo de Garitano, férreo y correoso, no dejó jugar al Madrid en prácticamente ninguna fase del partido. Ambos conjuntos estuvieron muy igualados, y solo el tardío gol de Marco Asensio en las postrimerías del encuentro pudo desnivelar la balanza. La peor noticia para el conjunto blanco, la lesión de Vallejo.

ALINEACIONES

  • Leganés: Champagne; Tito, Unai Bustín, Siovas, Diego Rico; Pérez( Brasanac 61’), Gumbau, Naranjo (Amrabat), El Zhar, Eraso; Beauvue (Omar 81’)
  • Real Madrid: Casilla; Carvajal, Vallejo (Nacho 15’), Varane, Theo; Llorente, Ceballos (Modric 67’), Kovacic; Asensio, Lucas Vázquez, Mayoral

ÁRBITROS

  • Árbitro Principal: Sánchez Martínez-José María
  • Cuarto Árbitro: Díaz Escudero-Jorge
  • Árbitro Asistente 1: Aguilar Rodríguez-Javier
  • Árbitro Asistente 2: Gallego García-José
  • Delegado-Informador: Hevia Obras-Francisco Ramón

TARJETAS

  • El Zhar (Minuto 39 – Leganés)
  • Gumbau (Minuto 62 – Leganés)
  • Naranjo (Minuto 68 – Leganés)

GOLES

  • Asensio (Minuto 89 – Real Madrid)

[CRÓNICA]

PRIMERA PARTE

El Leganés salió con muchísima intensidad, intentando encerrar al Real Madrid para que no saliera con comodidad. Los blancos trataban de salir en corto, pero el equipo de Garitano tenía muy arriba sus líneas, presionando en campo contrario. Mientras tanto, el conjunto merengue buscaba construir el juego especialmente por banda derecha, donde se encontraba Lucas Vázquez, pegado a la cal, como los extremos clásicos. El de Curtis estaba siendo el mejor jugador del equipo en esta Copa del Rey, especialmente en la eliminatoria contra el Numancia. El Leganés trataba de detener el juego por el medio del Madrid, especialmente cuando la pelota la poseía Ceballos, al que paraban con dureza ya desde los primeros minutos. A los 13 minutos llegó la primera mala noticia para Zinedine Zidane, y fue la lesión de Jesús Vallejo tras sentir un pinchazo en la parte trasera del muslo izquierdo. En su lugar entró Nacho.

Poco a poco, el Madrid intentaba hacerse con el mando del partido y de la posesión, pero el Leganés se mantenía muy juntito y ordenado por lo que no sufrían apenas peligro. El choque estaba realmente igualado, y ninguno de los dos equipos conseguía desarmar al otro. El Real Madrid, con más del 75% del esférico, lo movía horizontalmente buscando una oportunidad, mientras que el conjunto pepinero apostaba por las contras y los balones en largo. La intensidad del equipo blanquiazul provocaba que el Madrid no saliese bien de la presión. Eraso recuperó un balón tras pérdida de Ceballos, y probó fortuna desde lejos en el minuto 31, pero su lanzamiento se marchó alto.

Lucas
realmadrid.com

La primera gran ocasión del choque llegó en el minuto 34 y la tuvo Mateo Kovacic, al robar un balón a Rubén Pérez casi en su propio área. El croata se quedó solo ante Champagne, pero, incomprensiblemente, con todo a favor disparó fuera. La primera tarjeta del choque fue para El Zhar en el minuto 39, aunque bien pudo ver la roja el jugador del Leganés al pisar el tobillo, ya sin balón de por medio, a Theo, cuando este estaba en el suelo. Los blancos lo seguían intentando, y Carvajal dispuso de un nuevo acercamiento tras volear una falta sacada por Ceballos, pero su disparo fue taponado por la defensa del ‘Lega’. Y justo al borde del descanso, Asensio lo intentó por banda izquierda con un peligroso pase de la muerte, pero Lucas, en boca de gol, no llegó al remate por centímetros.

Al descanso, Leganés 0-0 Real Madrid.

La segunda parte comenzó con la misma dinámica que la primera, con mucha igualdad e intensidad, y con poco desborde por parte de ambos equipos. El equipo de Zidane salió algo más replegado, dejando protagonismo al Leganés para intentar que estos saliesen un poco de su área y dejar así más espacios. El primero en golpear fue el equipo de Garitano, que a punto estuvo de hacer el primero en el minuto 57, tras una buena internada por banda izquierda de Naranjo que obligó a Casilla a intervenir. Los locales se venían arriba con el apoyo de su hinchada y tomaban el mando del encuentro. Por su parte, tras una contra por banda derecha en la que Mayoral terminaba siendo objeto de falta no señalada por el colegiado, el Madrid se sacudía un poco la presión. Las contras que se alternaban comenzaban a romper el riguroso orden protagonista hasta el momento.

La jugada más clara del choque llegó en el minuto 67 y la tuvo el Leganés. Tras una falta botada desde el centro del campo, Llorente, en un intento de despeje, terminó rematando a su propia portería, y ante la mala salida de Casilla, el balón se terminó estrellando en el larguero. De momento, ninguno de los dos equipos podía desequilibrar la balanza, y Zidane miraba a su banquillo para buscar alternativas. El galo optó por sacar a Luka Modric, que reocgió el testigo de Ceballos, en otro flojo partido del ex-jugador del Betis. Por su parte, Garitano puso en el campo a Amrabat, que supuso una inyección de energía ofensiva para los locales. Lucas Vázquez tuvo una buena oportunidad por la banda derecha, pero el balón se le quedó algo atrás en el momento justo del remate, y el disparo perdió potencia facilitando la parada de Champagne. Zidane quería más y metía a Isco en lugar de Llorente, dando al equipo mayor fantasía y fútbol ofensivo.

El Leganés no se rendía y volvió a disponer de una buenísima ocasión con un remate de volea de Beauveu al que Casilla respondió con una sensacional parada en lo que fue la mejor ocasión del partido, de nuevo al contragolpe. Los pepineros estaba viviendo su mejor momento en el partido y veían la posibilidad de abrir la eliminatoria. El choque avanzaba y el empate sin goles no se movía en electrónico, cuando ya tan solo restaban 5 minutos más el añadido para el final. Y cuando todo parecía que quedaría en tablas hasta la vuelta, se adelantó el Real Madrid por mediación de Marco Asensio en el minuto 89. Buenísima jugada del equipo merengue que comenzó Isco conduciendo el balón por el centro. El malagueño abrió a banda donde esperaba Theo, que puso un peligroso balón al primer palo donde apareció, en un desmarque sensacional, Asensio para empalar el esférico de zurda y poner el 0-1. El tanto merengue dejó en shock al Leganés, que ni siquiera pudo reaccionar antes de que terminara el encuentro. Al final, los blancos consiguieron hacerse con la victoria en un partido tan intenso como trabajado.

Asensio
realmadrid.com