[Real Madrid 81-74 Panathinaikos] Vuelve Llull, vence el Rey

0
268

Previa

El Real Madrid regresa a casa con la difícil misión de hacer bueno el punto conseguido en Atenas. Los blancos, tras el desastre del primer partido, consiguieron vencer en el Oaka para dejar la serie con 1-1 antes de cambiar de escenario. Hoy, tanto madridistas como helenos se disputan el tercer encuentro en el Wizink Center y ante la hinchada merengue, que tiene una sorpresa muy especial. Tras 258 días de lesión vuelve el hombre más querido por el Palacio de los Deportes, regresa el mejor jugador de Europa, Sergio Llull. Pablo Laso recupera por fin a uno de sus lesionados de larga duración y no es otro que el mejor baluarte que tiene en su plantilla, que ya aguarda para recibir la calurosa bienvenida de su afición. Sin embargo, no podrá contar con Kuzmic ni Campazzo, que sigue de baja. El Real Madrid intentará frenar al equipo de Xavi Pascual y eclipsar a sus dos grandes estrellas, Calathes y James, así como volver a realizar un partido perfecto en el rebote. Partido grande en un día muy especial. Llull está de vuelta.

Alineaciones

  • Real Madrid: Doncic (5), Causeur (4), Taylor (8), Thompkins (5), Ayón (8) – quinteto inicial – Llull (8), Carroll (17), Rudy (9), Felipe Reyes (5), Randolph (8), Randle (0), Tavares (2)
  • Panathinaikos: Calathes (26), James (14), Rivers (5), Gist (15), Singleton (6) – quintento inicial – Payne (13), Denmon (3), Lekavicius (-), Antetokoumpo (3), Gabriel (2), Vougioukas (2), Auguste (-), Lojeski (3)

Partido

Ha vuelto Sergio Llull (17-17)

Ambiente de gala en el Palacio de los Deportes para recibir al Real Madrid y, sobre todo, para dar la bienvenida más calurosa a Sergio Llull. L afición merengue había construido su propio Oaka, y el equipo de Laso contribuía con un gran inicio de partido. El cuadro merengue estaba afrontando el partido con una grandes apabullante. Doncic en ataque y Taylor en defensa dominaban ambos aros. Taylor consiguió abrir la primera ventaja para el Madrid, pero Calathes la cerraba con un triple sensacional. El base de Panathinaikos estaba teniendo un pique muy intenso con Doncic, intentando sacar del partido a la perla merengue. Taylor anotaba una buena bandeja para poner el 11-7 a falta de 06:07.

El Real Madrid había tenido una gran salida, pero el ímpetu inicial había pasado factura a los de Laso. Panathinaikos en ningún momento había salido del choque y se mantenían en la pelea. Y a 02:45 para el final del primer cuarto llegó el gran momento: ¡VOLVÍA SERGIO LLULL! La emoción era total en el ambiente, incluso cuando lanzó y falló su primer triple. Mientras tanto, el conjunto griego había conseguido tomar una pequeña ventaja de 4 puntos, y Rudy pedía desde la pista apoyo para el equipo. Los de Laso estaba perdonando demasiado desde la línea de personal. El propio Rudy fue el encargado de cerrar el primer cuarto con un gran triple sobre la bocina para delirio de la hinchada blanca. Al final del primer cuarto, Real Madrid 17-17 Panathinaikos.

El Real Madrid abre ventaja en un partido de altísima tensión (23-17)

El base Mahón estaba con ganas, e intentaba anotar su primera canasta. Quien sí golpeaba primero en el cuarto era Mike James desde el triple, aunque era respondido por Rudy de nuevo. El equipo de Laso estaba realizando un gran encuentro, pero sin acertar en el tiro. A la enésima, Carroll acertaba desde la esquina y ponía el 24-20 a falta de 07:19. Xavi Pascual pedía tiempo muerto y devolvía a pista a Calathes. La extra-motivación del conjunto merengue estaba llevando el choque a unas cotas de intensidad y ritmo tremendas, llegando a sobre pasar por momentos al conjunto griego. Especialmente Calathes, centrado en sacar a Doncic del choque con más juego sucio que baloncesto. Una canasta de Gist al contrataque ponía el 26-24 y, en la siguiente, Gabriel empataba el choque para desesperación de Laso, que lo paraba inmediatamente a menos de 5 minutos para el final.

El Real Madrid estaba pagando, en cierto modo, la atmósfera creada en el Palacio. La aceleración fruto de una motivación inmensa provocaba imprecisiones y pérdidas del control que habían tenido hace unos instantes. Los blancos debían poner un poco calma e intentar llevar su propio ritmo, pero las emociones se apoderaban de la situación. Y por si esto fuera poco, saltaba a la pista Felipe Reyes por primera vez en el partido, y Randolp realizaba un mate espectacular sobre Antetokoumpo que ponía el Palacio en pie. Con la canasta del ‘esloveno’, el Madrid mandaba por 32-31 a falta de 01:33. El marcador estaba siendo muy bajo hasta el momento, hecho que favorecía a Panathinaikos, acostumbrado a este tipo de partidos, aunque siempre desde la igualdad. Los mejores hasta el momento estaban siendo Randolph y Rudy, con unos buenos primeros minutos de Taylor. El partido estaba siendo de alto voltaje, hasta el punto de que los jugadores de Panathinaikos tuvieron que detener a Xavi Pascual cuando se iba a por el árbitro con unas protestas desmedidas. Justo al borde del descanso, Luka Doncic dejó una acción para el recuerdo, una canasta increíble al driblar a Singleton y machar el aro rival con una potencia brutal.

Al descanso, Real Madrid 40-34 Panathinaikos.

Calathes resucita al Panathinaikos a golpe de triple (17-19)

La salida del Real Madrid tras el descanso fue realmente buena, con dos defensas agresivas que terminaron en canasta, para llevar la ventaja hasta los 10 tantos. Una nueva canasta de Ayón sobre Gist ponía el 46-34 a falta de 07:52. Panathinaikos comenzaba a desesperarse ante las buenas defensas de los blancos, y Calathes era sancionado con una técnica. Doncic había tomado el mando de las operaciones, obligando al rival a jugar a los que el cuadro merengue quería. El conjunto de Xavi Pascual tardó 4 minutos en inaugurar su casillero en el tercer cuarto, pero Causeur respondió rápidamente al triple de Singleton. Ayón volvía a machacar el aro griego y confirmaba la buena salida de los de Laso, que estaban a punto de romper el choque con el 50-37 a falta de 04:57.

Panathinaikos, recurriendo a un juego más físico, intentaba recuperar su sitio en el partido. Un grandísimo triple de Thompkins tras una buena jugada entre Doncic y Taylor volvía a llevar la diferencia por encima de los 10 puntos. El partido de actores secundarios como Rudy o Taylor estaban demostrando el gran trabajo del equipo. El tercer parcial estaba siendo de mucho desgaste, y los de Laso estaban pagando el cansancio. Dos triples consecutivos de Calathes volvían a ajustar el marcador. Rudy volvía a sumar para el conjunto merengue, pero Gist respondía con un 2+1 que volvía a dar alas a los griegos. Al final del tercer cuarto, Real Madrid 57-53 Panathinaikos.

El Real Madrid cierra el segundo punto de la serie (24-21)

La buena actuación de Calathes al final del tercer parcial, con 17 puntos en su haber, dejaba todo por decidir para el cuarto decisivo. Panathinaikos seguía remontando en el marcador, pero un triple de Carroll volvía a restablecer la diferencia. El escolta de Wyoming estaba siendo la principal referencia merengue en el último parcial, pero el recital de Calathes seguía creciendo. Una acción e 2+1 del base de Panathinaikos ponía el 62-59 a falta de 06:35. El conjunto de Xavi Pascual estaba realizando sus mejores minutos del partido, y estaba de lleno en la lucha por el encuentro, pero en ese momento llegó la primera canasta de la temporada de Sergio Llull, y el Palacio estalló de júbilo. Estaba siendo una tarde con demasiada intensidad. El electrónico marcaba el 64-61 a menos de 5 minutos para el final del choque.

El encuentro estaba siendo una auténtica batalla, y dos triple asombrosos del ‘Increíble’ Llull reventaban Madrid entera para poner el 70-63 a falta de 03:28. El mejor jugador de Europa estaba de vuelta, haciendo historia con el escudo más grande posible. Las emociones estaban a flor de piel, y Calathes con un triple liberado desde la esquina rebajaba los ánimos. El marcador seguía ajustado y el tercer partido de la serie en un pañuelo. Mike James clavaba un triple desde su casa, se señalaba el escudo y ponía el 70-70 a falta de 02:17 para el final. Los ánimos estaban muy caldeados, y los roces entre jugadores eran continuos. Este partido era vital. El conjunto griego recurría una y otra vez a las faltas, sabedor del mal día en los tiros libres de los blancos. Felipe anotaba un tiro libre y ponía uno arriba al Madrid. Laso realizaba cambios defensivos, al más puro estilo balonmano con hombres rápidos y agresivos y solo Ayón en el juego interior. Carroll encontraba el hueco y ponía una enorme bandeja dentro para subir la diferencia a tres puntos. Rudy realizaba la quinta, y salía Llull en su puesto. Los árbitros estaban totalmente sobrepasados por el partido, y señalaban faltas ambos equipos en todos los contactos. El baloncesto y el deporte tienen cosas increíbles, y Carroll anotaba un triple más tiro adicional para poner el 77-72 a falta de 50 segundos. Calathes erraba el triple y el capitán, Felipe Reyes, se hacía con un rebote ofensivo que valía su peso en oro. Además, recibía falta y anotaba los dos tiros libres para cerrar la victoria.

Al final del partido, Real Madrid 81-74 Panathinaikos.

Real Madrid Baloncesto
acb.com