[Real Madrid 85-80 Fenerbahçe] CAMPEONES DE UNA EUROLIGA HISTÓRICA

0
263

Llegó el partido más importante de la temporada entre los dos conjuntos más en forma del año. La final de la Euroliga, de la Final Four de Belgrado, entre el rey de Europa, el Real Madrid, y el vigente campeón, Fenerbahçe. Un duelo en la cumbre, un partido para la historia, una lucha entre los dos mejores entrenadores del continente, Obradovic y Laso, y entre dos de las plantillas más poderosas de la competición. El Real Madrid llega a este partido tras una temporada complicadísima, plagada de lesiones, cambios, entradas y salidas, y siempre adaptándose y creciendo como equipo y como familia. Los blancos llegan a esta gran final tras derrotar al otro gran aspirante, CSKA, tras realizar un partido memorable y vencer por 83-92. Por su parte, el conjunto turco venció también con mucho esfuerzo al cuadro revelación de la temporada, el Zalguiris de Jasikevicius. Un duelo estelar donde la defensa, el rebote y no dejar rentas en el marcador serán sin duda las claves, además del enorme talento de ambas plantillas.

 

Alineaciones

  • Fenerbahce: Wanamaker (14), Kalinic (7), Guduric (2), Duverioglu (8), Vesely (3) – quinteto inicial – Nunnally (0), Melli (28), Thompson (0), Sloukas (7), Muhammed (7), Datome (6)
  • Real Madrid: Campazzo (0), Doncic (15) Causeur (17), Reyes (6), Ayón (4) – quinteto inicial – Llull (5), Carroll (9), Rudy (5), Tavares (8), Taylor (3), Randolph (3), Thompkins (10)

Partido

Doncic y Rudy dan la primera ventaja (21-17)

Mejor inicio de partido de Fenerbahçe, sobre todo en ataque con 5 puntos de salida. Sin embargo, Doncic rompía la sequía madridista con una gran entrada a canasta. El conjunto turco comenzó cargándose de faltas muy pronto, especialmente Vesely, que se fue al banco con dos personales. El partido estaba siendo muy intenso, con muy pocos parones. Tras un buen inicio ofensivo de Doncic, Duverioglu ponía el 4-7 a falta de 06:05. El ambiente era ensordecedor. Los blancos estaban algo imprecisos en ataque, pero Luka seguía sumando puntos al casillero merengue.

Fenerbahçe seguía ganando la batalla del juego interior y hacía daño desde la zona a la defensa merengue. Los blancos se acercaban en el marcador gracias a un triple de Causeur, pero Duverioglu respondía inmediatamente. Laso comenzaba a mover el banquillo para dar energía a su quinteto con hombres como Llull o Taylor. El Real Madrid estaba cometiendo uno de los principales fallos en los que cayó en el encuentro contra CSKA, y era la pérdida de puntos desde la línea de personal. Rudy anotaba un triple frontal estratosférico y ponía el 15-15 a falta de 01:27. Acto seguido, Llull anotaba también de tres para dar la primera ventaja en el marcador para el cuadro merengue. El conjunto de Laso terminó el primer parcial de gran forma, con una circulación muy fluida y con acierto desde el triple. Al final del primer cuarto, Real Madrid 21-17 Fenerbahçe.

Melli devuelve a Fenerbahçe al partido (17-23)

La salida de Rudy a la pista le dio mucha agresividad defensiva, energía y transiciones rápidas al Real Madrid. El primer dibujo del encuentro fue una lucha entre Doncic y el juego interior de Fenerbahçe con Duverioglu a la cabeza, pero esta nueva fase comandada por Rudy daba la máxima diferencia a los blancos con 8 de diferencia. Sin embargo, el conjunto tenía mucha calidad en todas sus posiciones, y Melli ponía el 25-20 a falta de 07:12. Pero, de nuevo Rudy respondía con una entrada a canasta sublime. El encuentro estaba siendo un autentico recital de grandes acciones por parte de ambos equipos. Volvían a pista Doncic y Carroll para intentar igualar ese nivel de talento mostrado por el equipo turco.

Melli estaba imponiendo su ley en la pintura anotando 9 puntos en el segundo parcial para poner el 29-28 a falta de 04:30. El italiano estaba haciendo un partido sensacional, destrozando la defensa del Real Madrid, aunque sin recuperar la ventaja en el electrónico. El ritmo estaba siendo frenético, con pocas interrupciones y mucho desgaste físico. La pista era un tablero de ajedrez en el que tanto Obradovic como Laso movían sus piezas para optimizar el rendimiento de sus equipos en cada jugada. El Real Madrid había perdido algo de chispa, y con un parcial de 0-7, Fenerbahçe retomaba la delantera. Carroll rompía la sequía desde la línea de tres, pero Sloukas contestaba con un nuevo triple.

Al descanso, Real Madrid 38-40 Fenerbahçe.

Causeur y la defensa dan la máxima al Madrid (25-15)

El tercer cuarto comenzó con 5 puntos consecutivos de Causeur para volver a poner por delante al Real Madrid. Además, Duverioglu hizo su cuarta falta personal y obligó a Obradovic a volver a poner en pista a Vesely, con opción de seguir cargándose de personales. Ambos equipos estaban haciendo defensas más físicas, cometiendo infracciones más rápidas. Felipe anotaba bajo canasta, pero Melli seguía viendo aro con facilidad, también desde la línea de tres. Y desde el triple, respondía en la siguiente jugada Causeur para poner el 50-45 a falta de 06:11. Causeur y Felipe estaban formando una poderosa pareja que mantenía a los blancos por delante.

Fenerbahçe estaba haciendo ataques más fluidos, mientras que los blancos se sustentaban con acciones individuales. La anotación se había estancado en la segunda mitad del tercer parcial, pero el Madrid seguía por delante. Felipe anotaba dos más desde el tiro libre y ponía el 57-52 a falta de 02:30. Laso devolvía a la pista a Tavares para aprovechar su intimidación mientras Causeur sumaba su punto número 13. El francés estaba amargando la existencia de Sloukas con un tercer cuarto de verdaderos quilates, siempre apoyado en el interior por Felipe o Tavares. Al final del tercer cuarto, Real Madrid 63-55 Fenerbahçe.

Una historia con final soñado (22-25)

El último cuarto comenzó con una mala noticia para los blancos, ya que Llull cometía su cuarta falta y salía Carroll en su lugar. El Real Madrid estaba consiguiendo estabilizarse en ventajas en torno a los 5-7 puntos. Sin embargo, Melli estaba haciendo mucho daño al conjunto de Laso, sumando ya 22 puntos. Poco a poco, el partido entraba en los minutos decisivos y la hinchada turca se hacía notar. Este último cuarto estaba siendo de una anotación muy reducida, pero siempre el Madrid mostrando una mejor cara. Doncic anotaba una antideportiva realizada por Vesely y ponía el 68-61 a falta de 06:17, y en la posesión posterior, Carroll anotaba de tres y llevaba la diferencia hasta los 10 puntos.

El Real Madrid estaba realizando una defensa colosal en la segunda mitad. A pesar de no estar anotando con demasiada fluidez, la solidez atrás de los de Laso les tenía 11 arriba. Melli volvía anotar un triple frontal para mantener a su equipo con esperanzas. Los blancos estaban peleando todos y cada uno de los balones, dejándose la vida por alzarse con el triunfo. El Madrid seguía marcando el ritmo desde la defensa cuando quedaban menos de 2 minutos y medio. Llull cometía su quinta falta personal poniendo fin a un desacertado encuentro del base de Mahón. Ali anotaba y ponía el 74-69 a falta de 01:50, apretando aun más el marcador. Sin embargo, Tavares y Thompkins volvían a poner tierra de por medio. Cuando quedaban 38 segundos de encuentro, Doncic realizaba su quinta falta personal en una acción muy polémica con Wannamker en la que el esloveno parecía tocar el balón. Brad anotaba sus dos tiros y se ponían a 5, mientras Laso pedía tiempo muerto para construir las últimas jugadas. Cuando todo parecía menos claro, un gran triple de Ali dejaba el resultado en un 81-78 a menos de una posesión del final. El Madrid sacaba de banda, Causeur era objeto de falta pero no acertaba desde la personal, aunque apareció rápidamente la figura de Thompkins para palmear una canasta que podía ser histórica. Melli volvía a anotar rápidamente una más y Causeur regresaba a la línea de personal, pero esta vez sí anotaba los dos. En la siguiente jugada, Fabien taponaba la entrada de Sloukas y cerraba así una victoria increíble. El Real Madrid era CAMPEÓN DE LA EUROLIGA.

Al final del partido, Real Madrid 85-80 Fenerbahçe.

Destacados

El Real Madrid, con una final antológica y una impresionante victoria ante CSKA en la semifinal, se proclama CAMPEÓN DE LA EUROLIGA por décima vez en su historia. Después de una temporada complicadísima, repleta de lesiones y de momentos que han afectado mucho a este vestuario, ponen el sello y el broche de oro con el título más importante del baloncesto europeo. El mejor del choque fue Fabien Causeur, con 17 puntos y 21 de valoración siendo el hombre clave y más fiable de la final. Buena aportación de Doncic con 15 puntos y 4 asistencias, con grandes minutos de Tavares y Thompkins.

Mención especial para Pablo Laso y todo su cuerpo técnico, por manejar una plantilla magnífica con mil y una dificultades, siempre encontrando soluciones y haciendo un grupo compacto y ganador.

Real Madrid Baloncesto
euroleague.net