Girona 1 – 4 Real Madrid: El Madrid sabe esperar

0
137

El Real Madrid jugaba su primer partido de la Liga fuera de casa. Y lo hacía buscando un “suma y sigue” en victorias. Los de Lopetegui venían de conseguir una victoria en casa ante el Getafe por dos a cero con el mismo once que saldría en Girona. Varane y Modric seguían siendo parte del banco blanco dejando su sitio a un Nacho e Isco que han dado buenas sensaciones. Sin embargo el míster sigue buscando dar forma a un equipo que tras la pérdida de su máximo goleador debe hacerse a otro estilo de juego.

ALINEACIONES
Girona: Bono; Porro, Bernardo, Juanpe, Muniesa; David Timor, Aleix García (Pere Pons min 71), Alex Granell; Borja García, Portu; “Choco” Lozano (Stuani min 58).

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Nacho, Sergio Ramos, Marcelo (Varane min 60); Kroos, Casemiro, Isco (Modric min 77); Bale, Benzema y Asensio.

ÁRBITRO

Árbitro principal: Juan Martínez Munuera

Árbitro asistente 1: Diego Barbero Sevilla

Árbitro asistente 2: César Noval Font

Cuarto árbitro: Iván Muñoz Pérez

VAR:
Encargado: Jaime Latre
Auxiliar: Adrián Cordero Vega

TARJETAS AMARILLAS
Girona: Pedro Porro min 33, Muniesa min 62
Real Madrid: Carvajal min 67, Benzema min 85, Lucas Vázquez min 88.

TARJETAS ROJAS

GOLES
Girona: 1-0 Borja García min 16.
Real Madrid: 1-1 Sergio Ramos (p) min 39 1-2 Benzema (p) min 52 1-3 Bale min 59. Benzema 1-4 min 80.

Primera parte

El Real Madrid comenzó el partido sin prisas buscando un juego de movimientos en el que tanto Asensio como Isco se movían libremente. La primera ocasión la tendría en el minuto cinco en un centro de Bale por la izquierda que acababa en las manos de Bono. El equipo local, por su parte tras unos balones largos desde la medular buscando sorprender sin conseguirlo.

En el 8 Benzema conseguía marcar tras una asistencia de Bale, pero era anulado por fuera de juego. En el 10, el equipo gerundense conseguía sacar su segundo córner aunque sin poner en aprietos a Keylor Navas.

A pesar de las oportunidades que tenía el Real Madrid, en el 16 el Girona se ponía por delante gracias a Borja García. A partir de ahí parecía que el equipo local tenía las ideas más claras, mientras que el equipo blanco no conseguía coger el ritmo que sí parecía tener al comienzo del encuentro. Y así llegaría casi la media hora del encuentro. El Girona en un contraataque estuvo a punto de marcar su segundo del encuentro. Pedro Porro se estaba haciendo fuerte en la zona defensiva del equipo de Montilivi.

El Real Madrid siempre que cruzaba la medular se encontraba con una línea de cuatro muy junta cerca del área de Bono. Eso unido a la poca movilidad del equipo hacía muy difícil las internadas del equipo. En el 33 un corte por la zurda de Marcelo ocasionaba la primera amarilla del partido. El mencionado Porro le derribaba en el lateral del área con una zancadilla.

En el minuto 39 Asensio recibía una falta dentro del área por parte de Muniesa, dando lugar al penalti que daba el empate para el equipo blanco. Lo ejecutaba Sergio Ramos. Pero no acabó ahí los nervios para el equipo visitante. Un error de Isco en un control en la zona medular daba la oportunidad al Girona en el que Lozano de no ser por un corte de Nacho hubiera podido puesto en problemas al guardameta blanco.

En los últimos minutos del primer tiempo ambos equipos tuvieron sus oportunidades pero no consiguieron deshacer el empate.

Segunda Parte.

Comenzaba el partido sin cambios en ninguno de los dos equipos. Casemiro en un error en la frontal posibilitaba que Portu entrara en el área y pudiera ocasionar un penalti que el colegiado no vio como tal. El partido evolucionaba con una serie de internadas de uno y otro equipo. Pero sin llegar a nada. Hasta que en el 50 un pase largo de Marcelo a Bale, que obligaba a Bono a estirarse. Pere Pons en el 52 realizaba un penalti sobre Asensio que ejecutaba Benzema al fondo de la red. 1-2, y remontada momentánea.

Casemiro en el 55 en un mal pase, permitía un contraataque que acabaría en las manos de Keylor Navas. El Real Madrid no se quitaba la presión. Y el Girona parecía cómodo. De nuevo tendría una nueva oportunidad, en el minuto 55, esta vez en la cabeza de “Choco” Lozano que paraba atajaba Keylor sin problemas. Pocos instantes después el hondureño dejaba su sitio a Stuani. Parecía que el Girona podía tener posibilidad de empatar. Pero de nuevo era el Real Madrid el que marcaba. En un pase de Isco entre líneas lo recogía Bale que con velocidad y con una buena definición ponía el tercero.

En el sesenta Marcelo dejaba su lugar a Varane moviendo fichas en las que el francés se colocaba de central, y Nacho en el lateral izquierdo. En el 62 Muniesa obtenía una nueva amarilla para el Girona. Una falta peligrosa ya que se realizaba en la frontal del área. Ya casi en el minuto 70 tenía lugar la primera amarilla para el conjunto blanco. Un mal pase de Casemiro obligaba a cortar la jugada a Carvajal que realizaba una falta sobre Borja García, recibiendo la tarjeta.

En el 71 tenía lugar el segundo cambio por parte del equipo local. Aleix García entraba por Pere Pons. El equipo de Eusebio lo seguía intentando, pero el equipo madridista se encontraba bien plantado sobre el campo. En el 77 se marchaba Isco dejando su sitio a un Modric que necesita ir cogiendo minutos para cuanto antes estar a su nivel. Antes de llegar a los últimos diez minutos, de nuevo Borja García tenía su oportunidad de acortar distancias pero esta vez Keylor no permitó que el ex madridista lo hiciera. En el 78 Aday Salía al campo en lugar de un Pedro Porro que había demostrado calidad.

Si Borja García no había conseguido el doblete, si lo haría Karim Benzema. Un centro raso de Bale, no conseguía ningún futbolista rojiblanco sacarlo y Benzema metía dentro de la portería de Bono. Hubo dudas ya que el árbitro consultó el VAR, pero finalmente subió al marcador. No hubo nada más reseñable hasta que en el minuto 86 Benzema recibía tarjeta. Un pisotón del francés sobre Granell obligaba al árbitro a sacar la amarilla.

Lucas Vázquez en el 87 entraba al campo por Bale y en el 88 recibía una tarjeta amarilla tras pedir de forma ostensible una falta en la frontal del área del Girona. El partido acababa con Keylor de nuevo, mostrando sus reflejos tras un disparo de Granell desde fuera del área. El costarricense volvía a mostrarse seguro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here