Ramos: «El Madrid ha demostrado siempre que no da nada por perdido»

0
200

El capitán del Real Madrid Sergio Ramos analizó el estado anímico del equipo tras finalizar el Clásico en el Camp Nou (5-1): “Es un momento difícil, tenemos que estar juntos y pasar página cuanto antes. Vamos a intentar mantener la cabeza fría y reflexionar. La clave del éxito está en la unión y ahora tenemos que juntar una buena racha de partidos. El Barcelona ha aprovechado este momento para reivindicar la diferencia y ahora se nos van de distancia, pero hay que pasar página para intentar reaccionar porque aún queda mucha temporada».

«En la primera parte regalamos 45 minutos y cuando lo haces ante un rival con tanto talento te castiga. En la segunda parte vimos otro Real Madrid distinto. Como capitán soy el primero en dar la cara y en estar convencido de que queda mucho por delante. Tenemos que seguir creciendo y mejorando, esa es la mentalidad que hay que tener».

Sergio Ramos durante el encuentro contra el Alavés. Fuente: realmadrid.com.

Sobre la continuidad de Lopetegui
“No son decisiones nuestras. Siempre hemos dicho que estamos a muerte con el entrenador que esté al mando y esas decisiones se toman desde arriba y tenemos que respetarlas. Ya veremos qué pasa en las próximas horas. Hay que mantener la calma, no señalar a nadie y hacer autocrítica. El respeto se gana, no se impone».

Al final la gestión del vestuario a veces es más importante que el conocimiento técnico de un entrenador. En la plantilla siempre estamos con el entrenador a muerte, pero los resultados determinan la continuidad de un técnico. Nos mantendremos al margen y dejaremos que pasen las horas».

Trabajo
«Yo he ganado Ligas en las que nos sacaban más de 10 puntos. Es rendirte o ir con la cabeza alta, pero la clave del éxito es el trabajo y el Madrid ha demostrado siempre que no da nada por perdido y se puede terminar con una mala racha”.

Planteamiento
«El fútbol son fases dentro del partido y habiamos planteado un partido distinto al que hicimos. En los primeros 45 minutos el equipo se metió atrás y hay que hacer autocrítica, los jugadores tenemos que asumir lo que ha pasado. Tuvimos ocasiones para empatar el partido. En la segunda parte hicimos cosas buenas y al encajar el tercero el estado anímico cae. Y un equipo con tanto talento a la contra te castiga».