[Real Madrid 79-74 Khimki] Carroll llega justo a tiempo

0
151

Previa

El Real Madrid vuelve a su competición favorita, la Euroliga, y lo hace para enfrentarse en casa al siempre particular y complicado equipo del Khimki. Los rusos son uno de los combinados más peculiares de la competición, ya que a pesar de tener un enorme presupuesto y aspirar a ser una de las eternas promesas del continente en los últimos años, no encuentran los resultados que afiancen el desembolso económico habiendo ganado tan solo un partido de los seis disputados. Además, no podrán contar con su mayor estrella y líder de su proyecto, el jugador más valorado y máximo anotador de la Euroliga, Alexey Shved. Por el contrario, podría debutar su último fichaje Green. En el equipo de Laso vuelve Causeur respecto al último partido y son baja Kuzmic, Thompkins, Yusta y Pantzar. La clave será mantener la difícil consigna que ha llevado a los blancos a ser líderes invictos de la competición, seguir siendo el equipo que más anota y que menos puntos recibe por partido.

El choque comenzó con el homenaje a Walter Tavares, que recibía el premio MVP al Mejor Jugador del Mes de octubre en la Euroliga.

Alineaciones

  • Real Madrid: Llull (6), Causeur (13), Taylor (1), Randolph (9), Tavares (5) – quinteto inicial – Campazzo (10), Carroll (15), Rudy (5), Deck (7), Prepelic (0), Felipe Reyes (0), Ayón (8)
  • Khimki: Bost (8), Jenkins (2), Crocker (16), Gill (16), Mickey (12) – quinteto inicial – Markovic (2), Zaytsev (1), Yakushin (-), Zubkov (4), Malcolm (13), Vialtsev (0), Monia (-), Vyacheslav (1)

Partido

La defensa merengue domina el cuarto (19-12)

Enorme inicio de partido del Real Madrid con un parcial de 8-2 en los dos primeros minutos de juego con un Causeur estelar, autor de 6 puntos y una asistencia. El francés comenzó llevando toda la iniciativa ofensiva del equipo, siendo pilar fundamental de sus acciones las continuas combinaciones con Randolph al poste. Tras el inicio de arrollador, llegaron dos minutos de cierto atasco ofensivo, pero una mandarina de Llull fue la mejor medicina para volver a encender la maquinaria. 11-5 a falta de 05:16 ganaban los blancos.

Tavares comenzaba a hacerse fuerte en la pintura tocando todos los tiros que se hacían a menos de 3 metros del aro, sembrando en el rival el pánico habitual. El Madrid seguía comandando el partido, sobre todo gracias a la buena defensa que había encajado menos de diez puntos en más de siete minutos de juego. Randolph y Llull habían tomado el relevo anotador de Causeur en la segunda mitad de cuarto. Los blancos doblaban ya en el electrónico al conjunto de Bartzokas mientras Mickey se desesperaba por la impecable defensa de Tavares, consolidado cada vez más como el muro de Europa. Con dos faltas, Llull tuvo que irse al banquillo, y en su lugar salió Campazzo. Laso comenzó a dar descanso a sus hombres y rotó si quinteto. Al final del primer cuarto, Real Madrid 19-12 Khimki.

El partido sigue igualado (22-23)

El segundo cuarto comenzó de la mejor manera posible con un gran triple de Facundo Campazzo. Con la pareja interior Felipe Reyes-Ayón, el juego por dentro se hizo más fluido, tomando mayor protagonismo. Rudy se sumaba también a la fiesta para responder un triple de Thomas y ponía el 27-21 en el marcador. En el cuadro ruso, el peso ofensivo estaba muy individualizado, marcando su tendencia de juego habitual a pesar de la baja de Shved. Gill estaba siendo hoy su líder. El Madrid, que seguía defendiendo muy intenso, iba luchando por ampliar la diferencia poco a poco hasta superar la decena. A falta de 05:20, el resultado era de 34-21.

El conjunto moscovita estaba planteando un partido más físico y peleado para intentar reducir la diferencia. Defensa más agresiva, choques y roces en cada jugada para minimizar el virtuosismo del campeón de Europa. A pesar de la diferencia, instalada en los diez puntos, el encuentro estaba siendo mucho más parejo de lo esperado, tanto en el rebote como en las asistencias. Un triple de Crocker tras el acelerón ruso reducía la diferencia al 34-29 y Laso decidía parar el duelo. El técnico vitoriano llamaba a Prepelic para hacer el último ajuste antes del descanso. En el Khimki se sentaba Thomas, su hombre más acertado con 9 tantos. El partido estuvo parado por unos desajustes con el marcador y la confusión del árbitro principal con la mesa de jueces lo que provocó que el ambiente quedara algo frío. Sin embargo, un pique de Bost con Campazzo sancionado con técnica devolvió la temperatura al Palacio de los Deportes. En la última jugada, coast to coast de Gabriel Deck sobre la bocina para cerrar la primera mitad.

Al descanso, Real Madrid 41-35 Khimki Moscow Region.

El Khimki quiere pelear por el partido hasta el final (15-20)

Quinteto titular en pista para el Real Madrid en el tercer cuarto con la intención de recuperar ventajas más amplias. El equipo ruso, por el contrario, muy enchufado para intentar ponerse a tiro en el marcador. Gran defensa y triple de Randolph tras pase de Llull que ponían 8 de distancia, sin embargo, Mickey respondía con el segundo triple en menos de dos minutos. Pero, tal y como ocurría en el primer cuarto, Causeur y Randolph tiraban del carro para poner los 10 de ventaja. El cuadro de Laso no conseguía despegarse en un encuentro que estaba siendo un continuo tira y afloja. Ataques algo precipitados y con poco acierto mantenían el choque muy vivo con el 51-47 en el marcador.

Laso estaba utilizando mucho la ruptura del base por el centro de la zona para habilitar en posiciones abiertas a Randolph y Causeur, pero el equipo no terminaba de acertar a pesar de crear buenas opciones. Eso sí, el francés, que pedía el aliento de la grada, era ya el máximo anotador del partido con 13 puntos. En líneas generales, el cuarto estaba siendo un poco caótico, con muchas pérdidas de ambos equipos y jugadas que terminaban en el suelo por la mala recepción del balón tras el pase, causa también de que los envíos no eran óptimos. Crocker le robaba una mandarina a Llull y dejaba al Khimki a tan solo un punto con menos de 11 minutos de partido por delante. El Madrid estaba pagando el pobre día desde la línea de tres, con un 6 de 20 que eliminaba una de las principales armas de los blancos. Al final del tercer cuarto, Real Madrid 56-55 Khimki.

Carroll consigue una valiosa victoria con un genial último cuarto (23-19)

Una clara muestra de que el Madrid no estaba cómodo en el partido era la baja anotación, ya que a comienzos del último cuarto estaba en menos de 60 puntos, cuando acostumbra a acercar a los 100 por encuentro. El partido comenzaba a ponerse caliente con roces y piques en cada balón, como el protagonizado por Carroll y Markovic, con antideportiva para el jugador del Khimki. Rudy anotaba una canasta sideral y se la dedicaba a Crocker sutilmente. Intercambio de golpes, y de canastas, con el partido empatado a 60 puntos y 07:30 en el reloj. El equipo ruso había cimentado su pequeña remontada en el rebote, donde dominaba a los blancos por 21 a 34.

Ambos equipos estaban poniendo todo lo que tenían en la pista, pero parecía que en el momento del Madrid era el Madrid quien estaba más acertado. 6 puntos consecutivos de Carroll daban una mínima ventaja a los blancos.  Los de Laso estaban sacando todo su pundonor y a falta de 03:35 ganaba por 69-62. El ‘francotirador de Wyoming’ había sacado su metralleta en el momento clave para darle vida a su equipo, anotaba otro triple y daba alas al Wizink Center. Sin haber hecho un gran partido, estaba ya con 11 puntos y la ventaja subía a la decena. El reloj iba consumiendo segundos mientras ambos equipos realizaban malos ataques, quedando tan solo 01:30 por jugarse. Crocker anotaba de tres, pero Carroll respondía con una bombita con marca registrada. Ventaja de 7 puntos, 40 segundos por jugarse y balón en mitad de cancha para el Khimki. Los rusos anotaron rápido de tres y apretaron el final. Campazzo viajaría a la línea de tiros libres tras una falta en el saque de fondo, anotando tan solo uno. Nueva canasta rápida del Khimki, esta vez de Gill, y la diferencia quedó reducida a tres. Sin embargo, Carroll desde la línea de personal ponía la diferencia en 5. El partido estaba 79-74 y en el reloj quedaban 16.6 segundos. Finalmente, los puntos del escolta blanco terminaron siendo claves.

Al final del partido, Real Madrid 79-74 Khimki Moscow Region.

Destacados

No fue un buen partido del Real Madrid, pero consiguió sacar una importante victoria con mucho oficio ante un correoso Khimki que puso las cosas difíciles. Carroll, con 15 puntos y una gran aparición estelar en el último cuarto, fue el más destacado del choque donde también brilló Causeur.

acb.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here