El Real Madrid pierde la imbatibilidad europea en El Pireo

0
172

El Real Madrid, con bajas importantes como Ayón y Llull, no pudo sacar un resultado positivo de El Pireo ante un duro rival como Olympiacos. Los blancos pagaron su mala actuación en la primera mitad, especialmente en el primer cuarto, lo que provocó jugar el resto del choque a contracorriente. Sin embargo, los de Laso llegaron con opciones al final del encuentro, donde los fallos en los tiros libres en momentos decisivos y alguna decisión arbitral terminaron con la imbatibilidad del campeón en Euroliga. Tiempo ya para pensar en el Clásico del domingo ante el Barcelona y en las cosas positivas de la visita a Grecia, como la buena actuación de Campazzo con 14 puntos y 13 asistencias. Por parte de Olympiacos, los 43 puntos de la pareja formada por William-Goss y Spanoulis fueron una losa demasiado pesada para los blancos.

El primer cuarto fue muy igualado y de mucho nivel entre Real Madrid y Olympiacos, con un ritmo anotador muy alto y una cancha a reventar a como suele ser habitual en El Pireo. Los blancos estuvieron algo desaparecidos en el rebote, especialmente teniendo en cuenta el alto potencial que tiene en el juego interior. Gran actuación de jugadores como Rudy, máximo anotador con 8 puntos, y de Campazzo, que dio un recital en la dirección de juego con 6 asistencias. Por parte del combinado griego, el mayor peligro llegó a manos del trío formado por William-Goss, Leday y Spanoulis, que se fueron hasta los 21 puntos entre los tres. Buen nivel en la asistencia, pero sobre todo gran poderío en el apartado reboteador que impulsaron al combinado heleno para salir por encima en el marcador al término de los primeros 10 minutos, 29-22.

La salida del segundo cuarto no fue buena para los blancos con un parcial de 4-0 que ponía la diferencia en 10 puntos, pero 5 puntos consecutivos de Carroll y dos más de Felipe volvieron a acercar al Madrid. En el segundo parcial ambos equipos registraron menos acierto, lo que provocó continuas idas y venidas de un aro a otro con cierto descontrol. Un gran triple de Rudy, el tercero del partido, ponía lo que parecía ser un punto de inflexión empatando el choque. La buena actuación del mallorquín encontraba respuesta en el bando local en la figura de Spanoulis con 16 puntos y un 4 de 4 en triples. El segundo cuarto fue un periodo de contrastes, llegando a ver la mejor versión del Real Madrid, pero mostrando también la cara más arrolladora de Olympiacos que llegó a ponerse hasta 12 arriba. Y la diferencia en el rebote (20-12) seguía haciendo mucho daño a los blancos. ‘Kill bill’ no estaba solo en el conjunto rojiblanco, ya que William-Goss seguía a su estela con 14 puntos. Al descanso, el partido se marchó 52-41 a favor de Olympiacos.

El Real Madrid mostró muy buena cara a la salida del tercer cuarto, comenzando el parcial con tres triples consecutivos para cambiar la inercia del partido. Campazzo seguía a lo suyo, bordando el juego desde la asistencia, y los tiradores finalizando, a pesar de que Olympiacos no había bajado el nivel en exceso. Los blancos redujeron el potencial ofensivo del equipo griego y en pocos minutos se metieron en el partido con un parcial de salida de 3-11. Los buenos minutos del Madrid redujeron el ruido de la siempre imponente afición helena, aunque respondían con fuerza las buenas acciones de su equipo. La recuperación del Real Madrid estuvo cimentada en tres hombres principalmente: Campazzo con 11 pases de canasta, Carroll con 16 puntos y la enorme actuación de Tavares con 7 puntos, 8 rebotes y 3 tapones. Sin embargo, los blancos no terminaban de dar la vuelta al electrónico. No obstante, el cuadro merengue se llevó el cuarto por 13-24 para dejar un marcador mucho más alentador, 65-65.

El inicio del último y decisivo cuarto no fue tan buen como el anterior. Estancados en ataque, los de Laso no conseguían anotar ni con buenos movimientos de balón ni tirando de talento individual. Los blancos tardaron cuatro minutos en anotar su primer punto, aunque Olympiacos también sufrió la intensidad de la defensa merengue. Strelnieks tomó el relevo en el bando griego y se convirtió en el hombre más peligroso junto con Leday. La diferencia llegó hasta los 8 puntos cuando el cuarto se adentraba en su recta final ya que el conjunto merengue no era capaz de frenar por completo el empuje griego. Tras siete minutos transcurridos, el Madrid seguía sin conseguir una canasta en juego. A 2:44 para el final y tras un triple de Spanoulis, Laso paraba el choque con 10 puntos de desventaja. Los blancos ajustaron ciertos aspectos para reducir la diferencia hasta los 4 puntos con un gran Campazzo. Deck y el propio Campazzo dispusieron de tres tiros libres decisivos, pero los argentinos fallaron y ahí quedaron las opciones de remontada del cuadro merengue junto con dos injustas decisiones arbitrales, no pitar una técnica a Spanoulis por simulación y la señalización de tres segundos en la zona a Facundo Campazzo. Al final del partido, Olympiacos 88-83 Real Madrid.

euroleague.net

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here