[Real Madrid 92-65 FC Barcelona Lassa] En Europa manda el campeón

0
164

Previa

El Real Madrid afronta uno de los partidos grandes de la temporada, el primer Clásico europeo del curso frente al Barcelona Lassa con la intención de devolver la derrota cosechada en el último duelo en el que ambos conjuntos se midieron en Liga Endesa. Los culés vencieron tras un gran último cuarto con la actuación estelar de Kyle Kuric, que destrozó a los de Laso a golpe de triple. El técnico vitoriano tendrá una baja importante para este encuentro, la de uno de los jugadores más en forma del equipo, Rudy Fernández. El mallorquín deja su lugar en la convocatoria a Trey Thompkins, cada vez más acoplado al equipo tras un inicio de temporada plagado de lesiones. Por su parte, los de Pesic buscarán vencer en casa del campeón para reconducir su rumbo en Euroliga, donde no están mostrando la misma buena imagen que les vale para ser líderes en solitario en el campeonato nacional.

Alineaciones

  • Real Madrid: Llull (6), Causeur (5), Deck (9), Randolph (16), Ayón (2) – quinteto inicial – Prepelic (-), Campazzo (7), Carroll (15), Reyes (-), Tavares (12), Thompkins (17), Taylor (3)
  • Barcelona Lassa: Heurtel (16), Hanga (8), Claver (8), Singleton (0), Tomic (6) – quinteto inicial – Blazic (0), Seraphin (-), Oriola (4), Pangos (11), Rolands (2), Pustovyi (4), Kuric (5)

Partido

Randolph lidera un buen Real Madrid (22-17)

Primera jugada de partido, salto entre Tomic y Ayón y el exmadridista por los suelos. Salió el balón rodando por el parqué del Wizink Center, lo cogió Causeur y fue el francés el siguiente en ir al suelo. 10 segundos de partido y dos pruebas de la máxima intensidad que prometía el Clásico. Inicio muy intenso de ambos equipos con poco brillo ofensivo. Solo Hanga y Llull habían conseguido anotar hasta que Randolph se destapaba con un triple desde la esquina para poner por delante a los blancos. La respuesta llegó desde el mismo bando con un triple de Causeur que ponía seis arriba al cuadro merengue. El cuadro de Laso comenzó bien el choque, muy metido y con gran intensidad defensiva. Todo el mundo había comenzado el partido muy nervioso, tanto jugadores, cuerpos técnicos como el trío arbitral, muy encima de cada acción. Ayón anotaba tras capturar un imperial rebote ofensivo sobre Singleton y ponía el 10-5 a falta de 05:20.

Partido de pizarra también para los entrenadores. Deck, titular en los blancos, le estaba dando la razón a Laso con su garra habitual. La pelea de Ayón con hombres físicos como Singleton en lugar de Tavares también era un punto clave. Por parte de Pesic, Kuric al banco y Hanga para ser la sombra de Llull en defensa. Y como es habitual en partidos tan igualados, marcador muy parejo y poco baloncesto ofensivo con mucho protagonismo del juego interior de ambos equipos. Randolph comenzaba a destaparse como el hombre del primer cuarto con 8 puntos, gracias a la labor de Ayón bajo el aro que le permitía moverse por fuera y liberarse de las marcas. El jugador internacional por Eslovenia estaba siendo un dolor de cabeza en defensa para los culés. Mucha intensidad y llegaban los primeros cambios, saliendo a pista Carroll, Kuric, Pangos y Oriola. Ensordecedora música de viento para Tomic, que se atascaba en la línea de tiros libres y solo sumaba un punto. Y aparecía, de nuevo, Anthony ‘Magic’ Randolph con su tercer triple para poner el +7 en el marcador. Pesic insistía en su idea de poner a una torre en la pintura, cambiando a Tomic por Pustovyi. Laso recogía el guante y metía en pista al muro de Europa, Walter Tavares. Al final del primer cuarto, Real Madrid 22-17 Barcelona Lassa.

Carroll lidera el ‘Show Time’ del campeón (31-15)

Quintetos muy renovados para dar comienzo al segundo cuarto. Tras la segunda falta de Gabriel Deck, primera aparición en pista de Taylor. Primer gran encontronazo en el partido con una falta de Pangos sobre Campazzo que terminaba con los dos en el suelo, el banquillo del Madrid exaltado y Pesic en el centro de la pista reclamando el saque de fondo. La acción sirvió para encender la mecha del argentino, que respondió con una magnífica entrada a canasta con rectificado para poner la primera canasta del Madrid en el cuarto. A continuación, triple de Carroll para seguir abriendo hueco. Poco a poco, los blancos ganaban fluidez en ataque y anotaban con facilidad. Mucha versatilidad ofensiva en los de Laso, con variantes por dentro con Thompkins, por fuera con Carroll y en la penetración con ‘El Facu’. El roto que le estaba haciendo Jaycee a Blazic obligaba a Pesic a para el choque con nueve abajo para su equipo, 32-23 a falta de 05:28.

Carroll había tomado el relevo de Randolph y se situaba ya con 8 puntos como segundo máximo anotador cuando el Madrid superaba la decena de diferencia. El cuadro merengue estaba en uno de sus mejores momentos, dominando en ataque a su rival e imponiendo una férrea defensa que le hacía abrir una diferencia importante. Situando en el rebote una de las bases de su buen momento de juego, el campeón mandaba con autoridad en el cuarto, asomándose con peligro a los 20 de diferencia y endosando un parcial de 10-2. Solo Heurtel parecía encontrar el aro con facilidad. Más problemas para el Barcelona cuando Hanga, clave defensiva y autor de 8 tantos, cometía su tercera falta personal antes del descanso. Los teóricos suplentes del Madrid, liderados por Carroll y Thompkins, estaban cuajando un cuarto excelente. La ebullición del ‘francotirador de Wyoming’ llegaba con un nuevo triple para poner los 15 en su tanteador personal. Pero, la erupción total y absoluta del Palacio de los Deportes llegaba con un triple colosal desde su cancha de Don Facundo Campazzo en el último segundo que ponía Madrid entera patas arriba. Banderas de España al viento, bocina final y los jugadores del equipo blanco corriendo al vestuario fruto de la locura del momento.

Al descanso, Real Madrid 53-30 Barcelona Lassa.

El Barcelona salva el primer ‘match ball’ (16-20)

El tercer cuarto comenzó con dos rebotes ofensivos y un 2+1 de Causeur para seguir dando muestra de que los blancos querían seguir haciendo grande su ventaja. Los blancos, tras unos momentos de dudas, volvieron a poner velocidad de crucero y endosaban una paliza sideral a su máximo rival. Randolph desde el triple, Llull con una excelente penetración y Deck al contrataque abrían el parcial de 7-0 para acercarse a los 30 puntos de diferencia. Claver desde la línea de personal quitaba las telarañas del aro merengue y ponía el 64-39 a falta de 05:04.

El gran nivel merengue dio paso a un pequeño tiempo de desconexión, tres jugadas con malas decisiones, pérdidas y pases precipitados que obligaron a Laso a pedir tiempo muerto para recomponer la situación tras un parcial de 0-7. El técnico vitoriano pedía cabeza a sus jugadores para que no diesen el triunfo por hecho, y la grada aplaudía en señal de ánimo y agradecimiento. Claver volvía a anotar y baja la renta de los 20 por primera vez en muchos minutos. El ataque merengue se atascó y Llull se vio obligado a jugarse muchos tiros forzados, siempre sin acierto. No estaba tirando bien el de Mahón en los últimos partidos. Quien sí anotaba desde el triple era Deck, justo antes de la vuelta a pista de Tavares. Volvían también los artífices de los mejores minutos del Madrid, Carroll y Thompkins, para revertir el parcial de 3-13. Al final del tercer cuarto, Real Madrid 69-50 Barcelona Lassa.

Thompkins le pone el lazo a un gran partido (23-15)

Se aprendieron el libreto los de Laso, que saltaron al tercer cuarto con un robo, esta vez de Campazzo, y el triple de Thompkins. En ataque, los blancos volvían a fluir, pero la defensa había bajado su nivel y Heurtel anotaba con mucha facilidad provocando el monumental cabreo de Pablo Laso. Volvía Taylor para defender al francés. El partido estaba en un momento importante, en la fase de remar hacia una victoria cómoda o de dar alas a un rival herido y casi derrotado. Mientras tanto, la diferencia era de +19 para los blancos. Lo crucial de la situación provocaba pérdidas en ambos equipos. Tavares anotaba desde la línea de personal y ponía el 77-57 a falta de 05:17.

Estaba pasando desapercibido el partido de Walter Tavares, autor de 10 puntos, 4 rebotes y 1 tapón para 15 de valoración, dominando las alturas por encima de hombres como Tomic, Oriola o Pustovyi. Campazzo anotaba tras un nuevo robo y a diferencia crecía más allá de los 20 puntos. Sin embargo, Pangos respondía con un triple frontal en ese tira y afloja por decantar el choque. Minutos, o más bien segundos, de descanso para Campazzo mientras Llull volvía a la pista. Quien seguía anotando y superaba la decena de puntos era Thompkins, 17 y 7 rebotes para él. Taylor se sumaba a la fiesta desde la esquina y rompía definitivamente el partido, situando el +27 en el electrónico. A dos minutos para el final, el partido quedaba resuelto.

Al final del partido, Real Madrid 92-65 Barcelona Lassa.

Destacados

Gran victoria del Real Madrid que por momentos bordó el baloncesto, con un juego eléctrico y vistoso, con mucho acierto de cara al aro y hombres en estado de gracia como Carroll, Thompkins y Randolph, todos ellos por encima de los 15 puntos.

acb.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here