[Real Madrid 89-68 Panathinaikos] Campazzo y Ayón sellan una nueva victoria

0
193

Previa

Jornada de Euroliga importante para el Real Madrid ante un duro rival como Panathinaikos. Los blancos reciben la visita del equipo griego al Wizink Center en lo que será un partido muy duro entre dos viejos conocidos, con el duelo de playoffs de la temporada pasada muy reciente. Compromiso trascendental para el cuadro merengue tras el enfrentamiento directo entre líderes de la jornada donde Fenerbahçe se ha impuesto a CSKA, abriendo un hueco de dos partidos con el combinado ruso. Pablo Laso recupera para este partido a hombres importantes como Randolph, Rudy o Campazzo para olvidar así la dura y sorprendente derrota liguera ante Cafés Candelas Breogán. Serán baja el capitán, Felipe Reyes, Yusta, Kuzmic y Pantzar. Por su parte, el equipo de Xavi Pascual llega con la obligación de ganar para seguir enganchado a los puestos de playoffs tras la derrota de rivales directos como el FC Barcelona Lassa. Para ello, confiarán casi todas sus opciones a su jugador estrella, uno de los mejores bases de la competición, Nick Calathes, que este año lidera al cuadro heleno tras la marcha de Mick James.

Alineaciones

  • Real Madrid: Llull (7), Causeur (14), Deck (4), Randolph (5), Ayón (8) – quinteto inicial – Campazzo (13), Carroll (4), Rudy (7), Taylor (8), Tavares (11), Thompkins (8), Prepelic (-)
  • Panathinaikos: Calathes (17), Pappas (6), Antetokounmpo (0), Thomas (0), Gist (1) – quintento inicial – Lekavicius (0), Langford (20), Mitoglou (2), Lasme (2), Vougioukas (4), Papagiannis (8), Lojeski (2)

Partido

Causeur lidera a un Madrid de altos vuelos (23-10)

Gran lectura del juego de Xavi Pascual desde el inicio del choque, variando su quinteto habitual en virtud de algunos emparejamientos defensivos. El técnico catalán encomendó la defensa de Llull a un jugador físico como Antetokounmpo. Además, ambos entrenadores optaron por guardar a sus torres de salida, dando espacio a jugadores con mayor movilidad como Ayón o Gist. Los blancos comenzaron con acierto el choque y pusieron rápido una ventaja de 7 puntos provocando el tiempo muerto visitante. En el Madrid, Causeur y Llull se alternaban en la defensa de Calathes, por lo que Deck se permitía flotar en muchas acciones a Antetokounmpo en el lanzamiento exterior para cargar el rebote defensivo. Salida en tromba de los blancos y gritos de aprobación de Laso desde el banquillo por la imagen de su equipo. Deck anotaba desde la línea de tiros libres y ponía el 11-2 a falta de 05:13.

La defensa del Real Madrid estaba siendo excelente. Se estaban dominando todas las variantes del juego: el contrataque, el lanzamiento exterior, la agresividad defensiva, el rebote…El equipo de Laso cerraba unos primeros 6 minutos de partido de escándalo. Ante la nulidad de ideas en ataque, Panathinaikos optaba por la rotación de dos bases, acudiendo Pappas a la ayuda de Calathes. Llegaron los primeros cambios en el cuadro heleno y el ataque comenzó a fluir algo más. Laso también movió su banquillo rotando a los exteriores de su equipo con los primeros minutos de Rudy y Taylor. Posteriormente se retiraba también la vieja guardia, Ayón y Llull, dando paso a Tavares y Campazzo. Muy buena aportación del quinteto titular liderado por Causeur con 8 tantos. La ventaja se había asentado en torno a los 10 puntos, buena renta para el primer parcial. Tavares puso la rúbrica al asalto inicial tras un excelente pase sin mirar de Rudy Fernández. Al final del primer cuarto, Real Madrid 23-10 Panathinaikos.

Langford mantiene a Panathinaikos en el partido (20-21)

Taylor daba comienzo al segundo cuarto con un gran triple desde la esquina por encima de su marca. El Madrid seguía como un tiro, Campazzo daba color a un parcial de 6-0 y acercaba la veintena de diferencia en tan solo 11 minutos de juego. Los blancos estaban brillando tanto ofensiva como defensivamente, pero además estaban mostrando una intensidad y un hambre por cada balón que estaban siendo claves. El campeón movía el balón a su antojo y rompía la débil defensa griega con el característico dentro-fuera. Thompkins se hacía fuerte en el poste alto, anotaba su primera canasta y llevaba la diferencia hasta el +20. Al mal partido de Panathinaikos se le unía el poco acierto en el tiro, destacando un 0 de 5 en triples. Tavares destrozaba el aro griego, de nuevo a pase de Rudy, y ponía el 36-16 a falta de 05:02.

Los blancos seguían mostrando una imagen muy solida tanto en ataque como en defensa, sacando la frustración de su rival. Además, Tavares comenzaba a dar un recital en el juego bajo el aro, cogiendo el testigo de Ayón. El equipo merengue dominaba ampliamente el rebote 17-10. Rudy también había impulsado al Madrid en la faceta de asistente, ganada por 11-3. El conjunto de Xavi Pascual comenzó a sacar su orgullo herido y endureció su defensa, por lo que aumentaron los contactos. La diferencia se redujo en la recta final del segundo cuarto gracias, principalmente, la pésima actuación arbitral. Los colegiados rechazaron pitar los contactos griegos que se extralimitaban en su defensa. Los piques se hicieron presentes en la cancha y la temperatura del Palacio de los Deportes subió como la espuma. Un triple de Langford dejaba la diferencia en 11 puntos, aunque rápidamente recibía la respuesta de Campazzo. El jugador americano se encargó de liderar a los suyos justo antes del paso por vestuarios con 12 puntos.

Al descanso, Real Madrid 43-31 Panathinaikos.

Panathinaikos está de vuelta (20-24)

Cambio de planes de Xavi Pascual. Ante la gran superioridad mostrada por Gustavo Ayón en la primera mitad, el técnico decidió emparejarlo con el hombre más alto de su equipo, Papagiannis, pero a la primera jugada el mexicano le sacó el 2+1 a la torre griega. Quinteto titular para Pablo Laso y nuevos momentos de lucidez en el ataque merengue con Causeur y Randolph muy enchufados. Además, llegaba por fin el primer triple de Llull al cuarto intento. Sin embargo, el conjunto griego esta vez no se quedó atrás y supo responder la buena salida merengue. El duelo anotador estaba servido también entre Langford y Causeur. El francés anotaba su punto número 14 y ponía el 57-39 a falta de 05:31.

Los minutos comenzaron a pasar factura a Ayón, por lo que el duelo individual en la pintura se igualaba. El partido, a pesar de la victoria clara, estaba siendo de mucho desgaste físico para algunos jugadores como ‘El Titán’ o como Llull, envueltos en marcajes muy exigentes. Llull volvía a anotar, esta vez de dos, y abría un poco de hueco ante el buen momento de juego de los griegos que se acercaban en el electrónico. El tridente formado por Papagiannis, Langford y Calatahes anotaba con facilidad y los griegos bajaban la diferencia de los 10 puntos. Primeros minutos del partido para Carroll, que salía fresco con la clara misión de sumar puntos al tanteador merengue, algo atascado en los últimos ataques. El conjunto heleno, con mucho esfuerzo y con el acierto de Langford, había conseguido que hubiese partido de nuevo. Laso no lo veía claro en la banda, y Llull se tenía que sacar de la manga una jugada antológica para que su equipo siguiese respirando. Por otro lado, cabe mencionar que el arbitraje seguía siendo bastante desastroso, más teniendo en cuenta que aun no habían llegado los momentos calientes del choque. Campazzo cerró un momento muy difícil con otra acción mágica sobre la bocina. Al final del tercer cuarto, Real Madrid 63-55 Panathinaikos.

El Madrid despeja las dudas a tiempo (26-13)

Calathes anotaba de tres para abrir el último cuarto y Panathinaikos se ponía a tan solo 5 puntos. A pesar de las grandes diferencias manejadas, el partido iba a estar disputado hasta el final. Primero Carroll con una entrada a canasta y después Campazzo desde la línea de personal volvían a dar oxígeno a los de Laso. Cuando restaban 8 minutos para el final llegaba una genial asistencia de Campazzo para Ayón y los blancos volvían a estar por encima de los 10 puntos. Gran partido hasta el momento del ‘Titán’ con 8 puntos, 9 rebotes y 5 asistencias para 21 de valoración. Tras pasar momentos de apuros, todo hacia indicar que el Madrid había llegado entero al momento de la verdad, y Thompkins seguía ampliando la diferencia. Sin embargo, la infalible dupla formada por Calathes y Langford no permitía celebraciones. Thompkns anotaba de nuevo tras un genial pase de Campazzo y ponía el 73-60 a falta de 05:33.

El jugador americano del Real Madrid siendo clave en la recta final del partido, especialmente en el rebote y la anotación. Rudy acertaba desde el triple y ponía el +17 en el marcador desatando la locura en el Wizink Center que comenzaba a ver la victoria muy cerca. Para seguir con la broma arbitral, los colegiados señalaban técnica doble a Rudy y a Langford en una acción en la que no había pasado absolutamente nada. La respuesta fue el robo de Campazzo y dos puntos más al contrataque. Con esta acción el partido quedó prácticamente resuelto hasta el punto de que Xavi Pascual retiró de la pista a sus hombres importantes. Laso dio sus primeros minutos del partido a Prepelic también, ya con 25 puntos de margen en el electrónico.

Al final del partido, Real Madrid 89-68 Panathinaikos.

Destacados

Gran victoria del Real Madrid ante un duro rival como Panathinaikos, que no se rindió y supo volver al choque hasta que los blancos decidieron la contienda en el último parcial. Gran partido de Campazzo y Ayón, secundados por hombres como Causeur y Tavares.

realmadrid.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here