[Real Madrid C.F. 4-2 Girona F.C.] El Real Madrid gana el primer asalto de cuartos de Copa

0
155

Real Madrid vs. Girona F.C. / Estadio Santiago Bernabéu / 24 de enero de 2019 / 21:30 horas / Ida de cuartos de final / Copa del Rey

El Real Madrid busca levantar la Copa del Rey, pero, primero, debe pasar de cuartos. El conjunto blanco, que ha superado al Melilla en dieciseisavos y al Leganés en octavos, busca conseguir un buen resultado en su estadio para poder ir a Montilivi con ventaja en la eliminatoria global y poder asegurar el pase a semifinales. Para ello, Solari propone su habitual 4-3-3, donde vuelve a la titularidad Marcelo y recupera a dos lesionados que comenzarán en el banquillo: Llorente y Kroos. Los resultados conseguidos en este torneo en Chamartín son muy positivos para los madridistas: dos victorias con nueve goles a favor y tan solo uno en contra. El partido decisivo, el de vuelta, se disputará el jueves 31 de enero a las 21:30 horas en territorio catalán. Además, la moral de los locales se encuentra por las nubes, no solo por la Copa, sino porque su último partido fue una victoria frente al Sevilla en Liga.

Por parte rival, el Girona. El conjunto de Eusebio quiere continuar prolongando su trayectoria en Copa del Rey y, para ello, necesita conseguir un buen resultado frente al Real Madrid. Los catalanes han eliminado en lo que va de campeonato al Alavés y al gran Atlético de Madrid. En Liga sus resultados también son favorables: se encuentra por la zona media de la tabla y se crece lejos de su campo. La referencia ofensiva con la que tendrá que tener especial cuidado el equipo local es Stuani, que acumula 13 goles, pero que será suplente. Lo que propone el técnico es un esquema de 5-3-2 para evitar que la delantera blanca pise el área de Iraizoz.

ALINEACIONES

  • Real Madrid: Courtois; Odriozola, Nacho, Ramos, Marcelo; Modric (Kroos, 62’), Casemiro (Llorente, 58’), Ceballos (Isco, 69’); Lucas, Benzema, Vinicius Jr.
  • Girona: Iraizoz; Ramalho, Alcalá (Bernardo, 45’), Juanpe, Muniesa, Raúl García; Douglas Luiz, Borja García (Paik, 58’), Granell; Lozano (Portu, 78’), Doumbia.

BANQUILLOS

  • Real Madrid: Luca Zidane, Reguilón, Varane, Kroos, M. Llorente, Isco, Brahim.
  • Girona: Bono, Bernardo, Portu, Seung-Ho Paik, Pere Pons, Valery Fernández, Stuani.

ENTRENADORES

  • Real Madrid: Santiago Solari
  • Girona: Eusebio Sacristán

ÁRBITROS

  • Principal: Alberto Undiano Mallenco (comité navarro)
  • Asistente 1: Raúl Cabañero Martínez (comité murciano)
  • Asistente 2: José Manuel Matías Caballero (comité andaluz)
  • Cuarto árbitro: José Antonio Fernández Rodríguez (comité gallego)
  • VAR: José María Sánchez Martínez (comité murciano)
  • AVAR: José Gallego García (comité murciano)

TARJETAS

  • Amarillas: Alcalá (35’), Ramos (61’), Llorente (65’)
  • Rojas:

GOLES

  • 0-1 Lozano (min. 6)
  • 1-1 Lucas Vázquez (min. 18)
  • 2-1 Sergio Ramos (de penalti, min. 41)
  • 2-2 Granell (de penalti, min. 66)
  • 3-2 Sergio Ramos (min. 76)
  • 4-2 Benzema (min. 80)

[Primera parte]

El Real Madrid comenzaba el encuentro predispuesto a ganar y asumiendo todo el protagonismo. Los blancos salían al ataque y aprovechaban todas las contras que tenían y, al unísono, el Santiago Bernabéu apoyaba. Sin embargo, en el minuto 6 iba a llegar la primera sorpresa para los de Solari. Raúl García centraba de forma magistral al área y el balón lo cogía Lozano, que se quedaba solo delante de Courtois, y remataba a placer para hacer el primer tanto de la noche. La respuesta madridista fue clara y muy buena: atacar y presionar muy arriba a un Girona que se encerraba en su campo. De esta forma, tras un claro asedio y posesión blanca, el Madrid conseguía su premio. Odriozola, que se marcaba una increíble galopada al coger el pase de Benzema, centraba a Lucas Vázquez, quien mandaba el balón al fondo de la red y ponía el empate en Chamartín.

El Real Madrid continuaba sin cesar llegando al área de Gorka Iraizoz y creando mucho peligro. En una de estas ocasiones, en el minuto 39, la afición del Bernabéu mostraba su descontento con la decisión de Undiano Mallenco al no pitar nada cuando Modric se iba al suelo dentro del área. Tan solo un minuto más tarde, Lozano llegaba tarde y derribaba a Vinicius Jr. justo al borde del área y, esta vez, sí se penalizaba al Girona con penalti. El encargado de lanzar el esférico era el capitán, Sergio Ramos, que conseguía la remontada madridista con su especialidad: lanzando el penalti a lo panenka. En los dos minutos de añadido de la primera mitad, los merengues buscaban un tercero y hacían temblar los tres palos de la portería catalana. Aunque antes del descanso los visitantes gozarían de una falta un tanto alejada de la portería de Courtois, pero que terminaría con la bola fuera del terreno de juego. Y, así, los jugadores se retiraban a vestuarios.

Vinicius Jr. durante el partido contra el Girona en Copa del Rey. Fuente: realmadrid.com.

[Segunda parte]

El Girona tenía un resultado muy ajustado que podía invertir o poner a su favor fácilmente, con tan solo un gol. Eusebio, por tanto, comenzaba la segunda mitad realizando su primer cambio: se retiraba el amonestado Alcalá para dar paso a Bernardo. Por parte local, el mismo juego. El Madrid llegaba fácil a campo rojiblanco y gozaba de muchas ocasiones. Una de ellas fue un claro disparo de Benzema en el 49’ en el que tuvo que intervenir, nuevamente, el cancerbero pamplonés. Los minutos corrían, el marcador seguía dando la victoria a los blancos y ambos entrenadores movían ficha: en el Madrid se retiraba Casemiro y volvía, tras lesión, Llorente, mientras que en el conjunto catalán se retiraba el ex madridista Borja García y entraba Paik. Tan solo unos minutos más tarde, el segundo cambio de Solari: se retiraba Modric, ovacionado por la grada con el cántico “Lukita, Balón de Oro”, y entraba otro jugador que salía de la enfermería: Kroos.

El conjunto catalán no se venía abajo y mostraba su mejor cara. Así, en el minuto 65’, el recién entrado Marcos Llorente tocaba con la mano el balón y el árbitro le mostraba tarjeta amarilla y pitaba penalti. El que se preparaba para tirar era Granell, el capitán rojiblanco, que no perdonó frente al portero belga y le fusiló para volver a empatar el encuentro. El resultado no favorecía a los locales, que veían muy complicado dejar sentenciado el pase a semifinales en la ida de cuartos en el Bernabéu. Por eso, en el 69’ Solari agotaba su cupo de cambios: salía del verde, con el reconocimiento de la grada, Ceballos y entraba, muy aclamado, Isco.

Pese a las circunstancias, el objetivo madridista era ganar. Y, en el 76’, el capitán volvía a poner por delante al Real Madrid. Sergio Ramos cogía un preciso centro de Marcelo que mandaba dentro de la portería de Iraizoz. Volvía a remontar el conjunto local y, cuando todavía se celebraba en el Bernabéu, llegaba el cuarto gol blanco. Esta vez era Karim Benzema el que mandaba el esférico dentro de la red en una jugada en la que participaron Isco y Vinicius. El conjunto blanco no se conformaba con un 4-2 y quería más, mucho más.

Pero no habría tiempo para más. El Real Madrid conseguía la victoria frente a un Girona que planteó un juego muy serio y no puso las cosas fáciles al conjunto de la capital. Sin embargo, los jugadores blancos no cesaron de buscar el gol y el Santiago Bernabéu animó hasta el final mostrando un apoyo total y volviendo a una comunión con su equipo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here