[Barcelona Lassa 77-70 Real Madrid] Tomic y Heurtel se llevan otro Clásico

0
157

Previa

El Real Madrid afronta la jornada 24 de la Fase Regular de la Euroliga en un duelo muy especial frente al Barcelona Lassa. Los blancos, que ya han certificado su clasificación para los playoffs, esperan seguir consiguiendo victorias para garantizarse el factor cancha. El Clásico europeo será el primer enfrentamiento entre ambos equipos tras la polémica final de Copa del Rey en la que los culés se llevaron el título tras un error garrafal del trío arbitral. Pablo Laso, quien ha afirmado que el trabajo del equipo hasta ahora está siendo muy bueno, tendrá dos bajas para el partido de hoy, ya que Thompkins y Kuzmic no viajan con el resto del equipo. Por su parte, el equipo blaugrana quiere consolidarse entre los ocho primeros de la clasificación, aunque saben que los últimos duelos ante el cuadro merengue en el Palau se han saldado con derrotas muy abultadas.

Alineaciones

  • Barcelona Lassa: Heurtel (17), Hanga (0), Claver (0), Singleton (4), Tomic (22) – quinteto inicial – Pangos (5), Seraphin (3), Oriola (2), Ribas (5), Rolands (-), Pustovyi (-), Kuric (15), Blazic (-)
  • Real Madrid: Llull (9), Causeur (2), Deck (2), Randolph (12), Tavares (4) – quinteto inicial – Prepelic (0), Campazzo (6), Carroll (10), Reyes (4), Ayón (4), Rudy (15), Taylor (2)

El partido comenzó con un homenaje a Juan Carlos Navarro, cuya camiseta con el número 11 fue retirada.

Partido

Las defensas se imponen a los ataques (16-17)

Novedad en el quinteto de Pablo Laso, que apostó por Sergio Llull de salida, dando descanso a Campazzo y mostrando que el de Mahón ya estaba totalmente recuperado de sus molestias. Mucho protagonismo desde el inicio para los bases, para el propio Llull pero también para Heurtel. El Real Madrid quiso igualar el poderío físico del Barcelona Lassa desde el inicio, con emparejamientos como el Deck-Claver o el Tavares-Tomic. El conjunto merengue comenzó con un parcial de salida de 0-5 dando buenas sensaciones. Sin embargo, se encargó de responder Heurtel desde el triple. Otro duelo importante, esta vez provocado por Pesic, era el Causeur-Hanga, ya que el técnico blaugrana es conocedor de los buenos comienzos de partido del jugador merengue y quiso frenarlo con un movimiento de pizarra. Heurtel cogió la directa y remontó él solito el parcial inicial, pero Tavares empató rápidamente el choque. El Madrid recuperó la delantera y Causeur con una gran ‘bombita’ ponía el 8-11 a falta de 05:20.

El choque empezó con un gran nivel defensivo por parte de los dos equipos, pero especialmente del Real Madrid, que provocó muchas perdidas del conjunto culé. El combinado de Pesic centró su defensa en Llull, al que seguían hasta dos jugadores en un marcaje muy físico. El Barcelona volvió a voltear el marcador tras encadenar unas buenas acciones ofensivas cuando llegaron los primeros cambios en ambos equipos. Pau Ribas, Seraphin, Ayón y Campazzo. El primer cuarto se desarrolló de una forma muy igualada, con canastas contestadas rápidamente por el rival. También saltó a pista Carroll, que hizo su particular homenaje a Navarro anotando una gran ‘bombita’ nada más recibir. Buenos minutos también de Gustavo Ayón, que prolongó su enorme actuación en la Copa. Al final del primer cuarto, Barcelona Lassa 16-17 Real Madrid.

Tomic y Kuric lideran la recuperación del Barcelona (26-20)

El Madrid comenzó mejor el segundo cuarto, especialmente gracias al tiro exterior de Carroll y Rudy. El de Wyoming salió como una flecha y anotó siete puntos para poner al Madrid +5. Los blancos estaban defendiendo de maravilla, sacando muchas faltas en ataque y dominando la zona, donde Tomic sufría para zafarse de Tavares y Ayón, que de momento podían con el pívot del Barcelona. El Madrid ponía la directa para intentar abrir diferencias, sobre todo en la figura de un Carroll muy inspirado, máximo anotador del partido con 9 puntos. Poco a poco, Tomic conseguía imponerse bajo el aro para sumar puntos, anotando sobre Felipe y poniendo el 23-29 a falta de 05:15.

Despega la torre blaugrana para acercar a su equipo con un 7-0 de parcial y superar a Carroll como máximo anotador. Sin Tavares y con un Ayón algo más desgatado, el ex del Madrid supo recomponerse y destacar. Laso preparó cambios, llamando a su muro particular y al esloveno Prepelic. El técnico vitoriano se mostraba tranquilo, sabedor de que iba a ser un partido muy largo. Aunque rápidamente tuvo malas noticias, ya que los colegiados señalaron técnica a Tavares por protestar una clara falta de Tomic en su particular duelo en las alturas. A pesar de haber empezado bien el cuarto, los blancos se estancaron a medida que hombres como Kuric crecían en el partido, dando la vuelta al electrónico con un parcial de 12-2. Pero no solo en la anotación, sino también en el rebote, los culés se imponían claramente a los blancos. El Madrid estaba pasando por un momento complicado ante la ebullición de su rival, que se sentía muy inspirado con un Palau a reventar. Eran momentos donde solo el talento de Randolph sujetaba al campeón, que veía en el paso por vestuarios un buen aliado.

Al descanso, Barcelona Lassa 42-37 Real Madrid.

El Madrid salva el órdago culé gracias a Llull y Randolph (14-14)

Tras el paso por vestuarios, los blancos no parecían capaces de cambiar su dinámica, y cometieron dos pérdidas en sus dos primeras jugadas, un aspecto que habían tenido muy controlado durante la primera mitad. Mientras el Madrid perdían balones, Kuric los encestaba en el aro rival para seguir aumentando la diferencia. Los culés comenzaron con un parcial de 6-0 para llevar la ventaja más allá de la decena. El trio formado por Heurtel, Tomic y Kuric había desdibujado a los blancos. Además, el conjunto merengue seguía acumulando pérdidas a ritmo de una por minuto. Tras casi cuatro minutos, Llull puso la primera canasta madridista del tercer cuarto, dejando un resultado de 50-37.

Los de Laso estaban saliendo perderos de muchos aspectos, especialmente en el rebote. Además, el mal día en el triple con 3 de 18, y la buena dirección de Heurtel, con 12 puntos y 10 asistencias, ponían muy complicado el partido. Solo Llull, que había recuperado acierto, se mostraba confiado en ataque. Laso había puesto en pista a Rudy y Caroll, artífices de los mejores minutos de los blancos en el segundo cuarto. A pesar de que seguían sumando perdidas, 5, las mismas que en toda la primera mitad, el Madrid parecía haber recuperado el pulso al partido, habiendo aguantado el envite azulgrana que amenazaba con mandarlo a la lona. Randolph anotaba de tres, Pangos respondía y Llull daba la réplica para confirmar la vuelta madridista. Entre los dos habían devuelto la vida al Madrid. Al final del tercer cuarto, Barcelona Lassa 56-51 Real Madrid.

El Barcelona cierra el triunfo (21-19)

El último y decisivo cuarto comenzó con técnica a Llull, la que sería la cuarta falta del base. Laso esperó hasta el último cuarto para devolver a pista a Ayón, a quien había reservado a favor de Tavares. El partido estaba muy intenso, con continuas perdidas, robos y acciones descontroladas. El Madrid tenía un problema muy serio con las pérdidas, y casi sin darse cuenta volvía a estar diez puntos abajo. Los nervios estaban a flor de piel y la falta técnica le caía esta vez a Pau Ribas. El Madrid aprovechaba la coyuntura y restaba tres puntos y en una sola jugada. Una de las claves del segundo tiempo estaba siendo la buena defensa de Claver sobre Carroll, que no le había dejado anotar ninguna canasta en juego. Una canasta de Singleton sobre Campazzo ponía el 64-54 a falta de 05:30. Y, acto seguido, Heurtel anotaba un triple colosal para casi romper el choque.

Heurtel estaba liderando el triunfo culé de forma muy contundente, ya que, sin él en pista, los de Laso crecían. Singleton también estaba jugando su papel triunfal, mientras que Rudy, sobrecargado en ataque, era el líder que soñaba con la remontada. Laso se desquiciaba con lo que veía en pista, casi suplicando casi a sus jugadores que no perdieran balones y que cerraran el rebote. Mientras tanto, el mallorquín sumaba ya 8 puntos consecutivos y dejaba al Madrid a 9 puntos. Poco a poco, y a la desesperada, los chicos de Laso intentaban volver al choque cuando solo quedaban 2 minutos. Y para ponerlo más difícil, Rudy cometía su quinta falta personal y se iba al banco con 15 puntos en su haber. Con mucho sufrimiento, el Madrid seguía remando y con un rebote ofensivo de Ayón se ponían a seis. Acto seguido, Campazzo anotaba de tres y amenazaba la victoria culé mientras el Madrid apretaba su defensa por toda la pista. Dos rebotes ofensivos, primero Singleton y después Tomic, conseguían retener una posesión clave para el Barcelona, que entraba en el último minuto con 7 puntos arriba y cerraba el triunfo.

Al final del partido, Barcelona Lassa 77-70 Real Madrid.

euroleague.net

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here