[Real Madrid 101-86 Fenerbahçe Beko] El campeón arrolla al líder

0
138

Día grande de Euroliga en el Wizink Center entre los dos equipos más potente del baloncesto europeo, Real Madrid y Fenerbahçe. Tercero y primero de la clasificación se enfrentan en uno de los encuentros más atractivos e importantes de la Fase Regular de la máxima competición, en lo que será la reedición de la pasada final de la Final Four. Pablo Laso tendrá a toda su plantilla disponible salvo al lesionado Trey Thompkins en busca de la difícil misión de conseguir cuanto antes el factor cancha. Además, se cae Prepelic por decisión técnica y entra Santi Yusta. Por su parte, Fenerbahçe ya se hizo con ese reto en la última jornada, y ahora persigue el liderato en solitario para consolidarse matemáticamente como el mejor equipo de la primera fase de la Euroliga. Importante duelo también en el banquillo entre dos viejos conocidos como son Laso y Obradovic, amigos, rivales y personajes de sobra conocidos en uno para el otro.

 

Alineaciones

  • Real Madrid: Llull (17), Causeur (7) Deck (9), Randolph (19), Tavares (11) – quinteto inicial – Campazzo (3), Carroll (12), Rudy (0), Ayón (7), Yusta (0), Felipe (5), Taylor (9)
  • Fenerbahce: Sloukas (15), Guduric (12), Melli (11), Datome (5), Vesely (12) – quinteto inicial – Green (8), Mahmutoglu (2), Kalinic (1), Biberovic (5), Muhammed (11), Guller (-), Duverioglu (4)

Partido

Randolph lidera el resurgir blanco (27-25)

Inicio muy igualado de partido entre dos gigantes de la Euroliga. El Madrid volvió a apostar por la dureza de Deck en el quinteto titular y por los centímetros de Tavares, junto a un Llull recuperado, Causeur y Randolph, hombre más en forma en Europa. Por su parte, Obradovic buscó cargar el juego interior de poderío y talento con Melli, Datome y Vesely. Los turcos comenzaron golpeando primero, poniéndose cinco arriba tras un triple liberado de Sloukas al contrataque. En los blancos, Randolph comenzaba muy metido con los 4 primeros puntos del equipo. Los de Obradovic solo necesitaron 3 minutos para hacerse notar, dejando claro que el triple iba a ser una de sus grandes armas. Ritmo anotador muy alto por parte de ambos conjuntos, aunque Vesely anotaba para Fenerbahçe.  y ponía el 10-14 a falta de 05:15.

El Real Madrid no comenzó del todo mal, pero era incapaz de parar el torrente ofensivo del cuadro turco, que anotaba desde cualquier posición para poner un máxima de +9. Laso paraba el partido porque su equipo no aguantaba el alto ritmo ofensivo. Dos buenas acciones, primero Llull y después Tavares con el 2+1, recortaban la diferencia. El equipo merengue estaba pasando apuros también en el rebote, concediendo ya cuatro capturas ofensivas. Los de Laso se recuperaban con un 7-0 de parcial y la grada recogía el guante ofrecido por su equipo. Un primer cuarto colosal de Randolph y la aparición de Llull, confirmaban la recuperación del campeón, que daban la vuelta al electrónico. El americano sumaba ya 13 puntos. Además, al contrario que en los últimos partidos, los blancos estaban muy acertados en el pase consiguiendo un buen número de asistencias. El primer cambio blanco fue Carroll por Causeur. El partido prometía una intensidad muy alta, y el banquillo otomano recibía el primer aviso. Obradovic también movía su banquillo dando entrada a Kalinic, que vivía en primera persona el primer triple de Carroll. Al final del primer cuarto, Real Madrid 27-25 Fenerbahçe Beko Istanbul.

El Madrid crece desde una gran defensa (25-20)

Como viene siendo habitual, con el comienzo del cuarto, movimiento en el banquillo blanco, entrando Ayón y Taylor a pista. Saltaron también a pista Campazzo y Felipe, que dejaron la primera acción del segundo parcial. El inicio del segundo cuarto estaba siendo perfecto, con un Taylor muy enchufado, capaz de quitarle de las manos dos rebotes a Datome al que estaba defendiendo a las mil maravillas. La diferencia seguía creciendo a favor del cuadro madridista, que endosaba un parcial de salida de 7-0, cimentado en una gran defensa. El encuentro lo estaba teniendo todo, lucha táctica, duelo de talentos y muchos contactos, ya que los primeros roces empezaban a aparecer, especialmente en el duelo de bajitos entre Campazzo y Ali. Los árbitros estaban especialmente nerviosos, ansiosos por controlar un partido de tan grandes proporciones, y discutían con los técnicos incluso por cada cambio. Facundo Campazzo había cogido el mando del partido y se jugaba a lo que quería el argentino, haciendo al Madrid un torrente ofensivo imparable. Ayón y Felipe eran imparables en el poste bajo y la diferencia crecía de nuevo hasta los 9 puntos, 42-33 a falta de 05:10.

Fenerbahçe aguantaba el ritmo gracias al talento individual de su amplia plantilla, pero el Madrid estaba en modo campeón, defendiendo de manera muy intensa incluso en el ‘mismatch’, prueba de las ganas del cuadro merengue por darse una alegría en un partido tan importante. Con una serie de faltas, el encuentro vivió un periodo de parón, aunque desde el tiro libre el Madrid ponía la diferencia en la decena de puntos. La defensa de los de Laso estaba siendo colosal, concediendo solo 10 puntos en 7 minutos de juego. El técnico vitoriano recuperaba su quinteto habitual a excepción de Tavares, y Llull organizaba el juego para que Randolph siguiese sumando puntos a su haber particular. En el conjunto turco, la pareja formada por Sloukas y Melli seguía remando a contracorriente. El combinado merengue estaba leyendo a la perfección el partido, sabiendo entender el juego y adaptándose a cada una de las situaciones, virtud destacable de jugadores como Rudy o Ayón. El duelo anotador estaba servido para la segunda mitad entre Randolph y Sloukas, 15-11 de momento para el madridista.

Real Madrid 52-45 Fenerbahçe Beko Istanbul.

Llull y Tavares montan el parque de atracciones en el Wizink Center (25-16)

Túnel de vestuarios recogido, jugadores a pista y comienzo del tercer cuarto con un triple de Fenerbahçe para seguir poniendo emoción al choque. Los blancos no estaban del todo fluidos en ataque, pero un enorme tapón de Tavares devolvía el ánimo a los blancos, que sumaban sus primeros puntos por mediación de Gabi Deck. El tercer cuarto comenzó muy enturbiado por una acción entre Tavares y Kalinic, donde el caboverdiano, tras recibir una falta en el rebote, golpeó con el codo al de Fenerbahçe, a lo que este respondió yéndose a por ‘Edy’ y empujándole. Antideportiva para el muro de Maio y el conjunto turco se ponía a cuatro. Las aguas se calmaron y Causeur volvía a sumar puntos al casillero blanco. El francés estaba haciendo un gran trabajo en esta segunda mitad en su defensa sobre Sloukas. Partido más intenso y con menos brillo, hasta que de nuevo un muy motivado Fabien Causeur sacaba su fúsil y anotaba un triple en la misma cara de Guduric. El galo había cogido el gusto a eso de dedicar sus canastas alentando a la grada tras la Copa. Mientras tanto, Tavares seguía poniéndole el candado al aro merengue. Llull anotaba una enorme bandeja tras zafarse de su marca y ponía el 62-53 a falta 05:05.

Los piques no cesaban, y Deck tenía un pequeño enganchón con Vesely. El partido, que se había convertido en una disputa mucho más intensa y encarnizada, seguía estando dominado por el Madrid con rentas en torno a la decena de puntos. El partido estaba siendo una auténtica locura, algo casi inabarcable para todo el mundo. Mucho talento, una cancha a reventar y highlights continuos. Tavares le ponía un tapón estratosférico, sideral, descomunal a Vesely, un poster de leyenda para poner boca abajo el Palacio de los Deportes y, acto seguido, Llull aumentaba la gesta con dos triples de completo extraterrestre que reventaban Madrid entera, poniendo la máxima ventaja con un el +14. El de Mahón estaba ya en 15 puntos y 7 asistencias, volviéndose completamente loco al son de su hinchada. La erupción madridista había llegado al Wizink Center de las manos de Sergio Llull, que en modo ‘MVP’ estaba barriendo al líder. Jadeaba ‘El Increíble’, y es que él solito se estaba merendando al gigante turco. Genial cuarto de Tavares, dominador en ambas canastas, e invitación especial a la fiesta para Randolph con un sublime 2+1 que le llevaba hasta los 17 puntos. El equipo de Obradovic se tambaleaba en el cuadrilátero y, agarrado en la tercera cuerda, buscaba la piedad de su rival para no mandarlo a la lona. Sin embargo, Llull y Tavares querían el parque de atracciones para ellos solos, dando una exhibición verdaderamente antológica en estos minutos finales. Al final del tercer cuarto, Real Madrid 77-61 Fenerbahçe Beko Istanbul.

El Madrid no baja el ritmo y confirma su exhibición (24-25)

Si el final del tercer cuarto había sido increíble, el comienzo del último no estaba siendo para menos. Dos alley-oops consecutivos para Anthony Randolph que superaba la veintena de puntos. De paso, Llull completaba su doble-doble con 17 puntos y 10 puntos. Laso, fiel a su estilo, es abstraía del jolgorio que lo rodeaba y se centraba en el choque. Descanso para Tavares, ovación de gala y minutos para Ayón que volvía a pista. Descanso también para Llull y minutos para Campazzo, mientras Randolph seguía echando trigo a su granero, especialmente abundante en Euroliga. Fenerbahçe había conseguido recuperar su sitio en el cuarto, pero seguía estando 19 abajo. El equipo de Obradovic tenía a cuatro jugadores por encima de los 10 puntos, pero eso no le estaba sirviendo para pelear el encuentro al campeón. Ayón anotaba una más y ponía el 91-72 a falta de 04:45.

A cada cambio, ovación estelar de la grada merengue, en esta ocasión para Randolph, máximo anotador del encuentro. A falta de tres minutos y medio, los blancos no se relajaban y seguían poniendo un buen ritmo de partido, contrarrestando el acierto turco. Los de Laso estaban haciendo un partido sencillamente perfecto, situándose en la barrera de los 100 puntos ante el líder de la competición. Minutos finales también para Santi Yusta, algo desaparecido esta temporada. Los blancos terminaron un partido memorable gustándose y disfrutando tras unas semanas complicadas.

Al final del partido, Real Madrid 101-86 Fenerbahçe Beko Instanbul.

Destacados

Partido para el recuerdo del Real Madrid de Baloncesto, imponiéndose al rival más fuerte del continente y actual líder de la Euroliga. Colosal partido de Randolph con 21 puntos, de Llull con 17 y 10 asistencias y de hombres como Tavares, Carroll, Deck o Taylor.

euroleague.net

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here