El Madrid sigue de dulce y vence en Badalona al Joventut

0
179

Gran victoria del Real Madrid a domicilio contra uno de los rivales más duros de la Liga Endesa como es Divina Seguros Joventut. Los de Laso dominaron un partido igualado con rentas muy pequeñas, hasta que en el tercer cuarto se marcharon 12 puntos arriba, diferencia que manejaron bien en el último parcial. A pesar de las innumerables pérdidas y del gran partido de Laprovittola, 23 puntos y 10 asistencias, lograron un meritorio triunfo gracias al rebote y al acierto de tres. Buen partido de Llull con 11 puntos, 6 asistencias y 4 rebotes, de Rudy con 14 tantos y 4 de 6 en triples, y de Gabi Deck, con 13 puntos y 7 rebotes. Vital actuación también de Tavares, que puso el candado a los aros con 10 rebotes y 3 tapones. Al final, 74-83 y otra victoria más para seguir en la persecución del liderato de la Liga Endesa en una semana perfecta.

Divina Seguros Joventut comenzó muy bien el partido, sobre todo defensivamente, consiguiendo que el Madrid no tuviera un juego fluido. Un equipo que venía de hacerle más de 100 puntos a un conjunto como Fenerbahçe, sufría para poder llegar hasta el aro con opciones. En ataque, Laprovittola tomó la responsabilidad, buscando continuas entradas a canasta para obtener ventajas. Sin embargo, transcurridos unos minutos, Llull puso en marcha los engranajes del cuadro merengue, y un parcial de 0-10 puso a los blancos por delante. Causeur con 8 puntos y Tavares con 5 rebotes y 2 tapones pusieron los puntos sobre las íes en Badalona para devolver al Madrid al partido. Con el partido ya más igualado llegaron las primeras variaciones, y Taylor y Rudy saltaron a pista, intentando situar un quinteto más alto y más tirador doblando la posición de alero. El sueco relevó a Causeur en la defensa a Laprovittola. Las diferencias se mantenían estables en torno a los 5 puntos al final del cuarto con un resultado de 17-22.

Como viene siendo habitual, el Madrid empezó el segundo cuarto con nuevos cambios. Campazzo al mando y dentro la pareja interior clásica, Ayón y Felipe. El inicio del parcial no fue muy bueno por parte de ambos equipos, muy atascados en ataque, con pérdidas y dificultad para encontrar buenas situaciones de tiro, por lo que las diferencias se mantenían. El ritmo ofensivo del primer cuarto cayó considerablemente, dejando paso a 10 minutos de mucho trabajo, y ahí hombres como Reyes son auténticos especialistas. Tanta brega, sobre todo en la pintura, dio paso a un cuarto plagado de parones por faltas, siendo Ventura el más damnificado con 3 personales antes del descanso.  Un aspecto estaba marcando el partido de ambos equipos, y era la anotación coral, muy repartida entre todas las piezas. En la segunda parte del cuarto cogió protagonismo Rudy Fernández, mirando poco al aro, pero con acierto, y muy activo en la subida de balón ante las duras defensas a Campazzo. El mallorquín igualó a Louis Bullock en la lista de máximos triplistas en la historia de la Liga con 735 canastas. Tavares, desde la línea de personal, puso la máxima ventaja a falta de dos minutos con el +8. Sin embargo, el choque seguía estando muy igualado, con el Madrid dominando el rebote y con la ‘Penya’ repartiendo más asistencias, especialmente gracias a Laprovittola que sumaba 6. El partido se marchó al descanso con un resultado de 36-43.

El tercer cuarto del Real Madrid no fue bueno en sus primeros minutos. Los blancos pasaron de nuevo dificultades debido a las numerosas pérdidas. Joventut, por su parte, sufría desde la línea de tres, lo que le impedía terminar de acercarse en el marcador. Laso, que había dispuesto su quinteto titular de nuevo, pedía intensidad a los suyos desde la banda. Poco a poco, el equipo de Badalona fue limando la desventaja gracias a un inspirado Harangody. Sin embargo, un triple de Llull cuando el Madrid solo ganaba por tres fue clave para el resurgir merengue, apoyado también en hombres como Deck y Tavares, una auténtica pesadilla para el juego interior verdinegro. Entre el caboverdiano y el argentino dominaron el rebote e hicieron estragos en las capturas ofensivas, dando segundas oportunidades a su equipo. El ritmo anotador se redujo mucho, lejos ya de lo propuesto en el primer cuarto, pero la intensidad y la lucha estaban cada vez más presentes. El Madrid aceleró en la recta final con un parcial de 0-7 gracias a la actuación de ‘El Tortuga’ Gabi Deck, con 10 puntos y 7 rebotes. Los blancos se llevaron el tercer cuarto y pusieron la máxima diferencia antes del momento decisivo con el 48-60.

El Real Madrid se mostró muy cómodo al inicio del último cuarto con rentas bastante altas para lo que había sido el partido. Los de Laso manejaban diferencias en torno a los 12 puntos, pero las pérdidas y la inspiración de Laprovittola igualaron la contienda. El último cuarto fue el cuarto de los argentinos, con Nico, Campazzo y Deck a gran nivel, dando una prueba más de la igualdad del choque. Joventut atacó con un parcial de 9-2, pero un triple de Rudy sofocó los ánimos como había hecho Llull en el tercer cuarto. Divina Seguros no se rindió y siguió remando, intentando que la diferencia decreciese para poder soñar, pero Taylor, con 5 puntos consecutivos, y Rudy con otro triple sensacional, dejaron a los blancos 10 arriba a menos de minuto y medio para el final. La ‘Penya’ lo intentó hasta el final, pero a pesar de llevarse el último cuarto por 26-23, terminaron sucumbiendo por 74-83.

acb.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here