[Real Madrid 2-0 Celta de Vigo] Zidane, Keylor e Isco

0
261

El Real Madrid de Zinedine Zidane llegaba al Estadio Santiago Bernabéu para disputar la vigésimo octava jornada liguera después de unas semanas un tanto ajetreadas tras la eliminación de la Copa del Rey, Champions, la derrota del Clásico liguero y la destitución de Santiago Solari como entrenador del conjunto madridista. El último precedente de los blancos en la competición nacional fue de 1-4 frente al Valladolid. El Celta de Vigo, por su parte, llegaba al templo blanco tras haber caído derrotado en la última jornada por 0-1 frente al Real Betis. 

ALINEACIONES

REAL MADRID: Keylor Navas; Odriozola, Ramos, Varane, Marcelo; Modric (Valverde, 76’), Kroos, Isco (Ceballos, 63’); Bale, Benzema (Mariano, 82’) y Marco Asensio.

BANQUILLO: Courtois; Nacho, Mariano, Valverde, Brahim, Reguilón y Dani Ceballos.

ENTRENADOR: Zinedine Zidane. 

CELTA DE VIGO: Rubén; Juncá (Hoedt, 4’), Costas, Araujo, Kevin; Yokuslu (Beltrán, 75’), Lobotka; Sisto, Méndez, Boufal (Hjulsager, 68’); Maxi.

BANQUILLO: Sergio; Beltrán, Hoedt, Hjulsager, Jensen, Jozabed, Boudebouz. 

ENTRENADOR: Fran Escribá. 

ÁRBITRO: Juan Martínez Munuera.

TARJETAS

REAL MADRID: Bale (amarilla, 45’).

GOLES

REAL MADRID: Isco (62’), Gareth Bale (77’).

El público del Santiago Bernabéu estaba animado de ver a su nuevo entrenador y no dudaran en empezar a animar a su equipo desde la primera salida de estos al terreno de juego en el calentamiento previo al choque de Liga. 

Comenzaba el encuentro y ambos equipos salían al terreno de juego a por los tres puntos. El conjunto de Zidane no quería alejarse más del primer puesto de la tabla y los de Escribá necesitaban sumar para salir de los puestos de descenso en los que actualmente se encontraban. Al poco tiempo de empezar, en el minuto 4, el Celta de Vigo tuvo que realizar su primer cambio por lesión de Juncá. En su lugar entró Hoedt. Continuamente llegaban ocasiones para los jugadores madridistas, pero el gol se hacía de rogar. Aunque el público estaba contento con su entrenador y sus jugadores, una parte de la grada no lo estaba con su presidente al que no dudaron en abuchear al grito de: ¡Florentino, dimisión! En el 15’, llegó la primera ocasión clara para el Celta de Vigo que Keylor Navas detuvo con una parada magistral, de esas a las que nos tenia acostumbrados. Tras el córner, el costarricense volvió a hacer de las suyas para dejar maravillado, una vez más, al Santiago Bernabéu que no dudó en corearle. Llegados al minuto 25, el partido mantenía una posesión más bien a favor de los blancos pero sin ninguna jugada destacada. Poco después la tuvo el Madrid con un potente disparo lejano de Kroos que se fue rozando el larguero de la portería de Rubén Blanco. La ocasión más clara hasta el momento. Lo mismo ocurrió al minuto con el remate de volea de Bale dentro del área que pegó en el travesaño de la portería visitante y ha botó para fuera. Marcelo también la tuvo clara pero el portero del Celta no se lo puso nada fácil. Luego la tuvo Sergio Ramos. Demasiadas ocasiones estaba teniendo el conjunto de Zidane para no encajar ningún gol en los primeros 36 minutos. Keylor Navas estaba demostrando su gran nivel a pesar de haber contado con pocos minutos con los entrenadores anteriores. En el 40’. Asensio reclamó un posible penalti pero tras revisar el VAR, Munuera decidió continuar con el partido. Cuando definitivamente parecía que llegaría el 1-0, el colegiado pitó falta y amarilla para Gareth Bale por un codazo sobre Kevin cuando intentaba irse dentro del área. Aunque el balón entró, el partido se detuvo para que la asistencia médica atendiera a Kevin y ese gol no subió al marcador. Munuera añadió un minuto al final de la primera parte y con esto el partido se fue al descanso. 

A pesar de haber sido una primera parte marcada por la posesión, las ocasiones claras y el buen juego del Madrid, al equipo de Zidane le seguía faltando el gol, mismo problema que desde el principio de la temporada. 

realmadrid.com

Ya en el segundo tiempo, la posesión seguía siendo para los blancos, pero continuaban con el mismo problema de siempre, el gol. Cuando éste quiso llegar, tras recoger Modric un rechace en la frontal del área y rematar mandando el balón al fondo de la red, el colegiado pidió la revisión del VAR y anuló el tanto por haber estado Varane justo delante e influir en la acción. Pero esto duró poco, ya que en el 62’, Isco anotó el 1-0 tras haber empezado una jugada, abrir a Benzema y empujar a la red la pared con el delantero francés. Nada más anotar, Zidane decidió realizar su primer cambio y precisamente, sacó a Isco del terreno de juego que se fue ovacionado por todo el Estadio Santiago Bernabéu. En su lugar entró Dani Ceballos. En el 68’, Escribá hacía su segundo cambio. Boufal entraba al terreno de juego sustituyendo a Hjulsager. El Celta agotaba sus cambios en el 75’. Beltrán entraba para sustituir a Yokuslu. Al minuto, Zidane cambiaba a Modric, poniendo en su lugar a Fede Valverde. Parecía que el gol volvía a estar de lado de los blancos cuando Gareth Bale anotaba el segundo de la tarde con un disparo ajustado al palo de la portería de Rubén. Zidane agotó sus cambios en el 82’ cuando sacaba a Benzema del terreno de juego para ser sustituido por Mariano. El colegiado añadió cuatro minutos más al final del encuentro. Con el 2-0 finalizó el choque. 

El Real Madrid volvía a la victoria después de cuatro partidos sin ganar en casa. Zidane, Isco y Keylor se reencontraron con su público y lo hicieron mejor que nunca en una maravillosa tarde soleada en el Santiago Bernabéu. Ahora, solo faltaba pulir a los jugadores y continuar así el resto de partidos de Liga que quedan por delante. El Celta de Vigo, por su parte, tendrá que esperar a las próximas jornadas para intentar salir de la zona de descenso. Una cosa sí quedó clara, la FELIZIDANE, había vuelto al Real Madrid. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here