El Madrid vence al Herbalife y Rudy da el susto con un golpe

0
192

Victoria muy sufrida del Real Madrid en un partido de mucho desgaste para entrar en una de las semanas más relajadas de la temporada, sin compromisos europeos antes de afrontar el último partido liguero antes de los playoffs. Los blancos vencieron a Herbalife Gran Canaria por 71-77 con un buen partido de Campazzo con 18 puntos, Tavares con 9 puntos y 12 rebotes, y apariciones clave como las de Randolph, Thompkins, Causeur y Rudy. La buena noticia, además de la victoria, fue la vuelta de Gabriel Deck, aunque la mala fue la lesión de Rudy que encendió todas las alarmas en una fase de la temporada trascendental.

El primer cuarto fue bastante igualado entre los dos equipos, con un marcador muy bajo y sin grandes diferencias. La mayor parte de la anotación llegó desde el interior, con jugadores muy acertados como Tavares o Randolph, que fueron los brazos ejecutores en el Madrid, además de los líderes reboteadores del partido. Herbalife probó poco desde el perímetro, pero en sus escasas aventuras desde el triple tuvo bastante éxito. Las defensas se impusieron claramente a los ataques, especialmente bajo el aro canario, ofreciendo un partido bastante físico y de mucho contacto con poco ritmo de juego. En Gran Canaria, casi todo el caudal ofensivo llegó por parte de la pareja formada por Wiley, que provocó dudas en Tavares con tiros abiertos, y Hannah. Los insulares se llevaron la primera batalla por un marcador de 18-14 con mucho protagonismo para el baloncesto defensivo a pesar de enfrentarse dos equipos que apuestan por el espectáculo en ataque.

Herbalife Gran Canaria salió con mayor convicción al segundo cuarto que el Real Madrid, que no había realizado un mal primer cuarto. El gran nivel defensivo mostrado en muchas fases de los diez primeros minutos se esfumó y Herbalife pasó a manejar diferencias en torno a los 6 puntos, llegando hasta los 10 al final del segundo parcial. El segundo cuarto estuvo marcado por emparejamientos curiosos como el que juntó a Thompkins y Balvin, un cuatro tirador y acostumbrado a jugar abierto con uno de los cincos más alto de la liga. Sin embargo, el partido pasó a jugarse en la línea de tres, en esa que el Madrid seguía negado registrando un desastroso 0 de 9 que le hacía irse perdiendo al descanso con claridad. Buen nivel de Oliver al comienzo del cuarto, respondido por un Carroll muy activo que terminó contagiándose del nivel del resto del equipo. No obstante, el auténtico líder del partido, hasta el momento, fue Clevin Hannah, con 11 puntos. HGC se llevó el segundo cuarto por 17-13 y se marchó venciendo al descanso por 35-27.

El tercer cuarto supuso un cambio de guion en el partido, ya que el Real Madrid entró de lleno en el choque para buscar y encontrar la remontada. Rudy y Causeur acertaron con los primeros triples, pero no fue ahí donde los blancos encontraron la llave para volver a pelear por el choque. Fue en su defensa, con muchos robos y recuperaciones, y con la intimidación de Tavares, 7 rebote y 2 tapones, y Randolph cerca del aro, donde el conjunto de Laso vio el camino más corto para recortar la diferencia y recuperar sus opciones en el partido tras un parcial de 3-11. Mientras tanto, la principal fuente anotadora seguía estando en el interior, especialmente con Randolph, 10 puntos y 6 rebotes, y Campazzo, este último rey de las penetraciones. Otra de las claves de la resurrección merengue fue el buen papel de Causeur y Rudy en la dirección de juego, ya que fueron ellos quienes resolvieron la falta de Llull con 7 asistenias. El Madrid, con una mejor defensa y con más opciones de tiro, pudo correr y mostrar su alegría en el juego habitual. Solo en el número de faltas vieron los blancos su talón de Aquiles en un tercer parcial que confirmó el buen partido de Hannah y Wiley, y que voló hacia la capital por un resultado de 14-24. El Madrid llegaba por delante al último cuarto, 49-51.

El Real Madrid abrió el último cuarto con 7 puntos consecutivos de Thompkins que le permitieron liderar el marcador y llevar el peso del choque. Sin embargo, Herbalife no daba ni mucho menos por perdido el choque y siguió empujando hasta empatar con un triple de Vene. Pero poco duró la alegría, ya que rápidamente aparecía Rudy desde el perímetro para dar la réplica. A pesar de estar igualado el duelo, el Madrid mantenía por delante gracias estar en bonus durante muchos minutos, lo que le permitía ejecutar sus ataques con mayor agresividad. El enorme nivel de Wiley mantenía a los insulares con todas sus opciones intactas, por lo que Laso tuvo que poner en pista de nuevo a Tavares para frenarle. El caboverdiano se acercó la frontera del doble-doble en otro gran partido. Sin embargo, fue Campazzo la figura que lideró los mejores minutos del Madrid con un parcial de 2-8, lo que le permitía al argentino irse hasta los 18 puntos con un 12 de 12 en tiros libres. Aun así, la aparición de la otra figura de Herbalife, Clevin Hannah, ponía a los suyos a dos puntos dentro ya del último minuto. En la acción siguiente, Causeur rompía la zona canaria y daba algo más de aire a los de Laso y confirmaba su gran segunda mitad con 9 puntos y 5 rebotes. La acción del francés y dos posteriores buenas defensas fueron suficientes para cerrar el triunfo, no sin una mala noticia, la lesión de Rudy Fernández que no pudo disputar los últimos 30 segundos.

Al final del partido, Herbalife Gran Canaria 71-77 Real Madrid.

acb.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here