[Real Madrid 94-89 Cafés Candelas] Rudy y Campazzo pueden con un correoso Breogán

0
183

Previa

El Real Madrid volvió a la competición tras una semana mágica donde los blancos han conseguido sellar por la vía rápida su pase a la Final Four de Vitoria tras vencer por 3-0 a Panathinaikos. De esta forma, el siguiente objetivo del campeón pasa por certificar el factor cancha en los playoffs de la Liga Endesa, hecho que se podría alcanzar este mismo fin de semana. De momento, los blancos solo piensan en ganar a su próximo rival, Cafés Candelas Breogán, quien ya les dio un buen susto en la ida arrollándoles con claridad por 84-71. Pablo Laso da descanso a hombres importantes como Jeff Taylor, clave en la eliminatoria de Euroliga, además de seguir contando con la baja de Sergio Llull, que parece alargarse algo más de lo esperado. Por su parte, el equipo de Tito Díaz llega en mejor situación que en la ida, ya que se sitúan decimosextos, un puesto por encima del descenso, pero con la imperiosa obligación de ganar en la cancha más difícil del baloncesto europeo.

Alineaciones

  • Real Madrid: Campazzo (15), Carroll (13), Rudy (17), Randolph (5), Tavares (8) – quinteto inicial – Prepelic (6), Causeur (5), Yusta (-), Reyes (5), Thompkins (0), Ayón (10), Deck (8)
  • Cafés Candelas Breogán: McCallum (15), Redivo (19), Löfberg (9), Gerun (14), Brown (9) – quinteto inicial – Díaz (6), Arco (3), Belemene (0), Cvetkovic (6), Jordan (8), Quintela (0), Dragicevic (0), Sulejmanovic (8)

Partido

Carroll aguanta el ritmo de Breogán en un primer cuarto parejo (24-24)

Partido disputado y con mucho ritmo anotador desde los primeros compases. Cafés Cándelas Breogán, tras vencer con claridad al Madrid en la ida, salió dispuesto a repetir la sorpresa en casa del campeón. En los blancos, solo Jaycee Carroll pareció enterarse del comienzo del choque, ya que el ‘francotirador de Wyoming’ fue el autor de los 10 primeros puntos del equipo de Laso. La primera canasta de un jugador distinta fue de Tavares, también a pasa del ‘20’ merengue. El caboverdiano remató desde la línea de personal una acción de 2+1 para poner el 13-15 a falta de 05:15.

El equipo madridista parecía estar aun con la resaca de la celebración del importante pase a la Final Four tras su victoria en Grecia ante Panathinaiakos. Le costó entrar en el choque, pero un nuevo 2+1, esta vez de Rudy, ponía en ventaja a los locales. Quién no había empezado bien desde luego era Anthony Randolph, muy errático en el lanzamiento y con un 0 de 4 en tiros de campo, incluyendo tres triples. Cuando el ex NBA decidió penetrar para buscar puntos de una forma más segura se encontró con el tapón de Brown, aunque rápidamente se encargó Tavares de vengar a su compañero con un gorro en el aro contrario. El Madrid se encontró de nuevo 5 puntos abajo, y Laso tiró, una vez más de la vieja guardia. Ayón y Felipe a pista que, junto a Rudy y Carroll, conformaban el quinteto más clásico del técnico vitoriano al que solo le faltaba Llull. En Breogán, buen inicio de partido de Gerun y Brown, con 8 y 7 puntos respectivamente. Al final del primer cuarto, Real Madrid 24-24 Café Candelas Breogán.

El Madrid se atasca y Breogán abre hueco al final (22-15)

Pablo Laso comenzó el segundo cuarto con más cambios. Prepelic y Deck saltaron a pista, además de Causeur, que había sustituido a Carroll en la recta final del primer cuarto. Breogán volvía a llevar el peso del partido, más acertados en el tiro y muy atentos en el rebote ofensivo para obtener segundas oportunidades. El Madrid también había notado la falta de Campazzo, ya que Prepelic no estaba consiguiendo dar la fluidez necesaria al juego. El partido había comenzado bastante frío, también en las gradas, pero un triple no concedido a Prepelic y una dura falta sobre Deck se encargaron de encender los ánimos. El escolta esloveno reconvertido en base no terminaba de encontrar su sitio en el partido, acertado en algunos pases complicados pero fallón en el tiro y superado en defensa. Deck anotaba al contrataque y ponía el 29-33 a falta de 04:50.

El partido se había atascado en este segundo cuarto, especialmente por parte del Real Madrid, que solo fue capaz de anotar 5 puntos en los 6 primeros minutos. Volvió a pista Tavares para hacer al equipo más fuerte en el rebote e intentar buscar segundas oportunidades en ataque. Acto seguido volvía también Campazzo. Poco a poco, ambos equipos se fueron soltando, especialmente cuando llegaron los minutos finales del cuarto. Sin embargo, Cafés Candelas Breogan estaba mucho más acertado en el tiro exterior, y tras dos buenas acciones abrieron la mayor diferencia del partido para irse 10 puntos arriba. McCallum cogió el relevo de Brown y junto a Gerun hacían soñar a los gallegos con un nuevo triunfo. Pablo Laso quiso parar con un tiempo muerto el buen momento de los gallegos, y a la salida del parón una canasta de Campazzo en suspensión y un triple liberado de Felipe reducían la desventaja a la mitad.

Al descanso, Real Madrid 39-46 Cafés Candelas Breogán.

Rudy y Campazzo dan la vuelta al partido (33-16)

Con la llegada del tercer cuarto, el Madrid comenzó un partido nuevo. Plan inicial de Laso con el quinteto titular en pista, pero exhibiendo mayor acierto. Randolph y Rudy encadenaban dos buenas acciones ofensivas, pero se encontraban siempre con la respuesta de Redivo, hombre más en forma tras la reanudación. Tras un segundo cuarto pobre en anotación, el tercero se estaba convirtiendo en un combate a los puntos por parte de ambos equipos. Campazzo anotaba de tres, Redivo respondía con un brillante step-back y Carroll y Rudy sacaban su fusil para dejar a los blancos a tan solo un punto en 5 minutos de baloncesto fulgurante. Campazzo anotaba una sutil bandeja tras driblar a toda la defensa y ponía el 56-55 a falta de 05:10.

El tercer cuarto del Madrid estaba siendo de un nivel excelente, provocado en gran medida por el enorme baloncesto desplegado por Rudy. El mallorquín estaba en todas partes, activo en defensa e inspirado en ataque. Desde la línea de personal, el ‘5’ merengue anotaba y se situaba ya con 12 puntos. Con un partido que comenzaba a decantarse hacia el tiro exterior y las penetraciones, los hombres grandes tenían que mostrar personalidad para poder jugar su papel. Y así lo hizo Edy Tavares, capturando dos rebotes ofensivos, posteando y anotando a tabla. Sin embargo, Rudy no estaba por la labor de perder su protagonismo y anotaba de tres para mantener a los blancos arriba, bien secundado en la anotación por Campazzo. A pesar del vendaval madridista, el Cafés Candelas no se rendía y a base de talento se mantenía en la lucha. A falta de algo menos de dos minutos, el Madrid ya había sumado 27 tantos. El recital de Rudy parecía no tener fin, y al final del tercer cuarto el resultado era de Real Madrid 72-62 Cafés Candelas Breogán.

El Breogán y Redivo lo intentan hasta el final (22-27)

Mucho le estaba gustando a Laso el juego de sus hombres porque tras no variar su quinteto en los 10 minutos, mantuvo en pista a sus cinco hombres al comienzo del último parcial. Y nada más salir, triple de Campazzo para poner la máxima diferencia con el +13. El argentino aportaba además 5 asistencias mientras su compañero Walter Tavares se acercaba al doble-doble con 8 puntos y 9 rebotes a los que añadía dos tapones. Los blancos se habían ido al descanso con un 3 de 15 en triples y, desde entonces, sumaban un excelente 6 de 8. A pesar de cambiarle la cara al partido, Laso seguía viviéndolo con una intensidad máxima, desesperado en gran medida por el arbitraje. Sus hombres acumulaban más de 12 minutos en pista sin descanso y empezaban a acusarlo, lo que se tradujo en un parcial de 0-8 y en tiempo muerto del vitoriano. Llegaron las primeras sustituciones con los locales cinco puntos arriba, saliendo Deck y Ayón en lugar de Tavares y Carroll. Y, acto seguido, carrusel de cambios con Causeur, que entraba por Rudy, y Thompkins, que entraba por Randolph. Tras el ‘showtime’ del tercer cuarto, el encuentro había mutado completamente hasta ser un calco del segundo parcial, mucho más físico, disputado y con poca anotación. Ayón anotaba tras un gran pase de Prepelic, que había salido en lugar de Campazzo, y ponía el 78-73 a falta 05:24.

La conexión entre Prepelic y Ayón empezaba a funcionar a medida que el esloveno iba sintiéndose importante en el partido. Además, la garra de Deck en un momento intenso del partido le estaba dando mucho rédito a los blancos para combatir el talento anotador exhibido por Breogán. Los gallegos entraron en bonus a tres minutos del final, lo que supuso una gran arma para el cuadro madridista. Una nueva conexión entre Klemen y el ‘Titán de Nayarit’ volvía a llevar la diferencia hasta los 12 puntos, provocando el tiempo muerto de Tito Díaz. Ayón se acercaba al doble-doble con 10 puntos y 9 rebotes, mientras que Prepelic sumaba 6 tantos y 3 asistencias de gran valor para el resultado. A pesar de tenerlo muy complicado, Breogán se negaba a tirar la toalla, y un triple de Cvetkovic a falta de 01:13 bajaba la renta de los 10 puntos. Sin embargo, dos puntos más de Campazzo desde la línea de tiros libres terminaron decantando el duelo.

Al final del partido, Real Madrid 94-89 Cafés Candelas Breogán.

Destacados

Victoria del Real Madrid que le podría servir para certificar matemáticamente el factor cancha en los playoffs de la Liga Endesa en un disputado encuentro ante un correoso Cafés Candelas Breogán. Rudy y Campazzo, con 17 puntos cada uno, decantaron la balanza en un tercer cuarto mágico, acompañados por la aportación interior de Tavares y Ayón.

acb.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here