[Rayo Vallecano 1-0 Real Madrid C.F.] El Rayo supera a un Madrid sin ambición

0
233

Rayo Vallecano vs. Real Madrid C.F. / Estadio de Vallecas / 28 de abril de 2019 / 20:45 horas / Jornada 35 / La Liga Santander / Temporada 2018/2019

El Real Madrid vuelve a tener oportunidad fuera de casa para puntuar. El conjunto de Zidane visita el Estadio de Vallecas en la jornada 35 a las 20:45 horas con la intención de, con el título de Liga ya levantado por el FC Barcelona, pelear por conseguir el máximo de puntos posibles. Tan solo quedan cuatro encuentros para el final del campeonato, dos se disputarán en el Santiago Bernabéu y dos serán como visitantes. El derbi madrileño será la primera de estas cuatro finales. El club madridista se sitúa en tercera posición con un total de 65 puntos (20 compromisos ganados, 5 empatados y 9 perdidos). En la jornada anterior, el conjunto blanco no pudo pasar del empate sin goles frente al Getafe, uno de los rivales que más está sorprendiendo en esta presente campaña. El técnico francés conoce la dificultad de este partido porque “el Rayo es un equipo que no se rinde nunca y tenemos que sacar lo mejor de nosotros para conseguir un buen resultado”, dijo en la previa. Las bajas con las que cuenta son las de los lesionados RamosOdriozola y Benzema.

Por parte rival, el Rayo Vallecano, necesita ganar todos los partidos que restan hasta el final de Liga si quiere tener opciones de permanecer en Primera. Los pupilos de Paco Jémez se harán fuertes en casa para recibir a un Madrid que no atraviesa su mejor momento y saben que, como al Valencia, podrían hacerle sacarle algún punto. El Rayo comienza su jornada siendo colista con un total de 28 puntos (7 victorias, 7 empates y 20 derrotas). Pese a que en su penúltimo compromiso empataron a cero frente al Huesca, salieron goleados del Sánchez Pizjuán con la famosa llamada “manita” (5-0). La principal baja con la que contará el técnico rayista es con la del delantero Raúl de Tomás, pues es jugador del Real Madrid, aunque en calidad de cedido.

ALINEACIONES

  • Rayo Vallecano: Alberto G., Tito L.V., Agbo, Álex Moreno, Embarba, Bebé (Álvaro García, 78’), Mario Suárez (Medrán, 77’), A. Ba, Pozo (Óscar Trejo, 85’), Gálvez, Javi Guerra.
  • Real Madrid: Courtois, Carvajal, Vallejo, Varane, Mariano (Lucas Vázquez, 82’), Kroos, Modric (Isco, 73’), Bale, Marcelo, M. Llorente, D. Ceballos (Brahim, 62’)

BANQUILLOS

  • Rayo Vallecano: Dimitrievski, Medrán, M. L. S. Trejo, G. Imbula, Advíncula, Álvaro, E. Velázquez.
  • Real Madrid: Navas, Nacho, Casemiro, Lucas Vázquez, Asensio, Brahim, Isco.

ENTRENADORES

  • Rayo Vallecano: Paco Jémez.
  • Real Madrid: Zinedine Zidane

ÁRBITROS

  • Principal: González Fuertes (comité asturiano)
  • Asistente 1: García Fernández (comité cántabro)
  • Asistente 2: Rodríguez Moreno (comité castellano-manchego)
  • Cuarto árbitro: Sánchez López (comité murciano)
  • VAR: Cordero Vega (comité cántabro)
  • AVAR: Cerezo Parfenof

TARJETAS

  • Amarillas: Vallejo (22’), Modric (28’), Mario Suárez (43’), Mariano (62’), Carvajal (79’)
  • Rojas:

GOLES

  • 1-0 Embarba (min. 23, de penalti)

[Primera parte]

Zidane inventaba y apostaba por una alineación muy diferente a lo que nos ha estado acostumbrando hasta el momento. Jugadores jóvenes, el futuro del Madrid, para enfrentarse a un Rayo que tenía pie y medio en Segunda. El ambiente con el que contaba el equipo local era espectacular, la afición animaba para poder puntuar y hacía creer que la permanencia era posible. El esquema del 4-4-2 de Zidane y funcionaba. En el minuto 5, Marcelo protagonizaba un derechazo a la salida del córner al que respondía muy bien Alberto. Y, tan solo unos minutos después, Mariano tuvo una oportunidad clara dentro del área a pase de Carvajal, pero se entretuvo lo suficiente como para que el cancerbero rival atajara el esférico.

En la jugada de reacción del Rayo Vallecano, Pozo se encargó de recrear la ocasión rival en el área, pero Courtois estaba muy atento y atrapaba sin problemas. El juego era muy rápido por parte de ambos equipos y ambos tenían ganas de puntuar. Los de la franjirroja llevaban el balón y controlaban como querían, buscando (y consiguiendo) la superioridad a toda costa. El conjunto local volvía a presionar al Madrid: Mario Suárez recuperó la bola tras un fallo de Modric, se la pasó a Pozo y, en el mano a mano, no pudo ver puerta. El Rayo presionaba tan alto a los de Zidane, que le hacían ser imprecisos en todas las líneas. En el minuto 21, Javi Guerra se quejaba de un posible penalti cometido por Vallejo y, tras recurrir al VAR, el árbitro terminaba pitando la pena máxima. En la ejecución, Embarba engañaba al portero belga y ponía al Rayo por delante. El estadio se venía abajo.

El colista le estaba dando una lección de juego al tercer clasificado de la Liga, tanto en posesión como en recuperaciones fáciles de balón y en peligro. Los visitantes no eran capaces de hacerse con el dominio del encuentro y tampoco se encontraban cómodos en el verde. Courtois estaba teniendo más trabajo del habitual en Vallecas y, por parte del Madrid, Mariano era el único que tenía hambre de gol. El otro jugador de ataque en la noche era el galés, Bale, que se mostraba apático y desganado a la hora de encararse a los rivales. De entre las las pocas oportunidades que tuvo el Madrid, una de las más peligrosas llegó de las botas de Mariano. El delantero definió a la perfección, con una vaselina, pero el colegiado lo anuló correctamente por fuera de juego.

Sin tiempo para más, el árbitro pitaba el final de los primeros 45 minutos. Los jugadores se retiraban a vestuarios con un claro contraste: un Rayo creyendo en la victoria y un Madrid sin reinar ni en el césped ni en el marcador. Además, Bale volvía a asustar al madridismo tras una mala caída que le provocó molestias en su rodilla izquierda.

Gareth Bale durante el partido contra el Rayo Vallecano. Fuente: realmadrid.com.

[Segunda parte]

El conjunto blanco no parecía tener intenciones de dominar el partido; los rayistas querían repetir su primera mitad y comenzaban a plasmarlo en el campo. Pero la primera ocasión sería obra del Real Madrid: duro disparo de Bale que Alberto García tenía que atrapar en dos tiempos. Los jugadores de referencia en ataque no estaban acertados, pero tampoco lo estaba la defensa blanca. Los de Vallecas mantenían la intensidad a un nivel que los visitantes no podían, ni siquiera, igualar. Ya no solo lo intentaba Embarba, sino que se sumaban otros jugadores, como Bebé. Corría el minuto 56 cuando no se pensaba su disparo y lanzaba un latigazo a la portería de Courtois, que lo pudo detener. Con esta situación, Zidane movía su primera ficha en el 62’: daba descanso a Ceballos para que entrase una promesa que ilusiona mucho a la afición, Brahim. El esquema, con el malagueño, cambiaba: 4-3-3.

El conjunto de Chamartín ofrecía muy poco y estaba dando una de las peores imágenes de la temporada. Jugadores sin ambición, sin ganas, sin hambre de nada, sin ilusión. El Rayo se desinfló a partir del cambio madridista, pero aprovechaba todos los huecos que los blancos dejaban e intentaban ir rápidamente a la contra. A diferencia del club visitante, un Rayo firme, compacto, dominador. Viendo el caos, el técnico francés volvió a recurrir al banquillo: sentaba a Modric y daba paso a Isco (73’). Paco Jémez también movía fichas: en el 76’ daba descanso a Mario Suárez, que se iba ovacionado, para que entrase un ex canterano merengue, Álvaro Medrán; en el 78’, Bebé dejaba paso a Álvaro García. El transcurso del partido seguía exactamente igual, con el dato de que el Rayo continuaba ganando. Por la mínima, pero por encima. El último cambio de Zidane, en el 82’, era el de Lucas Vázquez para sentar a Mariano.

Con una afición volcada, el Rayo se encaminaba en volandas hacia la victoria. Los blancos no generaban peligro y las sustituciones no dieron la frescura necesaria. Jémez agotaba su cupo de cambios en el 85’: Óscar Trejo entraba por Pozo. Y, sin tiempo para mucho más, se llegaba al final del encuentro. Una jornada para olvidar del lado visitante y todo lo contrario, inolvidable, para el conjunto local.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here