[Real Madrid 94-72 Valencia Basket] Randolph lidera la exhibición merengue

0
114

Previa

Tras vencer con autoridad a Baxi Manresa por 2-0 con sendas victorias en casa y a domicilio, el Real Madrid entra en la fase decisiva de los playoffs encarando el primer duelo de semifinales. Los blancos se medirán a un difícil rival como es Valencia Basket, que llega en un gran estado de forma, cerrando la Fase Regular a un muy bien nivel y venciendo en cuartos a Unicaja. Laso, con todos sus hombres disponibles, dispondrán su equipo habitual con todas sus estrellas preparadas para sumar el primer punto de la serie. Será el primero de dos partidos en el Wizink Center para después jugar, al menos, un partido más en la Fuente de San Luís. Los de Ponsarnau llegan con la difícil misión de robar al menos uno de los dos puntos de la casa del líder y actual campeón para poner el factor cancha de su lado y tener la posibilidad de jugar dos partidos en casa y cerrar la serie.

Alineaciones

  • Real Madrid: Campazzo (5), Rudy (5), Taylor (10), Randolph (24), Tavares (2) – quinteto inicial – Llull (9), Carroll (8), Deck (2), Causeur (11) Reyes (4), Ayón (6), Thompkins (8)
  • Valencia Basket: Vives (8), Sastre (5), San Emeterio (6), W.Thomas (10), Tobey (5) – quinteto inicial – Diot (0), Van Rosom (3), Abalade (2), Rafa Martínez (8), Doornekamp (15), Labeyrie (2), Dubljevic (8)

Partido

El Real Madrid comienza metiendo miedo (26-18)

Comenzó golpeando primero el Real Madrid con un triple de Randolph tras el salto inicial. Un enorme ejercicio de circulación de Facundo Campazzo desde el puesto de base terminó con la asistencia para el ala-pívot merengue. El parcial creció con un nuevo triple, esta vez de Jeff Taylor, quien liberado en la esquina sacó su fusil y no perdonó. Quien sí perdonó, desde la línea de personal, fue Campazzo, anotando solo uno de sus dos intentos. La primera canasta de Valencia Basket llegó con un triple de San Emeterio, rápidamente respondido por otro Randolph. Mucho ritmo anotador en los primeros compases de partido en los que el cuadro de Laso estaba llevando el peso del choque. Rudy, tras un robo de balón, se sumaba a la fiesta y llevaba la diferencia cerca de los 10 puntos. Los blancos habían comenzado el encuentro muy acertados en el tiro y haciendo daño a la defensa taronja. Taylor, que estaba volviendo loco a San Emeterio, se hacía fuerte en la pintura ara sacarle el 2+1 y situarse ya con ocho tantos. Randolph, también desde la esquina, desataba el vendaval merengue y ponía el 20-7 a falta de 05:36.

Salida arrolladora del Real Madrid con 20 puntos en menos de 5 minutos y con dos hombres como principales filones del ataque, Randolph y Taylor. 5 asistencias, 4 de 4 en triples y Valencia Basket sin opción de haber recogido un solo rebote aún. Rudy se sentó en los blancos acusando el cansancio de los primeros minutos, dejando su lugar a Causeur. Los de Ponsarnau perdonaron con dos triples consecutivos, algo que no hizo Fabien en la primera que tuvo, llevando la ventaja de nuevo más allá de la decena. La salida de Dubljevic, formando pareja con Thomas, dio algo más de opciones en ataque al cuadro valenciano, sin embargo, Randolph no bajaba el ritmo desde el triple. Laso retiró a uno de sus mejores hombres, Jeff Taylor, y en su lugar entró Gabriel Deck. Valencia mejoró notablemente en la recta final del primer acto, con un buen Will Thomas y una mejor defensa. Al final del primer cuarto, Real Madrid 26-18 Valencia Basket.

El Madrid no baja el ritmo (22-15)

Ayón con un gran tapón y Fabien Causeur con una entrada a canasta marca de la casa abrieron el segundo cuarto. Y por si esto fuera poco, Anthony Randolph se marcaba un triple desde 9 metros para continuar su racha inmaculada desde el tiro exterior y sumar su punto número 14. Ovación en el Wizink Centner para despedir a Campazzo, que dejaba su lugar a Sergio Llull. Y a la primera que tenía, el de Mahón clavaba otro triple aun más lejano que el de su compañero para situar la diferencia en los 15 tantos. El Real Madrid estaba luciendo un excelente 6 de 9 en triples y un 63% de acierto en tiros de campo. Ponsarnau no sabía cómo parar al equipo madridista e introducía más cambios en quinteto con la vuelta de Vives y Tobey, además de la salida de Laberye y Abalde. No obstante, la sangría no se detenía, y Llull encontraba con un pase picado a Causeur para poner el 38-23 a falta de 05:15.

Con mayor o menor acierto en cada acción, el Madrid estaba disfrutando en la pista mientras Valencia Basket se resignaba a intentar recortar diferencias desde el triple, sin tener demasiado acierto. Por si fuera poco, Causeur ahondaba la herida con un nuevo triple desde la esquina. Además de no ver las cosas claras, Ponsarnau estaba bastante descentrado con el arbitraje, perdiéndose en protestas pertenecientes a acciones poco decisivas. Sin embargo, no tardaron los colegiados en atender sus peticiones, señalando una más que discutible antideportiva a Gustavo Ayón. Al igual que en el primer cuarto, el Madrid seguía dominando este segundo parcial con contundencia. La antideportiva de Ayón no fue la única decisión polémica del trío arbitral, ya que en los últimos minutos castigaron con faltas y saques de fondo en contra a los blancos, recibiendo la ira del Palacio de los Deportes. Felipe Reyes, imponiéndose en su duelo a Dubljevic, mantuvo la renta en los instantes finales.

Al descanso, Real Madrid 48-33 Valencia Basket.

El Real Madrid pone la directa y busca el K.O (26-13)

Tal y como había terminado el primer tiempo, el Madrid abría el segundo, con Anthony Randolph levantándose desde la línea de tres y anotando su quinto triple sin fallo. Tavares redondeó el 5-0 de salida, cortado rápidamente por el triple de San Emeterio. Sin embargo, la respuesta llegó de nuevo por parte de Randolph que anotaba su sexto tiro de tres para ponerse con 20 tantos en su casillero. Tras unos primeros minutos de un intenso intercambio de ataques con lanzamientos rápidos, ambos entrenadores mandaron a sus jugadores echar el freno y montar ataques estáticos. Sin embargo, eso no iba con hombres como Campazzo y Taylor, que en dos contrataques pusieron el +24. El Madrid, más que nunca, estaba siendo un ciclón al ritmo que marcaba el ‘Facu’, cuyos brazos ejecutores eran Taylor y Randolph, para endosar un nuevo parcial de 9-2. Rudy, con un triple colosal sobre la bocina, hacía más grande la herida y ponía el 65-38 en el marcador a falta de 05:05.

El mallorquín se retiró al banco tras un enorme trabajo defensivo refrendado con ese gran triple, dejando su lugar a Jaycee Carroll. Si el algo estaba destacando el equipo de Laso muy especialmente era en el hambre y la competitividad. Los blancos eran capaces de robar una y otra vez balones a su rival en saques de fondo, pases fáciles e inicios de jugada. El siguiente en sumarse a la fiesta fue Carroll, que a la primera que tuvo, clavó el triple y puso el +32. El Palacio estaba disfrutando con la tremenda exhibición de sus jugadores que estaban haciendo uno de los mejores partidos de la temporada. A falta de más de dos minutos, el resultado en el cuarto era de 24-5. La enorme ventaja del conjunto madridista provocó una cierta relajación que trajo consigo alguna pérdida, por lo que Laso introdujo algún cambio para no perder ritmo en el choque. Un parcial final de 0-8 adornó un poco el marcador. El acto terminó con el monumental cabreo de Llull al considerar que uno de sus rivales buscó el contacto con su rodilla para sacarle del partido. Al final del tercer cuarto, Real Madrid 74-46 Valencia Basket.

Valencia busca sensaciones para el próximo partido (20-26)

El último cuarto comenzó siendo una fiesta, con el partido ya prácticamente decidido y la hinchada celebrando y festejando el buen rendimiento de su equipo. La situación era tan distendida que hasta se vio a Carroll marcarse un ‘air ball’ desde la línea de tres. El ritmo del partido decreció considerablemente ya que ambos equipos eran conscientes de que el encuentro estaba ya resuelto. Ayón anotaba solo bajo canasta y ponía el 82-58 a falta de 05:05.

Lo que comenzaba a ser ya ridículo era el arbitraje, con varias acciones que sacaban carcajadas a los propios jugadores. Primero, una clara falta no señalizada a Deck, y posteriormente una falta de Llull que él mismo reconocía pero que los colegiados decidieron no pitar. El de Mahón se ría y, acto seguido, enchufaba dos triples consecutivos. Hasta el momento, Valencia Basket se llevaba el gato al agua en el último acto, intentando buscar mejores sensaciones para el segundo encuentro.

Al final del partido, Real Madrid 94-72 Valencia Basket.

Destacados

Contundente victoria del Real Madrid en el primer partido de semifinales de los playoffs de Liga Endesa ante Valencia Basket. Los de Laso bordaron el baloncesto durante los tres primeros cuartos dejando cerrado el choque, que vibró con la exhibición de Randolph y sus 24 puntos.

acb.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here