[Real Madrid 79-66 Valencia Basket] A un paso de la final

0
155

Previa

El Real Madrid se llevó con claridad el triunfo en el primer partido de la serie de semifinales de los playoffs de la Liga Endesa ante Valencia Basket. Los blancos, que vencieron por 94-72, hicieron uno de sus mejores partidos de la temporada, desplegando un juego de altos vuelos con un enorme acierto en el tiro exterior. Sin embargo, la liturgia de ese tipo de eliminatorias obliga a hacer borrón y cuenta nueva tras cada partido, intentar mejorar cosas y sumar el siguiente punto. Sin bajas por parte de ambos equipos, pero con la clara intención de realizar un partido más físico por parte de los valencianos, tal y como había indicado su entrenador Jaume Ponsarnau, el segundo duelo entre merengues y taronjas promete ser una lucha de poder a poder. Por su parte, Pablo Laso rebajó la euforia que pudiese rodear la apabullante victoria de sus hombres para afrontar con seriedad lo que podría ser el 2-0.

Alineaciones

  • Real Madrid: Campazzo (9), Rudy (7), Taylor (11), Randolph (9), Tavares (5) – quinteto inicial – Llull (13), Carroll (4), Deck (0), Causeur (0) Reyes (0), Ayón (10), Thompkins (9)
  • Valencia Basket: Vives (7), Sastre (5), San Emeterio (7), Laberye (4), Dubljevic (1) – quinteto inicial – Diot (2), Van Rosom (2), Abalade (3), Rafa Martínez (0), Doornekamp (2), W. Thomas (10), Tobey (12)

Partido

Valencia cambia su imagen (14-22)

El partido comenzó con un ritmo muy diferente a lo que había sido el primer enfrentamiento de la serie. Ya avisó Jaume Ponsarnau que su equipo tenía que cambiar muchas cosas, empezando por la intensidad. Y vaya si lo hizo, ya que sus hombres comenzaron el duelo defendiendo con gran intensidad, sin dejar un mínimo de espacio a los blancos y buscando contactos en todos los emparejamientos. Lejos del 7-0 inicial y de los amplios parciales del duelo del jueves, Valencia comenzó mandado con un gran Dubljevic. Solo Rudy fue capaz de desarmar al equipo taronja gracias a sus asistencias, sus puntos y enorme visión de juego. El balear asistía a Tavares para poner el 10-8 a falta de 05:20.

Sin embargo, las fuerzas del mallorquín no duraron mucho, y rápidamente fue sustituido por Gabriel Deck, lo que permitió a Valencia Basket crecer en el partido. El arbitraje, muy permisivo con los levantinos, favorecía que los visitantes abrieran sus primeras diferencias. Además, en el Madrid también sus porcentajes de tiro respecto al primer partido. Muchos cambios en ambos banquillos, especialmente en el de Valencia, que rotaba su juego interior con mucha frecuencia. Un mate de Tobey ponía fin al primer cuarto con el resultado de Real Madrid 14-22 Valencia Basket.

Agarrados al corazón de Llull (28-14)

El inicio de segundo cuarto no fue excesivamente esperanzador tampoco, ya que el Madrid comenzó encajando puntos con facilidad y perdiendo balones en ataque. Los de Ponsarnau no tardaron en superar la decena de ventaja mientras entraban hombres como Llull, Causeur y Ayón. El público del Wizink Center animaba a sus hombres, conscientes de estar pasando un momento delicado en el partido y en la eliminatoria. Las palabras de Pablo Laso comenzaban a tomar forma, ya que ganar el primer partido por mucha diferencia no asegura nada, por lo que la euforia debía ser controlada. Thompkins acertaba desde la esquina tras un enorme pase de Ayón y los blancos recuperaban moral. Acto seguido, acción de garra de Sergio Llull que sacaba el 2+1, enseñaba músculo y le daba al choque la dosis de garra necesaria para remontar. El de Mahón estaba con ganas, volviendo completamente loco a Van Rossom en transiciones rápidas. Tal y como había ocurrido en el primer partido en el lado merengue, Valencia estaba mostrando un elevado porcentaje de acierto en el tiro exterior. Llull volvía a anotar sacando la personal a su marcador y ponía el 21-30 a falta de 05:40.

Los ataques del Madrid estaban perdiendo fluidez y peligro, reducidos en demasiadas ocasiones a las penetraciones de Llull tras salir del 2 contra 1 en la cabecera. Mientras tanto, Dubljevic marcaba la diferencia al poste en el aro contrario. Dos triples consecutivos de Thompkins y Taylor arrojaban más calor a la caldera en la que se había convertido el Palacio de los Deportes. Con esfuerzo, los blancos se situaban a cinco puntos, recuperando la delantera en el marcador parcial del cuarto. Dos fallos consecutivos de Valencia Basket, y dos buenas acciones del cuadro merengue culminadas con un triple sensacional de Llull, daban la vuelta al choque y ponían el empate en el marcador. Lejos de ser una versión brillante, el equipo estaba mostrando carácter, pundonor y ese espíritu que hombres como el ‘increíble’ Llull encarnan a la perfección, ese plus que ofrece la camiseta del Real Madrid. Cuando faltan las ideas, tirar de locura, liarse la manta a la cabeza y que sea el corazón el que marque las diferencias. Ya dentro del último minuto, Taylor, desde la línea de personal, culminaba la remontada y ponía por delante a los blancos. La primera mitad terminaría con la última genialidad de ‘Don Sergio Llull’, un triple sideral sobre la bocina que suponía su punto número 13 en 10 minutos de juego.

Al descanso, Real Madrid 42-36 Valencia Basket.

Vuelve el mejor Madrid (25-16)

En el comienzo del segundo tiempo, ambos entrenadores optaron por repetir sus quintetos titulares, por lo que Llull, protagonista absoluto de la primera mitad, tuvo un merecido descanso. Lo que tampoco cambió fue la intensidad del partido, dejando claro que este tercer cuarto también iba a ser una lucha cuerpo a cuerpo. Tavares, tras un gran pase de Campazzo, ponía la máxima ventaja para el Madrid con el +9, y, acto seguido, Rudy asistía a Randolph para superar la barrera de la decena. Los de Ponsarnau, tras unos buenos minutos iniciales, se vieron arrollados por el ciclón armado por Facundo Campazzo y Rudy Fernández. El argentino y el español, absolutamente imparables, estaban orquestando una tormenta perfecta que abría el cuarto con un 12-2 de parcial para situarse con una ventaja de 16 puntos. Taylor, con 11 puntos ya, tomaba el relevo anotador dejado por Llull. La intensidad en la pista era tal que cada roce hacía subir la temperatura y que saltaran chispas. Un enganchón de Randolph con Doornekamp, Ponsarnau y Rafa Martínez provocó momentos de tensión en la pista, mientras los blancos mandaban por 55-38 a falta de 05:15.

El arbitraje estaba siendo de muy bajo nivel, y el principal perjudicado fue Tavares, que cometió su cuarta falta personal a mediados de cuarto tras ser zancadilleado en la zona. Pablo Laso estaba completamente desesperado, recorriendo la zona técnica de un lado a otro, haciendo aspavientos y sin encontrar explicación. Un tiro libre de Rudy, palmeado por Laberye en su propia canasta, fue la gota que colmó el vaso del técnico vitoriano, al ser concedido solo un punto en lugar de los que demandaba la jugada. Además, los colegiados se negaron a revisar la jugada. El partido había entrado en una fase de muchos parones, protestas y enfrentamientos, lo que Valencia aprovechó para endurecer su defensa y provocar desconcierto en el cuadro blanco. Desde la línea de personal, los taronjas se ponían a diez puntos. El Madrid había conseguido una renta suficiente para tener tranquilidad y manejar el choque, que estaba siendo de una gran dureza. Ayón puso el broche a los últimos ataques merengues, o eso parecía, porque Campazzo se encargó de cerrarlo con un triple a la remanguillé sobre la bocina que desató el éxtasis en la capital. Al final del tercer cuarto, Real Madrid 68-52 Valencia Basket.

El Madrid viaja a Valencia con los deberes hechos (11-14)

Comenzó el último cuarto con algunos cambios, como la salida de Llull y Carroll. El Madrid tenía, por primera vez en el partido, una amplia ventaja, pero Valencia no se rendía, por lo que lo que la primera parte del cuarto se presentaba como decisiva. Volvió a pista Rudy para esos momentos trascendentales en sustitución de un gran Jeff Taylor. Tardó en llegar, pero Carroll sumó su primera canasta del partido tras un genial tuya-mía con Gustavo Ayón. Tras una nueva imponente salida del Madrid que contrarrestó el ímpetu de Valencia, el partido entró en una fase de receso. Y, tras la primera, llegó la segunda de Carroll tras un enorme rebote ofensivo para poner el 77-58 a falta de 05:43.

El Palacio de los Deportes se preparaba con muchas ganas para los últimos 5 minutos de partido. Laso, para meter energía, introdujo a un muy descansado Causeur. Y por si esto fuera poco, el Wizink Center se puso en pie para recibir, por primera vez en el partido, a su capitán Felipe Reyes. La vieja guardia estaba en pista con Causeur de invitado especial. Atascados en ataque, pero muy fuertes en defensa, los de Laso “dejaban”, sin voluntad, pero sin riesgo, correr los segundos en el reloj. Will Thomas anotaba y el encuentro se detenía por un tiempo muerto a falta de algo más de dos minutos con 13 puntos de ventaja para los blancos. Los de Laso, con un excelente ejercicio de experiencia, supieron llevar sin sobresaltos el partido hasta su desenlace.

Al final del partido, Real Madrid 79-66 Valencia Basket.

Destacados

Victoria del Real Madrid por 79-66 que pone el 2-0 en la serie de semifinales de los playoffs de Liga Endesa ante Valencia Basket. Partido muy diferente al que abría la serie, de mucha más intensidad y lucha, pero con un Madrid que supo remontar y asestar el golpe en el momento justo, inspirado por un Llull estelar en el segundo cuarto con 13 puntos, y por un buen Ayón con 10 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias.

acb.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here