[Real Madrid 81-77 Fenerbahçe] Campazzo lidera un debut de prestigio

0
171

El Real Madrid debuta en Euroliga contra Fenerbahçe, el partido soñado para todos los aficionados, pero, quizás no para los entrenadores, que ponen a prueba sus equipos con falta de rodaje y ante un rival de entidad. Por parte del Madrid, primer partido en casa de la máxima competición continental tras un buen inicio de temporada con dos victorias en Liga Endesa y el título en la Supercopa ante el ‘ultra’ reforzado Barcelona. Pablo Laso recupera a Rudy Fernández para la causa mientras que pierde a Jaycee Carroll tras su aparatosa caída en el último encuentro del campeonato doméstico ante el UCAM que le ha provocado un esguince cervical. A esta baja hay que añadir la de Trey Thompkins, no inscrito de momento en la Euroliga tras su preocupante estado de forma. Y en el temido equipo de Obradovic, primera prueba de fuego ante un rival de entidad en un nuevo asalto por levantar la Copa de Europa para lo que se han reforzado con jugadores de talla mundial como Nando De Colo, pretendido también por el conjunto merengue. Duelo en la cumbre continental en el Wizink Center.

Alineaciones

  • Real Madrid: Campazzo (14), Rudy (10) Taylor (19), Randolph (15), Tavares (8) – quinteto inicial – Llull (2), Laprovittola (0), Causeur (0), Mickey (9), Garuba (-), Felipe (-), Deck (4)
  • Fenerbahce: Westerman (0), De Colo (22), Derrick Williams (19), Datome (0), Duverioglu (2) – quinteto inicial – Ergi (8), Mahmutoglu (8), Kalinic (13), Sloukas (5), Muhammed (4), Stimac (4), Candan (-), Biberovic (-),

Partido

De Colo no es suficiente ante el aluvión merengue (30-21)

El partido comenzó con un nuevo quinteto titular de Pablo Laso a lo visto hasta ahora, un quinteto de grandes citas. Campazzo a los mandos con la ayuda de un recuperado Rudy Fernández que disputaba sus primeros minutos. Al puesto de alero otro gran defensor, Jeff Taylor, y dentro de la zona la pareja interior de Laso, Randolph y Tavares. Por parte de Fenerbahçe, quinteto de campanillas también con Westermann, De Colo, Derrick Williams, Datome y Duverioglu. No empezar mal el partido el Real Madrid, especialmente en ataque, gracias a la rápida aportación de Taylor con siete puntos que daba mínimas ventajas al Madrid. Los de Laso no empezaron defendiendo bien el rebote en las primeras jugadas, pero poco a poco fueron creciendo en defensa para no dejar buenos tiros a los turcos y llegar antes que al robo. Fenerbahçe comenzó el partido dando un nivel más bajo del esperado, superado por la defensa merengue y con problemas para resguardar su aro. Facu anotaba tras robo para redondear una excelente salida del Madrid a la cancha y ponía el 14-4 a falta de 05:02.

El cabreo de Obradovic era supino y pronto metió variaciones en pista como Mahmutoglu y Sloukas para intentar buscar una mejor versión del juego de su equipo. Aun así, el partido seguía siendo lo que Jeff Taylor quería, omnipresente en ataque y en defensa. En algo más de 6 minutos de partido, el sueco sumaba ya 12 puntos sin fallo a los que añadía dos robos. El buen funcionamiento de los blancos hacía que Pablo Laso no modificase su quinteto hasta la salida de Sergio Llull a menos de tres minutos para el final del cuarto en lugar de un inspiradísimo Jeff Taylor. El ataque de Fenerbahçe solo parecía crear peligro en acciones individuales de Nando De Colo, que estaba ya en 9 puntos. Y si los turcos querían entrar en el choque a base de triples, atacaban De Colo y Mahmutoglu, el Madrid respondía desde perímetro con Rudy exhibiendo su mano. El segundo cambio en los blancos fue la entrada de Causeur en lugar del propio Rudy. Al final del primer cuarto, Real Madrid 30-21 Fenerbahçe.

Fenerbahçe se pone serio y entra en el partido (13-21)

Ambos técnicos comenzaron el segundo cuarto con variaciones en sus quintetos. Laprovittola, Mickey y Deck por parte del Real Madrid y Muhammed en Fenerbahçe. El parcial comenzó con bastantes imprecisiones en ambos equipos, sobre todo en los turcos, que sumaban ya 8 pérdidas. Los blancos estaban haciendo una gran defensa en la recepción de pases lo que se traducía en muchos robos. Sin embargo, los de Obradovic, a base de talento individual, reducían la diferencia a gran ritmo, poniéndose a 6 cuando en algún momento habían estado 12 abajo. El cuadro otomano no quería perder ni un solo minuto para entrar de nuevo en el choque, por lo que Laso introducía a su mejor hombre en pista, Jeff Taylor. En Fenerbahçe volvía también uno de sus mayores talentos, Sloukas, para formar pareja de bases con De Colo. Mickey anotaba desde la línea de personal y ponía el 35-30 a falta de 05:45.

El Real Madrid estaba dominando algunos aspectos, sobre todo la lectura de pases del rival, provocando muchas pérdidas de Fenerbahçe, pero la sangría en el rebote estaba siendo una de las claves de la progresiva vuelta de los turcos al marcador. Pero sin duda, la mayor de las amenazas era el francés De Colo, que había superado ya a Taylor como máximo anotador y se situaba con 14 tantos en su haber, provocando un parcial de 5-14. Los de Laso habían perdido mucho nivel de acierto en el tiro de campo y lo estaban pagando caro, tirando por tierra la ventaja cosechada en el primer acto. En el banquillo merengue no lo veían claro y daban entrada de nuevo a Campazzo para intentar recuperar fluidez ofensiva y carácter en defensa, ya que solo Rudy parecía mantener el nivel de los primeros minutos. Desde luego, el segundo cuarto estaba dejando un panorama completamente nuevo.

Al descanso, Real Madrid 43-42 Fenerbahçe.

El Madrid recupera su sitio en el encuentro (21-13)

Mientras que Pablo Laso recuperó su quinteto habitual para comenzar la segunda mitad, el que mejor resultado le había dado, Obradovic optó por una labor de continuación con hombres como Stimac, Muhammed o Mahmutoglu. El encuentro se reanudó con la pelea que había existido durante todo el segundo cuarto, lo que desbordaba el criterio arbitral. Fenerbahçe consiguió dar la vuelta al marcador para ponerse por primera vez arriba en el electrónico, sin embargo, provocó la ebullición de Anthony Randolph que, con 5 puntos consecutivos, un robo y un rebote levantó a la afición del Wizink Center. Además, recibió la inestimable ayuda de Rudy para anotar su tercer triple y abrir una pequeña brecha de 7 puntos. El balear estaba de dulce y asistían de nuevo al internacional esloveno para anotar de tres y poner el 54-44 a falta de 05:15.

El Madrid había encarado mucho mejor el partido en este tercer cuarto, recuperando la vitalidad y la energía mostrada en los primeros minutos, además de subir el nivel de acierto. Sin embargo, hombres como Derrick Williams, que no se había perdido ni un solo segundo de partido, mantenían a Fenerbahçe en la pelea. El americano sumaba ya 13 puntos y 7 rebotes en 28 minutos para situarse como el mejor escudero de De Colo. Una de las claves del final del tercer cuarto estaba siendo el calvario que estaba pasando Sloukas en su emparejamiento con Campazzo, superado en defensa e inoperante en ataque. Obradovic se vio obligado a sacar a pista a Westermann para intentar detener al argentino en el último minuto. No obstante, el ‘7’ merengue tardó una acción en sacarle dos personales a su nuevo marcador y, como colofón, triple para llevar la ventaja más allá de la decena. Al final del tercer cuarto, Real Madrid 64-55 Fenerbahçe.

Campazzo maneja los tiempos para sacar la primera victoria (17-22)

El último cuarto comenzó de forma inmejorable con un triplazo enorme de Facundo Campazzo que se acercaba peligrosamente al doble-doble con 12 puntos y 7 asistencias. El argentino comenzaba a estar crecido y salía a pista su mayor escudero, Sergio Llull, para intentar romper el choque entre los dos. El Madrid se situaba a principios de cuarto manejando ventajas superiores a la decena con la clara intención de dar un golpe sobre la mesa. Volvía a pista también Jordan Mickey en la conformación de un quinteto pequeño de Pablo Laso con Deck y Taylor alternando el otro puesto de la zona. En Fenerbahçe, seguían la enorme carga de minutos a De Colo y Williams y donde Kalinic parecía ser la tímida luz que iluminaba el partido de los turcos. Por su parte, el francés estaba ya con 20 tantos y haciendo de la ‘puerta atrás’ un auténtico monumento. Laso dio descanso a Campazzo en vista de un final apretado y metió en cancha de nuevo a Laprovittola. Tras pase de Llull, Mickey sacaba el 2+1 y ponía el 73-65 a falta de 05:25.

Pablo Laso cambió su plan a mediados de cuarto dando descanso de nuevo a Mickey e introduciendo a la torre Walter Tavares. El partido estaba de nuevo muy disputado tras un triple del incombustible Williams desde la cabecera que dejaba a los turcos a tan solo 2 puntos. Y en la acción siguiente, Sloukas anotaba con un tiro en suspensión y empataba el choque. Los blancos habían sufrido en ataque en los últimos minutos ya que Laprovittola y Llull no estaban consiguiendo darle vuelo al juego del Madrid, algo que sí había hecho el ‘Facu’. Al comienzo de los últimos tres minutos, Campazzo y Rudy volvieron a pista junto a Randolph para situar el quinteto habitual. A falta de dos minutos, los blancos dispusieron de bonus en todas sus faltas recibidas. Campazzo sumó desde la línea de personal y el Madrid abrió un pequeño hueco de 4 tantos. El choque entró en los segundos calientes con Nando De Colo recortando la distancia también desde la línea de tiros libres, pero la acción siguiente, Taylor sumó dos puntos tras un enorme pase de Randolph. Y en la acción siguiente, el internacional esloveno robó un balón a De Colo que bien podía valer un partido. Menos de 40 segundos en el reloj y los de Laso venciendo por cuatro puntos parecían situación inmejorable para encarar el último suspiro del encuentro. Y, tras una excelente defensa de Rudy y una canasta de Gaby Deck, se confirmó que sí lo era.

Al final del partido, Real Madrid 81-77 Fenerbahçe.

Destacados

El Real Madrid consigue una victoria de mucho prestigio en su debut europeo venciendo a uno de los favoritos de la competición como Fenerbahçe. Los de Laso fueron a rachas, mostrando un gran nivel en el primer y tercer cuarto, pero gestionando de una forma sensacional los minutos finales del choque. Campazzo fue el líder del triunfo con 14 puntos y 8 asistencias, bien secundado por hombres como Randolph y Taylor.

realmadrid.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here