[Real Madrid 86-76 Barcelona Lassa] El equipo se impone al talonario

0
226

Previa

Llega uno de los partidos más esperados en el viejo continente, el primer Clásico europeo entre Real Madrid y un renovado FC Barcelona. Los blancos llegan un buen momento de forma, en continuo crecimiento tras pasar un bache hace unas semanas donde encadenaron tres derrotas consecutivas en Euroliga en sus tres primeras salidas. Sin embargo, los de Pablo Laso están mostrando su mejor versión en Liga Endesa donde son líderes invictos en solitario y, en especial, en el Palacio de los Deportes, donde disputarán hoy un partido muy especial. En la última jornada europea, el cuadro madridista consiguió sumar su primera victoria a domicilio frente al Estrella Roja. El diez veces campeón de Europa seguirá contando con las bajas por lesión de Felipe Reyes y Salah Mejri, aunque recibe la buena noticia de la recuperación de Trey Thompkins, quien han concluido su puesta a punto y ha sido inscrito en Euroliga aunque no ha entrado en la convocatoria de hoy. Por su parte, el equipo de Svetislav Pesic llega como líder de la máxima competición europea donde solo ha perdido un encuentro, sumando ya seis victorias en siete partidos. Sin duda, el choque tendrá un morbo especial por la vuelta al Wizink Center de Nikola Mirotic, el gran fichaje del verano, sin desmerecer las contrataciones de hombres como Higgins, Delaney, Davies o Abrines. El exmadridista recibirá un hostil recibimiento de la hinchada merengue a la que no ha tratado especialmente bien desde que regresó a Europa.

Alineaciones

  • Real Madrid: Campazzo (13), Taylor (8), Deck (13), Randolph (16), Tavares (2) – quinteto inicial – Llull (6), Carroll (-), Garuba (6), Mickey (12), Causeur (0), Laprovittola (4), Rudy (6)
  • FC Barcelona: Hanga (5), Higgins (7), Smits (2), Mirotic (19), Davies (0) – quinteto inicial – Oriola (5), Bolmaro (-), Tomic (13), Pustovyi (-), Kuric (12), Ribas (4), Delaney (9)

Partido

El Madrid roza la perfección y barre al Barça (32-14)

Comenzó el tan esperado Clásico entre Real Madrid y Barcelona con ambos técnicos muy pendientes del rival. Laso optó por un quinteto muy fuerte en defensa con Campazzo, Taylor y Deck en los exteriores y la pareja interior clásica formada por Randolph y Tavares, mientras que Pesic optó por un hombre fuerte en defensa también para el puesto de base como Hanga, Smits y Higgins por fuera, y Davies y Mirotic dentro. Los pistoleros salieron con sus escopetas cargadas de balas dañinas para perforar el marcador. Randolph y Mirotic acertaron desde el triple para inaugurar el choque, momento en el que Campazzo tomó el mando para dar la primera ventaja los blancos con un parcial de 9-0 y poner a los suyos 12-3 en los primeros tres minutos. La salida de los de Laso, impulsados por su afición, fue imperial, poniendo un ritmo muy alto, cargado de vértigo y de acierto ofensivo. El cuadro merengue, con una motivación enorme, pero sin caer en precipitaciones y rozando la excelencia en la toma decisiones, fue agrandando su ventaja en un primer cuarto estelar, especialmente en defensa. A falta de 04:30, el Madrid vencía por 17-3.

A Pesic y su Barcelona no dejaban de crecerle los enanos tras una salida horrible. Con más de cuatro minutos en el reloj, los blaugranas se encontraban ya en bonus. El técnico del conjunto catalán movía su banquillo dando entrada a Delaney y Kuric buscando sumar puntos a base de talento. Por su parte, Laso introducía a Rudy tras unos primeros minutos muy exigentes disputados por Gaby Deck. Los siguientes en salir fueron Jordan Mickey y Usman Garuba, en una clara intención de Pablo Laso de tener rotaciones muy cortas para que todos sus hombres estuvieran activos y no se desgastaran antes de tiempo. Randolph, con sus 11 puntos, fue el gran artífice del buen primer cuarto de los blancos que dominaban con puño de hierro. Los de Laso estaban barriendo a su rival en el rebote y provocaban continuas pérdidas gracias a una defensa asfixiante. Al final del primer cuarto, Real Madrid 32-14 FC Barcelona.

El Barça se pone en modo ‘all-star’ e iguala el choque (16-36)

Tras un primer cuarto genial de los blancos, el segundo se presentó como una batalla completamente nueva donde el Barcelona pretendía pelear desde el principio, el ritmo estaba siendo de altos vuelos, propio de dos de los mejores equipos del continente. El cuadro culé metió una marcha más para avisar al conjunto local de que estaba en el partido pese a la desventaja con un 5-11 de salida en el segundo parcial. Los de Pesic habían cambiado completamente su cara en el segundo cuarto, aumentando su nivel en defensa y realizando ataques mucho más elaborados y con sentido, mientras que los blancos habían perdido el brillo del inicio y vivían a merced de lo que Delaney hacía en pista. A falta de 05:05, Real Madrid 37-32 FC Barcelona.

Además, las malas noticias se acumulaban en lado madridista ahora con la tercera falta personal de un hombre clave como ‘Edy’ Tavares. El segundo cuarto de los blancos estaba siendo pésimo, nada que ver con el primer acto, y un parcial de 0-18 dejaba el choque completamente igualado. Un triple colosal de Rudy Fernández frenó la mala racha y dio una pequeña carga de positividad al Madrid, que encadenó mejores ataques para estirar un poco su diezmada ventaja. El Barcelona se había metido de nuevo en el partido gracias a sus buenos porcentajes en el tiro, especialmente su 7 de 14 en triples donde Delaney y Kuric llevaron la voz cantante. Los puntos desde el banquillo fueron otra de las claves para que el actual líder de la Euroliga igualara la contienda justo antes del descanso. La remontada fue tal que, un minuto antes del descanso, los culés se pusieron por delante en el electrónico por primera vez en el choque.

Al descanso, Real Madrid 48-50 FC Barcelona.

El Real Madrid domina el cuarto más serio (23-14)

Pablo Laso introdujo en pista a su quinteto titular con la intención de recuperar el nivel ofrecido en el primer cuarto, sin embargo, el partido ya no estaba como al principio. Además, los problemas de faltas seguían condenando a los blancos ya que Facundo Campazzo veía como los colegiados le señalaban su tercera falta personal, situación en la que se encontraban otros dos jugadores como Tavares o Mickey. No obstante, la energía del argentino y de su compatriota Gaby Deck abrían una pequeña diferencia para los blancos con un parcial de salida de 8-0. Al cuadro culé le estaba costando arrancar tras el paso por vestuarios, tal y como le sucedió en el primer parcial, volviendo el Madrid a ofrecer su mejor versión de la mano de Campazzo. El pequeño base merengue estaba siendo el único capaz de leer el partido y dar fluidez al ataque madridista con buenas decisiones y buscando situaciones favorables que trajeran consigo una buena selección de tiro. Pesic volvió a echar mano de su banquillo para reconducir una situación que sonreía de nuevo a los de Laso. Deck, con un triple liberado, ponía el 64-53 a falta de 04:30.

El Real Madrid estaba recuperando su mejor versión, pero las faltas amenazaban con destruir la fortaleza merengue, la cual perdía a su muro ‘Edy’ Tavares con la cuarta personal. El ritmo del partido había bajado respecto a la primera mitad, convirtiéndose en un choque más físico, con más parones por faltas y muchos más contactos. El Madrid estaba sabiendo salir victorioso de este nuevo paradigma que atravesaba el choque, mostrando un mayor oficio y una mejor imagen colectiva. El tercer cuarto de Mickey, aprovechando la salida por faltas de Tavares, estaba siendo clave, manteniendo un enorme duelo con Ante Tomic. Sin embargo, el exjugador del Khimki también fue penalizado por el número de faltas, siendo expulsado del choque con su quinta personal, dejando al Madrid huérfano de hombres altos en pista. El americano se marchó siendo el máximo anotador de los blancos con 12 puntos. Al final del tercer cuarto, Real Madrid 71-64 FC Barcelona.

El Madrid se lleva el partido desde la fortaleza del bloque (15-12)

Una de las claves del partido estaba siendo la enorme defensa madridista sobre hombres como Higgins y Davies, inéditos hasta el momento. El Madrid inició el último cuarto con ventajas que rondaban la decena de diferencia gracias a una labor colosal de equipo. Volvieron a pista hombres como Llull, Rudy y Garuba, mientras que Laso buscó a la desesperada el infinito talento de Mirotic para una nueva remontada. El montenegrino, sin hacer un partido especialmente bueno, había conseguido anotar hasta el momento 19 puntos con muy buenos porcentajes. El Real Madrid estaba consiguiendo sacar un enorme rédito al rebote ofensivo, aumentando sus opciones de victoria, a pesar de no poder estar contando con sus pívots habituales. El último cuarto estaba siendo la batalla de las batallas, una lucha sin cuartel más física que nunca, pero con dos ejércitos debilitados por el cansancio y las faltas. El Madrid parecía dominar el choque, pero la inmensa pólvora del cuadro culé no permitía echar las campanas al vuelo. Un triple de Randolph que hacía arder el Wizink Center ponía el 78-68 a falta de 04:20.

El Barcelona estaba pecando de realizar ataques poco elaborados e intentar superar la adversidad a base de talento individual mientras la ventaja del Madrid seguía creciendo pasito a pasito a medida que los segundos caían en el reloj. El encuentro, ya en la recta final, comenzó a enturbiarse con algunos roces fruto de la ambición y la tensión existente en la pista. Tavares, tras un tapón sideral a Higgins, tuvo un enganchón con el jugador del Barça y fue sancionado con técnica, lo que supuso la quinta personal del caboverdiano. El jugador del FC Barcelona no salió limpio de la jugada, ya que fue castigado con antideportiva por provocar la confrontación con el madridista. El Real Madrid supo cimentar su partido en un excelente trabajo defensivo y controlar, a pesar de las emociones, los últimos minutos del partido para terminar llevándose el triunfo.

Al final del partido, Real Madrid 86-76 FC Barcelona.

Destacados

Victoria del Real Madrid ante la plantilla más galáctica de la Euroliga. Los blancos, actuando como un verdadero equipo, se imponen al talento individual del Barcelona para seguir su buena racha de triunfos. Buen partido de Anthony Randolph con 16 puntos y 7 rebotes para 20 de valoración, bien acompañado de la dupla argentina Campazzo-Deck.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here