[Real Madrid 104-76 Khimki] Exhibición para recuperar territorio en Europa

0
140

Previa

El Real Madrid regresa a la Euroliga para afrontar una dura semana de doble jornada tras cosechar la primera derrota de la temporada en Liga Endesa. Los blancos, que en la última jornada europea se hicieron con una importante victoria en el Clásico, llegan con la obligación de seguir sumando triunfos que los acerquen a los puestos de cabeza donde sí está su rival de hoy, el Khimki Moscow Region. Los rusos, que llegan con su estrella Alexey Shved a los mandos, se han convertido en el equipo revelación de la presente edición de la Euroliga al situarse cuartos, pero con un récord de 6 victorias y 2 derrotas, empatando así con otros 5 equipos con los que comparten el liderato de la competición. Pablo Laso seguirá sin poder contar con los lesionados de larga duración Felipe Reyes y Salah Mejri, mientras que tampoco está disponible Fabien Causeur, enfermo durante los últimos días. Sí estará, debutando en Euroliga, Trey Thompkins, tras disputar ya unos minutos en la derrota a domicilio frente a Retabet Bilbao Basket. Enfrenamiento muy especial para Jordan Mickey, fichaje merengue llegado este verano desde el combinado ruso.

Alineaciones

  • Real Madrid: Campazzo (15), Taylor (2), Deck (9), Randolph (19), Tavares (15) – quinteto inicial – Llull (6), Carroll (13), Laprovittola (0), Garuba (0), Rudy (3), Thompkins (9), Mickey (13)
  • Khimki Moscow Region: Shved (12), Jovic (5), Gill (12), Booker (7), Evans (10) – quinteto inicial – Kramer (14), Zaytsev (6), Karasev (0), Valiev (-), Monia (3), Bertans (3), Jerebko (4)

Partido

Randolph y Campazzo reinan en el paraíso ofensivo (31-25)

Partido duro para el Real Madrid ante uno de los equipos más en forma de la Euroliga, el Khimki ruso que, este año parece que sí, son mucho más que Alexey Shved. Laso apostó de salida por el mismo quinteto que arrolló al Barcelona, con dos aleros como Taylor y Deck en los exteriores junto a Campazzo, Randolph y Tavares. Los primeros minutos del encuentro estuvieron marcados por el baloncesto control de ambos equipos, con transiciones ofensivas lentas y protagonismo para el talento de jugadores como Randolph o Shved. El Madrid comenzó mandando en el marcador gracias al acierto desde la línea de personal, obteniendo unas pequeñas ventajas de unos cinco puntos. El sistema de salida de Pablo Laso estuvo marcado por los bloqueos directos de Anthony Randolph para Campazzo, y a partir de ahí, la creatividad del argentino hacía el resto, siempre y cuando llegara en ventaja. Entre los dos sumaban 13 de los 15 puntos de los blancos a mediados del primer parcial. Taylor, tras sacar un 2+1, ponía el 17-8 a falta de 05:22.

El jugador sueco del Real Madrid se tuvo que retirar al vestuario tras recibir un fuerte golpe en la cara que le hizo sangrar. En su lugar saltó a la pista Rudy Fernández. Tras la lesión de Taylor y el posterior tiempo muerto solicitado por Kurtinaitis, el conjunto ruso puso una marcha más y con un parcial de 0-8 se metió de nuevo en el encuentro. Tras un comienzo donde ambos equipos permanecían mucho más estáticos, los ataques se llevaron todo el protagonismo en la recta final de los diez primeros minutos, el talento de hombres como Randolph, autor de 13 puntos, dio comienzo a una sucesión de puntos y canastas en ambos lados de la cancha, como si de un combate de boxeo se tratase donde ambos buscaban el KO pero solo encontraban sus tarjetas llenas de puntos. A los entrenadores no parecía gustarles tanto como al público del Wizink Center, que se lo estaba pasando en grande. Al final del primer cuarto, Real Madrid 31-25 Khimki Moscow Region.

El Real Madrid roza el cuarto perfecto con la explosión de Mickey (34-17)

Batería de cambios tácticos de Pablo Laso en la recta final del primer cuarto con salidas relámpago de hombres como Llull o Garuba. Ya estabilizado el segundo, Campazzo y Llull empleaban la rotación de dos bases junto a Rudy, mientras que en la pintura continuaba Randolph acompañado de Mickey. El partido de Randolph y Campazzo estaba siendo increíble, ambos con 18 de valoración y por encima de la decena de puntos en tan solo 12 minutos de juego. Con el Madrid mandando en el marcado con diferencias que rondaban los 10 puntos, llegó el primer descanso para Campazzo, que dejaba su lugar a Carroll. Y el ‘Francotirador de Wyoming’ en su primer balón, se levantaba sobre su rival y enchufaba su primer triple del choque en su primer intento. La afición madridista, que no era ajena a los enormes rumores sobre la salida del escolta, coreaba su nombre buscando tocar su corazón. Y Jaycee respondía anotando un nuevo lanzamiento desde más allá del arco. El Madrid atravesaba sus mejores minutos en ataque cuando Laso daba descanso a Randolph para que debutase en Euroliga Trey Thompkins. Rudy anotaba de tres y ponía el 49-34 a falta de 04:50.

El Madrid estaba poniendo la directa con claras intenciones de romper el choque. Momento de lucidez absoluta de hombres como Deck o Mickey buscando abrir diferencias cercanas a los 20 puntos. Kurtinaitis, que había dado un breve descanso a Shved, se veía obligado a poner de nuevo a su estrella en pista ya que el partido se le escapaba cuando aun quedaban tres minutos y medio para el descanso. El Real Madrid lo estaba bordando, convertido en una máquina absoluta de baloncesto ofensivo. Circulaciones fluidas y la pizarra merengue destrozando una y otra vez la débil defensa rusa para dejar antes del paso por vestuarios el encuentro casi cerrado. La aportación de hombres como Mickey, con 16 crédito de valoración en 8 minutos de juego, había resultado clave para completar una primorosa exhibición de los chicos de Laso. El Madrid llegaba superando los 60 puntos, con más de 80 de valoración y con tres jugadores superando la decena de puntos. Además, se llevaba la lucha por el rebote, 18-11, estaban asistiendo mejor, 13-5, y registraban un acierto del 65% en tiros de campo, llegando hasta el 70% en triples. Una primera mitad soñada.

Al descanso, Real Madrid 65-42 Khimki Moscow Region.

Los blancos no bajan el pie del acelerador al ritmo de Tavares (27-14)

Pablo Laso optó por repetir su quinteto titular para el comienzo del tercer cuarto con la única variante de la entrada de Llull por el lesionado Taylor, que no había regresado desde que se marchara al vestuario tras recibir un fuerte golpe en la cara en el primer cuarto. Los blancos comenzaron exhibiendo de nuevo un enorme juego ofensivo. La presencia en pista de la pareja formada por Campazzo y Llull estaba dotando al juego de una fluidez mágica. Además, el acierto no había abandonado y el parcial de salida era de 10-0, con 7 puntos casi consecutivos de ‘Edy’ Tavares. Entre Llull y ‘Facu’ sumaban ya 11 asistencias, el doble que todo el conjunto rival. La renta seguía creciendo a un ritmo asombroso y la paliza comenzaba a ser histórica, todo al ritmo que ahora mismo marcaba Tavares con 10 puntos en 5 minutos de cuarto. Laso movía su banquillo y daba minutos a Thompkins y Carroll, dos jugadores poco usados en la rotación. Carroll anotaba de tres nada más entrar en pista y ponía el 84-49 a falta de 04:20.

El Real Madrid estaba arrollando a su rival también en este tercer cuarto, y ni el talento individual de los rusos les permitía reducir una diferencia un tanto deshonrosa. Los altos porcentajes del cuadro madridista y su gran nivel defensivo habían pintado un encuentro deslucido y resuelto a más de 15 minutos del final. Nada hacía esperar una mínima reacción. Al menos Pablo Laso aprovechaba para dar minutos a hombres con escasa participación como Thompkins o Laprovittola. El argentino salió a falta de 11 minutos para el final en lugar de su compatriota Facundo Campazzo que se retiraba con 15 puntos, 5 asistencias y 3 robos para 22 de valoración. Uno de los momentos más especiales llegó con la primera canasta de Thompkins ante su público, un momento muy esperado por un jugador muy querido en la capital. Al final del tercer cuarto, Real Madrid 92-56 Khimki Moscow Region.

El Madrid guarda fuerzas y se deja ir (12-20)

El último cuarto comenzó con muy pocas cosas en juego. La amplía ventaja del Madrid hacía imposible pensar en una posible remontada o ni tan siquiera una reacción que hiciese preocuparse a los blancos. Por ello, los últimos minutos del choque serían para que hombres poco rodados ganasen confianza en un escenario muy favorable. Para todo eso y para que Jaycee Carroll siguiese echando puntos a su zurrón. A falta de 05:31 para el final, Trey Thompkins sumaba el punto número cien, dejando el 100-66 en el marcador.

El jugador americano del Real Madrid se estaba gustando en el poste bajo. Formaba una buena asociación con Nico Laprovittola, que le surtía de balones para que el ‘33’ sacase su buena mano a pasear. La recta final del choque se estaba convirtiendo en un concurso de tiro entre Thompkins y Carroll, dos de los tiradores más sutiles del viejo continente que hacían las delicias del respetable del Palacio de los Deportes. Poco a poco, el reloj fue pasando segundos para dar por concluido un choque que los blancos dejaron cerrado en la primera mitad con el mejor partido de toda la temporada.

Al final del partido, Real Madrid 104-76 Khimki Moscow Region.

Destacados

Enorme victoria del Real Madrid en casa ante el Khimki en uno de los mejores partidos en mucho tiempo. Los blancos arrollaron al conjunto ruso, uno de los mejores de la Euroliga hasta el momento, con exhibiciones de Randolph, Campazzo y Tavares, todos ellos por encima de 20 de valoración.

realmadrid.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here