[Real Madrid C.F. 2-2 PSG] Exhibición del Madrid que apaga el PSG en dos minutos

0
177

Real Madrid C.F. vs. París Saint Germain / Estadio Santiago Bernabéu / 26 de noviembre de 2019 / 21 horas / Jornada 5 / UEFA Champions League / Temporada 2019-2020

El Santiago Bernabéu vive su partido de Champions más grande de la fase de grupos. Los pupilos de Zidane reciben a un PSG que no ha perdido ninguno de sus cuatro partidos anteriores. Además, será el último enfrentamiento en Chamartín que disputarán los blancos en el Grupo A. Los blancos necesitan ganar esta noche para poder viajar a Brujas con la máxima tranquilidad posible. Sin embargo, con el empate a uno entre el Galatasaray y el Brujas los madridistas ya están clasificados matemáticamente para octavos, sin conocer aún si ocupará la primera o segunda plaza.

Por parte rival, el PSG. El conjunto parisino es el dominador del fútbol francés de la última década. Es uno de los clubes más grandes de su país y el ganador de seis de las últimas siete Ligas nacionales. Aterriza en el Bernabéu con un balance de 16 victorias y 3 derrotas en lo que va de campaña. Aunque ya está clasificado para octavos, necesita un punto para terminar en primera posición. Es el único club de Europa que todavía no ha encajado un gol en esta fase previa.

ALINEACIONES

  • Real Madrid: Courtois, Carvajal, Ramos, Varane, Hazard (Bale, 69′), Kroos, Benzema, Marcelo, Casemiro, Valverde (Modric, 76′), Isco (Rodrygo, 82′).
  • PSG: Navas, Thiago Silva, Kimpembe, Marquinhos, Verratti, Mbappé, Di María (Sarabia, 75′), Meunier, Bernat, Icardi (Draxler, 75′), Gueye (Neymar, 46′).

BANQUILLOS

  • Real Madrid: Areola, Militao, Modric, Bale, Jovic, Mendy, Rodrygo.
  • PSG: Rico, Cavani, Neymar, Sarabia, Diallo, Draxler, Dagba.

ENTRENADORES

  • Real Madrid: Zinedine Zidane
  • PSG: Thomas Tuchel

ÁRBITROS

  • Principal: Artur Dias (comité portugués)
  • Asistente 1: Rui Tavares
  • Asistente 2: Paulo Soares
  • Cuarto árbitro: Fabio Verissimo
  • VAR: Tiago Martins
  • AVAR: Hugo Miguel
  • Delegado UEFA: Mike Foster

TARJETAS

  • Amarillas: Marcelo (68’), Meunier (88’)
  • Rojas:

GOLES

  • 1-0 Benzema (min. 16)
  • 2-0 Benzema (min. 79)
  • 2-1 Mbappé (min. 81)
  • 2-2 Sarabia (min. 83)

[Primera parte]

El Bernabéu recibía al PSG en una noche lluviosa. El Real Madrid comenzó muy motivado y metido en el partido, aunque ya sabía que, matemáticamente, estaba clasificado. Sin embargo, estaba en juego el orgullo del mejor equipo del mundo ante el mejor de Francia. La posesión falseó a los aficionados porque fueron los visitantes los que comenzaron dominando, pero rápidamente los blancos espabilaron y se hicieron con las riendas del esférico. Zidane apostó por Isco en el centro del campo y este respondió bien, con jugadas importantes y cortando ataques parisinos. La defensa, más de lo mismo. Los centrales eran una barrera imposible de derrumbar y de atravesar. No obstante, el peligro estaba en las botas del PSG con su mayor goleador, Icardi; pero no eran efectivas sus acciones en la portería de Courtois.

El conjunto madridista se acercaba al gol con un tiro de Kroos y en el 16’ llegó la recompensa. Hazard comenzó a brillar en Chamartín e ideó una jugada fantástica. Zigzag con ‘delicatessen’ para evitar a Meunier y Marquinhos. Intervinieron Valverde y Carvajal, pero fue finalmente Isco quien asistió a Benzema para que, simplemente, empujase el balón al fondo de la red. Los parisinos, por su parte, lo continuaban intentando con muy buenas combinaciones entre Mbappe, Icardi y Di María, pero no era el día. Todos los jugadores merengues estaban enchufados y la afición lo agradecía con calurosos aplausos en jugadas meritorias. Kroos seguía probando suerte con disparos lejanos, Hazard seguía derrochando calidad en cada balón que pasaba por sus botas y Courtois estaba sembrado bajo palos. Sin embargo, el final del primer tiempo fue tenso. El cancerbero madridista derribó a Icardi en el área y el colegiado, a priori, le mostró la tarjeta roja y señaló penalti. Lo revisó en el VAR y se retractó en ambas decisiones: ni roja ni penalti, pero sí falta de Gueye sobre Marcelo. Y con estas sensaciones y con ventaja en el marcador para los chicos de Zidane el partido se iba al descanso.

Benzema, Marcelo y Hazard celebrando un gol del francés. Fuente: realmadrid.com.

[Segunda parte]

En la reanudación, Tuchel decidió la salida de Gueye del césped para dar entrada a Neymar, pitado por los seguidores locales. Pero la primera acción fue para el Madrid. El PSG parecía mejorar con la entrada del brasileño, mas los merengues estaban muy bien posicionados. Isco y Benzema, entre otros, seguían intentando aumentar la ventaja en el lumínico, pero en la portería estaba un viejo conocido por todos, Keylor Navas, salvando a su equipo; su actuación fue brillante de principio a fin. Mbappé se venía arriba junto con Neymar, pero el Madrid no perdía fuelle. Aunque sí a un jugador hasta ahora destacado, Hazard, que tuvo que abandonar el terreno de juego por molestias en su tobillo y le sustituyó Bale.

El ritmo de juego bajó, pero la posesión continuaba inclinada hacia el lado blanco. Los entrenadores volvían a mover ficha: en el PSG se iban Di María e Icardi y entraban Sarabia y Draxler; la grada despedía en pie a Fede Valverde para dar entrada a Modric. Y cuando el Madrid lo seguía buscando, llegó el segundo. Luka comenzó una contra tras un mal repliegue del PSG, la bola pasó por Isco y Marcelo y el killer ‘9’, Benzema, remató de cabeza.

El enfrentamiento parecía ser justo, pero en tan solo tres minutos todo cambió. Varane y Courtois no terminaron de entenderse y Mbappé, a centro de Meunier, recortaba distancias. Tan solo dos minutos después, la locura se instauró en Madrid. Nadie despejó en el área blanca y Sarabia, con astucia, mandó el esférico a la escuadra con un zurdazo. Y empate en el electrónico. El encuentro se volvió loco y negativo para el partidazo que se estaban marcando los de la capital española. El Madrid lo continuó intentando por mediación de Rodrygo y Carvajal, pero no hubo suerte. Bale, en el descuento, se topó con el palo al lanzar una falta. Sin tiempo para más, el árbitro pitó el final del partido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here