[Real Madrid 91-60 MoraBanc Andorra] El Wizink Center cierra el 2019 con paliza

0
79

Previa

El Real Madrid afronta la decimocuarta jornada de Liga Endesa con un enfrentamiento que siempre crea problemas a los blancos. MoraBanc Andorra visita el Wizink Center para intentar llevarse una victoria del feudo madridista donde los de Laso siguen invictos este año. El entrenador madridista contará con las bajas de Sergio Llull y Felipe Reyes, mientras que son baja por decisión técnica Jordan Mickey y Jaycee Carroll. Entran en la lista los jóvenes Usman Garuba y Mario Nakic, y el último fichaje del cuadro merengue Salah Mejri. El cuadro local buscará cerrar una gran semana tras las dos victorias en Euroliga ante Milán y Baskonia para seguir en lo más alto de la clasificación tras sumar 11 victorias y 2 derrotas hasta el momento. Por su parte, Andorra intentará cosechar un buen resultado para seguir en la pelea por los últimos puestos de Playoffs, ya que se encuentra séptimo con 7 triunfos y 6 partidos perdidos, pero empatado con otros 7 equipos, algunos de la entidad de Valencia Basket, Kirolbet Baskonia o Unicaja.

Alineaciones

  • Real Madrid: Campazzo (7), Causeur (6), Deck (4), Randolph (7), Tavares (11) – quinteto inicial – Laprovittola (10), Rudy (0), Taylor (11), Garuba (8), Thompkins (14), Nakic (6), Mejri (7)
  • MoraBanc Andorra: Hannah (2), Massenat (2), Walker (8), Llovet (8), Musli (17) – quinteto inicial – Colom (2), Senglin (9), Todorovic (6), Krampelj (0), Bartolomé (-), Clark (2), Jelinek (4)

Partido

Tavares y Randolph abren el candado de MoraBanc (24-12)

No se reservó nada Pablo Laso para el inicio del partido contra MoraBanc Andorra, sabedor de que es un rival que siempre se le atraganta a su equipo. Quinteto casi de gala con Campazzo, Causeur, Deck, Randolph y Tavarespara intentar salir fuertes a la pista, aunque los de Ibón Navarro no pusieron las cosas fáciles, tomando la delantera en el marcador y llevando el ritmo del choque. Con dos equipos acostumbrados a destapar el tarro de la esencia anotadora, la defensa sería hoy clave, y ahí estuvo el primer punto de inflexión del partido, en el entramado defensivo de los andorranos que estaba cortocircuitando al Real Madrid. Solo Tavares, imponiéndose en las alturas, conseguía anotar con cierta comodidad. A falta de 05:18, Campazzo ponía desde la línea de personal el 8-9 en el marcador.

El partido seguía siendo de poco caudal ofensivo y ataques trabados, ya que ninguno de los dos conjuntos conseguía encontrar situaciones cómodas que permitieran una buena selección de tiro. Además, los parones por faltas, hasta 7 en los 6 primeros minutos de partido, hacían muy difícil que el juego se lanzara. Un parcial de 7-0 liderado por Anthony Randolph provocó el primer desequilibrio del partido reseñable, además de permitir a los blancos dar la vuelta al electrónico. Navarro paró el choque para intentar reconstruir su sistema defensivo, ese que también le había funcionado en la primera mitad del cuarto. Lo que sí le estaba faltando al MoraBanc era un líder ofensivo, ya que ninguno de sus hombres había conseguido anotar dos canastas. Por su parte, la anotación madridista se concentraba en tres hombres, Tavares, Randolph y Deck. A falta de dos minutos para el final, el cuadro visitante entraba en bonus, lo que provocó mayores fisuras en su defensa. Las tornas cambiaron en la recta final, ya que fue el Madrid quien aumentó su nivel defensivo, siendo Randolph y Tavares los encargados de echar el candado al aro. El caboverdiano sumaba 8 puntos y 6 rebotes en el primer parcial. Campazzo puso la guinda con un triple sobre la bocina a pase de Rudy para terminar la fiesta. Al final del primer cuarto, Real Madrid 24-12 MoraBanc Andorra.

El Madrid destroza el partido y hacer desaparecer a MoraBanc (26-2)

Tras la salida de Rudy en la última posesión del cuarto, llegaron más de Laso, que dio entrada a Laprovittola, Taylor y Thompkins de una tacada. Tras un inicio complicado por la buena defensa de los de Ibón Navarro que provocó que el Real Madrid no pudiese crecer en el juego como acostumbra, los de Laso volaban en la pista desde hacía algunos minutos. Todo salía, tanto en ataque como en defensa, y la diferencia se acercaba a los 20 puntos tras crecer exponencialmente en un abrir y cerrar de ojos. El último en entrar fue Salah Mejri, por lo que Laso variaba completamente su quinteto con el cambio de torres en la pintura. La entrada de Rudy y Thompkins al partido había sido prácticamente inmejorable, provocando la excelencia en el juego madridista en ambas canastas. La renta de los blancos no dejaba de crecer y Nico Laprovittola se sumaba a la fiesta con un triple lejanísimo para delirio de la hinchada del Palacio de los deportes. En 15 minutos de juego, los blancos habían capturado 22 rebotes, 13 más que su rival, siendo Tavares con 8 el líder en aportación, y habían repartido 7 asistencias, 4 más que Andorra, destacando Rudy con 3. Musli anotaba la primera canasta andorrana del cuarto para poner el 40-14 a falta de 05:05.

El Real Madrid estaba destrozando el partido con un cuarto de fantasía que dominaban por 18-2. Tanto en ataque como en defensa, el Real Madrid estaba siendo un rodillo prácticamente imparable, obteniendo una renta que triplicaba la de su rival. Además, no solo la efectividad y el buen nivel defensivo estaban siendo claves, sino que el juego estaba siendo un espectáculo. El parque de atracciones del líder se había instalado en el Wizink Center y amenazaba con no marcharse, dejando un primer tiempo y un segundo cuarto para el recuerdo, cerrado con una nueva canasta de Mejri sobre la bocina tras la enésima asistencia de Rudy Fernández. Las sensaciones eran de completamente emoción tras haber vivido algo mágico, aunque la bronca de ibón Navarro a los suyos en el vestuario resonaría en toda la capital. Thompkins, se erigió como líder de la exhibición blanca con sus 12 puntos en el segundo parcial.

Al descanso, Real Madrid 50-14 MoraBanc Andorra.

Andorra despierta para mejorar su imagen (20-23)

Con el propósito de olvidar una primera mitad horrible, Andorra salió tras el descanso con ánimos renovados y una mejor actitud con la intención de al menos maquillar el resultado y disputar la segunda mitad. Pablo Laso introdujo en pista a su quinteto titular con la variante de la salida de Randolph, cuyo lugar lo ocupaba Garuba con sus primeros minutos. El tercer cuarto estaba siendo mucho más disputado gracias a una mejor versión de MoraBanc, aunque la diferencia de 34 puntos hacia casi imposible pensar en una remontada. Sin embargo, el cuadro de Ibón Navarro ganaba el tanteador parcial en una primera mitad de cuarto que recordaba al inicio del partido. Musli, tras capturar un buen rebote ofensivo, ponía el 61-29 a falta de 05:10.

Laso siguió rotando a sus hombres importante y sentó a Gaby Deck para dar sus primeros minutos a otro joven, Mario Nakic. El Madrid había bajado su intensidad, provocando el crecimiento de Andorra, aunque es cierto que los cambios estaban permitiendo realizar muchas rotaciones. Volvieron a pista Laprovittola y Taylor para dar descanso a Campazzo y Causeur. El argentino no tardó en tomar el mando de las operaciones para poner práctica su gran conexión con los interiores y llevando a Tavares a consumar su doble-doble con 11 puntos y 12 rebotes. El siguiente en dejar su sello fue Nakic, con un gran stepback en la esquina para clavar el triple y anotar su primera canasta del partido. El siguiente objetivo del cuadro merengue era la integración total de Mejri, falto de minutos por las lesiones y sobre todo de confianza. Al final del tercer cuarto, Real Madrid 70-37 MoraBanc Andorra.

Andorra se lleva la segunda mitad tras el desastre (21-23)

Con el partido ya resuelto, Laso dedicó el último cuarto a dotar de minutos a los hombres menos habituales. Jugadores como Laprovittola, Mejri o Nakic tendrían su oportunidad de sumar y crecer en el equipo y en el juego. El último parcial comenzó con la expulsión de Nacho Llovet tras realizar una falta personal sobre Garuba y recibir, de forma consecutiva, otras dos técnicas por sus airadas protestas, lo que provocó que tuviera que abandonar la cancha antes de tiempo bajo la pitada del Palacio de los Deportes. Laso sentó también a Garuba para dar minutos a Thompkins, que había realizado un excelente segundo cuarto. El propio Trey anotó una gran bandeja para poner el 81-47 a falta de 05:31.

El encuentro no tenía apenas historia más allá de actuaciones individuales como las de Nakic y Mejri, sin mucha suerte y peleados con el mundo, pero con el apoyo de sus compañeros que celebraban como un título cada buena acción de los dos jugadores menos utilizados hasta el momento. Además, la grada madridista coreaba el nombre del pívot para mostrarle su total apoyo. Paralelamente, el crecimiento de Andorra en la segunda mitad provocó que Musliterminara como máximo anotador con 17 puntos mientras guiaba a su equipo que se llevaba los dos últimos cuartos.

Al final del partido, Real Madrid 91-60 MoraBanc Andorra.

Destacados

Paliza del Real Madrid en su último partido en casa antes del final del año. Los blancos destrozaron a MoraBanc Andorra tras una primera mitad excelente donde endosaron un parcial de 37-2. Buenos minutos de hombres como Tavares y Thompkins, artífices de los mejores minutos haciendo suya la zona.

ACB Photo / P.Castillo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here