El Real Madrid se lleva el derbi ante Fuenlabrada con un gran tercer cuarto

0
157

Victoria del Real Madrid en una dura cancha como es la de Montakit Fuenlabrada por 80-95 . Gran partido de Tavares con 12 puntos, 8 rebotes y 23 de valoración, y de Llull, con 17 tantos y un 7 de 8 en tiros de dos, en un derbi muy intenso que los blancos se llevaron gracias a un genial tercer cuarto en el que vencieron por 20-31, rompiendo con la igualdad reinante durante casi todo el choque. Buenos momentos de Felipe y Ayón también, claves para cerrar el triunfo que vale seguir en lo más alto de la clasificación.

El Real Madrid dominó el primer cuarto gracias a un excelente Sergio Llull que anotó 11 puntos para dar la primera ventaja a su equipo. Los blancos culminaron los diez primeros minutos con una ventaja de cinco puntos, 21-26, en los que el rebote fue una de las claves, faceta ampliamente ganado por los de Laso. El técnico vitoriano dispuso en pista un quinteto un tanto particular, con rotación de dos bases con Llull y Campazzo, y Gabriel Deck en la posición de alero. El base argentino fue el elegido para dirigir las operaciones, siendo el hombre más acertado en el pase y la visión de juego.

El segundo cuarto estuvo también muy igualado, pero con Montakit Fuenlabrada logrando cerrar la diferencia con el conjunto merengue. Los blancos sufrían ante un rival que está demostrando saber competir contra los grandes. Muy buenos minutos de Tomás Bellas, que anotó 10 puntos sin fallo para liderar el ataque fuenlabreño. El segundo parcial también dejó un gran duelo entre los dos capitanes, Felipe Reyes y Popovich, que se marcharon al paso por vestuarios con 8 puntos cada uno. Montakit se llevó este segundo cuarto, pero los blancos seguían por delante 43-46.

A pesar de que el tercer cuarto también comenzó muy igualado en el derbi madrileño, los blancos rompieron el choque con habitual acelerón del tercer cuarto, comandados por un gran Sergio Llull y por la pareja interior estrella formada por Randolph y Tavares. Los tres superaron la decena de puntos mientras Tavares también se hizo el rey de las alturas llegando a los 7 rebotes y dos tapones. Las diferencias subieron hasta los 10 puntos. Fuenlabrada intentó reaccionar con un parcial de 5-0, pero Llull se puso de nuevo manos a la obra y se situó como el máximo anotador con 17 tantos, subiendo la brecha en el marcador hasta los 13 puntos. Deck, con un coast to coast de manual sobre la bocina puso fin al cuarto con el resultado parcial de 20-31 que dibujaba en el electrónico el 63-77 total.

El último cuarto comenzó con ambos equipos atascados en ataque, situación que favorecía al Madrid ya que el reloj corría sin que su ventaja disminuyera. Laso dio los primeros minutos del partido a Prepelic, que compartió protagonismo con Ayón. Tras unos primeros minutos dubitativos, un parcial de 0-6 dejaba a los blancos 18 arriba en el tanteador. Sin embargo, Fuenlabrada no se quiso rendir antes de tiempo y respondió con un parcial de 5-0, sobre todo gracias al acierto desde la línea de tiros libres. El Madrid, lejos de amilanarse, aguanto el chaparrón y recuperó su diferencia habitual. A pesar de haber sido un derbi muy intenso, los blancos consiguieron terminar el choque con cierta tranquilidad gracias al amplio margen en el marcador. Al final del partido, victoria del Real Madrid por 80-95.

acb.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here