Trey Thompkins renueva con el Real Madrid hasta 2022

El Real Madrid de baloncesto sigue apuntalando su futuro con valores seguros y mucho talento. A pocos días de que comience la fase final de la Liga Endesa, el conjunto blanco ha hecho oficial la renovación de Trey Thompkins hasta de 2022. El jugador americano, clave en el proyecto y en los sistemas de Pablo Laso, seguirá haciendo disfrutar a la hinchada del Wizink Center durante al menos dos temporadas más.

La renovación de Thompkins se une a las ya anunciadas de hombres como Carroll, Rudy o Anthony Randolph, y a los grandes contratos como los de Campazzo o Tavares para seguir cimentando así el proyecto de las próximas temporadas, donde los blancos seguirán contando con una plantilla de primerísimo nivel. Con Thompkins, el Real Madrid se asegura a uno de los jugadores interiores con mayor calidad del baloncesto europeo, un anotador nato capaz de jugar al poste y aportar trabajo en el rebote con un especial talento para anotar desde el triple.

El jugador madridista, que acumula ya 5 temporadas a las órdenes de Laso habiendo disputado un total de 232 partidos, podrá seguir disfrutando de Madrid, la ciudad que tanto le gusta y en la que ha encontrado su mejor versión, siendo el club merengue el lugar idóneo donde explotar todo su potencial. Con la gran final four de 2018 en Belgrado en el recuerdo y 10 títulos en el zurrón, Thompkins espera seguir sumando conquistas, pudiendo ser la Liga Endesa la primera en llegar, si los blancos tienen un buen papel en la fase final de Valencia que comenzarán el día 18 ante Herbalife Gran Canaria.

realmadrid.com

 

El Real Madrid debutará ante Herbalife en la fase final de la Liga ACB

La Liga Endesa ha hecho oficial el calendario de la fase final que decidirá el campeón del título en una temporada tan atípica como lo está siendo esta edición 2019/2020 de la Liga ACB. Tras más de tres meses de parón, el equipo ganador alzará el título en Valencia el martes 30 de junio. En ese partido espera estar el Real Madrid, que debutará el jueves 18 de junio ante Herbalife Gran Canaria.

La fase final de la Liga Endesa comenzará el 17 de junio y durará dos semanas en las que se disputarán un total de 33 encuentros, con unos primeros 10 días frenéticos en los que habrá hasta tres turnos de baloncesto para resolver qué cuatro equipos se clasifican y pasan a semifinales. El primero de ellos comenzará a las 15:30 horas, el segundo a las 18:30 y el último comenzará a las 21:30.

La primera fase, formada por dos grupos de seis equipos (Grupo A: Barcelona, Joventut, Iberostar, Unicaja, Bilbao y Baskonia; Grupo B: Real Madrid, Gran Canaria, Zaragoza, Burgos, Andorra y Valencia), se resolverá en días alternos, primero una jornada del grupo A y al día siguiente la correspondiente del Grupo B. Las semifinales se disputarán el día 28, con al menos dos días de descanso, y la gran final el día 30.

CALENDARIO REAL MADRID FASE FINAL LIGA ENDESA 19/20

Jornada 1: jueves, 18/06/20 B Real Madrid vs Herbalife Gran Canaria
Jornada 2: sábado, 20/06/20 B San Pablo Burgos vs Real Madrid
Jornada 3: lunes, 22/06/20 B Real Madrid vs Valencia Basket Club
Jornada 4: miércoles, 24/06/20 B MoraBanc Andorra vs Real Madrid
Jornada 5: viernes, 26/06/20 B Real Madrid vs Casademont Zaragoza

realmadrid.com

Jaycee Carroll renueva una temporada más con el Real Madrid

El Real Madrid ha hecho oficial la renovación de Jaycee Carroll por una temporada más, la que será su décima con la camiseta blanca. El ‘francotirador de Wyoming’ suma 631 partidos con el equipo madridista, siendo el extranjero que más veces ha vestido la elástica merengue en la historia del club.

La renovación de Carroll era uno de los puntos más importantes que el Real Madrid tenía que resolver antes del final del curso, ya que el escolta madridista finalizaba su vinculación con el club este mes de junio. De esta forma, la ampliación de su contrato firmada hasta el 30 de junio de 2021 satisface uno de los mayores deseos de la afición madridista, que no quería ver como uno de los mejores jugadores de la historia reciente del club decía adiós al baloncesto, retirándose con un total de 19 títulos en 9 temporadas.

Todo hace indicar que la próxima temporada será la última de su carrera como jugador, una carrera que gracias a su dedicación y cuidados ha ampliado de forma excelsa, ya que el tirador merengue sigue siendo uno de los jugadores más temidos de Europa cuando se acerca a la línea de tres. En la retina de la afición está aun muy vivo el triple sobre la bocina anotado contra el Barça en el segundo partido de la final de Liga Endesa del curso pasado, entre otras grandes actuaciones del ’20’ blanco.

El principal motivo que ha llevado a Carroll a renovar un año más ha sido, precisamente, la afición: «Muchas gracias por el amor que me habéis dado en estos 10 años. Voy a dar el máximo en la pista para que podáis disfrutar. Os he escuchado y me quedo un año más. Ha sido una parte importante de esta decisión. El cariño que me ha dado la afición en estos años ha sido unas de las razones principales. Me encanta jugar en el Real Madrid y lo tuve en cuenta al reflexionar sobre la decisión«. Además, Jaycee quiere seguir con todas las de la ley, ayudando al equipo a seguir levantando títulos: «Queda mucho por competir todavía y tengo el deseo de ganar más títulos y jugar al máximo nivel. Cuando lo dejas no puedes volver a retomarlo igual y quiero aprovecharlo al máximo».

realmadrid.com

La Liga Endesa se resolverá en Valencia

La Liga Endesa ha resuelto al final el dilema que venía meditando estas últimas semanas sobre cómo reanudar y resolver una temporada que había quedado paralizada por la pandemia sufrida tanto en nuestro país como en todo el mundo. El Covid-19 consiguió detener el baloncesto en nuestro país durante más de dos meses, dejando sin concluir la Fase Regular de la Liga ACB, así como también había paralizado la Euroliga. Justo unos días después de conocerse que la máxima competición continental se había dado por concluida sin campeón, el torneo nacional informa que celebrará su desenlace en Valencia.

La capital del Turia ha sido finalmente la seleccionada para acoger un torneo tan atractivo como novedoso para poder decidir el final de la temporada. Valencia siempre fue la gran favorita tras alcanzar la máxima puntuación en los baremos creados por la liga y los equipos participantes, imponiéndose así a otras grandes ciudades como Madrid, Zaragoza o Las Palmas. La gran capacidad hotelera de una ciudad tan turística como Valencia y las múltiples instalaciones deportivas entre las que destacan el pabellón del Valencia Basket, ‘La Fonteta’, y las ocho pistas de L’Alquería, han sido claves para que la ciudad levantina fuera la elegida.

Se prevé que el torneo comenzará a mediados de junio, justo cuando se reanudará la liga de fútbol profesional, y que los equipos viajarán unos días antes para poder facilitar su instalación, aclimatación y pasar los pertinentes controles sanitarios con la previsión y el orden necesarios. En dicha competición participarán los 12 equipos mejor clasificados hasta el momento en la Liga Endesa, los cuales se alojarán en tres hoteles diferentes. Divididos en dos grupos de 6, equipo jugará una vez contra cada uno de sus compañeros de grupo, sumando un mínimo de 5 partidos. Los dos mejores clasificados de cada de grupo pasarán a semifinales, que se disputarán a partido único, al igual que la final. Todos los encuentros serán a puerta cerrada.

Para mayor seguridad de todos, la ciudad montará un hospital de campaña junto a la Fuente de San Luis para garantizar la salud de los jugadores, entrenadores, árbitros y todos los miembros involucrados ante cualquier imprevisto. La Asociación de Clubes correrá con los gastos de desplazamiento de todos los equipos al tratarse de unas circunstancias tan particulares como las que atraviesa todo el país.

En total se disputarán 33 encuentros y los grupos formados serán los siguientes: Barça, Iberostar Tenerife, RETAbet Bilbao, KIROLBET Baskonia, Unicaja y Joventut de Badalona en el grupo A, y Real Madrid, Casademont Zaragoza, MoraBanc Andorra, Valencia Basket, San Pablo Burgos y Herbalife Gran Canaria en el grupo B. Antes del comienzo de la competición, todos los equipos tendrán la oportunidad de celebrar algún partido amistoso para coger cuanto antes el ritmo de competición.

Así quedará la nueva Euroliga

Hoy se ha hecho oficial el fin de la temporada en el baloncesto europeo, dando por concluida la disputa de la mayor competición continental, la Euroliga. Tras la reunión de la junta ejecutiva de accionistas producida esta mañana, su director Jordi Bertomeu ha confirmado la noticia de dar por finalizada la competición, desechando así la posibilidad de terminar en una sede única como se había especulado.

El propio Bertomeu explicó que esta decisión ha sido la más difícil de tomar: «Es la decisión más difícil que hemos tenido que tomar en nuestros 20 años de historia. Debido a razones fuera de nuestro control, nos hemos visto obligados a interrumpir la temporada. Esto llega después de dos meses y medio en los que todos los interesados ​​agotaron todas las vías posibles para tratar de ofrecer una temporada completa. Tuvimos muchas motivaciones para reanudar la temporada 2019/20, pero en una situación tan excepcional, tenemos que poner la salud de las personas primero y por encima de cualquier otro interés».

De esta forma, la Euroliga quedará desierta, sin un campeón por primera vez en su historia, desde su creación en 1958, denominada entonces Copa de Europa. Además, la competición, que volverá el día 1 de octubre para comenzar un nuevo curso si las circunstancias sanitarias lo permiten, estará formada por los 18 equipos que han participado esta temporada, de manera que ninguno de ellos se verá perjudicado al perder su plaza sin haber disputado todos los partidos. Esta decisión, que para nada influye en el devenir que tendrán las demás ligas nacionales, satisface así la voluntad de la mayoría de los jugadores participantes, algunos de ellos en sus países de origen y que no han podido volver con el resto de sus compañeros.

euroleague.net

La temporada 2019-2020 de la Euroliga queda cancelada

Comienza a esclarecerse la situación en la que quedará la temporada 2019-2020 en el mundo del baloncesto. Mientras los jugadores llevan ya dos semanas entrenando y respetando las medidas de seguridad ordenadas por el Ministerio de Sanidad, los clubes siguen a la espera de noticias para saber qué rumbo tomará el presente curso. Con la decisión de reanudar o no la Liga Endesa en continuo estudio, hoy ha recibido el veredicto, que parece ser definitivo, la Euroliga, cuya temporada ha sido cancelada tras una reunión celebrada esta mañana entre los clubes y la propia competición.

La decisión parecía tomada incluso antes de la reunión ante la negativa de la mayoría de los jugadores de retomar la competición europea. Las diferentes situaciones que se viven en cada uno de los países, con medidas de desescalada diversas y cierre fronteras en algunos de ellos, han hecho muy difícil la reanudación de la Euroliga. Además, la falta de planificación y la creación de una ruta solvente para intentar revertir la situación por parte de la organización tampoco han contribuido.

El plan de emergencia trazado, después de la suspensión del 12 de marzo tras la celebración de partidos a puerta cerrada como el que enfrentó al Olimpia y al Real Madrid en Milán, pasaba por finalizar la competición en una sola sede entre el 4 y el 26 de julio donde se disputarían los 54 partidos que restaban de la fase regular y la celebración de una final a ocho. Sin embargo, la junta ejecutiva de accionistas compuesta por los once equipos con licencia (Real Madrid, Barcelona, CSKA, Anadolu Efes, Fenerbahçe, Baskonia, Panathinaikos, Olympiakos, Maccabi, Olimpia Milano y Zalgiris) ha valorado los pros y los contras de la reanudación y han decidido que la mejor opción era dar por concluida la temporada.

Además, el presidente ejecutivo Jordi Bertomeu tuvo la iniciativa de ofrecer a los clubes la cancelación de la Euroliga para que fuera la competición quien diera el primer paso, sometiendo a votación el futuro tanto del máximo torneo continental como de la Eurocup. El propio Bertomeu dará una rueda de prensa telemática para dar a conocer cómo se ha tomado la decisión y cuál será el futuro de la competición.

realmadrid.com

Florentino Pérez visita a la plantilla de baloncesto en un nuevo día de entrenamiento

El Real Madrid de baloncesto continúa con su preparación en estos primeros días de entrenamiento tras superar los dos meses de confinamiento que ha atravesado nuestro país. Los jugadores de Pablo Laso, que ya pueden entrenarse en el pabellón de la Ciudad Real Madrid incluso por parejas, siguen acumulando horas de preparación física y ejercicios de técnica individual, bote y lanzamiento a canasta.

Sin embargo, el día de hoy ha tenido una particularidad reseñable. Antes del entrenamiento, Florentino Pérez ha visitado a la plantilla en las instalaciones de la ciudad deportiva para interesarse por el estado de los jugadores y del cuerpo técnico, así como para comprobar de primera mano las sensaciones del equipo en estos primeros días tras la vuelta al trabajo. Tal y como lo ha hecho con la primera plantilla de fútbol, el presidente ha intercambiado unos minutos de charla con algunos jugadores y con Pablo Laso, siempre con la protección de la mascarilla y guardando la distancia social de seguridad.

realmadrid.com

Sergio Llull: «Representar a esta institución es una responsabilidad muy grande»

El jugador del Real Madrid de baloncesto Sergio Llull ha participado en la tercera jornada de  la Semana Blanca de la Escuela Universitaria Real Madrid Universidad Europea. ‘Sergi’  ha repasado lo que significa para él formar parte del club blanco compartiendo con todos los madridistas ese sentimiento de responsabilidad y orgullo que tiene desde que firmó su primer contrato con el conjunto merengue.

Para Llull, ser parte del Real Madrid significa defender unos valores que forman parte del ADN del club: «Representar a esta institución es una responsabilidad muy grande. Es el mejor club del mundo y tienes que actuar en consecuencia. Valores como el esfuerzo, el trabajo diario, el sacrificio, el compañerismo y no rendirse nunca van unidos a la historia del Real Madrid. Cuando eres deportistas de alto nivel tienes que tener claro el ejemplo que hay que dar a los jóvenes«.

El base español afirmó que poder llegar a ser jugador del equipo blanco es un sueño hecho realidad: «Cuando eres pequeño sueñas con vestir esta camiseta, pero luego la realidad supera todos esos sueños. Detrás hay mucho esfuerzo, sacrificio y horas de entrenamiento. Sigo cumpliendo ese sueño de vestir la camiseta del Real Madrid». Para Llull, haber alcanzado lo máximo le ha permitido vivir y experimentar situaciones incomparables: «He tenido muy buenos momentos vistiendo esta camiseta. La Copa del Rey en Málaga con mi último tiro, el día de mi fichaje… Pero me quedaría con la Euroliga que ganamos en Madrid porque era un trofeo muy buscado que se nos resistió los años anteriores. Poder conseguir ese título frente a nuestros aficionados en un Palacio a rebosar es inolvidable. También fue un momento muy especial mi regreso tras la lesión por volver a sentirme jugador y por la ovación de la afición«.

Todas esas emociones vividas durante estos años han servido para que Sergio haya rechazado en innumerables ocasiones a la NBA, el mayor escaparate del baloncesto mundial: «Cuando era pequeño veía los partidos del Madrid por la tele y era mi sueño jugar aquí. Pude cumplirlo y lo sigo haciendo. La NBA es la mejor Liga del mundo, pero tienes que poner en la balanza los pros y contras y para mí vestir esta camiseta solo tiene pros. Estoy muy a gusto, estamos en una dinámica ganadora y ojalá pueda seguir muchos años más». Rechazar a la mejor liga del mundo y permanecer tantos años en el Real Madrid le ha permitido a Llull convertirse en una auténtica leyenda blanca: «No podía imaginar lo que he conseguido ni en mis mejores sueños. Siempre he intentado dejarme la piel centrándome en el día a día para ir creciendo poco a poco en este gran club. Con lo que más se siente identificada la afición del Real Madrid es con un jugador que lo da todo, que nunca se rinde y lo intenta hasta el final. Es lo que yo intento hacer«.

Todo esfuerzo tiene su recompensa, y el arrojo y el talento de Sergio Llull le ha permitido abanderar una generación que ha agrandado con creces la leyenda del Real Madrid: «Cuando ganas títulos y notas esa sensación del trabajo bien hecho lo quieres repetir. Intentas dar lo mejor para seguir ganando títulos y celebrarlo con esta gran afición. A mí lo que más me gusta del deporte es ganar y te sientes muy orgulloso cuando lo consigues. El Real Madrid es el mejor club, el nivel de exigencia es muy grande y hace que nunca puedas estar conforme con lo conseguido. Tienes que intentar llegar a todas las finales y ganarlas».

Sin embargo, la humildad de Llull es tan grande como su valía, por lo que no olvida que el vestuario del Real Madrid es garantía de éxitos también por sus compañeros: «Creo que cuando un equipo funciona muy bien en la cancha es porque hay un grupo de personas fuera que lo hacen posible. Todo ese buen ambiente se ve reflejado en el campo y nos hace jugar lo mejor que podemos para celebrar títulos juntos. Es primordial anteponer el beneficio del equipo al personal. Tenemos jugadores de mucha calidad pero todos conocen su rol y lo que tienen que hacer para que el equipo funcione«.

realmadrid.com

 

El trabajo por parejas protagoniza una nueva semana de entrenamientos

El Real Madrid de baloncesto sigue realizando su particular pretemporada tras la vuelta a los entrenamientos. A la espera de saber cómo y cuándo se reanudará la competición, el equipo de Pablo Laso sigue acumulando horas de preparación en la Ciudad Real Madrid. El trabajo físico sigue siendo un pilar fundamental, pero los blancos han introducido un nuevo avance en la búsqueda de la normalidad: el trabajo por parejas.

El cuadro merengue disfruta de unas instalaciones impresionantes que le permiten ejercitarse de una manera segura sin descuidar la preparación de la plantilla. Tras una semana de mucho trabajo físico a las órdenes de Juan Trapero y sesiones de tiro individualizadas, el conjunto madridista ha comenzado a realizar entrenamientos por parejas.

Además, con elementos como conos se han implementando las sesiones al poder realizar ejercicios de bote, dribling y acciones combinadas para ir acercándose poco a poco a situaciones reales de partido. No obstante, los entrenamientos se siguen realizando con el grupo dividido en dos partes y con sesiones al aire libre en el césped de Valdebebas donde los blancos se siguen preparando físicamente.

realmadrid.com

El Real Madrid tiene la primera toma de contacto con el balón

El Real Madrid de baloncesto ha tenido en el día de hoy su primera toma de contacto con el balón. Tras tres días realizando ejercicios de preparación física en el césped del campo número 9 de la Ciudad Real Madrid, el equipo de Pablo Laso ha podido realizar su primer entrenamiento en el pabellón de la ciudad deportiva. El balón, la canasta y las medidas de seguridad han sido los protagonistas de la cuarta sesión de la semana.

Los jugadores han podido disfrutar de diferentes sesiones de tiro para ir calibrando la puntería tras más de dos meses alejados de la pintura y de sus zonas de lanzamiento. Siempre de forma individual, gracias a la amplitud de las instalaciones de la ciudad deportiva, los Llull, Rudy y compañía han estado de nuevo a las órdenes del preparador físico Juan Trapero.

El pabellón de la Ciudad Real Madrid está compuesto por cuatro pistas de baloncesto, por lo que cada jugador ha podido realizar sus series de tiro en una canasta de forma individual. Tal y como se habían realizado las sesiones en el césped, la plantilla ha estado dividida en dos grupos para respetar así los protocolos de seguridad fijados por el Gobierno.

realmadrid.com

El Real Madrid de baloncesto vuelve a los entrenamientos

El deporte nacional echa poco a poco a andar de nuevo. A pesar de que España sigue sumida en una profunda crisis sanitaria, el país comienza a ver la luz al final del túnel, y los deportistas se presentan como faros que iluminan una normalidad que aun parece lejana. Y en busca de esa ansiada normalidad se encuentra el Real Madrid de baloncesto, que ha vuelto estos días a los entrenamientos tras dos meses sin ejercitarse. Los blancos realizaron su última sesión grupal el 11 de marzo, justo antes de que se decretara el estado de alarma y se paralizara todo el deporte a nivel mundial.

Sin embargo, la vuelta a los entrenamientos ha tenido muchas particularidades que sin duda sirven para afirmar que la normalidad sigue aun lejana. El equipo de Pablo Laso no se ha ejercitado en el pabellón de la ciudad deportiva, sino que lo ha hecho al aire libre, en el campo número 9 de la Ciudad Real Madrid. Así lo ha considerado el club y la dirección deportiva del equipo para tomar las mayores precauciones de salud y distanciamiento posibles, cumpliendo los protocolos de seguridad fijados por el Gobierno para regresar a la competición con todas las garantías sanitarias.

El equipo madridista se ejercita en dos turnos a las órdenes del preparador físico Juan Trapero, que será el encargado de acompañar a los jugadores en este primer tramo en el que se llevará a cabo un plan específico para buscar el mayor rendimiento de la plantilla cuando se pueda reanudar la competición. La ilusión y el objetivo del cuadro merengue es seguir redondeando una excelente temporada en la que ya se han ganado dos títulos, la Supercopa Endesa y la Copa del Rey. Además, si finalmente la competición se reanudara, el Real Madrid se colocaría como uno de los máximos favoritos para levantar los dos trofeos que quedan por disputarse al ser segundo tanto en la Liga Endesa, con 18 victorias y 5 derrotas, como en Euroliga, con 22 triunfos y solo 6 partidos perdidos. Grandes objetivos a la altura de una gran plantilla que ha completado ya su tercera sesión de la semana.

realmadrid.com

Tavares lidera la remontada del Madrid en el partido del silencio

Sufrida victoria del Real Madrid en Milán en el partido de la preocupación y del silencio. Encuentro atípico en cancha del Armani Exchange a puerta cerrada que termina con triunfo merengue por 73-78. Mal primer cuarto de los de Laso, que llegaron a ir perdiendo por hasta 17 puntos, aunque el liderazgo de Tavares, que terminó con 13 puntos, 12 rebotes y 4 tapones, unido al resurgir de Rudy y la aportación de jugadores como Laprovittola y Thompkins, permitieron al conjunto madridista sellar la victoria.

Comenzó el partido de la polémica en Milán a puerta cerrada por el miedo al coronavirus. La famosa enfermedad, que ya se ha colado y de qué manera en el deporte, sigue condicionando competiciones de primer nivel como la Euroliga. El Madrid salió algo frío, sin ritmo y con pésimos porcentajes de lanzamiento. En los 10 primeros minutos, los blancos no superaron el 25% de acierto en el tiro, como si el desangelado ambiente del pabellón milanés sin público hubiese pasado mayor factura a los visitantes. Las importantes bajas del Madrid provocaron la presencia, una vez más, de Carroll, Garuba y Trey Thompkins en el quinteto titular, acompañando a los habituales Campazzo y Tavares. Los de Laso comenzaron muy erráticos en ataque y pasando apuros en la defensa sobre Micov, especialmente en las esquinas. El anotador de Armani volvió locos a Garuba y Thompkins y provocó las primeras grandes diferencias, ya que los de Messina se iban por encima de los 10 puntos. Laso dibujaba sistemas que ofrecían muchas opciones para Carroll y Thompkins, pero los merengues vivían un calvario en el tiro. El técnico vitoriano intentaba variar sus opciones, eligiendo la defensa zonal y los cambios de Rudy y Laprovittola para intentar dar la vuelta a la situación. Sin embargo, el primer cuarto fue un duro golpe para el Real Madrid, terminando con un resultado de 25-11.

Tras el descalabro del primer cuarto, los blancos intentaron reponerse en el segundo cuarto para no irse del partido antes de tiempo. La pareja interior formada por Felipe Reyes y Tavares fue clave en la recuperación del conjunto merengue, junto con la mejor dirección de Nico Laprovittola. El argentino supo crear diferencias en el 1 vs 1 y aprovechar el pick & roll con el caboverdiano para que este impusiese su ley en la pintura. Con una mayor intensidad defensiva y un mayor acierto en el triple, los de Laso endosaron un parcial de 0-12 que les hacían empatar el choque en la mitad del cuarto. Sin embargo, la salida del capitán con su segunda falta personal en un error inocente, y la marcha también de Tavares con 14 de valoración para tomar un respiro, hizo que Milán volviese a crecer al ritmo que marcaba Micov. Tras haber saboreado las mieles de la remontada y llegar a dar la vuelta a un marcador que tuvo 17 puntos abajo, los de Laso se desinflaron en la recta final del segundo parcial y se marcharon al descanso de nuevo en clara desventaja. El equipo merengue mostró una mejor versión llevándose el segundo cuarto por 20-24, pero muy insuficiente para igualar el tanteador.

Al descanso, Armani Exchange Milan 45-35 Real Madrid.

El tercer cuarto comenzó con malas noticias para el Real Madrid con la tercera falta personal de Campazzo. El argentino tuvo que dejar su sitio en la cancha a su compatriota Laprovittola, que estaba cuajando un gran partido, sobre todo en sensaciones. El ‘8’ era el único que estaba sabiendo encontrar a Tavares y generarle ventajas a la ‘Torre de Maio’, auténtico líder del Madrid y dominador de la pintura. El caboverdiano estaba acumulando una importante cantidad de minutos, terminando el tercer parcial con 11 puntos, 11 rebotes y 3 tapones. El penúltimo cuarto no fue precisamente una oda al baloncesto ofensivo, con poco ritmo, malas transiciones y mucho desacierto en el tiro. El Madrid estaba un pésimo 4 de 18 en triples, una losa demasiado pesada para intentar dar la vuelta al marcador, que seguía siendo dominados por los italianos. No obstante, el rendimiento de Milán también había decaído, con un Micov y un Moraschini mucho menos acertados y participativos. El marcador del tercer cuarto, con victoria del Real Madrid por 10-11, era una clara muestra de que ambos equipos reservaban sus mejores acciones para el final del choque. Milán seguía dominando por 55-46.

El último cuarto comenzó con la mejor versión del Real Madrid vista en el partido. Rudy Fernández lideró una imagen nueva de los de Laso que salieron del breve paso por el banquillo en modo apisonadora. El mallorquín, líder en defensa y letal desde el perímetro, contagió a sus compañeros ese gen ganador para comandar una remontada que se inició con un parcial de 0-14 que terminaría resultando clave. La intensidad en defensa del Madrid, provocando tres faltas en ataque de Milán casi consecutivas, comenzó a decantar la balanza del lado merengue, al que empezaba a salirle todo. Además, Laprovittola seguía cuajando buenos minutos, Tavares era el líder absoluto en las alturas y Thompkins se sumaba a la fiesta del triple para poner una diferencia cercana a los 6 puntos. Un gran tapón de Tavares y un mate tras pase de Taylor dentro del último minuto y medio parecía dejar sellado el triunfo madridista, pero dos triples, uno de Sergio Rodríguez y otro de Sykes, ponían emoción en el encuentro del silencio, dejando al cuadro blanco con solo dos puntos arriba y 25 segundos en el reloj. En ese momento, Laso optó por introducir hombres pequeños en pista, con buen manejo de balón y amplio rango de tiro para que la victoria viajase hasta Madrid. Una entrada a canasta de Campazzo ponía el 18-32 final en el cuarto y certificaba el triunfo merengue.

Al final del partido, Armani Exchange Milán 73-78 Real Madrid.

euroleague.net

[Real Madrid 96-78 Panathinaikos] Tavares y Campazzo siguen de dulce

Previa

El Real Madrid regresa a casa tras la brillante consecución de la Copa del Rey y tras su exhibición en Turquía frente a Fenerbahçe para alargar una gran racha en un compromiso difícil como siempre es Panathinaikos. Los blancos siguen contando con numerosas bajas, que no serán excusa para seguir la estela del todopoderoso Anadolu Efes. Pablo Laso sigue sin poder contar con los lesionados de larga duración Sergio Llull y Anthony Randolph, ni tampoco con hombres que volverán antes como Taylor. Además, las rotaciones del vitoriano dejan fuera a Fabien Causeur. Quien ya está de vuelta es el capitán Felipe Reyes. Por su parte, Panathinaikos llega con muchas ganas de llevarse la victoria de una de las canchas más difíciles de Europa, liderados por su trío estelar Nick Calathes, Fredette y Rice.

Alineaciones

  • Real Madrid: Campazzo (14), Carroll (12), Deck (13), Garuba (4), Tavares (15) – quinteto inicial – Laprovittola (10), Rudy (11), Mejri (0), Thompkins (11), Mickey (0), Nakic (0), Felipe Reyes (4)
  • Panathinaikos Opap Athens: Calathes (13), Fredette (11), Papapetrou (11), Thomas (11), Papaiannis (6) – quintento inicial – Rice (7), Rautnis (6), Pappas (-), Johnson (4), Mitoglou (0), Bentil (2)

Partido

El Real Madrid sigue de dulce (27-16)

Volvió el Real Madrid a su casa, al Wizink Center tras la consecución de la Copa del Rey y tras su posterior victoria en Estambul ante Fenerbahçe. El equipo de Laso seguía contando con bajas muy significativas, por lo que en el quinteto inicial figuraban caras poco habituales como Carroll o Garuba. A su lado, los de siempre, Facundo Campazzo al mando, Gaby Deck a la guerra desde el alero y Walter Tavares desde las alturas para poner orden en la zona. Los blancos no comenzaron del todo bien el choque, con demasiados fallos en el tiro, especialmente por parte de Gaby Deck. Sin embargo, el enorme estado de forma de Tavares y Campazzo pronto se cobró las primeras víctimas con un parcial de 10-0 que obligaba a Pitino a parar el choque. La primera gran ventaja del Madrid llegó con el 15-5 a falta de 05:11 para el final del cuarto.

Las defensas sobre Calathes y Fredette estaban siendo clave en el Real Madrid, donde los mayores problemas estaban en las dos faltas personales de Usman Garuba. Tras un inicio que generó alguna duda, Campazzo se puso rápidamente al mando y bajo su criterio de juego los blancos crecieron y volaron en el marcador. Con mucha fluidez, los puntos empezaban a caer con fluidez en una anotación muy repartida. No obstante, a pesar del buen nivel de los de Laso, Panathinaikos se mantenía en la pelea. Al filo del final del cuarto, Laso comenzó a mover su banquillo dando entrada a Rudy, Mickey y Thompkins. Al final del primer cuarto, Real Madrid 27-16 Panathinaikos Opap Athens.

Panathinaikos sube el nivel (21-25)

Panathinaikos comenzó con mucha intensidad el segundo cuarto, intentando recortar la diferencia ya abierta por los blancos. Las malas noticias llegaron pronto para Pablo Laso, ya que a falta de 8 minutos para el descanso llegó la lesión de Jordan Mickey. El pívot merengue saltó a por un rebote cayendo sobre el pie de un rival, lo que le provocó una fuerte torcedura de tobillo, obligándole a salir de la cancha rumbo al vestuario. Quien también se fue al banco fue Gaby Deck que, tras 13 minutos en cancha y 10 tantos, dejó su sitio a Carroll. Rudy cogió el testigo anotador del equipo enchufando dos triples de forma casi consecutiva, abriendo el tarro de las esencias. Acto seguido, fue Carrollquien anotaba desde el perímetro tras un colosal tapón de Tavares sobre Calathes. Laprovittola, desde la línea de personal, ponía el 39-26 a falta de 05:00 para el descanso.

A pesar de los cambios y de la buena salida de Panathinaikos, el Madrid siguió mostrando un gran nivel ofensivo bajo el mando de Nico Laprovittola, en clara línea ascendente a nivel personal. No obstante, el talento heleno provocaba que el marcador no terminara de romperse. Deshaun Thomas estaba siendo el mayor peligro. Los de Pitino, que no cesaban de hacer la goma desde el inicio del choque, vivían uno de sus momentos más dulces con un parcial de 4-12 para acercarse en el marcador cuando se consumían los últimos dos minutos de la primera mitad. Si embargo, fue el momento elegido por Carroll para hacer una aparición estelar con 5 puntos y un robo para revitalizar al equipo.

Al descanso, Real Madrid 48-41 Panathinaikos Opap Athens.

Calathes impulsa a la mejor versión de Panathinaikos (25-24)

Tal y como sucedió en el segundo cuarto, Panathinaikos volvió a salir con el cuchillo entre los dientes para intentar rebajar la diferencia definitivamente y meterse de lleno en la lucha por el partido. Laso optó de nuevo por su quinteto titular, lo que empezaba a suponer una carga de minutos importante para hombres como Deck o Tavares. Entre el argentino, el caboverdiano y Jaycee Carroll estaban concentrando casi toda la anotación de los de Laso, algo muy poco habitual. Las diferencias seguían siendo cortas, instaladas en torno a los seis puntos. A pesar de que el Madrid parecía llevar el mando, el partido seguía estando en un pañuelo cuando se había consumido la mitad del cuarto. Tavares anotaba tras la conexión entre pívots y ponía el 60-55 a falta de 05:25.

Calathes estaba liderando la resistencia del conjunto heleno, muy acertado desde el perímetro para lo que suele ser habitual en el base griego. Los de Rick Pitino, a base de mucho remar y aguantar los mejores minutos de los blancos, estaban consiguiendo meterse de lleno en la pelea, llegándose a acercar hasta a tres puntos. Pablo Laso optó por dar entrada a Felipe Reyes tras los difíciles minutos de Garuba, reforzando también la lucha por el rebote. El brillo de la primera mitad había dejado paso a la brega, reduciendo así también el ritmo anotador. Laso siguió introduciendo cambios, buscando repartir minutos para que los hombres claves llegaran con piernas frescas a los minutos decisivos. Al final del tercer cuarto, Real Madrid 73-65 Panathinaikos Opap Athens.

El Real Madrid recupera su versión justo a tiempo (23-13)

La estrategia de Laso parecía clara intentando conservar lo máximo posible a hombres importantes como Campazzo o Deck, al menos en el inicio del último cuarto. Rudy Fernández había sido el último en ganar protagonismo anotador con 11 tantos y 3 triples. El balear estaba siendo de los pocos que mantenía el tipo en el lanzamiento exterior ya que solo él, Carroll y Campazzo habían acertado desde la línea de 3, registrando un pésimo 7 de 32. Laso no estaba del todo contento con las sensaciones de su equipo y buscaba nuevas variantes con la rotación de sus dos bases en pista y la salida de Mejri. El técnico vitoriano buscaba una amenaza exterior constante con cinco jugadores con capacidad de anotar desde lejos. Y la idea del entrenador blanco pareció dar resultado con un parcial de 10-2 liderado por el despertar de Trey Thompkins que ponía a los suyos 14 arriba. Las situaciones de tiro parecían ser más claras que minutos anteriores, pero el lanzamiento de tres seguía siendo un camino de luces y sombras. A falta de 04:39, Vougioukas ponía el 85-73.

A pesar de la ventaja que los blancos habían cosechado en el inicio del último parcial, el partido no estaba para nada resuelto. Sin embargo, el trío argentino formado por ‘Facu’, ‘Lapro’ y Gaby estaba trabajando duro para sumar una nueva victoria en Euroliga. Campazzo había logrado sumar un gran doble-doble de 14 puntos y 10 asistencias, al igual que Tavares, que sumaba 15 tantos y 10 rebotes. Finalmente, el choque llegó resuelto a los últimos minutos resuelto, tanto que incluso Laso volvió a dar la oportunidad a Nakic de seguir sumando experiencias en la élite.

Al final del partido, Real Madrid 96-78 Panathinaikos Opap Athens.

Destacados

El Real Madrid consigue una nueva victoria en Euroliga, la quinta consecutiva, y sigue demostrando que está de dulce tras salir campeón en la Copa del Rey. Enorme partido de Tavares con 15 puntos y 10 rebotes para 30 de valoración, bien secundado por hombres como Campazzo, Carroll, Rudy o Deck.

euroleague.net

Un Madrid plagado de bajas se exhibe en Estambul

Enorme victoria del Real Madrid ante Fenerbahçe a domicilio por 65-94. Los blancos hicieron un partido perfecto consiguiendo algo que parecía casi imposible, mejorar el nivel mostrado en la Copa del Rey. El excelente partido de Carroll y Tavares no ensombreció las actuaciones clave de hombres como Rudy, Garuba o Laprovittola, aprovechando estos últimos las importantes bajas del equipo. Victoria de prestigio en el primer día sin Randolph, Llull, Taylor y Felipe Reyes.

El Real Madrid se presentó en Turquía con bajas muy importantes que se hicieron patentes en el quinteto titular de Pablo Laso. Oportunidad para Usman Garuba en la pintura junto a Tavares, y continuidad en el exterior para Carroll, que sigue de dulce tras pasar un profundo bache. Para completar, los dos argentinos líderes de este equipo, Facundo Campazzo y Gaby Deck. El partido comenzó siendo duro, con las defensas imponiéndose a los ataques hasta que el propio Campazzo se puso al mando. El base, recientemente nombrado MVP de la Copa del Rey, sacó su varita mágica para dibujar pases marca de la casa que comenzaron a labrar la ventaja blanca. Para ejecutar, dos hombres. El primero de ellos fue Carroll, que con dos triples consecutivos encendía la mecha y daba lustre al perímetro merengue. Y la otra gran estrella del equipo madridista fue Edy Tavares, dueño y señor de la pintura con 10 puntos y 4 rebotes en el primer acto. La ‘Torre de Maio’ provocaba el cabreo de Obradovic al robarle a su equipo demasiados rebotes ofensivos. Con un nivel excelente, el Real Madrid se marchó por delante al primer receso por 15-22.

Tras un buen primer cuarto del Real Madrid, la salida del conjunto de Laso en el segundo no fue ni mucho menos mala. Garuba creció en los primeros minutos, facilitando la entrada de hombres como Mickey. Los blancos, hoy uniformados de azul y dorado, ampliaron su renta gracias a un buen parcial de 2-9. Sin embargo, Obradovic hizo una llamada de emergencia a su mejor hombre, Nando De Colo, que a base de tiros libres y lanzamientos en suspensión de media distancia, fue capaz de igualar el nivel para no hacer mayor la sangría, encabezando un parcial de 8-0. La salida de jugadores como Laprovittola y Thompkins en un momento de partido algo caliente provocó que el Madrid perdiera comba. Eso, y el demencial bagaje arbitral que castigaba a los de Laso con seis faltas a mediados del cuarto y dos antideportivas. Sin embargo, poco a poco fueron entrando en el choque y retomando el control, además de exhibir un excelente nivel de juego, todo conducido por un Laprovittola renacido que hasta se gustó clavando un triple lejano. No obstante, el resurgir merengue tuvo la firma de Rudy con 6 puntos consecutivos que hicieron despertar al equipo. Para culminar el un gran segundo cuarto llegó Tavares, que puso la guinda volviendo a imponer su figura en la zona. El único lunar fueron las faltas, especialmente en el puesto de base, con dos para Campazzo y dos para Laprovittola. En Fenerbahçe, Nunnally pagó la compensación con cuatro. Los blancos se llevaron el segundo cuarto por 16-25.

Al descanso, Fenerbahçe 31-47 Real Madrid.

Fenerbahçe se propuso salir con todo tras el paso por vestuarios. El Real Madrid había cogido una gran renta en la primera mitad y Obradovic metió a los suyos la energía suficiente para intentar un esfuerzo máximo de 20 minutos que les permitiese luchar por el triunfo. Sin embargo, los blancos no se amilanaron en un ambiente hostil y de la mano de Jaycee Carroll se mantuvieron fríos y metidos en el choque, a pesar del escándalo arbitral que se estaba viviendo en Estambul. Garuba ponía la intensidad en defensa, Rudy la inteligencia para robar balones y cerrar rebotes ante jugadores mucho más altos y Carroll la brillantez desde la línea de tres. De Colo y Vesely se pusieron el traje de héroes para intentar una remontada que, muchos minutos después, seguía sonando a imposible. Lo que sí consiguieron los turcos fue plantear una contienda mucho más dura, más intensa y más caliente en un pabellón que fue un volcán hasta que Rudy acalló a la hinchada con un colosal triple. Sofocada la gran salida de los turcos, que llegaron a dominar el tanteador parcial, el Madrid pudo crecer de la mano de Laprovittola, que había salido a pista tras la tercera falta de Campazzo. Los 20 puntos de Carroll en tan solo 20 minutos de juego y el gran papel de jugadores como Tavares o Rudy, consiguieron que un peligroso tercer cuarto la diferencia volviese a crecer. Al final del penúltimo acto, Fenerbahçe 51-71 Real Madrid.

Tras el acelerón madridista en el final del tercer cuarto, el último y definitivo quedó casi sin historias. Fenerbahçe no llegó a arrojar la toalla hasta el final, pero el partido perfecto de los de Laso les mantuvo siempre a raya. Una salida estelar de Thompkins con dos triples consecutivos llegó a poner ambiente festivo a lo que ya era una auténtica paliza, instalados por encima de la veintena de diferencia. Solo Vesely quiso aprovechar el último cuarto para terminar de redondear sus números en un partido completamente decidido y con la hinchada otomana abandonado las gradas. Obradovic quiso “castigar a sus hombres” manteniendo a su primera línea hasta el final, lejos de guardarles para futuros compromisos y asumir así la responsabilidad de un pésimo partido. En el Madrid, hubo tiempo para el debut de Mario Nakic, que no se fue de vació, anotando 4 puntos y capturando un rebote en una buena puesta en escena.

Al final del partido, Fenerbahçe 65-94 Real Madrid.

euroleague.net

Randolph, Campazzo y Carroll ponen el brillo en la locura de Berlín

Nueva victoria del Real Madrid, y nuevo triunfo sufrido de los blancos que alternaron momentos brillantes con otros completamente desaparecidos. Los de Laso se han abonado a los finales apretados y, esta vez, la moneda cayó de cara con victoria visitante por 97-103 ante el Alba Berlín. El gran partido de Randolph con 27 puntos, 6 rebotes y 33 de valoración, de Carroll con 27 puntos y de Campazzo con 10 puntos y 19 asistencias, fue clave para que los de Pablo Laso se alzaran su victoria numero 18 tras superar un horrible segundo cuarto.

Gran primer cuarto del Real Madrid que salió a la cancha de Alba Berlín con ánimos renovados tras su mala racha de resultados. Pablo Laso dejó en Madrid a hombres importantes como Felipe Reyes o Rudy Fernández, pero el equipo no lo notó, al menos en el inicio. En el quinteto del técnico vitoriano destacó la presencia de Jaycee Carroll, un hombre que no atravesaba su mejor momento hasta que eligió Alemania para sacar su mejor versión. El francotirador de Wyoming abrió el choque con dos triples y, con ello, la exhibición ofensiva de los blancos, hoy de azul marino y dorado. El Real Madrid, de la mano del propio Carroll y Randolph, comenzó demostrando un gran rendimiento ofensivo, sobre todo desde la línea de tres, para abrir las primeras grandes diferencias. Taylor no tardó en sumarse a la fiesta, todo orquestado por una gran actuación de Facundo Campazzo que terminó el primer parcial con 11 asistencias. En la anotación, los 15 de Randolph, los 13 de Carroll y los 8 de Taylor marcaron un ritmo que el equipo de Aíto García Renesesno pudo seguir. Al final del primer cuarto, los blancos vencían por 25-41.

Tras un excelso primer cuarto, el peor Real Madrid volvió a dejarse ver y de qué manera. Los cambios hicieron mucho daño al cuadro madridista que desde el inicio se desdibujó del choque. Un parcial de 13-2comenzó a anunciar la debacle que estaba por venir en el segundo parcial. Hombres como Llull, Thompkins, Mickey o Garuba saltaron al parqué, pero no fueron capaces de seguir la estela marcada por los Randolph, Campazzo y compañía. Con una actuación global liderada por hombres como Cavanaugh, Nnoko o Giedraitis, el conjunto alemán se creció en la adversidad y supo darle la vuelta a un choque que estaba casi perdido para terminar dando un auténtico recital en el segundo cuarto que le permitió llevarse una gran renta al descanso. Tras un primer cuarto en el que salió todo o casi todo, el segundo fue un vía crucis para los blancos que se desangraron con una defensa inexistente. Los germanos se llevaron el segundo acto por un marcador de 35-9, marchándose al paso por vestuarios con una amplia ventaja, 60-50.

En el tercer cuarto, y con el propósito de recuperar sensaciones, Pablo Laso dispuso de nuevo a su quinteto titular. Y dio resultado. Con Carroll y Randolph en cancha, el ataque volvió a brillar como lo había hecho en el inicio del choque. Los dos jugadores seguían estando de dulce en un duelo anotador eterno y llamativo entre dos compañeros de equipo. Para serviles estaba Facundo Campazzo, alcanzando números históricos en la faceta de asistente. Con el Madrid fluyendo en ataque, solo hacía falta alguien que se encargara de la parte defensiva, y ahí salieron a relucir las figuras de Taylor y, sobre todo, Tavares. El caboverdiano no estaba brillando en ataque, pero su presencia en la zona era un claro temor para los de Aíto, que rectificaban tiros y se veían impotentes en el rebote. Además, la ‘Torre de Maio’ puso tres tapones colosales que hicieron que el cuadro merengue recobrara su enorme nivel. Por ello, un partido que se había tornado el calvario, volvía a ponerse cara justo cuando se acercaba el último periodo. Los de Laso barrieron al Alba Berlín por 11-29 y finalizaron el tercer cuarto con un marcador de 71-79.

Sin embargo, los alemanes no se rindieron ante el vendaval blanco ya que, si habían podido darle la vuelta al partido una vez, por qué no hacerlo en dos ocasiones. Y con ese ánimo salieron al último y definitivo cuarto, aunque ahí estaba Carroll para esperarle con sus brazos abiertos. Intercambio de golpes con jugadores como Eriksson o Giedraitis, que pretendía reducir diferencias desde el perímetro, aunque este Madrid era otro. Las rotaciones se redujeron, y aunque volvieron a pista jugadores como Llull o Mickey, los cambios fueron rápidos. Pronto, Campazzo tuvo el partido en sus manos, y lo gestionó a las mil maravillas hasta llegar a las 19 asistencias, igualando el récord de la competición. Solo dos faltas en ataque en el último cuarto, cinco en total, le dejaron fueron del partido y de una noche histórica. Las diferencias de un partido casi más propio de la NBA se mantenían estables en torno a los 10 puntos, por lo que el final del encuentro, aunque disputado, no prometía ser agónico. Los de Aíto intentaban a la desesperada la remontada sobrecargando el triple y con defensas en toda la cancha, pero la salida de Llull y Laprovittola tras la expulsión de Campazzo dieron calidad a la circulación merengue, que, tras jugar a las cuatro esquinitas, agotó los últimos segundos de partido, terminando el cuarto con un resultado de 26-24.

Al final del partido, Alba Berlín 97-103 Real Madrid.

euroleague.net

[Real Madrid 70-69 Kirolbet Baskonia] Campazzo y Thompkins llegan a tiempo

Previa

El Real Madrid disputa una nueva jornada de Euroliga en uno de los peores momentos de la temporada, justo cuando la Copa del Rey ya aparecen en el horizonte, poniéndose en juego el primer gran título de la temporada. Los blancos reciben en casa a Kirolbet Baskonia en la jornada 23 de la máxima competición continental con la misión de encadenar su segunda victoria tras la lograda ante Maccabi e intentar salir así de una mala racha con 5 derrotas en los últimos 7 partidos entre Euroliga y Liga Endesa. Precisamente, el equipo de Ivanovic ha sido uno de rivales que ha vencido a los de Laso en esta dura travesía por la que deambula el conjunto merengue tras su paso por Moscú, donde se quedó la histórica racha de 13 triunfos en Euroliga y tras la que se perdería también el liderato en Liga. El técnico vitoriano recupera para este choque a hombres como Campazzo, Taylor o Randolph, que no estuvieron en la derrota ante Joventut.

Alineaciones

  • Real Madrid: Campazzo (10), Causeur (5), Taylor (7), Randolph (6), Tavares (8) – quinteto inicial – Llull (0), Carroll (-), Rudy (0), Deck (10), Mickey (4), Felipe Reyes (-), Thompkins (20)
  • Kirolbet Baskonia: Christon (6), Janning (11), Shields (14), Shengelia (12), Eric (8) – quinteto inicial – González (-), Stauskas (0), García (5), Diop (0), Dragic (9), Fall (2), Polonara (2)

Partido

El Madrid se desinfla a mitad de cuarto (14-19)

Por primera vez en muchos partidos, Pablo Laso disponía de toda su plantilla, con todos sus hombres importantes con posibilidad de jugar. Por ello, el técnico vitoriano alineó el que bien podía ser uno de sus quintetos de confianza con Campazzo, Causeur, Taylor, Randolph y Tavares. Solo el movimiento de Fabien por Gaby Deck o Rudy podrían ser las únicas variaciones. El choque comenzó con mucho ritmo, especialmente en ataque. Los dos. Equipos estaban eléctricos, con un juego muy vivos y viendo aro con cierta facilidad debido a las débiles defensas, más allá de acciones aisladas. En los blancos, un inspirado Taylor tomó responsabilidades junto a los habituales “abrelatas”, Causeur y Randolph. Sin embargo, los baskonistas mantenían el tipo con un gran Matt Janning. A falta de 04:30, el Real Madrid vencía por 14-10.

Sin embargo, el buen inicio de los blancos se vio empañado por la subida del nivel defensivo de Baskonia. El conjunto vitoriano estaba leyendo todas y cada una de las ideas de Campazzo que tras perder dos balones consecutivos y cometer una falta, se sentía descolocado en el choque. Igual le pasaba a Causeur, que no estaba consiguiendo detener el potencial de Janning en ataque. Por ello, Laso no tardó en hacer los primeros cambios, dando entrada a Rudy y Llull. La salida de Stauskas y Fall siguió cimentando la recuperación de los de Ivanovic, que en la segunda mitad del cuarto pasó por encima a los merengues con un parcial final de 0-9. Por ello, el cuadro visitante logró llegar al primer receso en ventaja. Al final del primer cuarto, Real Madrid 14-19 Kirolbet Baskonia.

Thompkins lidera la recuperación merengue (23-19)

Pablo Laso siguió realizando cambios, dando entrada a Gaby Deck y Trey Thompkins, buscando poderío dentro y opciones en el perímetro. Los blancos habían sobrecargado las penetraciones sin éxito y Laso buscaba alternativas desde el comienzo del segundo cuarto. Solo se mantenía en pista Tavares, en dura disputa contra la otra torre de la Euroliga y la Liga Endesa, Fall, de más de 2 metros y 20 centímetros de altura. La salida del Real Madrid en el segundo cuarto fue buena, recordando a la del primer parcial, gracias sobre todo a la figura de Thompkins, muy acertado en el lanzamiento exterior. El equipo estaba creciendo en la dirección con Llull que, a pesar de no estar acertado en el tiro, si lo estaba en las dotes de mando. Laso no cesaba de variar su quinteto para tener a todos sus hombres activos, y Causeur retornaba a pista en lugar de Rudy. En la pintura se sentaba Tavares que dejaba su lugar a Mickey, que debía ponerle velocidad y capacidad a la posición de ‘5’ ante el eterno Fall. A falta de 05:01, Real Madrid 24-28 Kirolbet Baskonia.

La entrada y salida de jugadores era constante, y Campazzo volvía a pista en lugar de Llull. Quien también volvía, pero en Baskonia, era el acertado Matt Janning. Antes había regresado Shields. El choque seguía estando igualado en este segundo parcial, aunque siempre con el cuadro baskonista manteniendo pequeñas ventajas. El Madrid, atascado en ataque, situaba en pista el ‘Thompkins-Sistema’ dejando al americano toda la responsabilidad. Trey sumaba 10 tantos en el segundo cuarto, además de alguna acción de mérito en defensa. El partido perdió algo de ritmo en el tramo final de la primera mitad debido a los parones por faltas y revisiones, lo que aprovechó Kirolbet para aumentar su ventaja, sintiéndose a gusto en un partido a pocos puntos. Sin embargo, el cuadro madridista aprovechó el último minuto y medio tras el tiempo muerto solicitado por Pablo Laso para reducir diferencias en el marcador.

Al descanso, Real Madrid 37-38 Kirolbet Baskonia.

El Madrid recupera su sitio (16-11)

Esta vez sí, Pablo Laso dispuso de su quinteto de máxima confianza en Euroliga doblando la posición de alero con dos de sus mayores soldados en la defensa, Taylor y Deck. Y la táctica le dio resultado al técnico porque el cuadro merengue subió su nivel defensivo hasta, incluso, ponerse por delante en el marcador, algo que no sucedía desde hacía muchos minutos. La reacción llegó al Wizink Center a golpe de mate, primero Tavares y después Deck, que pusieron espectáculo en la pequeña remontada blanca con 10 puntos en 4 minutos de juego. El crecimiento merengue se hizo patente y, poco a poco, se situó arriba en el electrónico. A falta de 05:10, Real Madrid 49-44 Kirolbet Baskonia.

Los cambios aparecieron con prontitud también en el tercer cuarto con la salida de Rudy Fernández en lugar de Taylor. Tras una salida aceptable de los vestuarios, ambos equipos entraron en una profunda fase de recesión que se prolongó durante varios minutos en los que el marcador no se movió. Las pérdidas, las malas decisiones y los errores en el tiro se sucedieron hasta que Baskonia abrió un parcial de 0-5 con el que empataba el choque. Las quiso buscar una vuelta a su quinteto de cara al final del tercer cuarto dando entrada a Llull y Thompkins, hombres claves en los mejores minutos de los blancos en el segundo cuarto. Sin embargo, la salida del de Mahón no fue buena con dos errores casi consecutivos. Al final del tercer cuarto, Real Madrid 53-49 Kirolbet Baskonia.

Thompkins y Campazzo se llevan un final de infarto (17-20)

El último y definitivo cuarto comenzó con mucho ritmo, especialmente de Baskonia, que abría un parcial de 4-11para darle la vuelta al electrónico. La salida de Llull, que atraviesa un mal momento de forma, falto de frescura y confianza, fue un peaje demasiado alto que se tradujo en malas sensaciones de todo el equipo, obligando a Laso a parar el choque. Acto seguido, Campazzo volvió a pista para seguir ampliando su cuenta de asistencias, que se encontraba en 9. La pelea por el partido seguía pasando por las manos de Thompkins, que anotaba un nuevo triple y ponía el 60-60 a falta de 04:30.

Cada posesión y cada balón empezaba a ser vital ya que un final apretado parecía lo más previsible. Por ello, las peleas se acentuaban en cada centímetro del parqué bajo la presión de la hinchada merengue que se preparaba ya para otro desenlace apretado entre Madrid y Kirolbet, como el acontecido el 19 de enero. Las muñecas empezaban a encogerse cuando el reloj entraba ya en los últimos dos minutos y la tensión de un partido con poco brillo aumentaba exponencialmente. Laso completaba a su quinteto más en forma con la entrada de Tavares por Mickey, con la única incógnita de la salida de Gabriel Deck. Los de Ivanovic endurecían su defensa con el Real Madrid entrando un punto arriba en el minuto. El rebote ofensivo estaba siendo el mejor amigo de los blancos en los suspiros finales ante el atasco ofensivo que estaba mostrando. Al menos, las capturas en ataque le permitían seguir teniendo el balón en sus manos. Laso introducía a Mickey de nuevo en pista con un formato más pequeño para intentar sacar mayor rédito ofensivo. Tras otro rebote más logrado por la pelea de Tayor y Causeur, Campazzo recibió el balón en una buena situación para asistir a Thompkins, que se aprovechó del despiste de la defensa vitoriana para poner a los suyos tres arriba a falta de 15 segundos. En una inteligente acción, Shengelia bailó al propio Thompkins en la cabecera para anotar y poner a los suyos a uno. En la siguiente acción, de nuevo Thompkins fue protagonista yendo a la línea de personal donde falló uno de los tiros libres. El Madrid se situaba dos puntos por encima, y Shields empató el choque tras una buena entrada a canasta dejando el reloj en solo 4 segundos. Y en ese momento, llegó un suceso inexplicable. Con 2,9 segundos en el reloj, Campazzo recibió una falta de Stauskas nada más recibir el saque de fondo, llevándole a la línea de tiros libres. Allí el argentino anotó el primero y lanzó a fallar el segundo para evitar una posible canasta posterior.

Al final del partido, Real Madrid 70-69 Kirolbet Baskonia.

Destacados

Sufrida victoria del Real Madrid que consigue su segunda victoria consecutiva en Euroliga tras superar su horrible semana anterior. Campazzo con un doble-doble de 10 puntos y 11 asistencias y Thompkins, con 20 tantos y 6 rebotes, fueron claves en un triunfo que se decidió en los últimos segundos.

euroleague.net

El Real Madrid pierde su racha en Moscú tras un pésimo partido

El Real Madrid perdió ante el CSKA por 60-55 en un mal partido de ambos conjuntos, pero que los de Lasohicieron de más a menos, lo que permitió a los de Itoudis salir victoriosos cuando el despertar de su estrella, Mike James, coincidió con el apagón madridista. El americano terminó con 19 puntos, aunque con muchos fallos en el tiro. Tras un buen primer cuarto, el cuadro merengue perdió toda su brillantez habitual y no pudo volver a anotar con fluidez, lo que le llevó a claudicar en su primera prueba en Moscú, viendo así cortada su histórica racha de 13 victorias en Euroliga. Laso no pudo contar con Randolph, que sigue de baja, ni con Rudy Fernández, fuera por unos problemas de espalda. Sin embargo, el choque dejó la buena noticia de la vuelta de Llull, aunque el de Mahón no hizo un buen partido.

Buena toma de contacto del Real Madrid con la ciudad de Moscú. Los blancos cuajaron un buen primer cuarto, especialmente desde el acierto individual de Thompkins y Campazzo. A falta de un juego vistoso, el talento merengue marcó la diferencia ante los fallos de CSKA. Además, volvieron en el primer cuarto dos de los lesionados, Gaby Deck, que fue titular junto a Campazzo, Causeur, Thompkins y Tavares, y Sergio Llull, que salió a pista en la recta final. Los de Laso abrieron el choque con un parcial de 2-8 marcado por el acierto exterior, lo que permitió tener una ventaja que se mantuvo durante todo el cuarto. ‘El Facu’ puso en práctica una buena dirección de juego para fomentar el tiro desde perímetro, mientras que la intimidación corría a cargo de Tavares. Mientras tanto, los de Itoudis no comenzaron bien el partido, sobrecargando en exceso su juego sobre un errático Mike James que empezó demasiado fallón. Los rusos solo dieron la talla en el rebote ofensivo. Dos triples consecutivos de Campazzo a mitad del cuarto y varias acciones de mucha de Thompkins terminaron dando la primera victoria parcial al cuadro merengue. Al final del primer cuarto, los blancos mandaban 14-21.

El Real Madrid siguió en crecimiento en el inicio del segundo cuarto. Los blancos entraron con el pie derecho abriendo un parcial de 0-5 que les permitió irse por encima de los 10 puntos. Los de Laso mejoraron su nivel colectivo y su circulación de balón, especialmente en la primera mitad del cuarto. Sin embargo, los blancos se cargaron de faltas demasiado pronto y CSKA lo aprovechó para reducir diferencias desde la línea de personal. Laso optó por la rotación de dos bases con Laprovittola y Llull, siendo siempre el argentino el timón del equipo, sin dejar malas sensaciones. 5 puntos y 2 asistencias, pero con la sensación de que podían haber sido más sin un par de triples no se le hubieran salido. Además, la pareja interior de baja altura formada por Mickey y Reyes permitía mucha versatilidad en el juego. Sin embargo, los rusos fueron capaces de aumentar su intensidad, y gracias a las visitas a la línea de personal de jugadores como Hilliard, evitaron que las diferencias no crecieran en exceso. Al descanso, el Real Madrid vencía por 26-33.

Tras dos cuartos de buen nivel, sobre todo en cuanto actuaciones individuales y defensa, por parte del Real Madrid, llegó la debacle para el conjunto blanco. A los de Laso solo les salvó que los rusos tampoco estaban haciendo el partido del siglo. Sin embargo, tras repetir el quinteto que había sido titular, el conjunto merengue estuvo más de cinco minutos sin anotar un solo punto y encajando un parcial de 10-0 que igualó el marcador de un partido que parecía estar controlado. La remontada estuvo comandada por Mike James, que anotó 8 puntos de forma consecutiva para encender su mecha. No obstante, los dos equipos estaban teniendo pésimos porcentajes en los tiros de campo y sumando un sinfín de pérdidas, por lo que todo quedaría visto para sentencia. La única lucha de nivel se vio en el rebote, donde Tavares era el líder con 8 capturas, aunque el caboverdiano estaba negado de cara al aro. Solo dos chispazos de Campazzo y Hilliard desde el triple pusieron algo de brillo al final de un cuarto que los rusos se llevaron por 17-10, llegando al último cuarto con empate, 43-43.

Tras un pésimo tercer cuarto, el último no empezó de la mejor manera. A pesar de los cambios de la salida de jugadores como Laprovittola o Mickey, el acierto siguió sin llegar, permitiendo que CSKA tomase la delantera en el marcador y llevase el ritmo del choque, sin exhibir tampoco buenos porcentajes en el tiro. Además, una seria de decisiones arbitrales bajo el aro moscovita provocaron pérdidas para el conjunto merengue que les impidieron coger ritmo. Laso buscaba soluciones en el banquillo, dando entrada a caras nuevas, buscando una solución tanto en tiradores como en gente capaz de producir en la pintura, pero el vitoriano no daba con la tecla que trajese un impulso de su equipo. Además, los problemas en defensa llegaron cuando los blancos entraron demasiado pronto en bonus y con todo por decidir. En la recta final, Laso optó por su quinteto de confianza doblando la pareja de aleros en el juego exterior con Taylor y Deck, lo que provocó una mejoría en defensa. Tavares ponía un tapón colosal, su cuarto del partido, y Gaby Deckanotaba al contrataque dejando al Madrid a tan solo un punto. Sin embargo, un triple de Hilliard a falta de 37 segundos terminó matando al Real Madrid, que sucumbió por 60-55.

Euroleague.net

Pablo Laso: «El acierto de Rudy nos ha abierto el partido»

El entrenador del Real Madrid, Pablo Laso, atendió a los medios de comunicación tras el partido que enfrentó a su equipo con el Zalgiris Kaunas. Los blancos sumaron una nueva victoria y sigue líderes de la Euroliga tras superar a un correoso conjunto lituano que ofreció una mejor imagen de la que cabía esperar vista su clasificación. Un cuarto estelar de Rudy y la aportación global de Thompkins y Mickey se antojó clave para sellar la victoria.

Esta fue la valoración del técnico:

“Lo primero felicitar al equipo por la victoria. El Zalgiris es un equipo que no se deja ir. Hemos hecho un buen primer tiempo, el acierto de Rudy nos abre el partido, pero estábamos controlando muchas situaciones. A ellos les ha ayudado el partido de Lekavicius. El segundo tiempo ha sido bueno y nos ha permitido abrir diferencias. Si miras la valoración ves que controlas el partido. Hemos utilizado diferentes tipos de defensas para controlarles, y eso es de valorar. Contento y con ganas de descansar que hemos tenido un periodo muy ajetreado y a pensar en el domingo”.

“Siempre transmito que todos son importantes. Si lo personalizamos en Rudy, nadie duda de lo importante que es. Ahora resalta porque está metiendo mucho, pero estamos sabiendo encontrarle y él está sabiendo leer mucho el partido, por eso creo que su trabajo en el segundo tiempo ha sido muy bueno sin brillar en ataque. Es innegable que lleva tres partidos con mucho acierto desde el triple”.

“No da tiempo a ver lo que haces, ya tendré tiempo para mirarlo. Ahora solo quiero descansar y pensar en el Estudiantes, pero tampoco mucho porque el lunes te vas a Moscú, juegas dos partidos y viene Baskonia. Y no para ahí, esto sigue. La racha habla bien del equipo y da buenas sensaciones, a pesar de que nos han castigado las bajas. Esto habla de la fortaleza del equipo, hoy se han visto tres grandes, diferentes zonas, pero para ello es necesario la energía de todos, la táctica no lo arregla todo”.

“Lo de Zalgiris me hace gracia. El último partido que nos ganaron el año pasado nosotros no nos jugábamos nada y ellos meterse. Es verdad que en la ida nos ganaron, pero siempre que el Madrid pierde se habla de nosotros, eso es bueno y me hace gracia. Antes nosotros habíamos ganado 11 veces seguidas, pero por eso no se pregunta. Es un partido más de Liga Regular, aunque haya sido una situación particular”.

“Cuando ganas 13 seguidos, estás más cerca de perder. No vas a ganar todos los partidos del año. Hasta los Bulls o los Warriors perdían partidos. Yo no soy tonto, prefiero ganar, pero no se puede ganar siempre. Valoro el apoyo de la afición, pero quiero que la gente valore que ganamos y el esfuerzo que se necesita para esas victorias. El trabajo es necesario”.

“Rudy es uno de los grandes jugadores de la historia del baloncesto español y europeo. Rudy es el talento, pero no solo para meter canastas. Rudy hace de todo y lo sigue demostrando, hoy metiendo 17 puntos en un cuarto. A mí no me sorprende porque le veo todos los días”.

realmadrid.com

Jasikevicius: «No hemos sido suficientemente duros y nos han matado»

El entrenador del Zalgiris Kaunas, Sarunas Jasikevicius, compareció en rueda de prensa tras la derrota de su equipo en el Wizink Center ante el Real Madrid. Los lituanos pelearon hasta el final el partido, pero las pequeñas rentas abiertas por el Real Madrid en el final de cada cuarto permitieron a los blancos sumar un nuevo triunfo a pesar del buen partido de hombres como Lekavicius o Walkup.

Esta fue la valoración del técnico:

“Quería felicitar al Madrid. Hemos peleado bastante bien. Nuestros errores tácticos no nos han dejado dar el salto y ponernos por encima en el marcador. En líneas generales, no estoy descontento con el partido, pero hemos regalado mucho y así no ganas aquí”.

“Hemos 17 faltas y para nosotros es poco, tenemos que ser más duro y por eso hemos perdido”.

“No creo que el desgaste físico nos haya pasado factura. Nuestros jugadores no juegan más minutos que los del Real Madrid, por eso no lo creo”.

“Hemos fallado mucho nosotros. Si dejas a jugadores salir fácil de los bloqueos y tienes a Rudy es difícil, está en un gran momento. No hemos sido duros con él y nos ha matado. Hemos dejado muchos triples, algo que en Kaunas defendemos más. Rudy te mete 5, Thompkins te mete 4, así es difícil. Nos meten 88 puntos y nosotros no podemos venir y meter más, es casi imposible, por eso hay que ser más duros”.

bleachereport.com

[Real Madrid 88–82 Zalgiris] Rudy y Thompkins impulsan al líder

Previa

El Real Madrid disputa la 18ª jornada de la Euroliga contra uno de los equipos más clásicos de la competición, el Zalgiris Kaunas. Los blancos llegan en un gran momento de forma para afrontar el primer encuentro europeo del 2020 en el Wizink Centner, aun con la épica victoria conseguida el pasado lunes ante Valencia Basket en la memoria. Los de Laso suman 12 victorias consecutivas en la máxima competición continental y buscarán sumar un triunfo más para seguir en la pelea por el liderato de la clasificación, donde se mantienen junto a Anadolu Efes. El técnico vitoriano recupera para este encuentro a Felipe Reyes tras superar dos lesiones prácticamente consecutivas, una en el hombro y otra muscular. Por otro lado, siguen de baja hombres importantes como Sergio Llull, Anthony Randolph y Gaby Deck, mientras que Mario Nakic se queda fuera por decisión técnica. En el conjunto lituano, que se sitúa en la parte baja de la clasificación con tan solo 5 victorias, destaca la siempre imponente presencia de su entrenador, el mítico Sarunas Jasikevicius.

Alineaciones

  • Real Madrid: Campazzo (12), Causeur (8), Mickey (13), Thompkins (20), Tavares (10) – quinteto inicial – Laprovittola (2), Rudy (17), Carroll (0), Garuba (0), Felipe Reyes (-), Taylor (6), Mejri (0)
  • Zalgiris: Walkup (19), Rivers (12), Jankunas (3), Ulanovas (3), Geben (0) – quintento inicial – Lekavicius (21), Milaknis (7), Jokubaitis (0), Hayes (6), Lukosiunas (-), Leday (0), Landale (11)

Partido

Mucha igualdad desde el comienzo (20-18)

Volvió la Euroliga al Wizink Center con el año nuevo para disputarse un entretenido Real Madrid vs Zalgiris Kaunas. Los blancos salieron sorprendiendo desde su quinteto inicial, repleto de jugadores interiores. Campazzo estaba al mando ayudado por Causeur, mientras que el juego exterior lo compondrían dos hombres altos de Pablo Laso, Jordan Mickey y Trey Thompkins. Dentro, el muro Walter ‘Edy’ Tavares. El choque comenzó algo trabado, con mucha intensidad defensiva, especialmente del cuadro lituano, que quería atar en corto al conjunto local, consciente de su potencial. En las gradas, con la afición merengue algo apagada, se dejaban oír los contados forofos lituanos que se habían desplazado hasta la capital de España. El cuadro de Jasikevicius planteó un choque muy férreo, con presión en toda la pista desde el primer minuto y desde el primer saque de fondo de los blancos. Además, comenzó a realizar cambios muy pronto, para tener activos a todos sus hombres. Causeur, con entrada a canasta marca de la casa, rompía un parcial de 0-6 y despertaba al cuadro local. Acto seguido, Jordan Mickey recibía un buen balón de Campazzo, y desde a cabecera, anotaba un triple con algo de suspense. El Madrid empezaba a carburar y ahora era ‘el Facu’ quien anotaba de tres para poner el 10-8 a falta de 05:20.

Tras unos primeros minutos de poca anotación y mucho protagonismo defensivo, el partido parecía entrar en una fase de intercambio de golpes, algo que sin duda beneficiaba más a los blancos, aunque Zalgiris mantenía el tipo. La circulación de los blancos era mucho más fluida y los lanzamientos de tres comenzaban a hacer acto de presencia con buenos porcentajes. Thompkins anotaba su triple del choque sumándose a la fiesta, sin embargo, recibía la rápida respuesta de Zach Leday desde la esquina. Tras 6 minutos y medio de pruebas, Laso normalizaba su quinteto con la salida del hombre del momento, Rudy Fernández, que tomaba posiciones de alero en sustitución de Trey Thompkins, dejando en pista a la pareja formada por Mickey y Tavares, la intimidación al poder. El técnico vitoriano no detenía ahí el carrusel de cambios y daba entrada también a Nico Laprovittola, sustituyendo a un cansado Facundo Campazzo. Mucha igualdad en el encuentro cuando se acercaba el final del primer acto. Ambos equipos estaban parejos en el marcador y en el juego, por lo que Laso metía más madera en pista. Taylor recibía la llamada y sustituía a Fabien Causeur, muy trabajador el galo en el rebote. Al final del primer cuarto, Real Madrid 20-18 Zalgiris Kaunas.

Rudy se lleva el combate de la noche ante Lekavicius (27-23)

Los 8 puntos de Jordan Mickey y los 7 de Walkup habían liderado un primer cuarto muy igualado que ya era historia. Para arrancar el segundo, Laso lo hacían sin cambios, confiando en los hombres que habían finalizado el primer parcial. Y, de momento, le daba resultado su apuesta al técnico vitoriano. Laprovittola y Rudy encontraban a Tavares que anotaba dos consecutivas para abrir un pequeño parcial de 4-0 que llevaba a Jasikevicius a parar el choque para evitar que su rival cogiese vuelo en el juego. Tras el tiempo muerto, triple de Lekavicius que cortaba la racha, aunque Rudy Fernández cogía su fusil y respondía con su primera canasta de tres del partido. El mallorquín demostraba que estaba de dulce, y tras hacer una excelente defensa con un balance perfecto, anotaba su segundo triple consecutivo. El Madrid comenzaba a crecer en el partido, haciéndose con el mando del choque y del marcador. Y es que, es imposible no crecerse cuando tienes a un jugador en tus filas como Rudy. El ‘5’ merengue volvía a coger la bola desde 8 metros y, casi sin prepararse, se alzaba sobre su rival para clavar su tercer triple y provocar el delirio en las gradas del Palacio de los Deportes. De locos lo del balear en estos últimos encuentros. El Real Madrid vencía por 35-27 a falta de 05:05.

Cuando parecía que el festival de Rudy hacía un descanso para tomar aliento, volvía a pillar a su defensor desprevenido y clavaba su cuarto triple del partido. Una auténtica pasada, un parque de atracciones que Rodolfo Fernández había montado para él solito, para que todo el Wizink Center disfrutara con su magia. Sin embargo, no solo tenía triples en su repertorio, ya que, tras robar un balón en un saque de banda rival, encabezaba el contrataque y lo culminaba con un mate a una mano para recibir la ovación de su hinchada. Solo faltaban los cánticos de MVP. Mientras tanto, gracias al arrebato del doble campeón del mundo, el Madrid se situaba ya por encima de la decena de ventaja. Sarunas Jasikevicius se volvía loco en la banda viendo como sus hombres estaban al borde del abismo, a un par de acciones de irse del partido definitivamente. Sin embargo, el talento individual de los lituanos, que tienen y mucho, les permitía anotar puntos rápidos con cierta facilidad para volver al choque. Si Rudy lideraba la exhibición blanca, Lekavicius era el timón y casi salvavidas al que se agarraba el conjunto verde. El segundo cuarto estaba siendo un festival de ambos jugadores, establecidos como líderes supremos de sus equipos y rozando dos actuaciones perfectas, un duelo personal de altos vueltos. El balear se fue hasta los 17 tantos con 5 triples mientras que el letón anotó 16 de sus 18 tantos en el este parcial.

Al descanso, Real Madrid 47-41 Zalgiris Kaunas.

Walkup sujeta a un Madrid superior (21-18)

Tras la reanudación, comenzaron las cosas mucho más relajadas de lo que se habían sucedido en el segundo cuarto. Rudy volvía al banquillo para tomar aire, lo que contribuyó enormemente a que la producción ofensiva decayese. Tal y como había empezado el partido, las defensas se imponían de momento a los ataques, por lo que el Madrid mantenía su ventaja. Incluso Lekavicius, sin Rudy en pista, había perdido su brillo, como si al no tener a su rival en frente no tuviese motivación suficiente. Sin embargo, el Real Madrid estaba sabiendo jugar también mejor en la intensidad. Cinco puntos de Campazzo y una canasta más de Tavares tras postear con su marca, abrían un parcial de 7-0 que volvía a llevar a los blancos por encima de la decena de puntos de diferencia. Eclipsado lógicamente por Rudy, el partido ofensivo de Tavares, sobre todo jugando en el poste alto, estaba siendo excelente también. Además, el caboverdiano lo aderezaba con dos tapones que sumar a las estadísticas. Solo le estaba faltando afinar en el rebote. Sin en el segundo cuarto el estandarte del equipo había sido Rudy, ahora era la pareja formada por Tavares y Campazzo quienes estaban dando el que podía ser el empujón definitivo. Zalgiris seguía haciendo la goma y Walkup anotaba al contraataque para poner el 58-68 a falta de 05:10.

Tras uno buenos minutos del equipo de Laso, especialmente en defensa, volvían a pista Laprovittola y Rudy, para intentar meter una marcha más en ataque. Con Causeur y Rudy en los exteriores, las opciones eran mayores en ataque, lo que provocaba un aumento en las vigilancias defensivas. De ello se aprovechaba Thompkins, que siempre aparecía liberado en las esquinas dejando toda la pintura para Tavares. El partido atravesaba una fase un tanto extraña, con el Madrid desplegando un buen juego, corriendo cuando podía y anotando, pero con el cuadro lituano en continuas idas y venidas, jugueteando con la barrera de los 10 puntos. El talento de Walkup, tal y como lo había hecho Lekavicius en el segundo parcial, les estaba manteniendo aun en la pelea. Al final del tercer cuarto, Real Madrid 68-59 Zalgiris Kaunas.

El Real Madrid cierra un sufrido triunfo (20-23)

Con la única variante de la salida de Mickey en lugar de Tavares, comenzó el último cuarto. A pesar del serio partido del conjunto madridista, Rivers con un nuevo triple, metía a los suyos en el choque con todo el último cuarto por decidirse. Además, el parcial comenzaba con polémica arbitral cuando los colegiados no decretaban de tiro una fuerte falta sobre Jordan Mickey, que había anotado en la misma acción. Sin embargo, tras el saque de banda y la posterior elaboración de la jugada, el pívot blanco repitió la acción, anotando a aro pasado y recibiendo la infracción, lo que trajo consigo un tiro adicional. Con el partido aparentemente controlado, pero sin la más mínima posibilidad de fiarse, el Madrid tenía diagnosticado que su principal hándicap estaba en el rebote. Para ello, Laso introducía por primera vez a Usman Garuba. Y acto seguido, el canterano respondió con hechos, capturando un rechace defensivo y otro ofensivo en apenas unos segundos. El ataque madridista se había atascado, y era Mickey quien, poco a poco, sumaba en el granero merengue. Volvían a pista Campazzo y Taylor para mejorar la intensidad defensiva, y Laso optaba por introducir en defensa la presión a mitad de pista, ahogando a su rival en el cuador de la cancha. Tras unos intensos minutos en cancha, volvió a pista la sutileza de Thompkins para aportar mayores posibilidades en ataque. Y, a la primera que tuvo, se clavó el triple desde la esquina para poner el 78-69 a falta de 05:01.

La anotación del Real Madrid estaba siendo algo atípica, con muchos jugadores en dobles dígitos, pero lejos de haber anotado todos los jugadores. Rudy y Thompkins superaban la quincena, mientras que Campazzo, Tavares y Mickey hacían lo propio con la decena. A falta de 04:26 para el final del encuentro, Zalgiris entraba en bonus tras una falta cometida sobre Thompkins. Tras unos minutos de bastante intensidad, el partido entró en una fase de recesión en la que el reloj corría sin que nada pasara en la cancha, situación que favorecía a los de Laso. Además, Thompkins despertaba del letargo para anotar otra vez de tres, desde su esquina, desde la que había hecho una cruz y de la que no se iba a mover porque lo estaba anotando todo, para poner el +14 a falta de menos de dos minutos y medio. El dorsal ‘33’ del Real Madrid había anotado ya 4 triples en 5 intentos. A falta de menos de dos minutos para el final, Pablo Laso sentó a Rudy y Mickey para que recibieran la ovación del respetable tras aportar 30 puntos entre los dos. Y cuando todo parecía resuelto, un triple de Landale y otro de Lekavicius daban emoción al final, rebajando la diferencia de los 10 puntos cuando restaba un minuto de encuentro. Sin embargo, cuatro puntos consecutivos de Causeur pusieron la rúbrica a una trabajada victoria.

Al final del partido, Real Madrid 88-82 Zalgiris Kaunas.

Destacados

Victoria del Real Madrid en un duro partido ante Zalgiris. Los blancos suman su decimotercera victoria consecutiva en Euroliga que les sirve para seguir estando en lo más alto de la tabla. Buen partido de Rudy de nuevo tras un primoroso segundo cuarto en el que anotó 17 puntos. Bien también Thompkins que fue clave en el tramo final para terminar con 20 tantos.

Euroleague.net