[Real Madrid 89-79 Montakit Fuenlabrada] La vieja guardia siempre vuelve

0
179

Previa

El Real Madrid vuelve a la Liga Endesa en plena escalada hacia la primera plaza de la clasificación tras haber adelantado ya a Kirolbet Baskonia. Los blancos, que llegan tras una gran victoria en Euroliga ante Efes, se medirán a Montakit Fuenlabrada en la primera jornada de la segunda vuelta tras haber conocido el enfrentamiento de Copa del Rey que les medirá a Estudiantes. Pablo Laso ha confirmado la baja de Rudy Fernández, que arrastra molestias en el tendón de Aquiles y en los isquiotibiales, y el cambio de Prepelic por Carroll respecto al partido europeo. Por su parte, el equipo de Néstor García, que no podrá dirigir a los suyos por un cólico, llega muy necesitado de triunfos, situado un puesto por encima del descenso con tan solo seis victorias, pero con la intención y la difícil misión de dar la sorpresa en casa del campeón.

Alineaciones

  • Real Madrid: Campazzo (8), Causeur (5), Deck (2), Thompkins (5), Tavares (10) – quinteto inicial – Llull (21), Carroll (16), Felipe Reyes (6), Ayón (4), Taylor (5), Yusta (0), Randolph (7), Prepelic (-)
  • Montakit Fuenlabrada: Bellas (8), Popovic (14), García (7), O’Leary (2), González (3) – quinteto inicial – Cruz (7), Rupnik (6), Llorca (3), Kemp (0), Clark (8), Kravtsov (2), Eyenga (19)

Partido

El Fuenlabrada comienza arrollando (12-27)

Buen inicio de partido del Real Madrid con un 7-2 de parcial impulsado por un acertado Thompkins, que comenzó muy fino en el tiro. Los blancos se empleaban con mayor acierto en ataque en defensa, y tanto el americano como Deck encontraban con facilidad situaciones de 1 contra 1 en la pintura. Sin embargo, un triple de Popovic ajustaba más el marcador. El ‘2’ de Fuenlabrada se echaba su equipo a la espalda para empatar el partido, tomando grandes responsabilidades en ataque. Dentro de la zona, interesante duelo entre dos torres como Tavares y González, a pesar de que no empezaron muy acertados en el tiro. García conseguía el 2+1 y ponía el 9-12 a falta de 05:15.

Tras unos primeros tres minutos a buen nivel, los hombres de Laso bajaron su rendimiento, cometiendo bastantes pérdidas y sufriendo apuros a la hora de cerrar el rebote defensivo. El técnico vitoriano no lo veía claro y tras un triple de Eyenga que ponía el +7 a favor de Fuenlabrada pedía tiempo muerto. El entrenador merengue buscó soluciones y tiró de la vieja guardia para intentar subsanar la situación sacando a pista a Felipe Reyes, Sergio Llull y Jaycee Carroll. El buen momento de Montakit llegaba con una anotación muy coral, con cuatro jugadores con cinco puntos en el primer cuarto. La mejor muestra del mal momento madridista llegó a un minuto y medio del final, cuando siendo doblado en el marcador, Carroll falló un tiro libre, hecho insólito donde los haya. El conjunto fuenlabreño estaba siendo una apisonadora que castigaba la mala defensa del Real Madrid una y otra vez. Al final del primer cuarto, Real Madrid 12-27 Montakit Fuenlabrada.

La vieja guardia resucita al Madrid (31-13)

La salida del segundo cuarto supuso un cambio en la imagen y la mentalidad del Madrid. Defensa muy agresiva, continuas ayudas y 2 contra 1 para buscar pérdidas. Y en el primer ataque, triple a la carrera de Llull para levantar a un Palacio tan sorprendido como su propio equipo. El Madrid de la vieja guardia volvía a responder a Laso, y en esta ocasión era Carroll quien acertaba desde el triple para bajar la diferencia de los 10 puntos. Ayón capturaba un gran rebote ofensivo para anotar y, acto seguido, Llull anotaba su segundo triple del partido para elevar el parcial hasta el 11-0 y reducir drásticamente la diferencia. Casi tres minutos tardó Fuenlabrada en anotar su primer punto. Los blancos se hicieron mucho más fuertes en la zona, ganando presencia en el rebote ofensivo, algo que había falta en el primer cuarto. Tardó en entrar el conjunto de Néstor García, hoy ausente por enfermedad, pero llegó para mantenerse por delante en el segundo parcial. Llull anotaba la canasta del palomero y ponía el 29-33 a falta de 05:04.

Para la recuperación blanca había sido clave la presencia de la pareja interior de toda la vida, la de Felipe y Ayón. El mexicano se fue al banco por su segunda falta con cuatro rebotes y tres asistencias. Además, Carroll anotaba su segundo triple y dejaba al Madrid a tiro. Laso buscaba movilidad y acierto en su quinteto y dispuso en pista un dibujo un tanto extraño con Campazzo al puesto de base y Carroll y Llull de exteriores, alternando el puesto de alero y escolta. El equipo perdía presencia en el rebote, pero surtía efecto con un nuevo triple del de Mahón que dejaba la desventaja en dos puntos. Raventos, segundo de Néstor García, recogía el guanto y situaba Eyenga para darle poderío físico al puesto de tres. Hasta el momento, el plan de Pablo estaba siendo muy acertado, con enormes alternativas en ataque y con el sacrificio y la entrega de sus jugadores para solucionar diferencias en las marcas. La igualdad del partido estaba marcando un ritmo muy intenso, con muchos roces entre ambos quintetos. El duelo de Campazzo con Popovic y Bellas estaba siendo apasionante, repleto de raza.

Al descanso, Real Madrid 43-40 Montakit Fuenlabrada.

El Madrid se acerca a la victoria (25-19)

Tras el brillante plan de Pablo Laso en la recta final del segundo cuarto, el tercero comenzó con algo más habitual. Rotación de dos bases entre Llull y ‘Facu’, primeros minutos para Taylor y Randolph, y Tavares barriendo todo lo que sobrevolaba el aro. Mayor presencia defensiva y poderío en el rebote para seguir ganando la batalla de las capturas. Poco a poco, el Madrid habría hueco, y un triple de Campazzo ponía el +7. En Fuenlabrada, Eyenga con 13 puntos se había convertido en la principal amenaza. Tras las alternativas en los dos primeros cuartos, este tercero comenzó mucho más equilibrado, con respuestas continuas de los dos equipos a las canastas rivales. Taylor anotaba tras un pase de pillo de Campazzo y ponía el 55-52 a falta de 05:20.

El conjunto madridista había conseguido subsanar un problema habitual como eran las pérdidas, pero seguía sufriendo en el rebote defensivo. Tras unas pérdidas fuenlabreñas, Randolph dejó la acción del partido con un mate 360 de concurso para destrozar el aro rival y enloquecer al Palacio. El Madrid conseguía una importante renta tras dos ataques rápidos y se situaba 10 puntos arriba con menos de tres minutos del tercer cuarto en el reloj. Volvió a pista Carroll para dar descanso a Campazzo y recuperar así un quinteto más purista con posiciones claramente fijadas. Y nada más salir, 5 puntos consecutivos del de Wyoming. Con Eyenga en el banquillo tras un choque con Tavares, la producción ofensiva de Fuenlabrada decayó considerablemente. También volvió al banquillo Tavares, que se sentó muy cerca del doble-doble con sus 10 puntos y 7 rebotes. Al final del tercer cuarto, Real Madrid 68-59 Montakit Fuenlabrada.

El Madrid se recupera de un mal inicio y cierra el triunfo (21-20)

Montakit comenzó el cuarto decisivo golpeando primero, como no, mediante la figura de Eyenga, que anotó un triple frontal tras librarse de su marca en el bloqueo. El ‘31’ del cuadro madrileño estaba en dura pugna con Carroll por ser el máximo anotador del partido, ambos con 16, y seguidos de cerca por Llull, con 15. El equipo de Raventos tuvo una salida estelar, y con un parcial de 1-8, se metió de nuevo en el partido. El comienzo de último cuarto del equipo madridista dejó muy descontento a Laso, que introdujo de nuevo a Llull en pista para intentar no perder la mínima ventaja. Los problemas seguían creciendo, y un triple de Popovic ponía el 71-72 a falta de 05:15.

Sin embargo, dos puntos desde la personal de Campazzo, un gran rebote de Felipe y una increíble entrada a canasta de Llull tras cruzarse toda la pista ponían de nuevo a los blancos por delante. El de Mahón volvió a robar un balón vital y asistió a Campazzo para consolidar una mínima ventaja. Un aspecto a favor del campeón estaban siendo las faltas, ya que a tres minutos del final, Fuenlabrada ya estaba en bonus mientras los locales se mantenían con dos. Tras volver a anotar, Felipe se retiró al banquillo dejando su lugar a Randolph. Una enorme entrada a canasta de Causeur y triple en la siguiente acción, certificaron la victoria merengue poniendo el +10 a menos de un minuto para el final.

Al final del partido, Real Madrid 89-79 Montakit Fuenlabrada.

Destacados

Sufrido e importante triunfo del Real Madrid ante un valiente Montakit Fuenlabrada que puso las cosas muy difíciles al campeón. Gran partido de la vieja guardia, especialmente de Llull y Carroll con 21 y 16 puntos, y de la pareja interior Felipe-Ayón.

acb.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here