[PSG 1-2 Real Madrid] El Rey de Europa toma París

0
366

PSG vs Real Madrid / Parque de los Príncipes / 20:45 / Octavos de Final (Vuelta)

Enorme victoria del Real Madrid en París por 1-2, ante uno de los grandes aspirantes a ganar la Champions. El Rey de Europa volvió a ejercer como tal, demostrando que cuando se trata de la Copa de Europa, no hay nadie que se acerque. Cristiano Ronaldo y Casemiro certificaron el pase Cuartos de Final. El PSG, completamente superado, sufrió con la expulsión de Verratti y ni el gol de Cavani les dio alguna esperanza real. Que pase el siguiente.

ALINEACIONES

  • PSG: Areola; Alves, Thiago Silva, Marquinhos, Yuri; Motta (Pastore 58’), Verratti, Rabiot; Di María (Draxler 76’), Mbappé (Lass 85’), Cavani
  • Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Ramos, Varane, Marcelo; Casemiro, Kovacic (Kroos 71’), Asensio (Isco 82’), Lucas; Benzema (Bale 76’), Cristiano

ÁRBITROS

  • Árbitro Principal: Felix Brych
  • Árbitro asistente 1: Mark Borsch
  • Árbitro asistente 2: Stefan Lupp
  • Árbitro asistente adicional 1: Bastian Dankert
  • Árbitro asistente adicional 2: Marco Fritz
  • Cuarto árbitro: Markus Häcker

TARJETAS

  • Verrati (PSG – minuto 20)
  • Kovacic (Real Madrid – minuto 32)
  • Verrati (PSG – minuto 65)
  • Verratti (PSG – Tarjeta Roja (doble amarilla)
  • Ramos (Real Madrid – minuto 78)
  • Pastore (PSG – minuto 84)

GOLES

  • Cristiano Ronaldo (Real Madrid – minuto 51)
  • Cavani (PSG – minuto 71)
  • Casemiro (Real Madrid – minuto 80)

[CRÓNICA]

PRIMERA PARTE

El encuentro entre el PSG y el Real Madrid tuvo un emotivo inicio con el minuto de silencio guardado en honor al fallecido Davide Astori, capitán de la Fiorentina que murió este fin de semana. Revolución de Zidane en el equipo titular, recompensando la labor de jugadores menos habituales como Asensio y Lucas, a quienes entregó el poder en bandas, y con una medular poco usada como la formada por Kovacic y Casemiro. En defensa, la mejor noticia era la vuelta definitiva de Marcelo. Ambiente complicado el que presentaba el Parque de los Príncipes, con una atmósfera prácticamente irrespirable por el humo que desprendían las bengalas encendidas por los ultras parisinos. El PSG salió con mucha intensidad desde el comienzo, presionando arriba a los blancos, intentando encerrar al equipo de Zidane en su área metiendo balones para generar cierto descontrol. El Real Madrid se encomendaba en ataque a Cristiano, omnipresente en la zona ofensiva del cuadro merengue desde el pitido inicial. Los primeros minutos dejaron entrever un aspecto que podía ser clave, y era la superioridad en el medio de Motta, Verratti y Rabiot sobre Kovacic y Casemiro. Los interiores franceses se abrían, obligando al doble pivote madridista a separar sus posiciones generando espacios peligrosos en el medio. La ayuda de Benzema sería clave, al igual que las coberturas de Asensio y Lucas sobre las bandas del PSG. El primer acercamiento del Real Madrid llegó en el minuto 12, con un contragolpe lanzado por Asensio, continuado por Cristiano y culminado por Karim, aunque su disparo fue rechazado a córner.

Lucas Vázquez
realmadrid.com

Los blancos sufrían en la salida de balón, ya que Kovacic y Casemiro no ofrecían garantías suficientes, pero una vez pasada la primera línea de presión, los hombres de Zidane creaban problemas con facilidad. La primera gran ocasión del choque fue para el Real Madrid, concretamente para Sergio Ramos, que en el minuto 18 remató con mucha calidad un centro peligroso de Asensio por bajo, pero Areola realizó una intervención estelar. Verratti vio la primera tarjeta amarilla del partido por una dura entrada por detrás sobre Casemiro. El choque entró en una parte de receso tras el ímpetu inicial, gracias a que los blancos estaban conteniendo mejor al cuadro local. El mayor peligro del equipo de Emery lo estaba llevando Mbappé, intentando romper con velocidad una y otra vez desde la banda derecha hacia el centro. El PSG volvió a recuperar el mando, teniendo la pelota aunque no fuera capaz de crear excesivo peligro. El equipo blanco no conseguía hilvanar con fluidez, y perdía algunos balones preocupantes, especialmente Marcelo, poco acertado en labores de construcción, uno de sus puntos fuertes.

La primera tarjeta del Real Madrid se la llevó, merecidamente, Kovacic, por una falta por detrás sobre Di María, cuando el argentino se marchaba en velocidad por banda derecha. Mala noticia para Zidane que el sustituto de Kroos y Modric tuviese ya una amonestación. Los blancos, a pesar de llegar con cierta claridad, seguían sufriendo con el balón en los pies en campo propio, ya que Casemiro y Kovacic estaban más pendientes de la recuperación que de la elaboración. El ritmo era muy intenso, y eso penalizaba las transiciones del equipo merengue, que contaba con pocos efectivos cuando llegaba arriba, y solo Cristiano se mostraba con verdadero peligro. Los blancos volvieron a acercarse en el minuto 38, pero de nuevo Areola hizo una parada providencial ante la ocasión de Benzema, que se plantó solo en el área tras un genial pase de Marcelo, pero el francés no acertó a definir desde un costado. El PSG también tuvo su gran ocasión en la primera parte, ya que en el minuto 41, tras una gran jugada colectiva, Di María llegó con peligro por banda derecha para poner un peligroso centro chut que Keylor detuvo en dos tiempos. La jugada estaba invalidada por fuera de juego de Cavani. Y de nuevo los parisinos volvieron a avisar con una llegada de Mbappé, también por banda derecha, la zurda del Madrid, pero el delantero galo se topó de nuevo con la intervención del meta costarricense. Con el intermedio en el horizonte, Zidane debía realizar algunos ajustes por el sector de Marcelo y Asensio, ya que el agujero defensivo era importante, y todo el peligro galo llegaba desde la misma zona. Por lo demás, primera parte muy seria del vigente campeón de Europa que pudo encontrar el gol que cerrase la eliminatoria.

Al descanso, PSG 0-0 Real Madrid.

SEGUNDA PARTE

El segundo tiempo comenzó en una línea muy parecida a la primera mitad, con el Madrid teniendo dificultades en la salida de balón y con el conjunto parisino apretando arriba. Situación surrealista la que se vivió en el minuto 47, cuando Felix Brych tuvo que parar el choque porque en una de las gradas del Estadio del Parque de los Príncipes aparecieron decenas de bengalas que dejaron una estampa entre bochornosa y delictiva. El humo se extendía por todo el terreno de juego, dificultando tanto la visión como la respiración. Sin embargo, el Madrid no se dejó amilanar y demostró por qué es el Rey de Europa y por qué tiene al mejor jugador del mundo en sus filas. Después haber tenido una ocasión minutos antes, Cristiano Ronaldo hizo el 0-1 en el minuto 51 tras un certero cabezazo al segundo palo al recibir un excelente centro de Lucas Vázquez. Asensio recuperó el balón cuando Alves intentaba cruzar el centro del campo y montó la galopada. El mallorquín encontró con un pase sutil por debajo de las piernas del brasileño al extremo de Curtis, que puso un balón medido para que ‘El Comandante’ apareciese de nuevo, para hacer su tanto número 12 en Champions y silenciar el Parque de los Príncipes. El Madrid dio el que podía ser el golpe definitivo, dejando al conjunto parisino descolocado y con riesgo de romperse al buscar el empate desesperadamente.

Cristiano Ronaldo
realmadrid.com

Emery decidió introducir una variante ofensiva, retirando a Motta del terreno de juego para entrada a Pastore. El PSG se lanzó arriba con todo lo que tenía, mientras que los blancos se entregaban a las contras llevando peligro con la velocidad de Cristiano, Asensio y Luca, y el aguante de espaldas de Benzema. Cavani tuvo la ocasión más clara hasta el momento en esta segunda mitad, tras una internada de Yuri por banda izquierda que el uruguayo remató en el primer palo, encontrándose de nuevo con Keylor Navas. Zidane decidió subir la línea de presión de su equipo para evitar la construcción del juego galo, ya que defender a 60 metros de tu portería siempre es más cómodo, especialmente si consigues recuperar en zona de peligro. En el minuto 65 se produjo un hecho que complicaba aún más la remontada parisina, ya que Verratti, que ya tenía una amarilla, protestó de forma exacerbada una acción, y el colegiado le mostró la segunda tarjeta y, acto seguido, el camino a vestuarios por expulsión. El Real Madrid aprovechó el desconcierto para volver a mostrarse con peligro en el área rival, ya que una buena jugada entre Marcelo y Benzema terminó con un centro raso del galo que Asensio remató de zurda, estrellándose su disparo en el poste. Sin embargo, cuando todo parecía controlado, una carambola en el área merengue a la salida de un córner terminó con el 1-1 de Cavani en el minuto 71. El uruguayo ni siquiera tuvo que definir, ya que el esférico golpeó en su rodilla y se coló mansamente en la meta madridista aprovechando que Keylor estaba en el suelo tras un disparo anterior. Se acercaba el PSG en la eliminatoria, y volvían las bengalas a la grada ante la incredulidad de Felix Brych y de los jugadores de ambos equipos.

Zidane realizó su primer cambio, dando entrada a Kroos en lugar de Kovacic. El Real Madrid seguía creando peligro a la contra, y Benzema dispuso de una nueva ocasión, pero el ‘9’ no supo gestionar bien la jugada, ni casó provecho de la superioridad, tenía a Cristiano solo por la otra banda, ni acertó a rematar con peligro. Y de nuevo, el choque se volvía a parar dos sustituciones, una en cada equipo. Bale sustituía a Benzema en el Madrid, y Draxler a Di María en el PSG. En una jugada realmente extraña a la contra, Casemiro hizo el 1-2 en el minuto 80, dejando la eliminatoria prácticamente sentenciada. Lucas y Cristiano rompieron por banda derecha, y tras un centro mal despejado por Rabiot, el brasileño llegó en segunda línea para cerrar el pase a Cuartos de Final. El Real Madrid estaba siendo dominador del segundo tiempo, teniendo a su merced al rival, jugando como y cuando quería, y destrozando al que para muchos era el gran aspirante a ganar la competición. Para ejemplo, dos nuevas ocasiones merengues, con sendos postes de Lucas y Cristiano. A 7 minutos del final, el cuadro de Zidane vivía en campo rival, tocando y gustándose, y rozando la humillación. El campeón, el rey, el auténtico dominador de Europa estaba sentando cátedra, exhibiendo una hegemonía como solo el Madrid saber y puede hacer. El partido había perdido prácticamente todos sus alicientes, ya que la eliminatoria estaba casi sentenciada y el PSG, sentenciado, con la bandera blanca de la rendición en lo alto. Lejos de conformarse, el Real Madrid siguió buscando ampliar su ventaja, y en el minuto 89 Isco, que había salido por Asensio minutos antes, pudo hacer el tercero con un buen disparo desde la frontal que se topó con la estirada de Areola. El colegiado añadió 4 minutos en los que el Real Madrid demostró, aun más, su superioridad.

Al final del partido, PSG 1-2 Real Madrid.

Real Madrid
realmadrid.com