[FC Barcelona 2-2 Real Madrid] Tablas en un Clásico muy polémico

0
341

FC Barcelona vs Real Madrid / Camp Nou / 20:45 /Jornada 36 de la Liga

Grandísimo partido de fútbol en un Clásico trepidante demostrando el gran nivel de los gigantes del balompié mundial. El encuentro lo tuvo todo, goles, espectáculo, buen juego y mucha, mucha polémica. Hernández-Hernández también tuvo su cuota de protagonismo con varias decisiones que perjudicaron claramente a los blancos, como en el segundo gol blaugrana o un claro penalti a Marcelo no pitado. Al final, 2-2 y mucha magia con tantos de Suárez y Messi para el FC Barcelona, y de Cristiano y Bale para el Real Madrid.

ALINEACIONES

  • FC Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Busquets, Rakitci, Coutinho (Semedo 46’), Iniesta (Paulinho 57’); Messi, Suárez (Alcácer 92’)
  • Real Madrid: Keylor Navas; Nacho (Lucas 68’), Ramos, Varane, Marcelo; Casemiro, Kroos (Kovacic 84’), Modric; Bale, Benzema, Cristiano (Asensio 46’)

ÁRBITROS

  • Árbitro: Hernández Hernández-Alejandro José
  • Cuarto Árbitro: Escudero Marín-Ricardo
  • Árbitro Asistente 1: Sobrino Magán-Teodoro
  • Árbitro Asistente 2: Naranjo Pérez-José Enrique
  • Delegado-Informador: Mejuto González-Manuel Enrique

TARJETAS

  • Nacho (Real Madrid – minuto 12)
  • Varane (Real Madrid – minuto 31)
  • Ramos (Real Madrid – minuto 43)
  • Suárez (FC Barcelona – minuto 43)
  • Messi (FC Barcelona – minuto 45)
  • Sergi Roberto (FC Barcelona – minuto 47 – Tarjeta roja)
  • Bale (Real Madrid – minuto 77)
  • Marcelo (Real Madrid – minuto 77)
  • Rakitic (FC Barcelona – minuto 85)

GOLES

  • Suárez (FC Barcelona – minuto 10)
  • Cristiano Ronaldo (Real Madrid – minuto 15)
  • Messi (FC Barcelona – minuto 52)
  • Bale (Real Madrid – minuto 73)

[CRÓNICA]

PRIMERA PARTE

FC Barcelona y Real Madrid disputaban uno de los Clásicos más descafeinados de los últimos años, aunque siempre con el morbo de un encuentro entre los dos equipos más grandes del mundo. Zidane optó por volver a un sistema más clásico con la ‘BBC’ en ataque y el 4-3-3 en el dibujo. Por su parte, Valverde dio la titularidad a Iniesta en su último duelo contra los blancos. El choque comenzó con una decisión más que discutible en el primer minuto, cuando Hernández-Hernández perdonó la tarjeta amarilla por una clara falta sobre Casemiro. La primera ocasión de peligro fue para el Barcelona en el minuto 3, cuando Messi habilitó el desmarque de Suárez con un gran pase, pero el disparo del uruguayo fue taponado por Varane. El conjunto blaugrana lleva el peso de la posesión, mientras que el Madrid protagonizaba transiciones más rápidas. El cuadro merengue optó por salir con una defensa muy adelantada, lo que provocaba la amplitud de espacios a su espalda. En el minuto 10, Suárez hizo el 1-0 tras rematar de volea un gran centro de Sergi Roberto. El lateral blaugrana aprovechó el hueco dejado por Marcelo para servir un gran balón al uruguayo, que se deshizo de la marca de Nacho para marcar en solitario. El Barcelona había saltado mejor al partido, creando peligro en cada acción y sacando mucho partido de la falta de rigor defensivo de Marcelo.

El Real Madrid no tardó en igualar el partido ya que, en el minuto 15, Cristiano hacía el 1-1 tras culminar una gran jugada colectiva. Los blancos armaron la contra en la figura de Toni Kroos que combinó con Ronaldo y corrió para doblarle. Este descargó hacia la banda y se adentró en el área a esperar el centro. Benzema le cedió de cabeza un balón inmejorable y el luso perforó la meta de Ter Stegen. Sin embargo, en el remate final, Cristiano recibió un golpe de Gerard Piqué que provocó una brusca torsión de su tobillo, haciendo saltar todas las alarmas a 20 días de la gran final de Kiev. Parecía que Asensio saldría en su lugar, pero el ‘7’ prefirió esperar para probarse, ya que no quería borrarse del encuentro. Transcurridos unos minutos, el portugués consiguió recuperarse y continuó el choque. Poco a poco, el Madrid creaba más peligro gracias a la figura de Benzema, que recibía muy liberado en el centro del campo siendo la figura que lanzabas las contras. En el minuto 27, pudo llegar el segundo para el equipo de Zidane, ya que, tras una gran jugada colectiva, Cristiano se adentró velozmente en el área por banda izquierda, pero su disparo de zurda se marchó a escasos centímetros del poste. Y de nuevo el luso dispuso de una buena ocasión segundos más tarde, pero su disparo fue repelido por Ter Stegen tras una gran salida.

Cristiano Ronaldo
realmadrid.com

Hernández-Hernández se estaba mostrando muy permisivo con los jugadores culés, mientras que con los blancos no le temblaba el puso para sacar tarjetas. El Real Madrid estaba creciendo cada vez más en el partido con el balón. El equipo merengue movía el esférico con criterio y con peligro, casi siempre por banda izquierda. En la contraria, Bale estaba supeditado a su labor defensiva para taponar las subidas de Alba, por lo que su presencia en ataque era menor. A media que se acercaba el descanso, el Real Madrid estaba jugando cada vez mejor, dominando férreamente el choque y encerrando al Barcelona en su área. Los de Valverde habían perdido el balón, y con ello, su capacidad de generar. Modric y Kroos estaban cuajando un gran primer tiempo, llevando la manija del choque y dando un recital, siempre ayudados por Marcelo, mientras que Cristiano y Benzema ponían la mordiente arriba. Los blancos estaban perdonando demasiado. A pesar de no haber nada en juego, el partido estaba teniendo cierta tensión con bastantes piques entre ambos equipos. El más tenso fue el que tuvieron Ramos y Suárez, que tras una serie de empujones fueron amonestados ambos. En la recta final del primer tiempo el encuentro se terminó de ir de las manos. Dos entradas duras, una de Messi y otra de Bale, y la expulsión de Sergi Roberto por un manotazo a Marcelo pusieron final al primer tiempo.

Al descanso, FC Barcelona 1-1 Real Madrid.

SEGUNDA PARTE

La segunda mitad comenzó con variaciones por parte de ambos equipos. Valverde quiso recomponer a sus hombres tras la expulsión de Sergi Roberto y dio entrada a Semedo en lugar de Coutinho, mientras que Zidane retiró del césped a Cristiano por precaución, sacando en su lugar a Asensio. El FC Barcelona comenzó la segunda parte un poco más resguardado debido a su inferioridad numérica. El conjunto merengue movía el esférico de una banda a otra, madurando el partido y obligando a su rival a correr detrás del balón y desgastarse, pero sin renunciar a su verticalidad habitual. Sin embargo, llegó lo que nadie esperaba. En el minuto 52, Messi hacía el 2-1 tras una jugada polémica en la que Suárez hizo una clamorosa falta sobre Varane pero que Hernández-Hernández no pitó. El uruguayo robó el esférico haciendo una clara infracción sobre el central madridista y se marchó hacia la portería de Keylor, combinó con Leo y el argentino resolvió con mucha calidad. La actuación del colegiado estaba siendo nefasta. Valverde siguió retocando su equipo, y en el 57 retiró a Iniesta para dar entrada a Paulinho en lo que había sido el último Clásico del de Fuentealbilla.

El segundo tanto azulgrana descompuso al Real Madrid, que se encontraba desdibujado y mostrando una peor imagen que en la primera parte. Sin Cristiano, los blancos habían perdido chispa y presencia arriba, entregando el dominio al Barcelona. Con menos balón, el protagonismo de Modric y Kroos se había reducido para desgracia merengue. Poco a poco, el equipo de Zidane se fue recomponiendo, recuperando el balón mientras el conjunto blaugrana esperaba atrás sin pasar excesivos apuros. El Real Madrid reclamó un posible penalti por una fuerte carga de Umtiti sobre Bale. Desde el banquillo merengue no lo veían claro y decidieron arriesgar con el segundo cambio, ya que Nacho dejó su puesto a Lucas en una clara apuesta ofensiva. El empuje del Madrid en campo rival y las salidas en velocidad del Barcelona provocaban que el partido se rompiera por momentos. En el minuto 70, Messi dispuso de una gran ocasión para poner mayor distancia en el marcador, pero Keylor Navas se interpuso en su camino. El argentino recogió un balón en campo merengue y arrancó en solitario, pero su disparo fue repelido por el meta costarricense. En el minuto 73 llegó el empate del Real Madrid cuando Bale hizo el 2-2. Un gran pase de Asensio en profundidad, desmarque de arrastre de Benzema dejando hueco para la llegada de Bale que la enchufa de primeras en la escuadra de la meta rival. Golazo del galés, que había crecido mucho en esta segunda mitad tras la ausencia de Cristiano. La entrada de Lucas, que ocupaba una posición más cercana a la cal, hacía que Bale apareciese más por dentro.

Marcelo
realmadrid.com

Tan solo unos minutos más tarde llegó otra acción que perjudicó claramente al Real Madrid, cuando Jordi Alba derribó de una flagrante patada a Marcelo en el área, pero, de nuevo, Hernández-Herández dejó seguir. Los jugadores blancos no se lo podían creer. El colegiado había perdido por completo el rumbo, y el encuentro llevaba un transcurso totalmente ajeno a él, demostrando no estar claramente a la atura. El FC Barcelona intentaba coger oxígeno gracias a acciones aisladas de Messi, que con espacios creaba problemas a la zaga merengue. La buena actuación de Keylor mantenía el empate mientras el Madrid volvía a la carga encerrando de nuevo al equipo culé. El partido seguía teniendo una intensidad tremenda con muchos piques entre jugadores de ambos conjuntos. Los últimos minutos se estaban convirtiendo en una lucha sin cuartel entre ambos equipos, aunque los blancos tenían algo más de gasolina al estar con uno más en el campo. Sin embargo, el cansancio y el agotamiento eran ya los mayores protagonistas, provocando muchas imprecisiones en ambos conjuntos. Las dos escuadras lo dieron todo hasta el pitido del árbitro, dejando un gran partido, con mucho fútbol y mucha lucha en lo que se espera de un Clásico.

Al final, FC Barcelona 2-2 Real Madrid.

Real Madrid
realmadrid.com