[ Real Madrid 6-0 Celta de Vigo] El Real Madrid le hace un set en blanco al Celta en el último partido en casa

0
174
realmadrid.com

El Real Madrid se enfrentaba esta tarde al último partido de Liga en casa esta temporada, la última gran cita antes de la final en Kiev. Los de Zidane venían de un partido complicado el miércoles en Sevilla, en el que perdieron 3-2. Zidane recuperaba a Isco, y daba descanso a Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo con la idea de darles descanso para llegar al 100% a la final de la Champions el 26 de mayo. Por su parte el Celta llegaba al Bernabéu sin nada que jugarse y con la novedad de Iago Aspas que volvía a una convocatoria después de su lesión en los isquiotibiales.

ALINEACIONES

  • Real Madrid: Keylor Navas; Achraf, Nacho, Varane, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric, Isco; Benzema y Bale.
  • Celta: Sergio A.; Hugo Mallo, Roncaglia, S. Gómez, Jonny; Lobotka, Jozabed, Wass, B. Méndez; M. Gómez y Boyé.

ÁRBITRO

Árbitro principal: Pablo González Fuertes

Árbitro asistente 1: José Manuel Fernández Miranda

Árbitro asistente 2: César García Fernández

Cuarto árbitro: Álvaro López Parra

TARJETAS AMARILLAS

  • Real Madrid:
  • Celta: Hugo Mallo (84’)

TARJETAS ROJAS

GOLES

  • Real Madrid: Bale (13’), Bale (30’), Isco (32’), Achraf (51’), SergI Gómez p. (75’), Kroos (82’)
  • Celta:

Primera parte

Empezaba el partido el Madrid un poco relajado con un Celta que salió valiente al Bernabéu con la intención de tener el balón y salir a presionar a los blancos arriba, para ir a por el partido. Sin embargo, el conjunto de Zidane iba a disfrutar de la primera ocasión. Achraf se iba a internar por línea de fondo poniendo el balón atrás para Benzema, un balón que casi se mete en propia puerta Sergio. El Celta seguía a lo suyo, pero un pase filtrado a la espalda de la defensa de los gallegos lo recogió Bale, para plantarse solo frente a la meta de Sergio, y definir perfectamente haciendo inútil la estirada del portero del Celta.  La primera jugada polémica llegó en el minuto 16 por un gol que anularon al Celta en posición de dudoso fuera de juego.  El Madrid a raíz del gol comenzó a tener más el balón y a trenzar jugadas colectivas, y en una de esas volvería a ser el canterano marroquí, Achraf, quién entraría por banda derecha del ataque madridista para servir otro buen balón que acabaría en córner. El segundo gol del Real Madrid iba a llegar tras una obra maestra de Gareth Bale, pase largo de Isco de 50 metros a la carrera del galés que le iba a ganar la partida a Jonny, tras esto se zafaría de S. Gómez con una especie de autopase, para posteriormente fusilar la escuadra izquierda de la portería del Celta. La cosa no iba a quedar ahí, y es que tan sólo dos minutos después del tanto de Bale, Isco recibía un balón en el pico izquierda del área para ponerla en la otra escuadra, vendaval del Madrid que sentenciaba así, el partido al descanso. La ocasión más clara para el Celta iba a llegar en el 39’ con un remate de cabeza de Maxi Gómez al que iba a responder Keylor con un paradón.

realmadrid.com

Segunda parte

El Celta saltó al césped en la segunda parte con un cambio, Pablo Hernández por Boyé, que estaba siendo el mejor del Celta en ataque. De esta forma Unzué intentaba frenar el impetú del Madrid, con un hombre más en el centro del campo.  Sin embargo, el Madrid siguió a lo suyo, y como a la tercera va la vencida Achraf, en un nuevo balón a la espalda de la defensa viguesa, finalizó la jugada con un disparo cruzado a la red. La insistencia tuvo mérito para el canterano blanco que estaba cuajando un gran partido. El cambio pareció hacer poco efecto, de hecho pareció obtener lo contrario a lo que había planteado Unzúe, y es que el Madrid tuvo más balón y creó más peligro. Llegaba el minuto 60, y Zidane ya pensaba en Kiev, dando descanso a Karim Benzema e Isco y dando entrada a Mayoral y Asensio. Con la entrada de estos dos jugadores más la de Lucas Vázquez, los de Zidane se hicieron dueños y señores del partido con un control de la posesión y el partido totales. La mala fortuna se iba a cebar con el Celta, pues el quinto tanto se lo metió en propia puerta Sergi Gómez. El marcador no se iba a quedar en la manita, si no que ,tras una pérdida en defensa del Celta que acaba en saque de banda, Lucas Vázquez iba a aprovechar para sacar rápido de banda y dársela a Modric que se la pondría a Mayoral en el punto de penalti para que este se la cediera de cara a Kroos y que el alemán completara el set en blanco con un pase a la red.