El Madrid sobrevive ante Darussafaka a pesar de un mal último cuarto

0
179

Sufrida victoria del Real Madrid ante Darussafaka por 82-86. Los blancos tuvieron un partido sin mucho sobresalto en Turquía hasta el último cuarto, ganado tras una gran primera mitad en la que los de Laso que se fueron hasta los 53 puntos para comandar el duelo desde el inicio. El conjunto merengue así la estela de los mejores equipos de Europa y se mantiene en la segunda plaza, sin perder de vista al líder Fenerbahçe que cayó en casa del Bayern de Múnich.

El Real Madrid se anotó el primer cuarto por 16-23 con un inicio de partido muy completo, tomando ventajas desde el comienzo cercanas a los 10 puntos. Los de Laso no notaron las bajas de jugadores como Felipe Reyes o Rudy Fernández, y tampoco hizo falta la presencia de estrellas como Llull, que pasó casi todo el partido en el banquillo al recaer de unas molestias sufridas a lo largo de la semana. Randolph, muy acertado desde el comienzo del choque, fue el mejor en el equipo madridista con 15 puntos y 5 rebotes al final del encuentro.

El segundo cuarto también cayó del lado del campeón con un marcador parcial de 22-30. Muy acertados en el triple, los jugadores del Madrid se mostraron más activos y comprometidos en defensa, lo que les permitió controlar aspectos como el rebote y las pérdidas. Los de Laso también repartieron más asistencias, mostrando una mejor versión d su juego. Mención especial requiere la ayuda en las capturas de jugadores exteriores como Causeur, con 4 rebotes, o Deck, con 5, que echaron una mano fundamental a hombres más habituales como Tavares o Randolph. Thompkins cogió el testigo de internacional esloveno y se convirtió en la otra gran fuente de anotación con 15 tantos. Al descanso, los blancos vencían por 38-53.

Sin embargo, el choque cambió en el tercer cuarto donde Darussafaka comenzó a acertar desde el triple, dando la vuelta a sus pésimos parciales. El Madrid, por el contrario, perdió su efectividad en el tiro de tres y no fue capaz de anotar ninguno de sus lanzamientos, lo que igualaba poco a poco el marcador. Las diferencias, que llegaron a superar los 15 puntos, comenzaban a bajar de la decena. A pesar de su mala actuación en el tiro exterior, el campeón consiguió encontrar situaciones propicias desde la pintura. El conjunto turco se llevó el tercer cuarto por 21-19.

El último y decisivo cuarto comenzó de la peor manera posible para el Real Madrid con un parcial de 7-0 para su rival, lo que provocó el renacer del conjunto otomano. Los blancos seguían atascados desde el triple, y tampoco vivían sus mejores momentos desde la línea de personal donde jugadores como Causeur o Ayón fallaron en momentos claves. Hombres como Prepelic, que comenzó muy acertado con 10 puntos, perdieron brillo en el lanzamiento, complicando un partido que parecía resuelto. Apoyados en un inspiradísimo Toney Douglas, que se fue hasta los 27 puntos, y en el acierto desde el triple, Darussafaka confió en la remontada hasta ponerse a tiro en el marcador cuando solo restaban dos minutos para el final. En los instantes finales resurgió la figura de Evans que redondeó un gran doble-doble con 18 puntos y 12 rebotes. A falta de 38 segundos, Douglas anotó un triple muy lejano para igualar el partido, 82-82. Pero en la acción siguiente, Tavares capturó un rebote ofensivo vital y anotó los dos tiros libres tras recibir la falta, dando la victoria al cuadro madridista por 82-86, ya que Darussafaka no gestionó de forma óptima su último balón.

euroleague.net

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here