[Real Madrid 86-85 Maccabi] Carroll rescata un triunfo agónico

0
115

Previa

El Real Madrid afronta el primer compromiso de la semana en lo que será la segunda jornada de Euroliga, también en casa como ya lo fuera la primera ante Fenerbahçe. Los blancos reciben a un rival siempre incómodo, Maccabi Tel Aviv, que, a pesar de no estar en su mejor momento, sin duda plantará batalla como ya lo hiciera en su debut en la competición ante el Khimki, a pesar de perder contra el combinado ruso. Pablo Laso contará con la recuperación de Jaycee Carroll tras estar unos encuentros fuera del equipo debido a su fuerte caída en el choque disputado ante UCAM Murcia. Sin embargo, el técnico vitoriano pierde al capitán, Felipe Reyes, que se retiró ayer del entrenamiento molestias en la espalda. Quién sí entra en la convocatoria es Rudy Fernández, quien también tuvo algún problema en la última sesión preparatoria pero que se ha recuperado a tiempo. Por parte del equipo macabeo, el choque supondrá el regreso de un exmadridista como Otello Hunter, el cazador.

Antes del choque tuvo lugar la presentación del nuevo fichaje del Real Madrid, Salah Mejri.

Alineaciones

  • Real Madrid: Campazzo (10), Rudy (6), Taylor (6), Randolph (11), Tavares (2) – quinteto inicial – Llull (6), Causeur (7), Deck (8), Mickey (16), Garuba (-), Laprovittola (-), Carroll (14)
  • Maccabi Fox Tel Aviv: Wilbekin (22), Wolters (7), Zoosman (-), Black (7), Acy (3) – quinteto inicial – Casspi (0), Avdija (0), Dibartolomeo (15), Dorsey (5), Cohen (7), Bryant (15), Hunter (6)

Partido

El talento de Wilbekin mantiene a Maccabi en el partido (22-22)

El Real Madrid comenzó con su quinteto titular de esta temporada, con Facundo Campazzo a los mandos, Rudy y Taylor como exteriores y la habitual pareja interior formada por Randolph y Tavares. Los blancos comenzaron espesos en ataque con cuatro acciones consecutivas plagadas de imprecisiones en las que no se pudo obtener un tiro claro. La primera canasta del choque fue para los visitantes, obra de Wolters. Poco tiempo después, Wilbekin, desde la línea de personal, abría una pequeña diferencia de cuatro puntos. Sin embargo, los israelíes tuvieron una rápida respuesta con un triple de Rudy. Los de Laso comenzaban a carburar y Facundo Campazzo necesitó tan solo tres minutos y medio para dejar la acción del partido con un pase de fantasía por la espalda y picado que Tavares no desaprovechó. Golpe de varita del argentino que rompió la defensa de Sfairopoulos de un plumazo. Acto seguido, Randolph, con un triple frontal, ponía el 10-9 a falta de 05:20.

El encuentro había comenzado especialmente igualado, con los blancos llevando el ritmo y el peso del choque, pero con Maccabi aprovechando muy bien sus posesiones cortas para anotar puntos fáciles. Poco a poco, Rudy y Randolph fueron tomando el protagonismo ofensivo, y con 6 puntos cada uno mantenían a los blancos por delante. Sin embargo, Maccabi seguía anotando demasiado fácil con tiros en suspensión a cuatro metros del aro gracias a bloqueos en la cabecera que Tavares y Randolph no conseguían leer acertadamente. Contra el talento individual de los macabeos, especialmente de Wilbekin que anotó 8 puntos, el Madrid estaba empezando a elaborar un juego mucho más coral, siempre bajo la batuta de Campazzo. El argentino tuvo un primer cuarto de mucho desgaste y, a minuto y medio del final, dejó su lugar en pista a Sergio Llull. Los siguientes en entrar fueron Carroll y Mickey por Tavares y Rudy. Al final del primer cuarto, Real Madrid 22-22 Maccabi Fox Tel Aviv.

Jordan Mickey hace suyo el partido y da la primera ventaja (28-22)

El segundo cuarto comenzó con mucho ritmo anotador desde la primera posesión. Ambos equipos intercambiaron canastas en un claro duelo pugilístico a los puntos. El más activo estaba siendo Jordan Mickey, que se movía con la agilidad de una pantera por la zona para suplir con velocidad su falta de centímetros. Laso siguió moviendo su banquillo y al segundo minuto del segundo parcial Jeff Taylor dejó su lugar a Causeur. El siguiente en salir fue Gaby Deck en sustitución de Anthony Randolph. Mientras tanto, el partido se estaba convirtiendo en un duelo anotador entre Bryant y Mickey. El pívot madridista estaba desatado de cara al aro sumando 10 puntos en apenas 4 minutos de juego. Por otro lado, Sergio Llull estaba consiguiendo mantener el nivel ofrecido por Facundo Campazzo en el primer cuarto en la dirección de juego, y con tres asistencias marcaba el rumbo del partido. Además, el de Mahón sumaba sus primeros puntos con dos excelentes acciones y ponía el 40-32 a falta de 05:05.

La sociedad formada entre Llull y Mickey estaba dando alas a los blancos en busca de llevar la diferencia hasta la decena de puntos. En 6 minutos de juego, el ‘25’ blanco sumaba 10 puntos y 7 rebotes, una auténtica pasada. El Real Madrid había atravesado momentos de juego realmente buenos en este segundo cuarto, pero el aumento en el nivel defensivo de Maccabi y el talento casi imparable de Wilbekin y Bryant mantenían el partido en un puño. Los de Laso estaban pecando de intentar cortar por línea de fondo para buscar tiros liberados en las esquinas, pero los israelíes estaban leyendo perfectamente las intenciones de su rival. Para mejorar esa fluidez de juego volvió Campazzo, que tenía algo más de un minuto para dar una marcha más al equipo. Mientras tanto, Mickey se iba hasta los 22 de valoración en un solo cuarto. La salida de Campazzo a pista dio sus frutos, dejando una buena asistencia a Causeur para que el francés anotara de tres.

Al descanso, Real Madrid 50-44 Maccabi Fox Tel Aviv.

Dibartolomeo mete a Maccabi de nuevo en la pelea (15-21)

Quinteto titular en pista de Pablo Laso para comenzar un tercer cuarto que arrancó de una forma más trabada que el anterior. Tiros errados y muchos parones por faltas que impedían coger ritmo a ambos equipos. Aun así, el cuarto comenzó con un parcial de 0-6 a favor de Maccabi que empataba el choque. En tres minutos, los de Laso no habían conseguido realizar una acción clara de peligro. Wolters enchufó una más desde más allá del 6,75 y puso por delante al conjunto de Sfairopoulos, lo que obligó a Pablo Laso parar el encuentro para dar un toque de atención a los suyos tras el parcial de 0-9 encajado. La primera mitad de tercer cuarto estaba siendo para olvidar, acumulando malas defensas y peores ataques. Casi 5 minutos tardaron los blancos en romper el maleficio y, de paso, el parcial de 0-12. Dos buenas acciones consecutivas de Randolph devolvían el aliento a los madridistas que se ponían a uno. Y en la siguiente jugada, Campazzo anotaba de tres y ponía el 58-56 a falta de 04:50.

Con la entrada del Madrid en la pelea, el cuarto subió de nivel, sobre todo ofensivo, y el duelo de canasta volvió al Wizink Center. Dibartolomeo cogió el testigo anotador en Maccabi y se encumbraba como máximo anotador hasta el momento con 13 tantos. Pasada la tempestad, el Madrid recuperó frescura en pista y pudo realizar ajustes en su defensa, sobre todo en las ayudas a los interiores, para volver a manejar rentas en torno a los 5 puntos. En el Real Madrid, Randolph y Facundo Campazzo combatían el talento de Dibartolomeo superando también la decena de puntos. El argentino había asumido galones en la anotación, descuidando su faceta de asistente que había traído los mejores minutos del cuadro merengue. Laso devolvió a pista a Llull para el último minuto de partido e intentar, desde la rotación de dos bases, buscar una mayor fluidez ofensiva. Sin embargo, no surgió demasiado efecto. Al final del tercer cuarto, Real Madrid 65-65 Maccabi Fox Tel Aviv.

Jaycee Carroll siempre aparece (21-20)

El último y decisivo cuarto comenzó con empate en el marcador, un resultado algo sorprendente a priori y, sobre todo, visto el buen nivel mostrado en fases del primer y segundo cuarto. Saltaron a pista Mickey, Carroll y Causeur. Se mantenía en pista Randolph, acumulando minutos importantes, algo habitual en él, sobre todo en Euroliga. El partido se estaba complicando sobre manera, y Carroll tuvo que sacar su fusil a relucir para anotar un enorme triple desde la esquina y reducir la desventaja. Mientras tanto, volvían a pista Deck en el Madrid y Wilbekin en Maccabi. Los blancos estaban atravesando una mala fase en su juego, pecando de individualismo y de acciones de escasa elaboración. La pizarra de Laso no estaba apareciendo y el partido se intentaba ganar con más corazón que cabeza. Deck, tras un buen juego entre pívots con Mickey, ponía el 72-72 a falta de 05:03.

El Wizink Center apretaba en cada ataque de Maccabi con sonoras pitadas, consciente de lo que estaba en juego. Y en un gran escenario como este, los grandes salían a relucir. Wilbekin anotaba una gran canasta en suspensión para locura de su banquillo, pero Carroll respondía con un triple tras finta sensacional. Sin embargo, el base de los israelíes no quiso perder la oportunidad y replicó con una sutil entrada a canasta. Además, Sfairopoulos metía más madera en la cancha con la salida de Dibartolomeo para disputar los últimos tres minutos. No obstante, la salida del jugador de Maccabi fue un espejismo ya que en pocos segundos realizó su quinta falta. El camino inverso realizó Facundo Campazzo, que sustituyó a Causeur para poner de nuevo rotación de dos bases junto a Llull. El siguiente en entrar fue Rudy, en lugar de Carroll. El choque atravesaba momentos de tensión y cada canasta suponía una condena difícil de superar para el rival. Mickey anotaba en suspensión desde la bombilla tras un gran reverso, pero una bandeja de Bryant demasiado fácil mantenía a Maccabi por delante. Segundos más tarde, Deck empataba el choque por enésima vez a falta de 01:37. El partido estaba en un pañuelo, ambos equipos alternaban imprecisiones fruto de la tensión y los nervios, y cada pelota suelta se peleaba con la vida. Dentro del último minuto, el resultado era de 81-81. El final de partido estaba siendo de infarto, Wilbekin sumaba dos más desde la personal mientras los blancos perdonaban hasta en tres ocasiones en su siguiente ataque. Sin embargo, Mickey, también desde el tiro libre, empataba el partido con 27,5 segundos en el reloj por jugarse. El talento de Wilbekin parecía no agotarse nunca, y con otra sensacional acción dejaba atrás a Rudy y encestaba por encima de Jordan Mickey para dejar contra las cuerdas al Real Madrid. Los de Laso disponían de 11 segundos para empatar o intentar ganar con un triple heroico. Y si necesitas un triple heroico solo tienes que llamar a Don Jaycee Carroll. El francotirador de Wyoming apareció en el momento de la verdad, superó su bloqueo en la cabecera y clavó un triple frontal tras pase de Llull para desatar, una vez más, la locura en el Wizink Center.

Al final del partido, Real Madrid 86-85 Maccabi Fox Tel Aviv.

Destacados

Sufrida victoria del Real Madrid ante Maccabi Fox Tel Aviv con un triple de Carroll en la última jugada del partido. Los blancos sufrieron más de lo esperado, pero retienen un triunfo valioso para seguir contando sus partidos por victorias. Genial partido de Jordan Mickey con 16 puntos y 11 rebotes para 30 de valoración. Buena actuación también de Randolph y Carroll.

euroleague.net

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here