[Real Madrid 83-87 Estrella Roja] El Madrid se complica la vida en Euroliga

0
195

El Real Madrid afronta un partido trascendental en el día de hoy, no por el rival, Estrella Roja, sino por la situación en la que llega el equipo merengue en Euroliga. El equipo de Pablo Laso, séptimo en la clasificación con 5 victorias y 4 derrotas, necesita vencer y convencer para volver a la senda del triunfo y escalar posiciones de cara a los Play Offs. Además, los blancos han caído en 4 de sus últimos 5 choques. Por su parte, Estrella Roja llega al duelo en un estado crítico, siendo el peor equipo del torneo hasta el momento, con tan solo dos victorias en su haber. Un partido de alta intensidad y con necesidades por parte de ambos conjuntos.

Alineaciones

  • Real Madrid: Campazzo (5), Caseur (8), Yusta (3), Thompkins (10), Tavares (4) – quinteto inicial – Randle (3), Taylor (-), Carroll (12), Reyes (8), Doncic (20), Maciulis (-), Rudy (10), Radoncic (-)
  • Estrella Roja: Rochestie (18), Feldeine (10), Dangubic (6), Lessort (6), Bjelica (16) – quinteto inicial – Radicevic (-), Lazarevic (-), Dobric (10), Keselj (-), Lazic (3), Davidovac (7), Apic (-), Jovanovic (-), Antic (11), Jankovic (-),

Partido

Aparición estelar de Luka Doncic para la primera ventaja del Real Madrid (24-19)

El vital encuentro comenzó algo trabado por parte de ambos equipos, con pérdidas, faltas y fallos, que retrasaron en más de minuto y medio el primer punto del marcador, obra de Tavares para el Real Madrid, tras una gran asistencia de Yusta. Acto seguido, el alero merengue estrenó su casillero particular con un sensacional triple. El choque comenzó muy falto de ritmo debido a los continuos parones que provocó una avería en el marcador. A falta de 06:49, el marcador era de 8-5. Los blancos comenzaron muy activos en defensa, llegando bien a las ayudas y con Tavares intimidando en la pintura. La mala noticia del inicio fueron las 3 faltas de Yusta, que le hicieron irse al banquillo para que en su lugar saltara Doncic. Sin embargo, en ataque las cosas no fluían igual de bien, y Estrella Roja conseguía dar la vuelta al marcador con un parcial de 0-6, para poner el 8-11 a falta de 05:01.

Comenzaba a recortar diferencias Luka Doncic con sus primeros dos puntos del choque. Pablo Laso movía su banquillo constantemente, rotando sus hombres para equilibrar esfuerzos y encontrar el acierto necesario. Un triple de Lessort para los serbios ponía el 10-14 a falta de 02:58. Sin embargo, un mate de Doncic al contraataque igualaba el duelo cuando restaban algo más de dos minutos para el final del cuarto. Una nueva canasta del base esloveno, esta vez un triple tras un genial step-back, ponía el 17-16 en favor del cuadro merengue. ‘Wonder Boy’ sería, una vez más, protagonista a los mandos del Real Madrid, al anotar 12 puntos en tan solo 5 minutos de juego. Rudy y Doncic se habían propuesto levantar al Palacio con un baloncesto de puro espectáculo y efectividad. Y a punto estuvo la joven promesa del baloncesto europeo de poner la guinda a su increíble actuación con un triple desde el centro del campo sobre la bocina, al más puro estilo Sergio Llull. El marcador tras el primer parcial fue de 24-19.

La actuación arbitral ayudaba a Estrella Roja a dar la vuelta al marcador (15-27)

Estrella Roja ajustó su defensa y unido a la permisividad de los árbitros, apretaron el marcador aún más. Doncic era el que más sufría los férreos marcajes de los defensores serbios, aunque su calidad se sobreponía en la pista del Wizink Center. El esperpento comenzaba a ser bochornoso, especialmente tras una falta en ataque señalada a Felipe Reyes que encendió los ánimos de jugadores y aficionados. Entre tanto, una bandeja de Lessort ponía el 30-29 a falta de 05:45. Jugada tras jugada, el Real Madrid era masacrado una y otra vez por el trío arbitral para desesperación de Pablo Laso, que no aguantaba más la injusticia que estaba sufriendo el equipo. Los blancos, debido a la mala actuación arbitral, llegaron a descentrarse y perder el pulso del partido, momento en el que Estrella Roja se puso por encima en el tanteador, 32-34, tras un 2+1 de Rochestie, que sumaba ya 8 puntos.

Poco a poco, y sin hacer ruido, el conjunto serbio conseguía arañar puntos al marcador para distanciarse un poco más. A falta de 03:27 para el descanso, dominaban el duelo por 34-39. Los jugadores de Estrella Roja no rehuían los contactos aprovechándose de la permisividad de los colegiados, lo que complicaba cada ataque merengue. El jugador más acertado del equipo blanco comenzaba a ser Fabian Causseur, que tras anotar su punto número 6 con una excelente entrada a canasta con la mano izquierda ponía el 39-42 en el electrónico con un tan solo 1 minuto por disputarse antes del descanso. Una canasta de Rochestie ponía fin al primer tiempo.

Al descanso, Real Madrid 39-46 Estrella Roja.

Estrella Roja tomaba clara ventaja desde la línea de tres (19-21)

A pesar de que el Real Madrid empezó el cuarto con una gran disposición, Estrella Roja seguía bastante acertado en el tiro, y pronto ampliaron diferencias. Tras algo más de minuto y medio de tercer parcial, la diferencia se aumentó a 11 puntos, 41-52. El equipo merengue no se rendía, y tratando de no perder la cara al partido, comenzaba a hacerse fuerte en defensa y en el rebote. Una buena bandeja de Doncic  y un mate de Tavares a falta de 06:25 ponían el 47-52. Sin embargo, una canasta de Bjelica volvía a llevar la diferencia a los 10 puntos. Los blancos peleaban, pero no conseguían una racha a favor que les metiese definitivamente en el partido. La situación comenzaba a ponerse muy fea para los chicos de Laso, que por momentos estaban fuera del choque, más pendiente del escarnio arbitral que del rival, que seguía anotando en su canasta con cierta facilidad.

Los serbios estaban bastante acertados desde la línea de tres, pero un gran lanzamiento de Randle consiguió responder mínimamente, ya que, en la jugada siguiente, Dobric volvía anotar desde el triple y ponía el 54-65 a falta de 01:04. El equipo merengue seguía bastante desconectado, y Pablo Laso comenzaba a mostrar claros signos de preocupación y desesperación tras el rumbo tomado por la situación. Felipe, desde la personal, anotaba dos puntos y ponía el 58-67, marcador con el que se llegaba al final del cuarto.

El Madrid vuelve a morir en la orilla (25-20)

Apretaba el Wizink Center que intentaba contagiar a sus hombres. El cuarto comenzaba de gran manera, con un triple de Rudy, una recuperación de Chasson Randle y un nuevo lanzamiento certero de Carroll desde más allá de la zona. Con menos de un minuto jugada, el Madrid reducía diferencias, 64-67. La pitada al equipo rival era ensordecerá, pero esto enardeció los ánimos de los jugadores de Laso, que tras otra buena defensa pusieron en juego un buen balón para que Jaycee Carroll anotara de nuevo. Y cuando mejor estaban los blancos, los colegiados volvieron a hacer acto de presencia señalando una inexistente falta en ataque de Rudy. Sin embargo, el mallorquín, completamente enloquecido, volvía a anotar un nuevo triple que dejaba a los blancos a tan solo un punto, 69-70, a falta de 07:10.  Luka Doncic se hacía fuerte bajo el aro merengue cerrando todos los rebotes que por allí sobrevolaban.

Tras el empuje inicial, las fueras se igualaron, y dos triples consecutivos de Dangubic volvían a distanciar a Estrella Roja, que se ponía 7 arriba.  La defensa balcánica buscaba constantemente los contactos contra Luka Doncic, que no encontraba espacios para mirar al aro. Thompkins anotaba un nuevo triple, pero Drobic respondía inmediatamente, lo que obligaba a Carroll a aparecer desde donde más le gusta, el triple, para poner el 75-79 a falta de 03:32. De nuevo Rudy Fernández, desde la línea de personal, recortaba diferencias con dos puntos más para el cuadro merengue. El balear estaba siendo uno de los hombres más acertados del final del partido, gracias a su juego pasional.

Después de muchos minutos, el Real Madrid estaba poniendo en apuros de verdad a la defensa serbia, que solo podía parar con faltas al equipo blanco. Doncic, con 18 puntos en su marcador personal, ponía el 79-79 a falta de 02:40. De nuevo, el base esloveno se plantaba desde 4 metros para anotar una canasta más y llegar a la veintena de puntos. Sin embargo, una vez más, cuando el Real Madrid volvía a tomar protagonismo en el marcador, los colegiados volvían a lastrar los buenos minutos merengues, acercando la victoria al lado rival. Facu Campazzo estaba siendo el objetivo preferido del trío arbitral, al cual le señalaron dos inexistentes faltas. Davidovac, desde la línea de personal, ponía el 81-84 a falta de 01:15. Felipe Reyes, tras una buena asistencia de Doncic, metía una inverosímil canasta que reducía la diferencia a un punto, y acto seguido, recuperaba un balón que podía ser vital. Sin embargo, el Madrid volvió a perder la posesión y Antic no perdonó desde la línea de tres, poniendo el 83-87 a falta de tan solo 07,07 segundos para el final. El marcador no se movió, y los blancos sumaron una nueva derrota que complica su marcha en Euroliga.

Destacados

Por parte del Real Madrid, una vez más el mejor del choque fue Luka Doncic, que terminó con 20 punto, 5 asistencias y 32 de valoración. Y del lado de Estrella Roja, los mejores del duelo fueron Rochestie con 18 puntos, Bjelica con 16 y Antic con 11, protagonista en el último cuarto.

Real Madrid
euroleague.net