[SD Eibar 1-2 Real Madrid] Cristiano nunca se rinde

0
354

SD Eibar vs Real Madrid / Ipurua / 13:00 /Jornada 28 de la Liga

Sufrida victoria del Real Madrid por 1-2 ante el Eibar en un campo siempre complicado como Ipurua. Partido difícil para los blancos tras la victoria en París, pero el equipo de Zidane supo reponerse a un inicio dubitativo para terminar sacando los tres puntos. Cristiano hizo los dos goles en dos muy buenas acciones demostrando que, un año más, se pone a tono en la parte decisiva de la temporada.

ALINEACIONES

  • SD Eibar: Dimitrovic; Capa, Ramis (Oliveira 67’), Arbilla, José Ángel; García, Escalante (Diop 85’), Pedro León, Jordán, Inui (Charles 87’); Kike García
  • Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Ramos, Varane (Nacho 27’), Marcelo; Kroos (Lucas 70’), Modric, Casemiro, Isco (Benzema 70’); Bale, Cristiano

ÁRBITROS

  • Árbitro: Munuera Montero-José Luis
  • Cuarto Árbitro: Peña Varela-Juan
  • Árbitro Asistente 1: Baena Espejo-Alfonso
  • Árbitro Asistente 2: Alcoba Rodríguez-José
  • Delegado-Informador: Teixeira Vitienes-José Antonio

TARJETAS

  • Bale (Real Madrid – minuto 30)
  • Ramis (Eibar – minuto 45)

GOLES

  • Cristiano Ronaldo (Real Madrid – minuto 33)
  • Ramis (Eibar – minuto 52)
  • Cristiano Ronaldo (Real Madrid – minuto 83)

[CRÓNICA]

PRIMERA PARTE

Salida en tromba del Eibar en los primeros minutos de juego, apretando arriba al equipo de Zidane, intentando robar balón en posiciones muy adelantadas y llegando al área de Keylor Navas con muchos efectivos. El conjunto eibarrés intentó imprimir mucha intensidad y energía al choque, como suele hacer en sus partidos en Ipurua. Además, la zaga del Real Madrid sufría para intentar sacar el balón desde abajo, y perdía balones en zonas muy comprometidas. Los blancos recibían continuas llegadas, especialmente, por banda izquierda, flanco en el que Marcelo y Ramos hacían aguas. Mientras tanto, el cuadro de Mendilíbar había planteado un comienzo de partido excelente, sin padecer en defensa, a pesar de tener la zaga tan adelantada, y metiendo muchos balones al área, casi siempre desde centros laterales. Poco a poco, el Real Madrid se fue centrando en defensa, y a pesar de que el Eibar seguía empujando con fuerza, Ramos comenzaba a entrar en el choque, cogiendo sus galones habituales. De momento, los blancos se entregaban a las contras intentando aprovechar el espacio a la espalda de la línea defensiva blaugrana con la velocidad de Bale y Cristiano.

La primera ocasión reseñable del partido la tuvo el Eibar en el minuto 19 tras un disparo desde la frontal de Kike García que se encontró con la buena intervención de Keylor Navas. Tras una de las pocas jugadas que el Real Madrid hilvanó con peligro, la defensa armera robó y salió a la contra por mediación de Jordán que montó el ataque local que terminó con el lanzamiento del punta. La presión del Eibar seguía siendo muy intensa, especialmente en la medular, evitando que el equipo madridista, impreciso de por sí, pudiera combinar con comodidad. Zidane se vio obligado a realizar una sustitución muy pronto, en el minuto 27, ya que Varane no pudo seguir en el campo tras un choque cabeza con cabeza. Nacho salió en su lugar.

Cristiano Ronaldo
realmadrid.com

El Eibar había planteado un duelo muy físico, con continuas faltas que paraban el partido una y otra vez para desesperación del combinado merengue. La primera gran ocasión del Madrid, y del partido, la tuvo Bale. El galés ganó espacios en velocidad a la espalda de la defensa tras un pase magnífico de Marcelo, pero el ‘Expresso de Cardiff’ se topaba con la buena salida de Dimitrovic. Sin embargo, dos minutos más tarde, apareció el mejor jugador del mundo. Cristiano hizo el 0-1 en el 33 tras un gran pase de Modric en profundidad que el luso recibió con el pecho, encaró la meta rival y definió con autoridad. Excelente combinación entre los dos jugadores merengues que terminó por perforar la meta del Eibar con el gol número 17 del portugués en el campeonato, que pidió más ruido a la grada de Ipurua tras el trato hostil que le habían dado desde el pitido inicial. El tanto sirvió para que el Real Madrid se asentara aun más en el partido, dejando algo tocado y desconcertado al equipo de Mendilibar. El conjunto de Zidane comenzó a romper el entramado defensivo armero, y Cristiano pudo hacer el segundo en el minuto 42 del choque con un disparo impresionante con la zurda desde la frontal, pero el actual balón de oro se encontró con la colosal parada de Dimitrovic. Ahora sí, los blancos tenían el control absoluto del partido, debido también al bajón físico del cuadro local, que permitía que el Madrid elaborase posesiones superiores a 10 toques con mayor facilidad y movilidad.

Al descanso, SD Eibar 0-1 Real Madrid.

El Real Madrid salió con la intención de elaborar con mayo tranquilidad, construyendo posesiones mucho más largas y pausadas para intentar frenar la intensidad impuesta por el Eibar en el inicio del encuentro y que amenazaba con reproducirse tras el descanso. El equipo de Mendilibar, que no conseguía arrinconar con tanta facilidad al cuadro de Zidane como lo hiciese en la primera mitad. Sin embargo, en el minuto 50, Ramis hizo el 1-1 tras cabecear de manera magistral un córner botado desde la izquierda. El central armero se elevó en la zona central del área ganando en el duelo a Ramos y Casemiro y rematando picado de forma magistral para evitar la figura de Navas. Este gol avivó los ánimos de la afición de Ipurua, pero también despertó al Real Madrid, que había salido con la intención de dormir el choque. La respuesta de los blancos no se hizo esperar, y en el minuto 52, Cristiano pudo hacer el segundo, pero tras una buena jugada entre Modric y Carvajal, el lanzamiento del luso desde el pico del área se marchó desviado. Y tan solo tres minutos más tarde, fue el croata quien dispuso de una clarísima ocasión tras romper en conducción vertical a toda la defensa del Eibar, pero su disparo, cuando ya se encontraba delante de Dimitrovic, se marchó excesivamente cruzado. El partido de Luka Modric estaba siendo para poner en las escuelas, dando una lección en el manejo del juego, el control, la recuperación, siempre perfectamente posicionado y con percutiendo en ataque con peligro. Los jugadores del Real Madrid reclamaron un penalti en el minuto 58, cuando un pase del propio Modric fue cortado con la mano por un zaguero del Eibar, pero el colegiado no decretó la pena máxima que parecía clara.

El Real Madrid lo seguía intentando, y dispuso de una doble ocasión en el minuto 61. Primero, Cristiano Ronaldo pudo hacer el 1-2 tras recibir un espectacular pase de Bale desde la banda izquierda tras una imponente galopada del galés, pero el remate del luso, con mucha intención, se encontró una vez más con la increíble intervención de Dimitrovic. Y en el córner de esa misma acción, fue Bale, de cabeza, quien estuvo cerca de romper la igualada, pero su cabezazo se marchó rozando el poste. El conjunto de Zidane estaba haciendo méritos suficientes para ir por delante en el marcador, pero la prodigiosa actuación del meta del Eibar y la falta de acierto estaba manteniendo con vida al cuadro eibarrés. Cristiano dejó, en el minuto 67, la acción mágica del choque, al driblar a su defensor con un autopase con la espalda, comúnmente llamado espaldinha, repleto de calidad y practicidad. Zidane decidió agitar la coctelera para introducir sus últimos dos cambios en el minuto 70. El galo introdujo a Benzema y Lucas en lugar de Kroos, aún sin ritmo tras la lesión, y a Isco, completamente desaparecido en el día de hoy.

Real Madrid
realmadrid.com

El Eibar se dejó ver por el área de Keylor Navas en el minuto 77 con un cabezazo de Inui, pero el remate del japonés se marchó por encima de la portería. El conjunto local estaba creando la mayor parte de su peligro con acciones a balón parado con el esférico por alto, y de nuevo, el minuto 79, Oliveira estuvo a punto de hacer el segundo al rematar acrobáticamente un córner. El combinado de Mendilibar se estaba creciendo por momentos, y Kike García estuvo a punto de marcar en el minuto 80 tras una buena contra llevada por Jordán, pero el remate del ariete, algo escorado, se marchó rozando el poste izquierdo de la meta de Navas. La salida de Kroos del terreno de juego estaba obligando a Modric a retrasar su posición, algo que acusaba el equipo blanco en labores de creación. Sin embargo, en el minuto 83, volvió a aparecer Cristiano Ronaldo para poner el 1-2 en el marcador. El portugués recibía de espaldas en la frontal, descargaba para Modric y éste abría a banda derecha para Carvajal, que ponía un centro magistral para que ‘CR7’ llegase como un obús por el corazón del área para cabecear con una potencia descomunal y batir, por fin, a Dimitrovic. De nuevo de cabeza, como en París, Cristiano daba ventaja al conjunto merengue para seguir engordando sus registros goleadores y dejar muy tocado al Eibar. Mendilibar decidió acelerar en busca del empate y realizó dos cambios ya al borde del final, dando entrada a Diop y Charles. El colegiado añadió tres minutos mientras el Real Madrid defendía la ventaja.

Al final del partido, SD Eibar 1-2 Real Madrid.

Cristiano Ronaldo
realmadrid.com