[Panathinaikos 95-67 Real Madrid] Rídiculo en Atenas

0
130

Primer partido de los playoffs. El Real Madrid visitaba el OAKA Arena para medirse ante el Panathinaikos en un partido marcado por los contratiempos. A las bajas de Sergio Llull y Ognjen Kuzmic se les ha sumado la sensible lesión de Campazzo, que se perderá toda la serie. Los de Laso llegaban con el objetivo de sacar una victoria de Atenas en estos dos primeros partidos.

Panathinaikos: Singleton (5), James (24), Payne (8), Pappas (3), Denmon (9), Gist (8), Vougioukas (4), Lekavicius (2), Gabriel (9), Lojeski (6), Calathes (11), Antetokounmpo (6)

Real Madrid: Causeur (0), Randle (8), Randolph (11), Rudy (3), Doncic (10), Reyes (0), Ayón (8), Yusta (4), Carroll (4), Tavares (5), Thompkins (12), Taylor (2)

Arranque vergonzoso

Partido complicado desde el inicio para el Real Madrid. Los de Xavi Pascual comenzaban manando con un parcial de 5-0 tras dos pérdidas de Randolph. Lejos de rehacerse, se abría aún más la brecha hasta encajar 14 puntos sin ver canasta.

La primera canasta del Real Madrid llegó de las manos de Trey Thompkins. Pero, perdiendo 20-2, pensar en remontada se antojaba complicada. Conforme se acercaba el final del primer cuarto, los de Laso consiguieron contener el ataque griego y tener cierto acierto de cara al aro hasta dejar el marcador en 26-13.

Titán Ayón, pero insuficiente

La entrada de Gustavo Ayón le cambió la cara al equipo. Cerraron mejor atrás en defensa y dos robos del mexicano hicieron que el Madrid rompiese la barrera psicológica de los 10 puntos. Pero todo el trabajo fue en vano.

Ni Doncic ni Radolph se encontraban cómodos en el partido y restaban más que sumaban. Se vieron muy superados por Calathes y Mike James, que recuperaron la ventaja perdida y la llegaron a aumentar en el bocinazo final.

Al descanso, el Real Madrid perdía 46-30 ante Panathinaikos.

Calathes, de récord

El Madrid debía buscar soluciones en los 15 minutos que separan el segundo y tercer cuarto, pero no las encontró. Los griegos se mostraron claramente superiores en Atenas y poco a poco fueron aumentando la diferencia ante un impasible conjunto blanco.

Calathes llegaba a su asistencia número 16 del partido y batía el récord de pases a canasta en playoffs. El Panathinaikos aumentaba la renta a 33 puntos y sentenciaba el partido en el tercer cuarto con un marcador de 77-44.

Un trámite que nadie quería jugar

Con todo el partido decidido, los últimos minutos sirvieron para dar descanso a los titulares y minutos a los poco habituales. El partido concluyó con un vergonzoso marcador de 95-67 y el Panathinaikos se lleva el primer punto de la serie.

Destacados

Ninguno.