[Real Madrid 1-1 Athletic Club] Kepa se gana un puesto

0
231

Real Madrid vs Athletic Club / Santiago Bernabéu / 20:45 /Jornada 33 de la Liga

Empate a uno entre Real Madrid y Athletic Club en partido con pocas aspiraciones por parte de ambos conjuntos. Los blancos dominaron el encuentro, pero recordaron a esa primera versión de la temporada en la que la pegada brillaba por su ausencia. Iñaki Williams adelantó a los de Ziganda en un fallo defensivo de los blancos, y Cristiano hizo el empate en la enésima ocasión madridista ya al borde del final.

ALINEACIONES

  • Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Ramos, Varane, Marcelo; Lucas, Kroos, Modric, Asensio (Isco 67’); Benzema (Bale 67’), Cristiano
  • Athletic Club: Kepa; De Marcos, Unai, Iñigo Martínez, Balenziaga; Lekue (Susaeta 77’), Iturraspe, San José, Córdoba (Muniain 67’); Raúl García, Williams (Aduriz 84’)

ÁRBITROS

  • Árbitro: Martínez Munuera-Juan
  • Cuarto Árbitro: Mena Gimeno-Julio
  • Árbitro Asistente 2: Noval Font-César Manuel
  • Delegado-Informador: Sánchez Marcos-Félix

TARJETAS

  • Williams (Athletic Club – minuto 39)
  • Iturraspe (Athletic Club – minuto 61)
  • De Marcos (Athletic Club – minuto 84)
  • San José (Athletic Club – minuto 88)
  • Carvajal (Real Madrid – minuto 92)

GOLES

  • Williams (Athletic Club – minuto 14)
  • Cristiano Ronaldo (Real Madrid – minuto 86)

[CRÓNICA]

PRIMERA PARTE

Comenzó el Real Madrid con la intención de madurar su fútbol desde la primera posesión. Zidane volvió a apostar por jugadores que, ahora mismo, cuentan con su total confianza como Lucas y Asensio. El francés prescindió de Casemiro en el medio y entregó la manija del equipo a Kroos y Modric. Tampoco estaba Bale, pero sí los otros dos integrantes de la ‘BBC’, que formaban pareja atacante. El técnico galo pretendía crear superioridad y desconcierto con la posición de Marco Asensio, que lejos de pegarse a banda, se movía por el centro buscando espacios y dejando el carril izquierdo para Marcelo. Quien se mantenía pegado a la cal era Lucas Vázquez, mientras que Kroos era el encargado de iniciar las operaciones en la salida de balón. El primer acercamiento de los blancos fue en el minuto 6, con un cabezazo de Cristiano a centro de Asensio que se marchó desviado. Por su parte, el Athletic permanecía resguardado atrás, con dos líneas de cuatro hombres, Raúl García peleando los balones aéreos e Iñaki Williams buscando romper en velocidad. Sin embargo, los bilbaínos no rehuían el esférico, y fruto de una buena jugada por banda derecha llegó la primera gran ocasión del choque, cuando en el minuto 7, San José se plantó solo delante de Keylor, pero el costarricense rechazó su disparo. El Real Madrid respondió de inmediato, de nuevo por mediación de Cristiano. El portugués recibió un excelente centro de Dani Carvajal, pero su cabezazo se estrelló contra el larguero de la meta de Kepa. Los blancos comenzaban a dominar el choque y a crear peligro, y una buena llegada por banda derecha fue culminada por Asensio, pero su disparo de diestra lo detuvo sin problemas Arrizabalaga. El equipo de Zidane seguía poniendo en apuros al Bilbao, y a la contra, Cristiano estuvo cerca de hacer el primero, pero su disparo se marchó desviado.

Real Madrid vs Athletic Club
laliga.es

Sin embargo, el primero en adelantarse fue el Athletic. En el minuto 14, Iñaki Williams hacía el 0-1 tras picar el balón por encima de Keylor Navas. El internacional español ganó la espalda de Ramos, recibió un gran pase de Córdoba en profundidad y deshizo la igualdad en el marcador. Había comenzado mejor el Madrid, creando ocasiones, pero el conjunto bilbaíno se aprovechó de la debilidad defensiva merengue. Instantes después del tanto de Williams, de nuevo Cristiano, estuvo apunto de marcar, pero su remate de zurda al palo corto se encontró con una meritoria mano de Kepa. Se desesperaba el luso por el fallo. El cuadro merengue seguía probando fortuna, esta vez Marcelo con un disparo lejano a la salida de un córner, pero de nuevo Kepa atrapaba con seguridad. Octavo disparo a puerta del Real Madrid en 18 minutos, pero sin premio. Una y otra vez, el conjunto merengue llegaba con peligro y probaba fortuna, pero el equipo madridista tenía la pólvora mojada. A pesar de las intentonas blancas, el cuadro de Ziganda estaba bien plantado sobre el césped, haciendo difícil que el rival penetrara por zonas de peligro, únicamente descuidando las bandas. El empuje era innegable, y la afición del Santiago Bernabéu recompensaba el esfuerzo de sus jugadores.

El Real Madrid empezaba a elaborar sus jugadas cada vez con más precisión y peligro para intentar desbordar a la zaga rojiblanca. Además, los hombres de Zidane estaban realizando un gran trabajo en la presión tras pérdida, embotellando a si rival por momentos. En el minuto 32 llegó la enésima ocasión de los blancos tras un cabezazo de Varane en una falta frontal, pero Kepa desbarató la oportunidad con una gran parada tirando de reflejos. El equipo merengue movía el balón de un lado a otro del campo buscando el hueco que crease una buena ocasión. Y el hueco lo encontró Lucas Vázquez por banda derecha, que tras un vertiginoso eslalon se internó en el área sirviendo un centro de la muerte que, tras varios rebotes, terminó atrapando Kepa sobre la línea. La portería del Athletic se estaba convirtiendo en un auténtico frontón donde chocaban una y otra vez el club blanco, que había hecho méritos suficientes para obtener algún gol. El partido estaba siendo digno de estudio en los programas de misterio, porque parecía imposible que el Madrid no hubiese visto puerta todavía. En el minuto 42, Cristino buscaba en profundidad a Marco Asensio que recibía en el córner, y tras una jugada mágica regateando a tres defensores en paralelo a la línea de fondo, se plantaba dentro del área por un costado, pero su disparo, ajustado al palo largo, era despejado por Kepa en una intervención a la altura de la jugada.

Al descanso, Real Madrid 0-1 Athletic Club.

Comenzó la segunda parte en el Santiago Bernabéu sin cambios en ambos equipos. El Real Madrid, “obligado” a ganar, comenzó sin prisa, intentando no caer en imprecisiones consciente de que se había hecho un muy buen primer tiempo, pero sin acierto. En los primeros compases de la segunda mitad, el choque estaba un poco más descontrolado que en el primer acto, por lo que el Bilbao vivía más cómodo y con menos apuros. El Real Madrid llegaba poco y con menos peligro que en la primera mitad. Quien sí comenzaba a impacientarse era el público del Santiago Bernabéu, que veía que su equipo estaba pasando mayores dificultades que en los primeros 45 minutos. Zidane comenzaba a mover el banquillo, y Bale e Isco salían a calentar a la banda.

Real Madrid Cristiano
realmadrid.com

El Athletic estaba mostrando una mejor imagen defensiva en la segunda parte, y Zidane pedía a sus hombres que adelantaran líneas. En el minuto 61 llegó una de las grandes polémicas del partido. Cristiano Ronaldo galopaba hacia la portería de Kepa y, dentro del área, era derribado por Núñez que cargaba contra él de manera desmedida, pero el colegiado Martínez Munuera no vio nada punible en la acción, cuando el penalti parecía bastante claro. Acto seguido, el Athletic estuvo a punto de poner la remontada cerca del milagro con una doble ocasión en la que primero Carvajal sacaba el balón bajo palos y después Raúl García, con todo a favor y Keylor vencido, mandaba el balón al larguero. El cansancio comenzaba a hacer mella en el equipo de Zidane, que se partía en transiciones rápidas. El entrenador francés se dio cuenta de ello y rápidamente introdujo savia nueva. Bale e Isco saltaron al terreno de juego en el minuto 67 en sustitución de Asensio y Benzema. Ziganda hizo lo propio y retiró a Córdoba para sacar a Muniain. El Real Madrid lo seguía intentando, aunque ya cada vez con menos elaboración y más empuje. Los blancos intentaban avasallar a su rival llegando la velocidad y con muchos efectivos, pero el Bilbao aguanta el asedio. La banda izquierda se había convertido en el filón ofensivo del cuadro merengue, especialmente gracias a la sociedad que formaban Isco, Marcelo y Bale. Por su parte, el cuadro de Ziganda empezaba a jugar con el tiempo gracias a la permisividad del árbitro.

El Madrid se volcaba definitivamente sobre la portería rival, intentando llegar por tierra, mar y aire para hacer el tanto del empate y disponer de tiempo suficiente para la remontada. La situación estaba cada vez más complicada, y el Bilbao parecía estar demasiado cómodo con el juego planteado en esta segunda mitad por el Real Madrid. Cierto es que parecía incomprensible que, tras 25 disparos, los blancos no hubiesen perforado la meta de Kepa aún. El encuentro se acercaba peligrosamente al final y las aspiraciones de los madridistas eran cada vez más lejanas. Sin embargo, el equipo lo seguía intentando, con más corazón que cabeza. Pero, si de algo sabe el Bernabéu, es de no rendirse nunca. En el minuto 86, y tras otro gran paradón de Kepa, Cristiano hacía el 1-1. Luka Modric recibía un balón en la frontal de Carvajal, el croata lanzaba a puerta a y Cristiano se colaba por medio para desviar el disparo al fondo de las mallas. De la forma más inverosímil llegaba el empate, y quedaban tres minutos más el añadido para lograr la victoria. El colegiado del encuentro añadió tan solo tres minutos para descontento de la hinchada, tiempo que no fue suficiente para culminar la remontada.

Al final del partido, Real Madrid 1-1 Athletic Club.

Real Madrid vs Athletic Club
laliga.es