Causeur y Thompkins rescatan al Madrid en Manresa

0
154

Difícil y valioso triunfo del Real Madrid en casa de Baxi Manresa por 78-83 que se certificó en un gran tercer cuarto, liderado por Thompkins y Causeur, y con la ebullición de Llull en el acto final. Los blancos suman así una nueva victoria en Liga Endesa para no descolgarse de la cabeza y deja al equipo manresano fuera de la Copa, octavo en la clasificación.

El Real Madrid se presentó en la cancha de Manresa con las bajas importantes de Rudy, que se cayó a última hora de la lista por unas molestias y un proceso gripal, y con la de Carroll, ausente las últimas semanas por problemas musculares. El partido comenzó muy igualado, con ambos equipos alternándose la delantera en el marcador. Laso optó por algunos cambios en su quinteto habitual dando la titularidad a Campazzo y Yusta. También salió de inicio Thompkins, ya que Randolph se encontraba entre algodones por fiebre. Manresa intentó poner mucho ritmo desde el principio, jugando mucho al contrataque. Causeur, con 8 puntos, mantenía a los blancos en el partido en un comienzo irregular. Sin embargo, los de Laso comenzaron a acertar de tres y un 4 de 6 en triples les permitió tomar la delantera en el cuarto. Una asignatura pendiente de los blancos fue la de encontrar situaciones favorables para que Tavares pudiera imponer su poderío en la zona. Con mucha intensidad provocada por una grada que apretaba a su equipo terminó el primer cuarto con un marcador de 22-22.

El segundo cuarto confirmó el buen partido del equipo de Peñarroya, que comenzó muy fuerte con un parcial de 8-0 que permitió a los manresanos gestionar mejor sus ataques y poner algo de calma en algunos momentos. Con diferencias en contra de 4 y 6 puntos, el Madrid se mantenía en el choque, pero muy lejos de su brillantez habitual. Laso se vio obligado a parar el partido tras varios ataques caóticos para dar un toque de atención a los suyos. Toolson se estaba consagrando como el hombre estrella de Baxi Manresa, pero la anotación en ambos equipos estaba muy repartida. La lucha por el rebote estaba muy igualada, y los dos conjuntos no estaban repartiendo muchas asistencias, pero la cruz del campeón estaban siendo las pérdidas, que llegaron a 12 antes del descanso. El conjunto local se llevó el segundo parcial por 4 puntos y el encuentro llegó al paso por vestuarios con el resultado de 44-40.

El Real Madrid dio un golpe en la mesa en el tercer cuarto. Como viene siendo habitual, los de Laso se crecieron tras el paso por vestuarios y ofrecieron una mejor versión. La exhibición de Thompkins, 13 puntos, y de Causeur 8, en este periodo provocó que los blancos dieran la vuelta al marcador. Todo comenzó con un parcial de 0-7, mucho acierto desde el triple y con un mayor nivel defensivo. En Manresa el mejor era Lundberg, que con 11 puntos y 6 asistencias permitía a su equipo engancharse al partido para solo estar cuatro puntos abajo. Sin embargo, a pesar de mostrar un mejor nivel, los blancos seguían pasando problemas para cerrar el rebote defensivo, aunque habían conseguido resolver problemas como el de las pérdidas. El cuadro merengue se marchó al cuarto definitivo con cuatro puntos arriba.

La buena inercia merengue se mantuvo en el principio del último cuarto, especialmente con dos triples de Llull que pusieron la máxima del partido con 12 a favor del campeón. Manresa, más preocupado de protestar y de generar ambiente, algo que le había ido bien hasta ahora, pagó su falta de atención marchándose del partido. El parcial creció hasta el 0-8 con un Llull desatado, a la par que Manresa sufría el cansancio. Además, el Madrid se preocupaba muy y mucho de cortar cualquier intento de correr que proponía Baxi. Sin embargo, el cuadro local consiguió sobreponerse a una mala racha para intentar, a la heroica, la remontada, reduciendo la diferencia de 12 a 4 puntos. Fischer, con 14 puntos, fue el líder que encabezó la última llamada al milagro manresano, haciendo gala de su rol de hombre experimentado. A pesar del susto final, el Madrid consiguió retener el triunfo y sacar una importante victoria que sirve también para sacarse el mal sabor de boca que quedó tras la sorprendente derrota en Podgorica ante el Buducnost. El Madrid venció por 78-83 con gran partido de Causeur, con 17 puntos, y de Thompkins, con 16.

realmadrid.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here