[Real Madrid 92-89 Olimpia Milán] El campeón remonta en la exhibición de James

0
97

Previa

El Real Madrid afronta una impresionante racha de partidos esta semana, con hasta tres encuentras en apenas cinco días. El primero de sus compromisos serán en la Euroliga, contra Olimpia Milán, un conjunto que ya le puso las cosas muy complicadas a los blancos en el encuentro de ida, pero que gracias a un gran Randolph y a un inspirado Campazzo se pudo remontar tras un imponente primer cuarto de los milaneses. Pablo Laso se ha mostrado especialmente contento de cara a este encuentro, ya que es el primero de la temporada en el que tiene disponibles a sus 16 jugadores, por lo que tendrá total libertad para realizar la convocatoria con jugadores recuperados como Randolph o Ayón. Los blancos, una vez clasificados para los playoffs y asegurado el factor cancha, esperan fallos de sus rivales para seguir escalando posiciones en la tabla. Por su parte, Milán llega con la importante lesión de Gudaitis, pero con hombres muy en forma como Tarczewski o Nunnally y que pelea por mantener su plaza en playoffs al situarse sexto con 14 victorias.

El choque comenzó con un homenaje al gran capitán, Felipe Reyes, que se convertía en el jugador con más partidos de la Euroliga.

Alineaciones

  • Real Madrid: Llull (14), Causeur (2), Deck (2), Randolph (13), Tavares (9) – quinteto inicial – Campazzo (7), Carroll (7), Rudy (9), Thompkins (9) Reyes (4), Ayón (11), Taylor (5)
  • Olimpia Milán: Nunnally (13), James (35), Micov (8), Brooks (0), Tarczweski (7) – quinteto inicial – Della Valle (0), Nedovic (16), Omic (0), Cinciarini (0), Jerrells (0), Burns (-), Kuzminskas (7)

Partido

Un excelso Mike James lidera la orquesta milanesa (19-33)

Protagonismo en el inicio, como casi siempre, para Fabien Causeur, el encargado de abrir la lata blanca cada partido. El francés no solo era protagonista en ataque, sino también en defensa, encargado de parar a la estrella milanesa Mike James. Sin embargo, la voz cantante en el ataque del Olimpia la llevaba Micov, autor de los 6 primeros puntos. Los de Laso, a pesar de aguantar el pulso en el marcador, comenzaron algo fallones y desenchufados en defensa. Randolph anotaba de tres para romper un parcial visitante de 0-6 y dejar la diferencia en un punto. Mike James contestaba, pero Deck se imponía en el poste bajo y anotaba a tabla para poner el 11-13 a falta de 05:25.

Los dos equipos comenzaban a carburar, sobre todo ofensivamente, y jugadores como James y Randolph entraban en racha. El cuadro milanés se despegaba en el marcador y Laso se veía obligado a parar el partido. Los de Pianigianni estaban exhibiendo un poderío en el tiro espectacular con un 9 de 10 en tiros de campo. Llull anotaba de tres y volvía a recortar diferencias como ya hiciera Randolph hace unos minutos. Sin embargo, el partido no solo estaba siendo intenso lejos del aro, ya que la lucha entre Tavares y Tarczewski no estaba teniendo desperdicio. El de Cabo Verde se podía declarar vencedor del primer duelo con cuatro puntos, dos rebotes y dos faltas provocadas. El primer cambio de Laso llegó tras un golpe de Gabi Deck, que dejó su puesto a Taylor. Mientras tanto, Mike James aumentaba su exhibición particular con 17 puntos y 2 asistencias sin fallo. Laso cambió de idea e intentó parar al escolta del Olimpia con una defensa de dos aleros, formada por el propio Taylor y por Rudy. Al final del primer cuarto, Real Madrid 19-33 Olimpia Milán.

Ayón lidera el despertar blanco (31-23)

Los de Laso empezaron sufriendo en defensa como nunca, arrollados por un equipo con mucho acierto y por el ciclón llamado Mike James. Demasiados tiros cómodos y pocas ayudas propiciaban una desventaja de 18 puntos. James Nunnally no se quedaba atrás tampoco y sumaba ya 10 puntos. Los blancos no solo tenían problemas en defensa, ya que estaban por debajo del 45% en tiros de dos y con un pobre 2 de 8 en triples. Ayón, que se estaba imponiendo en la pintura a Omic, fuera la primera buena noticia del cuadro merengue en el choque. Con el trío formado por Micov, Nunnally y James en el banquillo, el Madrid pudo respirar y el primer triple de Thompkins empezaba a dar buenas sensaciones, aunque la desventaja era grande aun. Nedovic cogió el testigo anotador de sus compañeros, mientras que en el Madrid, la pareja interior americana era uno de los motivos para creer en la remontada. Rudy anotaba de tres tras otro rebote ofensivo de Ayón y dejaba la diferencia en 10 puntos, pero Nedovic volvía a echar un jarro de agua fría a las aspiraciones blancas desde la línea de tres y ponía el 34-47 a falta de 05:15.

Para defenderlo salió Carroll, y Rudy permutó a su puesto de ‘3’, donde tendría que defender a Micov. Buscando buenas noticias en el banco salió Felipe, que se convertía de forma oficial en el jugador con más partidos en la historia de la Euroliga. Tras una falta en ataque, Nedovic se retiraba tras recibir una técnica en la protesta y volvía el ciclón James. Para colmo, los árbitros tampoco estaban teniendo su mejor día, con decisiones claramente equivocadas que estaban penalizando el mal partido de los blancos. Rudy, máximo anotador de los blancos con 7 puntos, bajaba la diferencia de la decena. Pianigianni paraba de nuevo el partido cuando el Madrid se quedaba a solo puntos, en plena efervescencia blanca. En el Madrid la anotación estaba muy repartida ya que solo Felipe y Taylor no habían anotado, mientras que en Milán James, Nedovic y Nunnally sumaban 39 de los 51 puntos. El Madrid se acercaba en el marcador a la par que el choque perdía brillo y ganaba lucha, especialmente en la pintura. Ahí estaba mandando Ayón, con 9 puntos y 7 rebotes en 8 minutos jugados.

Al descanso, Real Madrid 50-56 Olimpia Milán.

Mike James mantiene vivas las opciones de Milán (24-19)

El encuentro no perdió ni ápice de intensidad tras el paso por vestuarios, con las fuerzas ambos equipos muy igualadas. Los blancos intentaban poco a poco limar la desventaja aprovechando que Milán había perdido su fluidez del inicio. Claro protagonismo de Randolph en la escalada merengue, que con 11 tantos en su haber dejaba a su equipo a tan solo tres puntos. Un palmeo de Tavares ponía al Madrid a uno, y en la siguiente jugada, el caboverdiano colocaba un gran tapón a Micov que celebró con gran rabia. La ebullición del Madrid había llegado, y un triple de Taylor desde la esquina tras el tuya-mía con Randolph ponía el 62-60 a falta de 05:30.

Los blancos no estaban por delante en el marcador desde el comienzo del primer cuarto, y un parcial de 12-4 terminaba de culminar la remontada. Con un Mike James cansado y con menos acierto, el Madrid pudo volver al partido y plantear un choque donde la dispuesta venciese al talento individual. El propio James fallaba un triple liberado y, acto seguido, Llull sí acertaba desde el perímetro para confirmar que las tornas del partido estaban cambiando. Uno de los hombres clave de Milán, especialmente en su juego interior, como Tarczewski no estaba pudiendo rendir gracias a las cuatro faltas personales que le había sacado su pesadilla ‘Edy’ Tavares. Mientras tanto, un extraterrestre llamado Sergio Llull aterrizaba en el Wizink Center para ponerlo del revés con dos triples sensacionales que daban ventaja a su equipo. Cuarto triple del balear que estaba ya en 14 puntos. Solo Mike James, con sus increíbles 30 puntos, mantenía a Olimpia en el partido. Al final del tercer cuarto, Real Madrid 74-75 Olimpia Milán.

El Madrid culmina la ansiada remontada (18-14)

Tras sembrar el pánico en el rebote en el tercer cuarto, Tavares dejó su puesto Ayón, para seguir dominando la zona. También saltaron a pista Campazzo y Thompkins, que se mostraba como el jugador más lúcido del ataque madridista. A pesar de que las sensaciones eran que el Madrid estaba desempañándose mejor como equipo, el talento individual del Olimpia con James, Nedovic y Nunnally a la cabeza les mantenía con todas sus opciones intactas. Con seis minutos aun por jugarse, Pianigianni se la jugaba metiendo a Tarczewski en pista, su mejor jugador interior, pero autor de cuatro faltas. Y es el que técnico era consciente de la sangría que estaban teniendo en el rebote ofensivo del Madrid, con Ayón y Tavares sumando 4 capturas cada uno. Un palmeo de Rudy al contrataque ponía el 86-80 a falta de 05:08.

El Madrid estaba afrontando un momento crucial del partido sin sus dos máximos anotadores, Llull y Randolph, pero con un Ayón en estado de gracia que certificaba su doble-doble de 11 puntos y 10 rebotes. La cuarta falta del mexicano lo llevaba al banco, dando minutos a Tavares. La ‘torre de Maio’ ponía un gorro increíble nada más salir, pero los árbitros señalaban falta y sus propios compañeros tenían que sujetar al ‘muro’ en sus protestas. A tres minutos y medio del final, cuando los equipos más atascados estaban, James sacaba su fusil de nuevo y encestaba otro triple para dejar la diferencia en dos puntos. Sin embargo, tres buenas acciones colectivas del Madrid dirigidas por Campazzo abrían algo de hueco. Los ataques milaneses se reducían a lo que James pudiese inventar y, tras todo el partido anotando, el ‘2’ estaba exhausto y sin ideas, más preocupado de protestar al trío arbitral que de seguir siendo el héroe de su equipo. A dos minutos del final, ‘el Facu’ había puesto a los blancos ocho arriba. No obstante, la inspiración iba por barrios, y Milán con dos buenos ataques se puso de nuevo a tres puntos con menos de un minuto y medio por jugarse. Olimpia falló el primer intento en manos de Brooks, y Llull entraba en pista en su momento preferido. Rotación de dos bases con Campazzo y desgaste defensivo para el argentino con el omnipresente James. También entró Ayón por Tavares, más acertado en ataque. El segundo y el tercer intento de Milán también se fueron al limbo, y el Madrid terminó venciendo en un final agónico.

Al final del partido, Real Madrid 92-89 Olimpia Milán.

Destacados

El Madrid suma una victoria más en su escalada en los puestos de honor de la Euroliga ante un duro rival como Milán, que contó con la enorme exhibición de Mike James con 35 puntos. Actuación coral de todo el equipo donde destacaron Ayón, 11 puntos y 10 rebotes, y los momentos de explosión de Llull.

euroleague.net

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here