[Panathinaikos 82–89 Real Madrid] Felipe y Carroll resucitan la serie

0
277

Previa

El Real Madrid se encuentra ante uno de los momentos más importantes de la temporada. Segundo partido de la serie de playoff de la Euroliga frente a Panathinaikos donde los blancos están obligados a ganar si no quiere volver de Grecia con un 2-0 en el marcador. En el primer duelo, los de Laso fueron arrollados por el conjunto heleno, que borró de la pista a los madridistas con un gran partido de Calathes y de Mike James, absolutamente imparables. El técnico vitoriano sigue sin poder contar con uno de sus hombres más fiables, Facundo Campazzo, que se perderá toda la serie por una lesión de rodilla, uniendo su baja a las de Llull y Kuzmic. Por su parte, Xavi Pascual confía en que su equipo pueda repetir la exhibición lograda en el primer partido, celebrado hace menos de 48 horas, donde dominaron ampliamente el rebote, repartieron más asistencias y desbordaron al Madrid tanto en ataque como en defensa, haciendo valer su factor cancha.

Alineaciones

  • Panathinaikos: Calathes (12), James (20), Antetokoumpo (5), Gist (5), Singleton (11) – quintento inicial – Payne (13), Denmon (8), Lekavicius (-), K.C. Rivers (12), Gabriel (3), Vougioukas (0), Auguste (-), Lojeski (4), Pappas (1)
  • Real Madrid: Doncic (8), Causeur (2), Taylor (8), Thompkins (12), Ayón (8) – quinteto inicial – Randle (0), Carroll (17), Rudy (10), Felipe Reyes (18), Randolph (4), Yusta (0), Tavares (2)

Partido

El Madrid muestra otra cara (21-16)

El Real Madrid salió con una intensidad defensiva muy alta y con la intención de borrar la pésima imagen mostrada en el primer partido. Causeur anotaba la primera canasta del partido, primera vez que el Madrid estaba por delante en la eliminatoria. Panathinaikos también quería imponer un ritmo alto desde su defensa. Sin embargo, los nervios en la pista estaban muy presentes, provocando pérdidas con mucha facilidad. La mejor noticia hasta el momento fueron las dos faltas de Mike James en tan solo 3 minutos. El hombre más enchufado del Madrid estaba siendo Taylor, que con un triple lateral ponía el 7-7 a falta de 05:52.

Los de Laso estaban haciendo las cosas mejor en defensa, pero atacaban de forma acelerada, con muchos nervios y con demasiadas pérdidas que provocaban una anotación muy baja. La defensa de Antetokoumpo sobre Doncic también penalizaba la fluidez ofensiva. A esto se le unían varios errores en el tiro y demasiadas faltas innecesarias que llevaban al equipo griego a la línea de tiros libres sin estar en bonus. El conjunto blanco seguía fallando demasiado en el tiro. La segunda falta de Doncic lo llevaba al banquillo, y en su lugar salía Randle. El equipo madridista permaneció durante 5 minutos sin anotar, hasta que Ayón se deshizo de Antetokoumpo bajo la canasta para poner el 16-11 a falta de 02:34. La pelea y la entrega estaba siendo mucho mayor, pero cada punto costaba un mundo. Laso estaba muy encima de sus jugadores, mostrándoles su apoyo para recompensar su mejoría. Al final del primer cuarto, Panathinaikos 21-16 Real Madrid.

El Madrid sigue vivo en un partido muy físico (18-19)

La precipitación de los jugadores blancos en ataque provocaba pérdidas como en el primer partido, aunque la actitud era otra. Randolph palmeaba un tiro desesperado de Carroll y ponía la primera canasta del segundo cuarto. El Madrid estaba ofreciendo lucha, pero los ataques estaban siendo caóticos. Solo Rudy conseguía encontrar huecos y cierto desequilibrio. Un triple de Jaycee Carroll ponía el 21-21 a falta de 07:02. El encuentro estaba muy igualado, ya que con Calatahes en el banquillo, Mike James copaba todos los ataques, facilitando la defensa merengue. Ante la ausencia de Doncic, Rudy estaba ejerciendo de base, dando vida al Madrid, ya que cada punto valía oro.

El rebote ofensivo estaba siendo el principal argumento del Real Madrid para mantenerse el marcador, ya que Panathinaikos había recuperado fluidez con Calathes en pista. El equipo de Xavi Pascual estaba recurriendo a la fortaleza física de Payne, autor de 6 puntos seguidos. Felipe sumaba desde la línea de personal y ponía el 29-30 a falta de 03:45. En la recta final del segundo cuarto, el partido estaba siendo un cara a cara entre Payne y Felipe Reyes. Un triple frontal de Denmon, tras deshacerse de Randle, ponía el 37-32 a falta de 02:34. Inmediatamente, los blancos respondían por mediación de Thompkins. La iguadad en el partido estaba marcada porque el Real Madrid había conseguido parar, hasta el momento, a Calathes y James.

Al descanso, Panathinaikos 40-36 Real Madrid.

Felipe resucita al Madrid (21-32)

El Real Madrid salió en el tercer cuarto con la intención de ponerse por delante cuanto antes, pero los colegiados tampoco estaban muy por la labor. Carroll, tras anotar un triple sensacional, era sancionado con una antideportiva ridícula. Los de Laso seguían reboteando en ataque de manera impecable, pero eso marcaba muchos fallos en el tiro. Quien no fallaba era Felipe, que anotaba un triple para acercar a los suyos. 11 puntos y 18 de valoración ya para el capitán. El encuentro carecía de ritmo por los continuos parones por faltas. Los blancos no estaban haciendo buen partido, al igual que su rival, pero se habían puesto el mono de trabajo para luchar hasta lo indecible. Mínimo halo de luz en el encuentro con un pique de triples entre dos virtuosos como James y Carroll para poner el 49-49 a falta de 05:50.

Las precipitaciones seguían corriendo a cuenta de los dos equipos, pero de nuevo salía al rescate Felipe Reyes para anotar otro triple más. Una de las claves en el encuentro estaba siendo el rebote, donde el Madrid apabullaba por 8-28. Los blancos acertaban desde el triple, pero el porcentaje en tiros de dos estaba siendo pésimo. En este tercer cuarto, el equipo merengue estaba teniendo algo más de paciencia para poder ir sumando poco a poco. Doncic anotaba tres tiros desde la línea de personal y abría una pequeña ventaja, 51-57 a falta de 03:17. Sin embargo, un par de pérdidas provocaban que Panathinaikos volviera al choque. Los árbitros también seguían jugando su papel en contra del rey de Europa. Quien no se doblegaba era el eterno capitán, que volvía anotar desde el poste. El equipo estaba completamente colgado de Reyes, que tenía que lidiar casi en solitario contra el conjunto griego. Carroll, tras ser asistido por Felipe, completaba el 3+1 y llevaba la diferencia hasta los 6 puntos. Al final del tercer cuarto, Panathinaikos 61-68 Real Madrid.

El Real Madrid completa su hazaña en el Oaka (21-21)

El último y decisivo cuarto comenzó con una intensidad tremenda. Los dos equipos eran muy conscientes de lo que se jugaba, y morían por cada pelota y por cada punto. Por primera vez en la serie, el Madrid se consolidaba en la ventaja, pero 4 puntos de James ajustaban el electrónico. Acto seguido, Denmon la enchufaba de tres y ponía el 67-67 a falta de 07:48. El primero en responder era Rudy, también desde la línea de tres. El partido estaba en un pañuelo, y cada posesión valía su peso en oro. Con cada acción, el partido daba un vuelvo, y Calathes anotaba de dos para dejar al Madrid uno arriba. Pero rápidamente Taylor respondía anotando y sacando el tiro adicional.

El equipo de Laso se mantenía en diferencias en torno a los 4 puntos con tan solo 5 minutos en el reloj. El Madrid seguía regalando tiros libres en faltas cometidas sin estar en bonus, tal y como le había pasado en la primera mitad. El esfuerzo estaba siendo tremendo, y Rudy asistía magistralmente a Ayón para poner el 74-80 a falta de 03:35 para el final. Los blancos pedían calma para poder jugar con el reloj en un momento en el que Panathinaikos parecía no estar del todo bien en el encuentro. Sin embargo, Mike James resucitaba el Oaka con un nuevo triple. Jeff Taylor tuvo que realizar su quinta falta para un contrataque de Payne por lo que se perdería los últimos 2 minutos. Thompkins anotaba un enorme triple desde la esquina y ponía al Madrid 5 arriba. Por su parte, Mike James seguía echándose a su equipo a la espalda para intentar la remontada. La ventaja seguía siendo de 4 puntos con tan solo un minuto por disputarse. Doncic robaba un balón importantísimo, recibía la falta y anotaba los dos tiros libres para dejar el 80-86. James volvía anotar desde la línea de personal, pero la diferencia seguía siendo de 4 puntos con 21 segundos en el reloj y balón para el Real Madrid. Panathinaikos lo intentó hasta el final, pero los blancos consiguieron el triunfo y robar el factor cancha en un polémico final.

Al final, Panathinaikos 82-89 Real Madrid.

Destacados

Enorme victoria del Real Madrid ante Panathinaikos en el Oaka para robar el factor cancha al equipo griego. Tras la humillación del primer partido, los blancos han sacado su honor y su orgullo, y gracias a un superlativo Felipe Reyes, 18 puntos y 25 de valoración, y a un acertado Carroll, 17 puntos, puede cerrar el pase a la Final Four en Madrid.

Real Madrid Baloncesto
euroleague.net